El flujo de ascensos y descensos hacia la ACB continúa revitalizando a la LEB Oro, que por segundo año consecutivo ha visto como sus dos mejores equipos hacían realidad el ascenso a la máxima categoría del baloncesto nacional. Con ellos llega la ausencia de un clásico como Breogán, así como la del Manresa, cuyo viaje por Oro solo duró un año, pero el sitio de ambos lo ocuparán dos grandes clubes, representantes de dos ciudades tan importantes como Sevilla y Bilbao. A ello se suman los ascendidos desde LEB Plata: un Granada heredero de la larga tradición de baloncesto en la ciudad nazarí y el Real Canoe de Miguel Ángel Aranzábal, un modesto club madrileño que ha subido al cielo en apenas dos temporadas.

Esta vigésimo tercera edición de la LEB Oro parte además con otras buenas noticias, como son el mantenimiento del sistema de competición, consolidado ya en 18 equipos, en el que solo habrá una novedad: el número de descensos a LEB Plata (de dos, a tres). A ello se une que no se ha hecho realidad la “amenaza” de reducir el número de ascensos a ACB y que los despachos no han alterado lo sucedido en la pista, de tal forma que, por primera vez en muchos años, jugarán en Oro los 18 equipos que lo merecen conforme a los resultados deportivos del año anterior.

Los equipos descendidos desde la máxima categoría (Real Betis y Bilbao Basket) parecen partir con ventaja, al menos en las apuestas, para luchar por el ascenso, pero no se lo pondrán fácil clásicos de la categoría como Melilla o Palencia, acostumbrados a luchar por lo máximo, sin olvidarnos de otros muchos proyectos que quieren seguir dando pasos adelante.

Quizás como consecuencia de la creciente exigencia de la categoría, los banquillos empiezan a sufrir los vaivenes que le habían sido ajenos durante los últimos años. Así, serán seis los equipos que estrenarán entrenador: Javi Rodríguez (OCB), Diego Ocampo (Barça B), Dani Miret (Prat), Antonio Herrera (Araberri), Curro Segura intentando repetir ascensos pasados en el Real Betis y Álex Mumbrú, que salta de la pista al banquillo en Bilbao Basket. Como contrapunto, la permanencia un año más de entrenadores ya indisolublemente unidos a sus clubes, como Toni Ten, Gonzalo García de Vitoria, Ñete Bohigas, Miguel Ángel Aranzábal o Alejandro Alcoba.

También hay que destacar que siguen llegando nombres de larga tradición ACB, pues a Aranzana, que tomó el mando en Coruña el año pasado, se suman la continuidad de Alejandro Martínez en Palencia, donde llegó mediado el curso anterior, mientras Diego Ocampo dirigirá al filial del Barça tras haber conducido con éxito en los playoffs a Manresa.

A estos cambios de entrenador se suma el característico carrusel de novedades en las plantillas de los dieciocho clubes de la liga, que siguen sin encontrar la fórmula para retener el talento en una competición que cada vez más sirve de trampolín hacia ligas de mayor nivel. Para conocer en detalle a los cerca de doscientos jugadores que protagonizarán estos ocho meses de competición, nada mejor que descubrir nuestro análisis.

RETAbet Bilbao Basket
Real Betis Energía Plus
Club Melilla Baloncesto
CB Prat
Chocolates Trapa Palencia
Liberbank Oviedo Baloncesto
TAU Castelló
Leyma Coruña
Carramimbre CBC Valladolid
Cáceres Patrimonio de la Humanidad
Sáenz Horeca Araberri
Barça Lassa B
Iberojet Palma
Rio Ourense Termal
Levitec Huesca
Força Lleida
Covirán Granada
ZTE Real Canoe NC
Anuncios