Llega al Unión Financiera Baloncesto Oviedo el americano Drew Maynard para, a priori, cerrar la plantilla carbayona. Faltos de un interior que complementara a Kenan Karahodžić, aterriza en Pumarín un jugador que puede ser un contrapunto al bosnio por las diferentes condiciones y prestaciones que ofrecen uno y otro.

Drew Maynard (Lake Orion, MI / 1989 / 201 cm / 108 kg) se formó en la NCAA, pasando allí por diferentes equipos. Empezó en Oakland (DI), donde tuvo buenos números pero fue suspendido indefinidamente; pasó posteriormente a DII, (Valdosta St), aunque finalmente disputaría su último año Sénior en la NAIA (Rochester College), donde promedió 16.7pt, 8.1re.

Su primera aventura profesional (13/14) fue en Grecia (Trikalla), aunque no cuajaría en el try-out, por lo que no llegó a debutar; donde sí lo hizo fue en la Segunda División alemana (ProA), con un Magdeburg en el que tuvo un rol discreto de segunda unidad. Su siguiente destino fue Dinamarca (en el débil Værløse), donde cobró mayor protagonismo (25.6pt, 9.8re). En la 15/16 se convertía en el refuerzo estrella, con la temporada empezada, del Hørsholm del coach español Rafa Monclova, siendo un puntal muy importante para el equipo (17.9pt, 5.6re). Su buena temporada hizo que se fuera a Brasil (Minas), cuajando un buen curso e integrando el All-Star brasileño junto a otros jugadores de su equipo como Fuzaro o Rodgers. Allí promedió 14.1pt y 7.7re en una temporada en la que se ausentó durante dos semanas por un problema cardíaco de arritmias, cuya falta de secuelas demostró en la segunda vuelta de la NBB haciendo de nuevo gala de su poderío.

Sus mejores acciones con Hørsholm (15/16)

Maynard es un ‘cuatro’ diferente al perfil de ala-pívot shooter que tenía habitualmente el OCB en sus filas (Windler, Jesperson o Neighbour). Estamos hablando de un jugador potente, sin miedo a ser ‘cinco’ si hace falta (como fue en sus inicios), y que progresivamente se ha ido alejando del aro a medida que incrementaba sus recursos en facetas como el tiro exterior. Jugador de garra, luchador, siempre produce y va bien al rebote; es duro en defensa y, sin ser el típico jugador elegante en sus acciones, no está exento de movimientos en el poste y puede abrirse para lanzar. Buen corredor del carril central en las transiciones, es también un buen finalizador cerca del aro en forma de mates. Limitado en centímetros, puede sufrir ante rivales más intimidatorios, y habrá que observarle en defensa si sufre al exigirle en desplazamientos muy largos. Sin tener unos fundamentos ofensivos de libro, debe minimizar las pérdidas, adaptarse al rol de equipo y perder de vista sus números particulares, además de adaptarse a la competición y al arbitraje de la LEB Oro.

La visión de Rafa Monclova, ex entrenador de Maynard en Hørsholm (15/16)

Maynard llega a España, donde competirá contra su excompañero Yates (Clavijo). Un jugador diferente, que puede hacer varias cosas, que aportará defensa, rebote y carácter, además de otros registros en ataque, pero que a cambio deberá demostrar que puede entrar en el juego coral que suele proponer Marco, y que tiene un sitio en esta competición. Drew es un jugador con personalidad, carácter y muy competitivo.

Es un 4 físicamente muy potente capaz de abrir el campo, ya que posee un rango de tiro elevado. Listo para sacar ventaja en el poste bajo ante defensores físicamente inferiores a él.

Jugador que ayuda en el rebote en ambos aros, especialmente en defensivos. Generará muchas ventajas en juegos de “Pick and Pop”.

Tengo especial interés en verlo competir en España y seguir su adaptación.

Anuncios