Hace días Chocolates Trapa Palencia nos sorprendía gratamente con el fichaje de Steve Vasturia (EEUU / 1995 / 196 cm / 96 kg). Ya a principio de semana, el presidente del club declaraba que faltaba un pívot dominante, un ‘tres’ de rotación y un escolta que fuera la referencia en forma de puntos. A los pocos días llegaba el ex-Notre Dame para ese puesto de ‘dos’ referente.

Estamos hablando de un jugador que ha creado bastante júbilo entre los amantes de la NCAA. Un jugador que durante cuatro años ha jugado en una conferencia potente como la ACC, y durante tres temporadas (14-17) desde su segundo año, como titular y con una media de minutos superior a los 30, lo que da una idea de lo imprescindible que era. Sin duda, el americano fue cada curso algo más que un tirador y en su temporada Sénior consiguió unos promedios de 34 mi, 13.1 pt (36% T3), 3.9 re y 3.2 as. Además, a nivel grupal su equipo, los Irish, consiguieron varias presencias en el March Madness, llegando al Elite Eight en la 14/15 y 15/16. Además de ello fue nombrado por la propia Notre Dame jugador defensivo del equipo en la última temporada.

Su gran importancia en su conjunto hiciera que en la post-temporada le invitaran al Reese All Star College o el prestigioso torneo PIT, que reúne siempre a 64 Séniors NCAA de calidad y donde en tres partidos promedió 29 mi, 9.7 pt, 6.3 re y 3.0 as. Tras varios entrenamientos con franquicias no fue drafteado. Y extrañamente al inicio de la temporada destacábamos que estuviera sin equipo al no empezarla en ningún proyecto (ni en EEUU, ni en Europa). Fue en enero cuando Himar Ojeda y el mítico entrenador Aíto, ante una plaga de lesiones, lo trajeron a Europa, al ALBA Berlín. Pero Vasturia no tuvo oportunidades, limitándose a jugar solo tres partidos, uno en cada competición: en BBL jugó 25 min en mayo, y en la Copa Alemana y Eurocup tuvo presencia testimonial allá por enero.

Vídeo de @marcosfdez_

Vasturia, del que su exentrenador en ND, Mike Brey, habla maravillas como uno de los mejores jugadores que ha tenido, va más allá de un simple tirador. Un jugador que tira por el equipo, que no le importa jugarse las bolas calientes y que destaca sobre su inteligencia a la hora de jugar y buscar opciones (buen asistente para su posición). Buen tirador, sobre todo en ataque estático, no es un jugador físico, pero tiene un primer paso a derecha muy decisivo y sabe protegerse con su cuerpo a la hora de penetrar. Reboteador por buena colocación a la hora de posicionarse, en defensa es un jugador que aporta más que por un atleticismo que no tiene, sino por su IQ a la hora de defender el 1×1, ayudar y colocarse. Su solidez desde la línea de tiro libre le hace un seguro en los finales de partidos.

En definitiva, Vasturia nos parece un fichaje de campanillas para LEB Oro, y además llega a una competición que, por nivel de juego táctico y físico, se adapta a su estilo. Llega, además, a un equipo donde no tendrá presión para ser desde el primer momento la referencia, ya que cuentan con un jugador consolidado como Jordi Grimau y una referencia en el tiro exterior como Calvin Hermanson. En su debe, ese año de inactividad a nivel competitivo, aunque es un jugador que que aportará soluciones al ataque palentino, que responderá en defensa y creará peligro con su tiro exterior. Sin duda, un gran refuerzo para la liga.

Anuncios