A falta de nueve jornadas de competición y casi en la recta final de la temporada, no hay quien pare al grupo de cabeza de la Conferencia Centro, que liderado por Gran Canaria continúa sumando semana a semana.

Una jornada más, Gran Canaria no daba opciones a su rival, el CB Daimiel, que nada pudo hacer nada ante un poderoso líder y encajaba a domicilio una contundente derrota, un resultado que le sitúa, con seis victorias, penúltimo en una clasificación que cierra, con cinco aunque con dos partidos pendientes, Casvi.

Una Jornada, la 21, en la que el trío en cabeza -Gran Canaria, Real Madrid y  Náutico de Tenerife- sellaba sus respectivas victorias con más de 90 puntos.

A este festival de anotación se sumaba Estudio, con nueve victorias noveno en la tabla, que endosaba 100 puntos a Zentro Basket, aunque no fue un partido fácil, sino igualado y competido, porque los visitantes encajaban 99.

El Real Madrid, con 17 victorias una menos que el líder, se imponía a Quintanar. El filial blanco mandó en la cancha durante todo el partido y los conquenses poco pudieron hacer ante el segundo clasificado del Grupo B.

Con 15 partidos ganados y tercero en la tabla, Náutico de Tenerife, que firmaba ante Pozuelo su décima victoria en casa, un trabajado triunfo de los nautas que se vieron obligados a remontar en la segunda mitad del partido.

Igualado a resultados con los tinerfeños y cuarto, Alcobendas, que disputaba esta semana dos encuentro. Perdía el primero, correspondiente a la J20, en el Magariños ante Estudiantes, y ganaba el segundo (J21) en su cancha ante un Rivas que vio como se le escapaba un partido en el que había trabajado mucho y bien en favor de un rival más templado en los momentos clave.

Con 12 victorias y quinto, Guadalajara Basket, que ganaba en el San José a CB Aridane, en un buen partido de los morados que se disfrutó en la grada y en la cancha, con festival de triples incluido, ya que anotaron 18 de 33.

Empatado a resultados, Movistar Estudiantes que ganaba dos partidos en tres días, dos victorias seguidas que suman 12 en total y sitúan a los del Ramiro sextos en la tabla.

El primero en el Magariños ante Alcobendas, con un gran trabajo colectivo en defensa, y el segundo a domicilio frente a Lanzarote Conejero. Clave fue el dominio del rebote en un partido en el que el Estu fue de menos a más sellando la duodécima victoria en un final de infarto.

Al Estu le sigue con 11 victorias y sexto Quintanar, que perdía en casa del filial blanco, ante el que poco pudo hacer.

Empatados a nueve victorias, Conejero, Estudio y Rivas, octavo, noveno y décimo, respectivamente. Conejero perdía ante el Estu; Estudio ganaba a Zentro y Rivas, con un partido pendiente, caía ante Alcobendas.

Con ocho partidos ganados, Pozuelo, que perdía en cancha de Náutico. Le sigue, con los mismos resultados y undécimo en la tabla, Zentro, que encajaba por la mínima la quinta derrota consecutiva, en un partido con muy alta anotación que cayó del lado de Estudio que supo jugar mejor sus cartas en los minutos finales.

Duelo en la parte baja de la tabla entre Liceo Francés, con seis victorias decimotercero, y el colista, Casvi. Fue un partido igualado y muy competido que ganaban los locales en la prórroga.

Cierran la clasificación también con seis victorias Daimiel y Aridane -decimocuarto y decimoquinto, aunque los canarios tienen un partido pendiente-, y con cinco y dos por jugar, Casvi, decimosexto y último.

Los mejores

En actuaciones individuales, el jugador más destacado y por tanto MVP de la Jornada 21 de competición fue Rául Lázaro, de Lujisa Guadalajara Basket, 27 puntos, 5 rebotes, 5 faltas recibidas y 35 de valoración; el alero del equipo alcarreño fue también, con 27 puntos, el máximo anotador; el máximo reboteador, Nouhoum Bocoum, del CB Aridane, que capturó 14 rebotes, y el mejor asistente, Álvaro Frutos, también del Guadalajara Basket, que repartió 5 asistencias.

