Hace aproximadamente un año charlábamos con nuestro protagonista de hoy, un Manu Santos que cogía el testigo de Miguel Ángel Hoyo (del que era Ayudante) para guiar a un Xuven Cambados que, a la postre, terminaría rozando el ascenso directo, aunque finalmente quedaría apeado a las primeras de cambio en los Playoffs. En aquella entrevista, Santos (Vilagarcía de Arousa, 1980) nos contaba cómo afrontaba el curso al mando del cuadro cambadés y qué esperaba de alguno de sus rivales. Un año después vuelve a compartir con nosotros la visión sobre “su” equipo y sobre los conjuntos más interesantes de la categoría, pero hay una notable diferencia: ya no sigue al frente del equipo amarillo.

Hablamos con él, entre otras cosas, sobre su no continuidad en Xuven, sobre su futuro (sigue sin equipo) y sobre el salto a Oro de varios de sus ex jugadores y compañeros del CT.

Zona de Básquet – Tras una temporada en la que Xuven fue un equipo a seguir, su entrenador Manu Santos se encuentra hoy sin equipo. ¿Cuáles son las causas?

Manu Santos – Mi idea era seguir en el Xuven, seguir con el mismo cuerpo técnico y con la misma línea de trabajo, pero el club tenía otra idea. Quería seguir con el cuerpo técnico que teníamos porque creo que hacíamos un trabajo de calidad y estaba muy a gusto en el día a día con ellos, pero la idea del club era recortar económicamente ahí, entre otros apartados. La propuesta que me hicieron en ese sentido no me convenció, y al disentir en el aspecto clave, decidí no seguir. Por otra parte, sólo Manu Felpeto, Director Deportivo, mostró interés real en que yo siguiese, pero me comentó que él probablemente no podría seguir durante la temporada por motivos laborales y personales. Creo que desde el club ya se tenía otra idea de cara a esta temporada.

ZdB – ¿No has recibido ninguna oferta que te motive?

MS – Por primera vez contacté con un agente para sondear posibilidades, pero lo cierto es que las que he tenido no han hecho que me decida por ninguna de ellas.

ZdB – En una entrevista que hacíamos el año pasado nos contabas que habías valorado seriamente la posibilidad de irte de segundo de Hoyo a Dinamarca. ¿Estudias hoy esa opción de salir al extranjero? ¿En qué condiciones?

MS – No la descarto si las condiciones son buenas y serias tanto en lo deportivo como en lo económico y profesional. Vengo de un año de retrasos de varios meses en los pagos, las cantidades que se pagan no son grandes, y a través de colegas entrenadores te enteras de situaciones de impagos, incumplimientos, problemas deportivos, etc., tanto en España como en el extranjero.

ZdB – Cuando salió la noticia de tu no continuidad se habló de cierta disparidad de criterios en cuanto al proyecto de este año. Transcurrido el verano, ¿podrías contarnos algo más?

MS – Bueno, como os decía antes la principal discrepancia era la relativa al cuerpo técnico. Me hubiese gustado que siguiésemos trabajando como la temporada anterior, porque creo en esa forma de trabajar en equipo y en las personas que lo componíamos, y la propuesta del club era la opuesta debido a motivos económicos. Como te decía, mi impresión es que su idea era otra. A mayores, el Delegado y el Director Deportivo me comentaron también que posiblemente no seguirían y fue otro factor importante.

ZdB – Echamos un vistazo a la temporada pasada y ¿que vé Manu Santos? ¿Una Liga Regular por encima de las expectativas iniciales y un playoff “decepcionante” en la comparación?

MS – Bueno, no suelo evaluar a los equipos por sus resultados, pero entiendo a qué os referís. Durante la temporada crecimos mucho tanto individual como colectivamente, creo que mostramos un gran nivel de juego durante varias partes de la temporada regular, y los resultados nos acompañaron consiguiendo el segundo puesto. La lucha por el primer puesto durante gran parte de la segunda vuelta nos pasó factura física, pero sobre todo anímicamente, y llegamos a los Playoffs en un momento complicado para nosotros. Se complicó todavía más con la marcha por motivos laborales de Brantley Osborne y con la lesión en una rodilla de Charles Nkaloulou en el segundo partido de la serie. Además, en frente nos encontramos a un gran Morón, en dinámica ascendente y que con la incorporación de Manssour Kasse en el tramo final de la LR ganó en calidad, presencia física y carácter competitivo. Fueron justos ganadores de la serie.

ZdB -¿Qué factores explican una y otra situación?

MS – Creo que el factor psicológico fue clave. Estuvimos más de diez jornadas “persiguiendo” al líder, con un nivel de exigencia y desgaste muy importante. Cuando perdimos nuestras opciones en las últimas jornadas el equipo notó ese sobreesfuerzo, especialmente a nivel mental. No conseguimos recuperarnos por completo, aunque competimos en todos los partidos de la serie y a punto estuvimos de llevarnos uno en Morón.

ZdB -¿Cómo ves al Xuven de este año?

MS – Creo que han configurado una gran plantilla, una buena mezcla, con jugadores más veteranos, extranjeros con experiencia internacional y mucha calidad y varios nacionales con experiencia en la liga. Creo que si los fichajes extranjeros se adaptan bien y les respetan las lesiones estarán en puestos de playoffs, tras el grupo de “favoritos”.

ZdB -¿Y la liga? Hay bastantes equipos ya avanzados para ir haciéndose una idea, ¿o no?

