Se ha dilatado en el tiempo el fichaje interior del Iberojet Palma. La salida inesperada de Jeanne hacia Prat, donde sigue sin brillar de forma regular, dejó un vacío en la zona, ya que el fichaje realizado fue el de un escolta tirador como era Gluditis. Durante este tiempo, Palma pasó a Barber al ‘cinco’, ejerciendo Joan Tomàs de falso ‘cuatro’ (ahora lesionado). Tardó porque no siempre es fácil encontrar lo que se quiere, opciones medio hechas se caen y hay que mirar que un posible fichaje no rompa la dinámica positiva con cinco victorias en seis partidos a falta de rematar el partido ante TAU Castelló. El elegido ha sido el croata Boris Barać (1992 / 205 cm), con experiencia internacional y procedente del Porto portugués, desde donde también llegó en su momento Marcus Gilbert.

Hermano del ex ACB Stanko Barać, se formó en la cantera del Siroki bosnio ya muy joven empezó a coger protagonismo, sobre todo en las selecciones croatas de formación, como por ejemplo el mundial U19 de 2011, donde fue uno de los mejores anotadores del torneo y estrella de Croacia junto al NBA Dario Saric. Explotó en la 12/13, siendo uno de los mejores de la liga bosnia (13 pt), pero las lesiones se pusieron en su camino (13/14, rodilla), y ya recuperado firmó por la Cibona (14/15), donde no le dieron oportunidades, rescindiendo al poco y firmando por tres temporadas con Zadar.

En el equipo croata (14-17) tuvo protagonismo todas las temporadas, jugando ABA League y Croacia, con crecimiento progresivo con culmen la 16/17, donde en Adriatic League promedió 29 minutos, 15.6 puntos, 4.7 rebotes y 1.8 asistencias.

Su buena temporada le hizo firmar el siguiente curso (17/18) por el equipo checo más potente (Nymburk), donde con una amplia plantilla cumplió su cometido (15 mi, 8.2 pt, 3.3 re) e incluso fue convocado por la absoluta croata para la ventana FIBA de noviembre de 2017 (2 pa, 7 mi, 3 pt). Esta temporada cambió de registro y se fue nada menos que al Porto de la LPB. Allí ha sido un pilar interior (20 mi, 10.3 pt, 5.2 re), junto con el internacional portugués Queiroz y el ex Plata Borovnjak, jugando también competición europea. Ahora llega a Palma a cubrir ese puesto de cuatro con Uclés.

Para definir a Barać, hay que ponerlo sobre el papel de la competición en la que estamos, y la proyección del jugador, que prometía mucho, pero con lesiones por medio y por su juego no ha llegado a dar el salto a ligas top. Con calidad y buena técnica, tiene buen tamaño para el ‘cuatro’, pero tampoco es un jugador excesivamente físico. Cumplidor, suele leer bien el juego, lo que unido a su movilidad hace que anote con facilidad. Además, se puede abrir en el pick and pop y anotar de tres, aunque no es un especialista en este sentido. Puede correr la pista, en determinados momentos atacar con bote o postear dependiendo del rival; una virtud que tiene es que carga muy bien el rebote ofensivo. Atrás, puede tener más problemas, cumpliendo sin más y probablemente ante rivales físicos sufra en el 1×1 en el poste.

En definitiva, Palma ha buscado dar un salto de calidad a su plantilla, con un jugador elegante y con cierto caché como es Barać, que además viene en forma tras jugar en Porto. Todo indica que Barber alternará los puestos de 4 y 5, y Barać se repartirá sus minutos con Uclés. Sin ser un ‘cuatro’ abierto al uso, y que tal vez es lo que faltaría al equipo balear para tener un cuadro interior completo, pondrá otros registros a disposición de Félix Alonso, y con jugadores de perímetro capaces de generar tantas opciones y espacios, Barać puede dar números y dar ese salto de calidad que buscan para afianzarse en zona de playoffs al fin.

Anuncios