Los partidos

Gran Canaria no dio opciones a Daimiel

Gran Canaria se impuso a Autocares Rodríguez Daimiel (97-59) que no tuvo opción alguna ante un poderoso líder.

“Contundente derrota” del equipo daimieleño ante el filial del Gran Canaria, en un partido que los manchegos perdían por 36 al descanso, dice en su crónica Lanza Diario de La Mancha.

Después de encadenar dos triunfos consecutivos, CB Daimiel llegaba a la cancha del “potente líder” con la intención de “competir y plantar cara”, pero los daimieleños “no tuvieron ninguna opción” ante el filial del Gran Canaria que “pisó el acelerador de inicio” y muy pronto tuvo el partido “casi sentenciado”.

Si en el primer cuarto Gran Canaria ganaba por un claro 27-13, en el segundo, con un parcial de 32-10, se amplió la diferencia que al descanso era de +36,

59-23, a favor de la cantera amarilla, un tanteo que “dejaba prácticamente imposible el triunfo para CB Daimiel”.

Más igualados fueron los tanteos de la segunda mitad del partido (parciales de 13-16 y 25-20), pero todo estaba hecho para un Gran Canaria que se llevó “con claridad la victoria” por 97-59 ante un cuadro daimieleño que sigue en la zona de descenso.

Gran Canaria vs Daimiel (Foto Daimiel)
CB DAIMIEL

Basket Quintanar sucumbió ante el Real Madrid

Basket Globalcaja Quintanar sucumbió en la cancha del Real Madrid (91-66) no en vano visitaba al segundo clasificado, que puso de manifiesto porque su lugar en la clasificación del Grupo B.

Desde el primer cuarto mandó el filial blanco, ante un equipo conquense “que no pudo luchar en ningún momento por el triunfo, dice en su crónica El deporte conquense.

El poderío ofensivo del Real Madrid le permitió llegar al final del primer cuarto con 12 puntos de ventaja (30-18), distancia que “ya fue insalvable” a pesar de sus intensos para los quintanareños, que se fueron al vestuario con 17 puntos en contra (50-33).

Tras el descanso, el partido estuvo más igualado, pero tampoco pudieron acortar la desventaja en el tercer cuarto, que acabó con 74-53 a favor del Madrid. En el último cuarto, el los de Mariano de Pablos sellaron la victoria con una diferencia de 25 puntos (91-66).

Tras la derrota, Quintanar pierde un puesto en la tabla y baja a la séptima posición.


Náutico firmó ante Pozuelo su décima victoria en casa

Náutico de Tenerife firmó ante CB Pozuelo Arrabe Asesores su décima victoria en casa (96-90), un trabajado triunfo del conjunto nauta que tuvo que remontar al equipo madrileño en la segunda mitad del partido.

Intratable sigue Náutico en su cancha, donde solo ha perdido un partido de 11. Lideraron el ataque de los santacruceros Mads Bonde, 23 puntos, y Samu Rodríguez, 16, en un duelo que no fue fácil porque hasta el descanso Pozuelo llevó la iniciativa.

Según la crónica del club nauta, Pozuelo sorprendió en el primer cuarto y es que los madrileños “tiraron de máxima efectividad, con especial acierto desde el tiro exterior” y La Marea “no encontraba soluciones, con desconexiones defensivas y pérdidas de balón en ataque que aprovechaban los de verde para marcar las primeras diferencias”, preocupante al final del primer cuarto (16-30).

El alto ritmo impuesto por Pozuelo en el primer cuarto no se repitió en el segundo, pero “siguieron jugando sus armas para mantener a los nautas a una cierta distancia”, liderados en ataque por Alberto Arias, y se marcharon al vestuario con 34-45 a su favor.