MS – Bueno, podemos hablar de plantillas, luego el juego pondrá a cada uno en su lugar…A priori parece que hay tres equipos que están conformando las mejores plantillas de la liga, fichando a jugadores destacados de LEB Plata e incluso fichajes de renombre desde la LEB Oro. Estos tres equipos son Covirán Granada, HLA Lucentum y Aceitunas Fragata Morón. Los dos primeros siguen en la línea de la temporada pasada, configurando plantillas de muchísima calidad en busca del ascenso, y Morón se está subiendo a ese carro también. Navarra, Xuven y Óbila han configurado muy buenas plantillas también, con jugadores contrastados y de calidad y entrenadores con experiencia, y puede que conformen el grupo de “perseguidores”.

Agustinos, L’Hospitalet, Zamora y Albacete, superada su primera temporada en Plata, tratarán de consolidar sus proyectos. A partir de aquí, seis equipos nuevos en la competición, desde Fundación 5+11 con filosofía de equipo formador de jóvenes a otros equipos que han conseguido el ascenso en la cancha desde la Liga EBA. Canoe, Martorell, Plasencia, Myrtia y La Roda también están configurando plantillas muy interesantes y competitivas, con algún fichaje de renombre. Para estos equipos será un año de adaptación, de modo que cuanto antes consigan adaptarse mejor podrán responder. Por último, la duda de Zornotza y Marín Peixegalego, que han sido equipos muy importantes en la liga en las últimas temporadas, y cuya situación es una incógnita.

ZdB – Hablamos ahora de tus jugadores de la temporada pasada. Tres de ellos dan el salto a Oro: Nkaloulou, Erik Quintela y Juan Rubio. ¿Qué pueden esperar sus equipos de ellos, jugadores dos de ellos consolidados en Plata pero desconocidos en Oro y el tercero una promesa que quema etapas?

MS – Creo que son tres jugadores que pueden dar un buen nivel en LEB Oro, los dos primeros con varias temporadas de experiencia en Plata, llegan a Oro en un momento de madurez y de juego que les da confianza. Son ambos unos trabajadores incansables y jugadores que “hacen equipo”.

Charles es un jugador con mucho talento para el tiro, tanto de dos como de tres puntos, además ha mejorado a nivel defensivo, y tiene gran capacidad física para el rebote y la intimidación. Ha mejorado su juego de cara sobre el bote, ganando opciones de amenaza ante defensas agresivas.

Erik por su parte, llega a Oro en su mejor momento, tanto a nivel de comprensión del juego como a nivel de confianza ofensiva, habiendo mejorado mucho su tiro. Es un jugador muy agresivo, vertical, que genera ventajas para él y sus compañeros, y como decía, ha mejorado en las lecturas de juego y partido. En defensa tiene un talento natural para el robo, y además ha ganado consistencia defensiva.

Juan Rubio es un jugador con gran capacidad física, muy potente y agresivo en ataque. Tiene capacidad para el tiro de tres, sobre todo a balón doblado, pero también tras bote o saliendo de bloqueos. En defensa ayuda en rebote, y tiene capacidad y versatilidad para defender, pero le falta ganar consistencia en distintas situaciones defensivas. Este año le vendrá muy bien para seguir madurando y ganando experiencia.

Espero que los tres puedan adaptarse a la nueva competición y al estilo de juego de sus nuevos equipos y que sigan evolucionando como jugadores.

ZdB – Otro jugador dio el paso el año pasado, Sergi Quintela y tras una buena pretemporada, dio muestras de su nivel pero quizás le faltó regularidad, minutos, ¿qué crees tú?

MS – Creo que tiene nivel para poder jugar en LEB Oro, pero conseguir minutos en una plantilla como la del Breogán no es tarea fácil. Sergi es un jugador con muchísimo talento ofensivo, potente, agresivo en el juego y con mucho carácter. Se siente más cómodo en juego rápido, con transiciones y juego a toda pista, dónde muestra sus mejores virtudes, pero todavía es joven y con margen de mejora en muchos aspectos del juego. Estoy convencido de que entrenando a ese nivel de competitividad seguirá mejorando y tendrá cada vez más importancia en el juego.

ZdB – También tu cuerpo técnico está en el punto de mira de la LEB Oro y Pablo Abuín da el salto a Breogán.

MS – Pues sí, son excelentes personas y profesionales, así que se lo merecen. Como os decía antes, el año pasado trabajamos mucho y muy bien, de ahí que mi intención fuese que pudiésemos seguir trabajando juntos. Además, hicimos un grupo de trabajo con una excelente relación, lo que hacía que el trabajo diario fuese una maravilla. Pablo es un gran entrenador, de Lugo, y breoganista de corazón, así que creo que es el destino ideal para él. Lo disfrutará como nadie y lo hará muy bien.

ZdB – Por último, es que hasta el Preparador Físico Álvaro de Pedro se va a Oro, ¿qué tiene para que todo un Melilla se fije en él?

MS – Álvaro es un estudioso de la preparación física, un excelente preparador y un profesional meticuloso, concienzudo e implicado. Ha ido estudiando y mejorando sus conocimientos sobre el baloncesto como deporte de equipo a nivel físico, y las últimas temporadas ha hecho un trabajo excelente. Seguirá en esa línea en Melilla, y estoy convencido de que tendrá oportunidades más arriba.

 

Anuncios