La temporada pasada os hablamos de los NCAA Non-DI que habían empezado la temporada en la G-League, un sector de la NCAA que nos gusta vigilar en la medida de nuestras posibilidades, como hacemos cada verano con varios scoutings. Tras traeros hace unos días los descartes de la G-League, hablamos ahora de los Non-DI que han conseguido entrar en la G-League 18/19, donde hay varios conocidos que ya os acercamos este verano:

Todd Withers
1996 / 203 cm
Grand Rapids Drive

En verano apostamos por él y lo definíamos así “combo forward de brazos largos y buen físico, con capacidad de salto y explosivo, que en DII ha jugado de ‘cuatro’, pero quién sabe, si sueña con llegar a la NBA, que no pueda reconvertirse al ‘tres’. Gran tirador de tres en estático y abriéndose en el pick and pop (40% con 2.3 triples por partido), juega bien las continuaciones, aporta mucho en el rebote con su salto y es versátil. Un jugador de equipo, con una media de puntos no muy alta porque su equipo era muy coral; debe mejorar los fundamentos con balón para crear, pero está claro que tiene mucho potencial” y del que ya decíamos que olía G-League, como ha sido, por su buena consideración en EEUU, consiguiendo su hueco a través de los tryouts del equipo. Por ahora, es solo rotación al final.


Emanuel Terry
1995 / 206 cm
Canton Charge

Su último año Sénior poderoso le hacía sonar mucho, de hecho lo definíamos en uno de nuestros scoutings y su buen hacer en la Summer League de la NBA hizo que Cleveland Caveliers le hiciera un contrato y lo situara en Canton bajo su radar, donde cumple con minutos (20 mi, 8 pt, 7 re en 3 partidos).


Taren Sullivan
1995 / 198 cm
Stockton Kings

Consiguió que Sacramento Kings lo firmara para su training camp, pero duró solo dos días, no quisieron desprenderse de él y lo situaron en su filial, donde no está teniendo excesivo protagonismo (15 mi, 4 pt, 3 re). También estaba en nuestro scouting, donde decíamos que era un “combo forward con la capacidad para abrirse a lanzar desde fuera, atacar el aro con muy buen 1×1, jugar sin balón o llevar al poste a rivales inferiores físicamente, todo ello regado con buena visión de juego”.


Justin Reyes
1995 / 193 cm
Salt Lake City Stars

Potencia personificada, es el cuarto jugador que salía en nuestro scouting, en el que comentábamos lo siguiente: “Con un cuerpo de escándalo para solo 193 cm, ha jugado de ‘cuatro’ en su uni. Aúna un físico potente, un primer paso tremendo y unos muelles de alta dimensión, y es un buen finalizador que sabe postear con su juego de pies o anotar desde la media distancia. Letal a juego abierto, en defensa es un martirio y tiene buena habilidad para taponar. Lo mejor es que sabe que su futuro pasa por reciclarse a exterior, como él mismo ha declarado; cada vez lo intenta más desde el triple, y trabaja su manejo de balón para no ser solo potencia”. Entró en G-League a través del Draft (nº 28, 2ª ronda) y consiguió hacerse un hueco, aunque no tiene muchos minutos.


Haywood Highsmith
201 cm
Delaware Blue Coats

Se quedó a un paso de entrar en la lista de 12 de nuestro scouting DII, aunque que sí lo nombramos. Con unas medias espectaculares (22 pt – 12 re) en su último año, con un físico liviano pero fibroso, muelles e instinto para el rebote, Highsmith entró a través de tryout en la G-League y es una de las sorpresas agradables: titular, 3 partidos y promedios de 32 minutos, 14 puntos y 6 rebotes. Un jugador cuya cotización sube como la espuma.


Gerard Tarin
1996 / 206 cm
Sioux Falls Skyforce

Uno de los jugadores que no estaba bajo nuestro radar pero que ha logrado saltar a la G-League a través de los tryout. Se formó en Salem (junto al español Nacho Rodríguez) y luego en Nova SE, donde exhibió sus cualidades atléticas, envergadura y juego por encima de aro. Ahora juega en la filial de la NBA con actuaciones discretas hasta ahora.


Ismaila Kane
1995 / 206 cm
Memphis Hustle

El senegalés es uno de esos jugadores escondidos, de los que no se sabe mucho y que se ve en cuentagotas. Una combinación de movilidad, envergadura y potencial que habrá que ver hasta dónde llega. Presentando al Draft tras un año de JUCO en Atlanta Metropolitan (14.3 pt, 11.5 re, 1.7 ta), se ganó una invitación al summer camp de la G-League Player Invitational. Hasta ahora solo dos minutos en un partido. Una perla por pulir.

Anuncios