La mejor versión del Náutico tiende a aparecer tras el descanso. Y en esta ocasión, no fue diferente. Los de Santi Lucena sacaron su mejor baloncesto “para actuar como un vendaval que pasaba por encima del CB Pozuelo”.

Cinco minutos “pletóricos” fueron suficientes para reducir la ventaja, tomando por primera vez el mando del encuentro (51-48, parcial de 15-0). “Una línea ascendente desde la pintura y el tiro de tres para marcharse al pitido final del tercer cuarto con +3, 66-63”.

Pero “la emoción quedaba reservada hasta el final”. Reaccionó Pozuelo para ponerse uno arriba, pero dos triples consecutivos de Niang y Alberto Cabrera dieron tranquilidad a Náutico. Fue efímera porque los madrileños se “reconectaron con un acierto desde la pintura y un tiro libre para mantener la máxima igualdad”.

Entonces, llegó el repertorio de triples del equipo nauta que volvió a ponerse arriba (80-76, min 36.7). Con ambos equipos en bonus, cualquier falta era sinónimo de peligro. Finalmente, los de Santi Lucena marcaron el factor diferencial para firmar su décimo triunfo de la temporada en el Pabellón RCNT por 96-90.

Santi Lucena nos cuenta que el grupo cada semana “trabaja mejor y con más ilusión” por intentar conseguir una de las tres primeras plazas del Grupo B, que son las que dan derecho a jugar la fase de ascenso a LEB Plata.

Añade el técnico nauta que están sabiendo reponerse “a cualquier circunstancia” y señala, entre ellas, lesiones, enfermedades, rotaciones…

Subraya la juventud de los jugadores que se han incorporado esta temporada, para añadir que tienen “una dinámica de trabajo e ilusión excelentes”.

Subraya que los equipos en esta recta final de la temporada están “muy bien trabajados” e intentando “cumplir sus objetivos, con un juego muy intenso, rápidas transiciones y muy buenas defensas en muchos minutos de partidos”.

Santi Lucena espera que “nos respeten las lesiones” y seguir concentrados “en cada uno de los partidos” y “trabajando a buen nivel”.

El técnico nos hace llegar su felicitación a Zona de Básquet, por la implicación y el trabajo que lleva a cabo.

Náutico vs Pozuelo (Foto Náutico)
RC NÁUTICO TENERIFE

Rivas perdió ante un Alcobendas que sufrió para ganar

Uros de Rivas Bon Lar perdió ante un NCS Alcobendas (69-62) poco efectivo en la primera mitad del partido, pero que despertó en la segunda ajustando las defensas y poniendo en aprietos el ataque del equipo ripense para finalmente llevarse la victoria.

Partido de dos caras para Uros de Rivas Bon Lar “en el que desafortunadamente los minutos fundamentales llegaron en los perores momentos” del equipo, afirma en su crónica el club ripense.

Muy bien empezó Rivas. “Un alto grado de intensidad defensiva y el control del rebote maniataban al ataque local” y el equipo “encontraba buenas situaciones de anotación que resolvía con acierto”, señalan en su crónica los ripenses que al final del primer cuarto mandaban por 13 a 21 en el marcador.

Similar fue el segundo, con Rivas muy seguro en la cancha y aunque el talento local empezaba a dejarse notar, el equipo visitante “no se quedaba atrás y contestaba cada acción positiva” de Alcobendas “encontrando buenas soluciones ofensivas” para irse al vestuario con 32-43 a su favor.

Tras el descanso, Alcobendas “aumentó su rendimiento defensivo” y empezó “a poner en muchos problemas” al ataque de un Rivas que “no encontraba la forma de acercarse al aro local” bajando el ritmo anotador de la primera mitad.

Recortó Alcobendas y neutralizó la ventaja de Rivas, aunque éste no bajo los brazos, “aumentó su sacrificio en defensa” y consiguió llegar al final del tercer cuarto tres arriba (54-57).

