Con los equipos pegando los últimos coletazos antes de iniciarse la temporada hace unos días, seguimos analizando a esos jugadores nuevos en la competición de los que nunca hemos hablado (consulta aquí los análisis de los Bader, Jasaitis, Cardoso, Fall…).

Issa Thiam
Senegal / 1996 / 208 cm
HLA Alicante

Apuesta por la juventud y unas condiciones ideales para este deporte y poco habituales la del Lucentum para el puesto de alero encarnado en la figura de Issa Thiam. Nacido en Dakar, se formó en la prestigiosa CBAcademy, con la que llegó a debutar en LEB Plata siendo júnior, antes de saltar a EEUU para continuar su formación en la 15/16, cogiendo un estatus y siendo reclutado por Rutgers la 16/17 (a pesar de ser Freshman, tuvo buenos minutos: 18 mi, 3.9 pt), aumentando su protagonismo la siguiente campaña (17/18, Sophomore, titular indiscutible: 29 mi, 7.0 pt, 4.4 re). El pasado curso no fue lo que se esperaba y finalmente en marzo salía del equipo (posteriormente salían más noticias sobre él de índole extradeportivo). Sus medias fueron de 3.8 puntos y 2.3 rebotes en 17 minutos en pista.

Ojo porque no todos pueden ser un ‘tres’ que supera ampliamente los dos metros y enchufa de tres con facilidad. De aspecto desgarbado y liviano, algo que le pasa factura para postear o a la hora de definir en las penetraciones, se mueve bien sin balón en busca del espacio ideal libre que le permita anotar de tres a pies quietos. Sorprende su habilidad inusual para bajar el balón y fintar (a pesar de su tamaño), aunque no se prodiga mucho en este tipo de acciones. Buena talla para rebotear y con brazos largos para tapar líneas de pase atrás, todavía le queda camino por recorrer.

Con un Nacho Díaz aún renqueante, la apuesta de Lucentum por Thiam es arriesgada, pues aunque atesora potencial, debe crecer en el plano físico y mejorar su manejo de balón. Habrá que ver cómo es su adaptación al mundo profesional y a nivel grupal.


Stephen Maxwell
EEUU / 1993 / 201 cm
AFANION CB Almansa

Le ha costado a AFANION CB Almansa encontrar el pívot complementario a Kyle Rowley, y tras fichar solo jugadores con experiencia LEB este verano, han optado por un novato, pero sin embargo no es un novato cualquiera. Animados por el buen funcionamiento en Oro de un pívot como Watson, ahora en Granada, el elegido ha sido Stephen Maxwell (). Formado en Cal St Northridge durante cuatro años (2011-15), siendo un jugador importante y destacado, dio el salto al profesionalismo en la 15/16, jugando en una NBL canadiense donde destacó y cosechó varias distinciones individuales con London Lightning (17.4 pt, 10.7 re). La siguiente temporada, con diferentes opciones, decidió no jugar por motivos personales y reapareció la 17/18 en Finlandia (Karhu: 16.5 pt, 7.5 re), donde estuvo toda la temporada hasta casi el final, jugando predominantemente de ‘cuatro’ al lado de un buen pívot como Mangano, siendo campeón de liga esa temporada. El pasado curso empezó en la segunda división de Israel (11.0 pt, 4.5 re), donde estuvo solo seis partidos (liga muy exigente con los extranjeros a nivel de estadísticas más que el juego que aporten), y lo terminó en Portugal, rayando un gran nivel (23.1 pt, 9.1 re) y siendo un coloso de los rebotes.

Maxwell es un 4.5 que juega duro, con verdadero despliegue físico, que llega a todo atrás con su continua movilidad y que juega perfectamente el P&R en ataque, sin balón como finalizador y muy cómodo en la transición saliendo a toda pastilla. Otra virtud muy importante es su juego por encima del aro, con esa capacidad para el rebote ofensivo y generar segundas opciones. Sin embargo, es un jugador con poco manejo de balón y que si se aleja de canasta pierde efectividad, costándole la adaptación táctica si es muy compleja. Zurdo, en Finlandia, por ejemplo, predominantemente finalizaba en ese lado, pero también por la derecha (siempre en las inmediaciones del aro).

En Almansa, dentro de las posibilidades existentes, hay que tildarle como un buen refuerzo. No extrañe a nadie verle con Rowley al mismo tiempo en pista y, aunque sufrirá ante los pívots grandes de liga, elevará la intensidad defensiva tapando las líneas de pase. Con bases como Cardoso o un vertical Harris, las cosas se le facilitarán en ataque para él solo finalizar (además, los putbacks serán frecuentes).


Diago Quinn
EEUU-República Dominicana / 1996 / 206 cm
Marín Ence Peixegalego

Le faltaba a Marín Ence Peixegalego un hombre grande que complementara a Shaquille Doorson, y el elegido ha sido otro rookie: el ex Monmouth Diago Quinn (de ascendencia dominicana, por ahora figura como extracomunitario -EEUU- en la web de la FEB). Típica carrera universitaria la de Quinn, adquiriendo más grado de responsabilidad y minutos a medida que pasaban los cursos: de apenas jugar en la 15/16, a hacerlo un poco más en la 16/17, cogiendo rol de titular en su júnior (17/18) y asentándose el pasado curso como sénior (22 mi, 9.3 pt, 5.9 re, 0.9 ta).

Con pocas semanas de pretemporada, este 4.5 ha dejado buenos detalles (basados en su fortaleza física). Hablamos de un jugador que trabaja muy bien el tema de poner bloqueos, pero que, sobre todo, se siente cómodo en el poste bajo, pegándose con el defensor, trabajando de espaldas al aro cuando recibe el balón para girarse y conseguir un tiro liberado sin que el defensor le pueda intimidar. Hasta el 50% de sus acciones son en el poste, lo cual es un dato grande, y complementa sus puntos con juego sin balón a través de cortes, pero también a través de rebotes ofensivos (muy buen instinto). Además, por su estilo saca bastantes faltas, teniendo un 70% en la línea de tiros libres. Atrás es activo y, sin una enorme velocidad, cumple bien en su radio de acción, no tiene miedo al contacto y ofrece un buen timing.

Pareja con Doorson, con más kilos, centímetros y un rol más defensivo, Quinn puede ser una variante interesante cuando Peixe quiera desplegar una defensa más física y presionante, pudiendo ser un faro en determinadas situaciones en ataque con sus movimientos en el poste bajo. Sin embargo, además de estar en su primera experiencia profesional no lo tendrá tan fácil en Oro, donde hay verdaderos ‘cincos’ de calidad y más físicos. Dependiendo de cómo se adapte a esta adversidad le irá mejor o peor.

Anuncios