Interesante fase la que se disputará en Gandía, donde se enfrentarán un organizador, Hispagán UPB Gandía (1º E), que ya sabe lo que es jugar recientemente en LEB Plata, la sorpresa Vive El Masnou Basquetbpol (2º C), un recién ascendido a EBA como CB Marbella La Cañada (2º D), y el pujante CB Villarrobledo (3º B).

Los horarios

Viernes 18

17:30
CB Villarrobledo vs CB Marbella La Cañada

20:00
Hispagán UPB Gandía vs Vive El Masnou Basquetbol

Sábado 19

17:30
Vive El Masnou Basquetbol vs CB Villarrobledo

20:00
Hispagán UPB Gandía vs CB Marbella La Cañada

Domingo 20

17:00
Vive El Masnou Basquetbol vs CB Marbella La Cañada

19:30
Hispagán UPB Gandía vs CB Villarrobledo


Hispagán UPB Gandía

Probablemente poseen una de las mejores plantillas de toda la EBA. Gandía se hizo con el derecho de ser anfitrión tras ser el primero del Grupo E, y parece llegar en su mejor momento tras una temporada con algún altibajo en un grupo más exigente de lo que pueda parecer a priori. Ahora, con el calor de su afición, el equipo dirigido por Víctor Rubio espera volver a LEB Plata, categoría que perdieron la temporada pasada.

El equipo ha sabido combinar una primera unidad potente con jóvenes valores de la cantera que han respondido a la perfección. En la dirección, ante la baja indefinida por lesión de Simeón, se incorporó a Diego Mallou (5.9 pt, 4.2 as) en el invierno, y el gallego ha respondido a la perfección, dirigiendo y amenazando desde lejos. Su complemento ha sido el joven Sergi Bordés (1999) que ha sorprendido por su rapidez y descaro. En las alas, varios hombres claves, por un lado Sergio Vidal (11.1 pt, 5.4 re, 3.6 as), que hace de todo y da a su equipo lo que más necesita en cada momento (puntos, defensa, juego…); y en el ‘tres’, el USA Fitzgerald White (15.0 pt, 6.8 re, 3.7 as), que ha dado un paso cualitativo muy importante y está ante una gran oportunidad de mostrarse como un jugador diferencial, ya que a su buena planta une una excelente muñeca desde el triple, buena visión de juego y ayuda en el rebote.

Para darles descanso, Alan Kleinjan (1997) ha cumplido a la perfección, aportando mucho trabajo que no se ve, y Dani Muñoz (1999) ha tenido apariciones esporádicas. Un factor clave puede ser el estado del tobillo de Carlos Gil (11.7 pt); con tres partidos en tres días, las rotaciones se notan, y Gil es un joven jugador (1993) de calidad, con buen 1×1 y buenos porcentajes de tiro, que estaba cogiendo ritmo tras perderse el inicio de temporada.

Por dentro, un juego interior de garantías y muy complementario. Faith Pope (21.6 pt, 7.6 re) es un rookie liviano, pero muy saltarín, con mucho juego por encima del aro, muy buen finalizador y que corre muy bien el campo. Matt Temple (15.6 pt, 7.6 re) es otro rookie USA muy interesante; con gran planta, puede jugar en el poste o abrirse a la media distancia por su buena mano. Para poner el contrapunto, Shay Miller (9.2 pt, 7.4 re), experiencia a raudales (¡43 años!), un seguro en el poste y un protector del aro por el que no pasan los años. Para ayudarles está el Júnior Nedas Krisciunas, un combo forward con buena mano.


Vive El Masnou Basquetbol

Ya en verano, en la Copa Catalunya, Vive El Masnou pintaba bien, y a lo largo de la temporada ha demostrado que no era flor de un día, pasando de tener la etiqueta de equipo revelación del grupo C a ganarse la consideración de aspirante. Lo demostró en las semis de la F4 ganando a Pardinyes en la prórroga, en otra muestra más de equipo duro y fuerte mentalmente. Porque si algo ha creado Räul Laita en su plantilla es la palabra equipo, marcada a fuego lento, fichando a jugadores de confianza y con la renovación de los pilares más importantes, que en este curso han elevado su rendimiento. Un equipo sin miedo a nada y que puede dar bastantes sorpresas.

Su backcourt es básico en su juego, por un lado Albert Valle (13.7 pt, 5.8 as) dirige, domina el P&R, penetra y no le tiembla mano; a su lado, Toni Gómez (14.0 pt, 3.9 re), una metralleta de puntos que le da igual la distancia, que puede lanzar o penetrar con su buen dribbling y en un día inspirado te puede ganar el partido. Silvestre Esteves-García (1997) pone el músculo y el físico en el puesto de ‘tres’, algo muy necesario en el equipo. La segunda unidad está formada por jugadores que saben perfectamente cuál es su papel: Carlos Olivares ofrece descaro en la dirección; Ferrán Valle, tiro exterior; y Oriol Tomeu aumenta las prestaciones defensivas.

Por dentro, no muchos centímetros, pero su estilo de juego los suplen y camuflan a la perfección, creando muchos problemas al abrir campo. Jordi Catalán (7.9 pt, 5.8 re) tiene kilos para aguantar contactos, y es un peligro en el pick and pop. Su compañero en el ‘cuatro’ es Jordi Ramón (9.5 pt, 3.0 re), ‘cuatro’ liviano de brazos largos capaz de bajar el balón y anotar desde la media distancia. También Adrián Sánchez tiene sus minutos jugando más cerca del aro, mientras Eric Fernández es quien completa la rotación.