En los últimos 10 minutos, Rivas solo anotó cinco puntos “y aunque su trabajo defensivo fue notable, no pudo más que ver con desesperación como se les escapaba un partido en el que habían trabajado mucho y bien en favor de un rival más templado en los momentos clave”.


Importante victoria de Guadalajara ante Aridane

Victoria importante de Lujisa Guadalajara Basket ante CB Aridane (87-71) en un buen partido de los morados que se disfrutó en la grada y en la cancha, con festival de triples incluido y es que anotaron 18 con un 54,5% de acierto.

Cinco puntos consecutivos de Álvaro Frutos inauguraron el partido, aunque mediado el periodo hubo empate a siete en el marcador. Intercambio de acciones y canastas y 21-19 para Guadalajara al final del primer cuarto.

El segundo comenzó con canasta canaria que empató a 21 puntos, pero en un parcial  espectacular (32-19) con un carrusel de triples, los de Marino Rodríguez se fueron al vestuario con 52-38, un tanteo, según la crónica del equipo alcarreño, que refleja la superioridad de los locales.

Más igualado fue el tanteo del tercer cuarto (parcial de 20-19), pero Guadalajara supo conservar la renta y llegó al final del periodo con un abultado 72-57 a su favor.

Parcial de 14-14 en el último cuarto -en el que debutaron los jugadores junior Wel Johnson y Valentín Orellana, que con dos minutos de juego pusieron al pabellón en pie-, pero el partido ya estaba sentenciado por el equipo alcarreño que se llevó la victoria por 87-71.

En declaraciones a Guada TV, Marino Rodríguez recuerda que Ariadne venía de ganar “partidos importantes y que allí perdimos”, y dice que esta semana “hemos recuperado a Craft” y que espera “recuperar pronto a Alfio Niello” y “tener la plantilla completa para afrontar los nueve partidos que quedan”.

Después de lo que ha pasado, señala el técnico refiriéndose a las lesiones que han tenido, “nos hemos olvidado un poco de mirar para arriba. Vamos partido a partido” y ahora toca pensar en Quintanar, el próximo rival.

Marino Rodríguez se refiere también a la salida del equipo de Stefan Radosavljevic, “el único interior que teníamos” que ha tenido una oferta y se marcha a Plasencia (LEB Plata). “Uno menos”, afirma y añade que se va a estudiar “si podemos traer alguno y si no, tiraremos con lo que somos, que hoy han demostrado que están al 200 por ciento”.

Guadalajara vs Aridane (Foto Guadalajara)
GUADALAJARA BASKET

Estudiantes se llevó un sufrido triunfo ante Conejero

El dominio del rebote fue clave en la victoria de Movistar Estudiantes ante Aloe Plus Lanzarote Conejero (50-54), un partido en el que el equipo colegial fue de menos a más sellando la duodécima victoria en un final de infarto.
Un total de 42 rebotes capturó Estudiantes, 14 más que Conejero (28), al que además condenaron sus 15 pérdidas de balón.

En ausencia de Federico Toledo, dirigió a Lanzarote Conejero el técnico Manolo Hussein.

Mucho le costó entrar en el partido a Estudiantes inauguró su casillero con dos de Dovydas Giedraitis (8-2) pasado el minuto ocho del primer cuarto, aunque tampoco estuvo mucho más acertado el equipo insular, por lo que al final del periodo el marcador señalaba un escaso 8-4.

Mejor salieron los de Javi Zamora en el segundo. Pero pese a que Alex Tamayo anotó en el primer minuto (8-6), seguían sin ver aro (17-7, min. 14). Ajustaron las defensas, apretaron en ataque y con dos de Andry Grytsak y cuatro puntos seguidos de Diego Alderete recortaron distancia y se pusieron a uno (18-17, min. 17).

