Sigue a toda velocidad el ZTE Real Canoe, donde Miguel Ángel Aránzabal demuestra tener muy claro lo que quiere y necesita su equipo para la próxima campaña de la LEB Oro, recordamos, la de su estreno. A falta de un tercer base, como ha declarado el propio club, la plantilla va a doce jugadores para dar un nivel intenso de rotaciones. Adrián Fuentes vuelve a Oro tras salirse en Plasencia, y junto a él, en el ‘uno’, estará un Dani de la Rúa con mucha hambre. Las alas son para el incisivo Álvaro Lobo, el tirador serbio Aleksa Jugović, el tres español (“serbio” por su tiro) Ander Martínez, y un Borja Mendía que llega desde ACB con ganas de jugar para ofrecer fuerza, versatilidad e intensidad.

Por dentro, llega el grueso de las renovaciones: Tyson Pérez, la sensación de la pasada LEB Plata, al fin llega a Oro; Walter Junior, recuperándose de una lesión, le acompaña para dar físico y movilidad, mientras que Chema Gil es uno de esos jugadores que tenían que haber llegado a Oro hace tiempo y ahora dan ganas de verlo competir contra los rivales. Para dar el toque y subir el nivel han fichado nada menos que a Julen Olaizola, con varios años de ACB a sus espaldas y con ganas de recobrar sensaciones. Estaba claro que a pesar de la variedad de registros del juego interior, físico y calidad, tal vez quedaba un poco corto de centímetros el equipo madrileño, y para ponerle la guinda han vuelto hacer una nueva apuesta rookie con la llega, desde Pepperdine, de Matthew Atewe (1994 / 207 cm), jugador canadiense con pasaporte nigeriano. En un principio, aunque lo sospechábamos, no teníamos la confirmación de que Atewe fuera cotonú, y por eso quedó fuera de nuestros scoutings NCAA pertinentes. Para saber más de Atewe, nos dirigimos a Gonzalo Bedia (bplayermedia.com), experto NCAA español donde los haya, que nos cuenta lo siguiente sobre el jugador, y al cual le agradecemos su análisis:

“Nacido en Canadá e internacional U18 con su país, aunque su última etapa de instituto ya fue en Estados Unidos, concretamente en Massachusetts, jugando para Notre Dame Prep. Gracias a su planta y buen hacer, fue reclutado por Auburn, donde tuvo un año de debut discreto (13/14: 14.4 mi, 1.5 pt y 3.4 re) y como Sophomore, sufrió una fractura por estr3s que le hizo perderse toda la temporada (14/15). Fue en marzo de 2015 cuando decidió cambiar de aires y solicitó el transfer a Washington, donde aprovechó el año sentado (15/16) para recuperarse de su lesión. Ya integrado en la dinámica de los Huskies tras recuperarse plenamente de sus problemas, pudo volver a las canchas en la 16/17 firmando 8.7 mi, 2.2 pt, 2.3 re. Sin embargo, a pesar de poder haber continuado en Seattle, fue el primer jugador en solicitar la salida de la universidad, una vez el entrenador principal Lorenzo Romar fue despedido. Así es como recaló en Pepperdine, y fue inmediatamente elegible para jugar, ya que había podido graduarse en Washington y era considerado, pues, un ‘Graduate Senior‘. Precisamente con los Waves, a parte de jugar su última temporada colegial (17/18) pudo cursar un Máster en Tecnología del Aprendizaje. Fue precisamente su año más productivo y brillante como jugador universitario: 20.0 mi, 6.8 pt (52% T2, 52% TL), 6.0 re y 0.9 ta.

Físicamente es un jugador fuerte y potente, con buen tren superior. No es muy rápido ni explosivo, pero sí muy coordinado para su altura y posición, y además su envergadura le hace ser más interesante aún. Ofensivamente destaca por colocar muy buenos bloqueos directos y dominar el ‘pick and roll’. Ha sabido sacar fruto de su buen físico para ganar la posición. No es un jugador con mucho repertorio en ataque, ya que es más de aprovechar segundas opciones. Sin embargo, cuando le toca ser la primera opción y juega el 1c1, su especialidad es el juego de espaldas al poste destacando su facilidad para finalizar de medio gancho con ambas manos indiferentemente. Más allá del juego al poste, podemos verle de vez en cuando intentar tiros de media/corta distancia. Sin embargo, cerca del aro es donde más a gusto se encuentra, siendo contundente en las finalizaciones ya que siempre que puede, utiliza el mate.

Defensivamente es un jugador muy interesante ya que tiene muy buen timing para el tapón, sobre todo no con su par, sino cuando salta a alguna ayuda. Gracias a eso, ha ocupado siempre la posición central en la habitual zona 2-3 de Pepperdine, ocupando el centro de la zona. Tiene buenos desplazamientos defensivos laterales para su puesto”.

Atewe, 41 rojo – 8 puntos y 5 rebotes vs Saint Mary’s

En definitiva, llega un nuevo jugador que le hacía falta al cuadro canoísta en ese perfil de centímetros, kilos, juego por encima de aro y protector. Ahora hay que comprobar si viene para quedarse, como han hecho en anteriores temporadas otros jugadores de este perfil, y qué puede dar de sí, y arañar minutos a los pívots españoles del conjunto ascendido.

Anuncios