Ya son pocos los huecos que quedan por cubrir en los diferentes equipos de LEB Oro. Un período en el que todos se empiezan a poner nerviosos: los jugadores porque se ven sin sitio en las demandas que ellos piden, los entrenadores porque les falta gente y no pueden crear la química de equipo adecuada, los directivos porque a los últimos siempre llegas con el presupuesto más ajustado y los agentes porque ven que se quedan colgados para buscar un equipo que les represente.

En ese limbo se movían muy bien diferentes equipos, como era el Araberri. La pieza más codiciada de este verano es el ‘cinco’, entre otros factores, porque todos buscan la triple B (bueno, bonito y barato) y si es posible que no ocupe plaza extracomunitaria; y eso no existe salvo que te atrevas con alguna apuesta de riesgo.

Según las informaciones que hemos leído y la proyección de las plantillas, estos son los huecos que pensamos que quedan libres aún:

Leche Rio Breogán. Con la plantilla ya cerrada, Sandi Marciuš, que ya había levantando bastantes dudas entre la parroquia lucense en el momento de su fichaje, no superó las pruebas médicas, aunque con una lesión diferente a la del pasado curso. El cuadro breoganista tiene a Mass Fall, una fuerza física que conoce la competición, y a Rauno Nurger, interior móvil que cuajó una buena temporada en Peñas, pero parece que falta un jugador por dentro que marque las diferencias que Dago Peña, seguro, marcará en el exterior.

Club Ourense Baloncesto dio la campanada la pasada campaña colándose en la F4 de Bilbao. Tan buena campaña hizo que sus jugadores principales se revalorizaron; ahora está en la dura tarea de encontrarles sustitutos. Con buenos e importantes fichajes hasta ahora (Alvarado, Edu Martínez o Figueras) y la línea exterior ya cerrada, el tema de los pívots parece complicado. Y es que debe encontrar a los sustitutos de la pareja Rozītis (GBC) – Watson (Granada), pero seguro que García de Vitoria se saca algo de la chistera. Incluso no sería descartable ver un quinto pívot en un perfil como Ablaye Sow.

Liberbank Oviedo Baloncesto ha confirmado al canterano Alejandro Rodríguez como undécima ficha, pero parece que habrá una más y será, en teoría, interior, para cualquier eventualidad y ayudar en los entrenamientos. Parece que le está costando encontrar ese perfil físico y explosivo que ha perdido tras la marcha de Van Zegeren.

Chocolates Trapa Palencia ha sido uno de los agitadores del mercado, trayendo a la liga a estrellas como Bader o Jasaitis. Para poner el broche final, la entidad palentina busca un interior físico que complemente a Larsen e incluso que pueda jugar con él, como ha reconocido su entrenador, Carles Marco, en la presentación de la pretemporada ante los medios.

En ICG Força Lleida sigue abierto el tema de fichajes y nos pueden sorprender con cualquier refuerzo. Según el diario Segre, un viejo conocido como Shaquille Cleare finalmente seguiría pese a haber rechazado, de inicio, la renovación. Esta mima mañana se ha hecho oficial, pero faltaría por ver si se suma alguna pieza más.

Leyma Coruña también anda a la búsqueda de un interior que cierre la plantilla. Con dos ‘cuatros’ móviles, los centímetros de Thiam (aún muy joven y formándose) y la inexperiencia del rookie Green, parece que hace falta dureza y experiencia.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad ha ido poco a poco configurando un equipo totalmente remozado en el que solo siguen Rakočević y Parejo. El cuadro cacereño ha repatriado a nacionales como Ventura y Bilbao, pero ahora falta claramente un ‘cinco’ que aporte centímetros. Según la prensa local, se le han caído varias opciones y el nombre que suena con más fuerza es el de un viejo conocido como Deividas Busma.

ZTE Real Canoe NC es un equipo bastante hermético y poco se sabe sobre cuál es la idea del equipo. Desde Argentina apuntan que el base U22 Facundo Corvalán llegaría cedido al conjunto canoísta (el propio jugador da por hecho su llegada a España), pero no deberíamos descartar la llegada de algún refuerzo más hasta confirmación oficial.

Vuelve a Oro un clásico como es el Lucentum, pero el HLA Alicante, tras lograr la vuelta de Llompart e incorporar a Fall y a Mendiola para el ‘cinco’, va tranquilo, pues ha asegurado la renovación de puntales importantes del equipo. Sin plazas extras, todo indica que le falta un ‘tres’; y ojo, porque reforzando los entrenamientos están José Antonio Blázquez y Alejandro Vergara, dos jugadores que podrían gustarle a Rivero y ganarse un hueco en la plantilla.

Marín Peixegalego es, de nuevo, un proyecto modesto, pero tiene la experiencia aprendida de su primer paso por Oro. La escasez de recursos no le ha impedido reforzarse muy bien, con jóvenes con ganas de mostrar su valía, faltándole dos plazas por cubrir: alguien que compita con el pívot rookie neerlandés Doorson y un combo (1-2) con un perfil diferente al que tiene en Orellano-Noguerol.

AFANION CB Almansa ha sido una de las sensaciones del mercado, con varios fichajes de jugadores de prestigio en la competición. Tienen a Víctor Serrano a prueba un mes y parece que ese ‘cinco’, si Serrano no convenciese como complemento de Rowley, es el puesto que les falta.

Anuncios