El Unión Financiera Baloncesto Oviedo viene de anunciar uno de esos nombres que deben hacer recobrar la ilusión por esta LEB Oro 17/18. Se trata del letón Dāvis Geks (1995, 193 cm, 81 kg), un joven jugador que siempre ha estado en el punto de mira de grandes ligas y que afrontará su primera experiencia en España. Geks es uno de los mejores proyectos salidos de la prolífica cantera letona y llega cedido por un equipo ACB, con el que ha firmado por tres años según informa su agente letón, que confía en el OCB para que sea el sitio ideal donde evolucione (como ha hecho el Unicaja con las cesiones de BelemeneKarahodžić) y desde ahí pueda dar el salto como antes hicieron otros jugadores del cuadro asturiano (Dani Pérez, Salvó, dos Anjos…). Este fichaje, aunque sea en forma de cesión, recuerda en cierto modo a aquella competición de antaño que atraía promesas interesantes del país báltico como Mejeris, Šeļakovs

Formado en la cantera del VEF Riga, ha sido un pilar básico en las selecciones letonas de formación (internacional en cada escalón desde 2011 hasta 2015), siendo la referencia ofensiva con medias de casi 10 puntos anotados. Debutó siendo muy joven en la liga letona, así como en competición europea, y jugaba frecuentemente en el 2º equipo del VEF Riga; cuando le tocó dar el salto al profesionalismo (13/14), fue cedido a Valmiera, junto a otra promesa (Žvīgurs), donde rindió a un nivel más que aceptable (20mi, 6pt).

Fue en la 14/15 cuando explotó con BK Jelgava, siendo nominado a mejor jugador del mes en la liga letona, progresando en la confianza en su tiro y en la lectura del juego; solo una lesión de pie le bajó de un gran rendimiento (sus 12.9 puntos de media, buena prueba de ello), el cual había hecho que acaparase los focos de atención. Su nombre estaba entre los mejores talentos de Europa y de ahí su participación en el Adidas Eurocamp 2015 (OCB tendrá dos jugadores –Belemene y Geks- que han disputado este torneo).

Vídeo de @Scoutbasketball sobre sus puntos fuertes y débiles en 2015

Ese buen año hizo que regresara al VEF Riga en la 15/16, como jugador del primer equipo de pleno derecho, pero la enorme competencia en un equipo lleno de viejos conocidos (McDowell, Paco Cruz, Guille Rubio, Nankivil…) que jugaba la potente VTB League hizo que tuviera un rol constante (pero de segunda unidad – 12mi, 3.1pt). La pasada campaña cambiaba de equipo y recalaba en otro de los clubs clásicos de Letonia: Barons Riga. Allí se reencontraba con el entrenador Mārtiņš Gulbis (el mismo que le dirigió en su temporada de Jelgava y con el que había rendido a un alto nivel) y tendría un rol de titular indiscutible, siendo la referencia del equipo; de hecho, el nuevo jugador de Oviedo terminaría disputando (entre liga letona y báltica) la friolera de 59 partidos, obteniendo unos promedios de 12.2pt, 2.1re, 1.7as y 1.1ro en 27 minutos.

Geks, 15 rojo – 20 puntos (4/5 T3) vs Valmiera

Geks es un ‘dos’ que puntualmente puede hacer de ‘uno’ para ayudar en la subida de balón. Su talla y físico le han perjudicado en su posición natural, en esa lucha que parece que encasilla a este tipo de jugadores en el puesto de ‘uno’. Su talento para el tiro, con una alta efectividad en porcentajes, hace que la posición de escolta sea donde se encuentra más cómodo. Jugador de alto IQ, es un excelente tirador desde más allá del 6’75 (43% de acierto y más de dos triples por partido), tanto con o sin balón, tras salir en bloqueos directos o indirectos. Además tiene un aceptable manejo de balón y calidad de pase para asistir a sus compañeros. Sabe jugar sin balón y jugar el pick and roll; puede, también, penetrar con rapidez, aunque sufre en el contacto físico a la hora de definir.

📹Geks, 15 rojo – 17 puntos vs Jurmala

Defensivamente, ha ido como su físico, mejorando cada campaña. Jugador inteligente a la hora de robar; no es su punto fuerte la defensa, pero tampoco es un agujero negro para su equipo. Puede sufrir ante atacantes físicos más grandes que él.

Parece claro que Geks viene al cuadro asturiano a ocupar el rol de tirador dejado por la marcha de Manu Rodríguez a LEB Plata. Con la llegada mediante la fórmula de cesión  del joven letón, el OCB se asegura un tirador letal con una gran selección de tiro, un jugador inteligente en su juego que puede ayudar a los bases en la subida del balón, un seguro en los tiros libres y que no tiene miedo a jugarse las bolas calientes en los momentos decisivos de los partidos. De esta forma, el conjunto carbayón suma para esta temporada una nueva promesa que, seguramente, acabe dando el salto a ligas superiores (al igual que ha servido de trampolín para otros jugadores) si todo sigue su curso. Habrá que ver cómo se adapta físicamente a la competición y a jugar en un nuevo país en su primera aventura en el extranjero. Carles Marco tendrá que darle su dosis de confianza para sacarle lo mejor mientras que continúa, paralelamente, con su progresión en el baloncesto profesional.

Anuncios