Sumó algunos puntos Lanzarote Conejero hasta que un triple de Tamayo a falta de un minuto y otro de Dovy con 20 segundos por jugar subieron un 26-23 al marcador y un 27-23 al descanso.
Al regreso del vestuario, subió el ritmo y la intensidad y con una bandeja de Andry y dos más de Adams Sola el Estu empató a 27 y mediado el tercer cuarto con un triple se puso arriba (29-32) por primera vez en el partido. El resto, ligera ventaja de uno u otro hasta llegar al final del periodo con 38-36 a favor de Conejero.

Diez minutos por delante y partido abierto que auguraba un final apretado. Sequía anotadora y empate a 41 (min. 34). Estudiantes apretó los dientes y sujetó los nervios, lo que se concretó en un toma y daca entre Adams y Andry (41-45, min. 35.5), pero Conejero respondió con un triple y se puso primero a uno (44-45, min.36) y después uno arriba (48-47, min. 38).

Poco más de un minuto para el final, triple de Alderete (48-50)… empate de Conejero a 50… triple colegial (50-53)… nervios, fallos, faltas y final del partido con victoria de Movistar Estudiantes por 50 a 54.
Una victoria, la número 12, que sitúa a Estudiantes sexto en la clasificación del Grupo B empatado a resultados con Guadalajara Basket.

Fue la segunda en tres días del filial de Movistar Estudiantes, que el miércoles se impuso en el Magariños a uno de los grandes de la competición, NCS Alcobendas.


Un mal último cuarto condenó a Zentro ante Estudio

Un mal último cuarto condenó a Zentro Basket Madrid ante Estudio (99-100), en un partido de abultado tanteo en el que los locales fueron por delante en el marcador los tres primeros cuartos.

En su análisis, el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, dice que pese a que no se llevaron la victoria, “logramos recuperar buenas sensaciones de ritmo” y “volvimos a tener un poco más de acierto, sobre todo en algunos tiros exteriores”, aunque “seguimos por debajo del que deberíamos tener en tiros más cercanos al aro y desde la línea de Tiro Libre”, y eso “nos resta”.

Un partido que ambos “planteamos a muchos posesiones, a mucho ritmo, a correr lo más rápido posible desde el rebote defensivo para buscar situaciones de superioridad” y eso hizo que la anotación fuera muy alta, añade.

Comenzó el partido con un Jorge Alonso “tremendamente acertado” con siete puntos consecutivos y con “un excelente” papel en defensa, pero Zentro no conseguía tapar “sus rápidas transiciones ni con falta ni con tapón”, explica el técnico, quien añade que Estudio “nos cobraba canastas sencillas después de nuestro ataque más trabajado”.

Cuando Zentro logró cerrar un poco más el aro, se marchó en el marcador: 29-24, al final del primer cuarto, y tras un parcial de 29-25, 58-49 al descanso, “una pequeña brecha de nueve puntos”.

Estudio recuperó el ritmo a la vuelta del vestuario y “nosotros perdimos un poco en anotación”, con lo que el rival volvió a recortar distancia, 83-76 al final del tercer cuarto, y en el último, “las defensas fueron protagonistas sobre el ritmo”, subraya Molina.

Estudio “iba con problemas de faltas en los interiores”, con 4, Gabriel Rodríguez y Roi Álvarez, lo que le obligaba a jugar solo con uno de ellos, “aunque llevando a Santi Silva al 4, nos hacían mucho daño”, porque éste y Edu Gómez, “mediante el rebote ofensivo o en acciones de 1c1 conseguían anotar”.

Dani Molina sigue reflexionando sobre el partido y explica que con algo menos de cuatro minutos por jugar, Estudio se pone a dos, pero Zentro consigue mantenerse arriba la mayor parte de este tiempo, recuperando un poco la ventaja con “un triplazo desde cabecera de Pavle Titic”.

Últimos segundos de juego y Zentro uno arriba. Estudio pide tiempo muerto para anotar. “No sale bien nuestra defensa; Juan Llorente consigue el balón en cabecera y ataca 1c1 con su mano derecha. No somos capaces de detenerle y aunque no le salta ayuda alguna, consigue una canasta completamente libre debajo del aro, una bandeja, y se ponen 1 arriba, 99-100”.

