La Resolución del CSD del viernes 1 de septiembre por la que se estimaba el recurso de Chantada y se reconocía su derecho a inscribirse en la Conferencia A ponía, como escribíamos el lunes, la pelota en el tejado de la FEB, obligada a reorganizar una competición cuyo arranque está previsto para dentro de un mes. Aunque en sus alegaciones al CSD la Federación había señalado que la inscripción de Chantada supondría la exclusión de Zarautz, manteniéndose así la estructura de dos grupos de 14 equipos, la solución aprobada por la Comisión Delegada no ha sido esa, sino la de ampliar la Conferencia A en cuatro equipos, para formar dos grupos de 16, lo que da lugar a tres vacantes nuevas más la plaza para Chantada. El plazo para solicitarlas finalizará el próximo martes.

Ofrece así la Federación una salida, por la puerta trasera, al resto de clubes (salvo Estela) cuyas pretensiones habían sido inadmitidas o desestimadas por el CSD, todos ellos procedentes de Comunidades Autónomas englobadas en esta Conferencia A de la EBA: en primer lugar, se abre la posibilidad a Zornotza y Marín de seguir compitiendo, aunque sea una categoría por debajo de la que les corresponde; en segundo lugar, se le haría sitio a Venta de Baños, al que en un inicio se había comunicado la inscripción, denegándose posteriormente tras un recurso presentado por Zarautz; finalmente, se puede cambiar a La Flecha desde el Grupo AB al AA, en el que tienen derecho a estar, reduciendo sus gastos de desplazamiento.

También Zarautz se ve beneficiado, no sólo porque no se cumple la amenaza de la FEB de dejarles fuera, sino porque en aplicación estricta de la normativa, su sitio habría estado en el subgrupo AB, con los equipos gallegos, y no en el AA con los vascos. Esto es así porque aunque los dos subgrupos están organizados geográficamente, siendo el AA para los más orientales y el AB para los más occidentales, los equipos que mantuvieron la categoría en la pista tienen derecho a pedir el cambio de grupo ocupando la plaza de aquellos que se salvaron de forma administrativa. Este sería el caso de La Flecha y Zarautz, que podría llevar a los zarautztarras a tener que desplazarse cada quince días hasta el otro extremo de la cornisa cantábrica.

El evidente beneficio para los clubes mencionados tiene su contrapunto en el perjucio que el supone el incremento de costes de desplazamiento para una Conferencia A plagada de clubes modestos que hacen grandes esfuerzos para cuadrar presupuestos, competir y fomentar el baloncesto de base.

Tampoco podemos ignorar que la solución adoptada genera nuevos interrogantes. El primero es que está por ver si Zornotza y Marín se conformarán con este arreglo tras haber sido excluidos de la LEB Plata o continuarán por la vía judicial para revertir su situación. En segundo lugar, habrá que encajar cuatro fechas más en un calendario muy ajustado para una liga amateur en la que abundan los jugadores con obligaciones profesionales y en la que no se juegan jornadas entre semana ni en Navidades o Semana Santa, y que tampoco puede empezar mucho antes de lo previsto.

Anuncios