CB Villarrobledo

Poco a poco han ido creciendo cada temporada y ahora, en un nuevo paso adelante, el equipo accede a una fase de ascenso a LEB Plata. Mucha parte de culpa de este éxito lo tiene su entrenador, Júnior Jiménez, trabajador infatigable y perfeccionista, que este verano renovó el bloque nacional y apostó por fichar a jugadores americanos que ya conocían la categoría y que podían dar ese plus de mejora individual y colectiva. Los resultados no mienten: un equipo compacto, capaz de competir contra cualquiera y con muchos recursos por su versatilidad.

En el puesto de ‘uno’, la llegada de Tury Fernández (16.8 pt, 4.0 re, 4.9 as) desde Plata (La Roda) supuso un antes y un después. Con un estilo de juego que le pega mucho, el pucelano se desmelenó y sacó a relucir todo su potencial ofensivo, siendo muy complicado pararle. Lamentablemente, una lesión le ha apartado de este último tramo de competición, y el puesto de base será ocupado por un americano explosivo como LeShaun Murphy (11.6 pt, 3.4 re, 3.0 as), que tiene muy buen 1×1 y una capacidad de salto tremenda, dividiendo las defensas y definiendo. Adrián Camino le puede dar minutos de descanso sin que baje el nivel de intensidad.

El perímetro tiene sabor americano, Martin Smith (11.1 pt) es el lanzador, ya sea a través de cortes o jugadas que se genera él mismo, mientras que Reco McCarter (9.5 pt, 3.7 re) es el pegamento en el ‘tres’, el jugador todoterreno que hace lo que su equipo necesita: rebotea, defiende, anota y lanza desde lejos, siendo muy importante en los esquemas. Pero como si aún fuera poco arsenal, el combo forward Artur Alaminos (7.8 pt, 3.2 re) es el líder en la sombra, pudiendo jugar de ‘tres’ o de ‘cuatro’ según la situación lo requiera, y marcando diferencias con su juego dentro-fuera. Completa la rotación Mario Melero, fiel reflejo de una segunda unidad de alto standing.

La zona es de dos hombres que conforman una dupla de calidad de centímetros que se compenetra a la perfección. Vadal Faniel (17.8 pt, 5.9 re) es uno de los mejores extranjeros de la EBA, capaz de atacar el aro, jugar en el poste o lanzar de fuera, lo que le confiere una variedad de recursos poderosa. En el ‘cinco’, el U22 Bruno Diatta (10.3 pt, 10.6 re) progresa poco a poco en el conocimiento del juego, siendo muy buen finalizador y capaz de jugar el pick and roll, además de su función de protector de aro y carpanta de rebotes. Para darles descanso está el siempre correoso Welhouse, y no es descabellado ver la opción del falso ‘cuatro’ con Alaminos e incluso McCarter.


CB Marbella La Cañada

Un equipo recién ascendido, con ideas claras, varios mimbres, y que a diferencia de otros rivales no se ha desinflado con el paso de las jornadas, ni incluso cuando Richi Guillén dejó el equipo. Francis Tomé ha sabido configurar una primera unidad muy fiable y dar paso a jóvenes valores de la cantera, lo que junto a una buena preparación de los partidos provoca que sean un rival muy difícil de batir.

El malagueño Fernando Ferruz (10.3 pt, 3.6 as) lleva la manija. Hablamos de un base de 180 cm, director, rápido, con gran capacidad de pase y para anotar de lejos, y que cada año crece en su juego. En las alas, dos jugadores muy diferentes: el USA Lucas Hausman (12.3 pt), tirador liviano de buenos porcentajes desde media-larga distancia, y Juan Pedro Jiménez (11.8 pt, 4.5 re), que contrasta a Hausman y es un jugador de buen físico, todoterreno, capaz de anotar desde todas las distancias, buen penetrador y que carga el rebote muy bien. En el banquillo destaca como sexto hombre Adrián Mayor, que tanto de ‘uno’ como de ‘dos’ ha tenido sus minutos; es un base alto muy vertical y un seguro desde el tiro libre. También se ha visto a Pape Sow de ‘tres’, aunque ahora está más en la pintura. El soplo de aire fresco y el descaro lo ponen dos jóvenes de la cantera: los Júniors Jon Vigara y Mario Cervera, que ya tuvieron sitio en uno de nuestros artículos.

Por dentro, la baja de Guillén no condicionó los resultados pero si el reparto de minutos. Evan Maxwell (13.3 pt, 7.4 re) ha pasado del 4 al 5, siendo un pívot móvil capaz de anotar desde la media distancia, con recursos en el poste bajo o finalizar las jugadas. El mencionado Pape Sow (9.7 pt, 7.6 re) pone el atleticismo y sus condiciones físicas le hacen sobresalir; aunque a veces se pierda, su juego atacando el aro crea muchos problemas, y además protege bien su canasta. Álex Romero ha crecido en protagonismo, y es el tercer pívot de la rotación, dando buenos minutos de descanso aprovechando su muñeca.

Anuncios