Si miramos la plantilla del Real Betis Energía Plus, podríamos pensar en la de un All-Star. Jugadores como Dani Rodríguez, Lluís Costa, Johnny Dee, Pablo Almazán y Matt Stainbrook, son la flor y nata de la LEB Oro 17/18, y a ellos se suman ex ACB como Rinalds Malmanis y Tobias Borg, y currantes de calidad como Thomas Bropleh y Tunde Olumuyiwa. Para poner la guinda, llega otro rookie NCAA con aroma de calidad: Obi Enechionyia (EEUU – Nigeria / 1995 / 208 cm), que llega desde Temple y no ocupará plaza extracomunitaria gracias a su pasaporte nigeriano.

De padre nigeriano, Enechionyia nació en Estados Unidos pero empezó tarde a jugar al baloncesto, porque su primera pasión fue el fútbol. Formado en St James HS, fue reclutado por Temple en el verano de 2014. En su primer año (Freshman) ya tuvo minutos, pero fue a partir de la 15/16 cuando tuvo rol de titular. Su año Júnior (16/17) fue el mejor (13 pt y 5.7 re), siendo nominado mejor jugador de la semana; decidió, entonces, presentar su candidatura al Draft de 2017, pero la retiró finalmente. El pasado curso (17/18, Sénior), su uni, Temple, fue séptima (AAC), y solo pasó una ronda en el torneo de su conferencia, y en el NIT perdió en primera ronda ante Penn State. A nivel individual, tampoco fue su mejor temporada, aunque sí fue titular indiscutible desde el ‘cuatro’ (29 mi, 10.8 pt, 5.8 re, 1.2 as y 1.4 ta). En la primavera fue invitado a jugar el prestigioso PIT, un torneo que reune a 64 Séniors NCAA de caché y al que también acudió el nuevo jugador de Bilbao, Ben Lammers; en 3 partidos promedió 24 mi, 5.7 pt y 6.3 re. Tuvo contactos con varias franquicias NBA, entrenamientos con Suns, Pistons y Lakers, pero no fue drafteado. A pesar de ello, Detroit Pistons lo invitó a jugar las NBA Sumer Leagues (tercer rookie que llega a Oro que las ha jugado, tras Rawson, del Barça, y Robinson, del Araberri), y en 6 partidos obtuvo unas medias de 10 mi, 3.2 pt y 2 re. Luego disputó, como Lammers, el camp G-League Player Invitational, donde rindió muy bien (11.4 pt y 4.5 re), y ahora, tras valorar diferentes ofertas del viejo continente, llega a la LEB Oro. Como curiosidad, tiene otros dos hermanos en la NCAA: Nnamdi, que acabó ciclo en St Peter’s tras pasar por Samford, y Chuchu (VMI).

Lo primero que hay que decir, al igual que con Lammers o con Robinson, es que su fichaje ha levantado expectación entre los seguidores NCAA. Lo segundo, y más importante, es que esos 208 cm de la nota de prensa, son 206 en su uni, y baja hasta los 204 según las medidas del camp de la G-League; viendo vídeos, su medida real efectivamente estará entre los 204 y 206 cm. Creemos que la posición más adecuada para él en Europa es la de ‘cuatro’ (aunque en NBA mirasen para él como posible ‘tres’). Ofensivamente es muy versátil, puede anotar desde fuera, sobre todo en situaciones de spot up (desde esta situación llega el 36% de sus puntos), donde es buen tirador (ha crecido a base de trabajo desde el triple, casi dos por partido con 35%); capaz de atacar el aro en el 1×1 o de aprovechar espacios sin balón para recibir el pase y anotar por su buena movilidad, no es extraño verlo jugar en el poste de espaldas o por encima del aro por su buen físico. En defensa, rebotea bien y su físico y movilidad le permiten desplazarse bien, sujetando sin problema a rivales de su tamaño, además de poner algún que otro tapón cuando menos se lo esperan sus pares, aunque es propenso a cargarse faltas. Ojo, porque también es un jugador que corre muy bien la transición y es su segunda vía de anotación tras los triples vía spot up (datos de Synergy).

Enechionyia, 4 blanco – 14 puntos y 8 rebotes vs Cincinnati

En definitiva, para LEB Oro creemos que Enechionyia es, como otros, un jugador que podía haber mirado más arriba. Con aspectos por pulir y mejorar, como los fundamentos del manejo de balón, ya que no genera mucho para sus compañeros y su selección de lanzamiento, sus condiciones son muy buenas, siendo un peligro desde el triple, y que en el poste se va a beneficiar mucho de la visión del juego de Stainbrook, aunque nadie debe esperar una máquina anotadora. Además, aunque se le achaca cierta inconsistencia en algunos medios para ser un reboteador y taponador de números de élite, en Oro no debería tener problemas. Con un Malmanis al alza, la lucha por el ‘cuatro’ titular del Betis se antoja muy interesante, con un Enechionyia que debería ser un claro aspirante al mejor rookie NCAA de la temporada.

Imagen destacada: Zamani Feelings

Anuncios