Quedan 3.3 segundos y Zentro pide TM. “Pintamos jugada y Estudio defiende francamente bien y nos come la bola. Ponemos el balón en juego, pero no sacamos acción de falta ni de canasta”, concluye Dani, “y eso es todo”.

Ahora, toca pensar en el siguiente. “Viajamos a Gran Canaria con la ilusión de poder competir contra un equipazo que está por encima de la categoría”. Dani Molina destaca el “trabajazo” tanto defensivo como ofensivo de Héctor Oceja; la muy buena la dirección de Pavle Titic, y el trabajo de Jorge Alonso y Guillermo Bastante, tanto en anotación como en defensa y ayuda en el rebote.

En Estudio, Edu Gómez, muy bien en el 1c1; Llorente, como siempre,  “desequilibrante y anotador, y Santi Silva, muy bien en el rebote ofensivo en segundas opciones y acompañando”.

También habla sobre el partido el entrenador de Estudio. Borja González de Mendoza, quien explica que en la primera parte un Zentro muy acertado por fuera “nos domina el rebote claramente”, con ventajas de 12 puntos y “hasta de 14 alguna vez”.

Más igualado en rebote fue el tercer cuarto, añade Borja, aunque “nuestras pérdidas mantienen su ventaja”, y el último fue “el mejor nuestro, en defensa y corriendo fácil”.

Se refiere el técnico al último minuto de juego, al que Estudio llega tres arriba y posesión. Zentro se pone +1 “por fallos en tiros libres”, y a falta de 3 segundos anota Juan Llorente para ganar.

“Ganamos porque su defensa es muy floja y atacando el aro nos forramos”, concluye Borja.


Liceo se impuso a Casvi en la prórroga

Novum Energy Liceo Francés ganó por 67-61 un Eurocolegio Casvi lastrado por las 25 pérdidas de balón y la falta de rebote, en un partido muy igualado que se fue a la prórroga.

En su crónica, Villaviciosa Digital afirma que Casvi “compitió en un encuentro contra uno de sus rivales directos para evitar el descenso”, y añade que los de José Antonio Sánchez fueron mejores en el segundo y cuarto periodo, “lo que les permitió forzar la prórroga”.

Salió más centrado Liceo y siempre por delante en el marcador llegó al final del primer cuarto con 14-10 a su favor.

En el segundo Casvi “metió una marcha más” (11-20 de parcial) y aunque el dominio del rebote era de Liceo, al descanso el marcador reflejó “un esperanzador” 25-30 para los de Villaviciosa de Odón.

Tras el paso por vestuarios, Casvi se relajó y perdió varios balones, lo que “facilitó el ataque local”. Liceo firmó un parcial de 21-12, “echando por tierra el trabajo de Casvi en el segundo cuarto”.

En el último asalto, “las imprecisiones se apoderaron de ambos conjuntos”, pero José Antonio Sánchez “insufló energía a sus pupilos” y en un final de infarto remontaron la desventaja y empataron a 56 forzando la prórroga.

En el tiempo añadido, Liceo aprovechó “su mayor frescura y fortaleza reboteadora” para llevarse por 67-61 un partido “que pudo ganar cualquiera”.

Un partido que enfrentó a dos equipos en la parte baja de la tabla “con bastante presión por el tema de la clasificación”, dice el entrenador de Estudio, Jorge Lorenzo, “con muchos fallos, bastantes imprecisiones, errores en canastas fáciles y un resultado muy bajo” porque hubo “muchas pérdidas por parte de los dos equipos”.

Un partido en el que “las defensas se impusiera a los ataques”, agrega Jorge, en el que Casvi estuvo prácticamente todo el tiempo en zona. Empezó defendiendo en individual, pero “a raíz de la lesión de uno de sus jugadores más determinantes (Matthew Dahlen) se puso en zona y así estuvo 20/25 minutos”.

