Siguen llegando caras nuevas a la LEB Oro y que, poco a poco y con mucho esfuerzo, os intentaremos ir desgranando, centrándonos, recordamos una vez más, en aquellos jugadores que no se conozcan ya en Competiciones FEB (Jawara, Grabauskas) y que no hayan salido reflejados en nuestros scoutings (Alex Murphy, Anthony Green, Jordy Kuiper).

Artículos relacionados


Mikołaj Witliński
Polonia / 1995 / 207 cm
Club Melilla Baloncesto

Fichaje sorprendente para LEB Oro, porque no es habitual reclutar a jugadores de la Tauron League y menos de esta nacionalidad. La razón de este fichaje sin duda pasa por su presencia, por segundo año consecutivo, en el campus de hombres grandes de Žan Tabak (Dos Anjos, Khalifa Diop, Badji, Fusek, Pavelka…). Seguido desde sus inicios por sus condiciones y altura (con buenos registros, en torno a 9 pt + 5 re, a pesar de su juventud, en Asseco Gdynia, su tercera temporada en este equipo no llevó la evolución que se esperaba, aunque fue convocado por la selección absoluta polaca en septiembre (ante Croacia). Jugando en Eurocup 15 minutos de media (5.2 pt, 2.6 re), en la PLK alternó actuaciones hasta que cayó lesionado, reapareciendo en el tramo final de temporada (10 pa, 16 mi, 5.7 pt, 2.8 re). La lesión ya citada no le ha permitido acabar de explotar.

Con el mal endémico de ser un “4.5”, el tuitero basketenvena ya nos ponía un poco sobre la pista de cómo juega. Al no conocerlo a fondo, indagamos sobre él y la respuesta que recibimos es que se trata de un interior interesante al que le gusta jugar de cara al aro y con muy buena mano para su tamaño. Puede jugar el pick and pop sin problemas o esperar abierto para lanzar (buenos porcentajes). Ojo a su 1×1, sobre todo con mano derecha, contra close-out, siendo un jugador vertical en ese sentido, acompañándole además su físico a la hora de definir en esa verticalidad cerca del aro. Aunque puede jugar en el poste bajo, no es el típico jugador que se encuentra a gusto de espaldas al aro, buscando ganar a sus rivales por velocidad o sin balón. En defensa, es un jugador intenso, que puede aguantar en contactos a ‘cuatros’ y a ‘cincos’ y que ayuda en el rebote en los dos lados. Jugador trabajador y con buenas referencias en el plano personal.

En resumen, con Hartwich cuidándole las espaldas, Sidibé aportando explosividad y rebote y Uclés, el conocimiento de la competición a todas sus cualidades, Witliński puede encontrar un ambiente ideal entre el ‘cuatro’ y el ‘cinco’, con su muñeca y capacidad para jugar de cara al aro.


Kosta Janković
Serbia / 1995 / 201 cm
Cáceres Patrimonio de la Humanidad

No ha sido un año de ver mucho a Kennesaw St (al ser casi todos sus partidos de pago), hasta que a final de temporada hemos visto alguno, porque por sus números Jankovic era un jugador que teníamos ya bajo radar desde júnior. Formado primero en su país (Serbia), saltó a un High School estadounidense para luego unirse a Kennesaw St, siendo desde júnior (tercer año) el sexto hombre, con medias calcadas los últimos dos años como la 18/19 (23 mi, 7.5 pt, 4.0 re, 1.5 as). Sin embargo, no llegó a entrar en nuestros scoutings para ser definido, por lo que procedemos a hacerlo en las siguientes líneas.

Janković es un combo forward que en el profesionalismo debería ir al ‘tres’. Por poner un perfil LEB de ejemplo, salvando mucho las distancias, puede recordar a un Matulionis en sus inicios de LEB (pero con menos calidad). Con buenas medias para sus minutos y lo que demuestra, se trata de un ‘tres’ de buen tamaño y planta, aunque le falta explosividad. Puede cargar bien el rebote, se encuentra cómodo jugando sin balón y sabe sacar sus opciones cuando le generan ventaja para trabajar en ese rango de tiro de 3-5 metros. Es un jugador que en cierto modo lee el juego, pero es zurdo cerrado y apenas usa la derecha. Intenta penetrar aprovechando su tamaño, pero no tiene un primer paso potente y pocas veces se le ve por el lado débil. Con tiempo, puede armar desde el triple, pero no para ser un especialista para el pick and pop. Desde Cáceres se insinúa que llega para jugar de ‘cuatro’, donde lo podría hacer como falso ‘cuatro’ por movilidad, aunque nosotros le vemos más como ‘tres’, pues no es un especialista en el tiro como cuatro y, como ya hemos dicho, le falta explosividad. En defensa, quizás le falte ese pelín de velocidad, pero puede intercambiar con interiores, algo importante en el estilo de Roberto Blanco. Integrante del All-Academic en la NCAA, no nos sorprende tanto como el fichaje de Utolin en su momento, pero será un jugador de rol secundario (salvo sorpresa). Habrá que estar atentos a su adaptación al baloncesto europeo.


Michael Carey
Bahamas / 1993 / 196 cm
ICG Força Lleida

Uno de esos jugadores que siempre piensas que puede llegar a nuestras ligas tras graduarse en NCAA. Formado en un JUCO (San Jacinto), fue reclutado por Wagner, donde fue uno de los mejores hombres de una conferencia débil como es la NEC. Internacional bahameño, en su temporada sénior promedió 13.8 puntos, 9.0 rebotes y 1.7 asistencias. Ojo, porque debutó como profesional en la económicamente poderosa Pro B francesa (Etoile Charleville-Mezieres: 26 mi, 9.2 pt, 4.3 re, 1.5 as). Tras ese curso, la pasada temporada (2018/19) comenzaba en la LNBP mexicana (Huracanes: 31 mi, 15.0 pt, 3.6 re), pero tras 11 partidos salió del equipo por temas económicos. Esta primavera-verano ha jugado competiciones regionales en República Dominicana y ahora vuelve a tener la oportunidad en Europa para intentar ser ese jugador importante como lo es con la selección de Bahamas.

Carey es un all-around que, por buscar un perfil conocido, podemos asociar con un Mathieu Kamba. Exterior físico, con buen primer paso, muy cómodo en situaciones de bloqueo directo, con muy buena capacidad para definir y capacidad de pase. Ojo, porque es un jugador seguro con el balón (a pesar de su verticalidad) y con mucha capacidad para cargar el rebote en ambos lados de la pista. Cómodo en el ‘dos’, incluso con su selección ha jugado hasta de ‘uno’ sin problemas, con capacidad física para defender a cualquier posición exterior. Su gran debe es su tiro exterior (no es su fuerte y es irregular), aunque parece progresar lentamente.

Vista la configuración de ICG Força Lleida, es un fichaje muy del gusto en tierras ilerdenses por su capacidad de ser un 4×4 y el estilo que Serna implantó la temporada pasada, pero nos genera dudas porque tal vez ese perímetro precisaba de un tirador. Con Feliu aportando la veteranía, ni Sans ni Sierra son consumados lanzadores, por lo que falta por ver cómo el cuadro catalán trampea estas situaciones y cómo Carey se adapta a la competición para desplegar todas sus cualidades.

Anuncios