“Nosotros atascados… nos costaba atacar la zona, pero sí teníamos opciones de rebote ofensivo y conseguíamos puntos”, dice Jorge Lorenzo, quien insiste en la igualdad de un partido que se fue a la prórroga.

En el tiempo añadido, parcial de 11-5, “estuvimos un poco más acertados. Nos fuimos muy rápido de 5 o 6 con un triple y una canasta seguidas y mantuvimos la ventaja en el marcador”.

Destaca Lorenzo a nivel negativo la lesión de Matthew Dahlen, “un jugador muy importante” para Casvi, y también, en una entrada, la de Andrés Rico, de Liceo. “Veremos cuál es la gravedad de ambas lesiones, porque son dos jugadores muy importantes para sus equipos”, concluye.


Pendiente J20

Estudiantes ganó a Alcobendas desde la defensa

El trabajo colectivo en defensa fue el protagonista de la victoria de Movistar Estudiantes ante NCS Alcobendas (58-53) en un partido correspondiente a la Jornada 20 con los colegiales siempre por delante en el marcador, aunque al final hubo apuros para sellar el triunfo.
Y es que Alcobendas que mediado el último cuarto había empatado a 47 puntos, se puso a 2, 54-52, a falta de 30 segundos… de ahí al final del partido, errores, faltas, tiros libres, más faltas, pero sobre todo muchos nervios hasta el sonido de la bocina que marcó el final con 58-53 para Estudiantes.

Dejar en 53 puntos a un equipo que anota una media de 80.6 por partido fue el mérito de un Estudiantes en el que brilló especialmente Diego Alderete, 19 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia, 7 faltas recibidas y 31 de valoración, arropado por Dovydas Giedraitis (18 puntos).

Y todo el mismo día que pasaba por el quirófano tras una lesión su hermano Héctor, el aún junior del filial de Movistar Estudiantes.

Estudiantes arrancó con solvencia acertado debajo debajo de la canasta, aunque no por fuera, ante un Alcobendas falto de puntería al que le costaba ver aro y que tras diez minutos a remolque llegó al final del primer cuarto a 12 (21-9).

Anotó Alderete de dos para inaugurar el segundo cuarto (25-9, min. 13) y siguió sumando el equipo colegial con todos aportando (30-13, min. 16), para llegar al descanso con 31-16 arriba.

Apretó Alcobendas al regreso del vestuario y con un parcial de 0-5 al comienzo del tercer cuarto recortó distancia y se acercó a 10, 31-21. Tiempo muerto de Javier Zamora para evitar una remontada que se veía venir y vuelta al parqué. Apareció el acierto de Alcobendas y con dos triples casi consecutivos y poco más de un minuto por jugar, se puso a tres (40-37) y a dos (42-40) a falta de 12 segundos, pero de nuevo una canasta del acertado Alderete casi sobre la bocina y final del periodo con 44-40 para los del Ramiro.

Igualado en anotación fue el último cuarto (14-13), pero el Estu no dejó de pelear para llevarse un partido que había encarrilado en la primera mitad. Con seis minutos por jugar y en un visto y no visto Alcobendas igualó el marcador con empate a 44 puntos. El resto fue un intercambio de golpes, un tira y afloja entre dos contendientes en busca de la victoria.

Segundo empate del partido, a 47 mediado el periodo, y triple de Diego Alderete cuando más falta hacía (52-47, min. 37). Con dos de Dovy, Estudiantes entró en el último minuto del cuarto cinco arriba (54-49), pero a falta de 20 segundos Alcobendas se acercó a dos, 54-52.

Templaron los nervios los del Ramiro pese algunos fallos y tras un triple a la desesperada de Alcobendas que no entró, acabaron sellando la victoria por 58-53, un merecido premio a la defensa colegial.


Autora: @lopezrosa
Anuncios