Los Juegos de los Pequeños Estados de Europa son un evento multideportivo bienal que se inició en el año 1985. De ellos pueden formar parte aquellos países europeos con una población menor de un millón de habitantes y con Comité Olímpico propio. Los países que cumplen estos requisitos actualmente son: Andorra, Chipre, Islandia, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Montenegro y San Marino. Este año se celebra la XVII edición en San Marino y en el torneo de baloncesto hay hasta seis selecciones luchando por llevarse las medallas, alguna de ellas con conocidos del baloncesto español.

Luxemburgo tendrá varios clásicos como referentes: el combo guard Schumacher, el potente combo forward nacionalizado Denell Stephens, o Axel Laurent, ala-pívot anotador de 197cm. Solo un único jugador juega en el extranjero, concretamente en Alemania (ProA), hablamos del joven Thomas Gruen (1995, 196cm); el equipo lo completa la pléyade habitual: Kalmes, Arbaut, Birenbaum

Andorra cuenta con dos jugadores ACB en sus filas, con David Eudal (entrenador ayudante de Morabanc Andorra) como seleccionador absoluto; se una a la expedición que estará en San Marino el fisioterapeuta David de Toro (fisio del equipo ACB). El clásico David Navarro (4 años ya en Andorra, por lo que ya puede formar parte de la selección) huele a favorito a mejor jugador de la competición; junto con Guillem Colom, serán claves en el equipo, cuidado con ellos. Sin duda, los jugadores EBA del Andorra B tendrán su cuota de protagonismo: Cinto Gabriel, el jovencísimo Hugo Schneider, Oriol Fernández y Felipe de Oliveira.

Chipre cuenta con un interior nacionalizado con experiencia en Europa (Anthony King) como bastión interior, unida al bloque local donde destacan el combo guard Michal Simon, del campeón chipriota Keravnos, el fornido NCAA Roberto Mantovani (Robert Morris), o los veteranos de siempre como Panteli, Sizopoulos Koronides.

Islandia es una de las grandes favoritas; tras el éxito de la U20 en el Europeo B del pasado verano, se atreven a enviar un a plantilla donde el jugador más veterano tiene 26 años (Ólafur Ólafsson, destacado en la liga islandesa). Con varios NCAA de calidad, la dupla Jon Axel Gudmundsson (Davidson) y Kari Jonsson (Drexel) se repartirá el backcourt, con un nuevo “Aenir” como es Sigurdarson o el recruit de St Francis NY Dagur Jonsson. Los otros puestos serán para el swingman Gunnar Ólafsson (St Francis NY), para el versátil Kristinn Pálsson (Marist) y para la potencia interior de Kris Acox (Furman). Buen momento para observar jóvenes promesas de la liga local como Maciek Baginski (1995), Einarsson (1994) o el joven Thorin Thorbjarnason (1998), o analizar los progresos esta temporada de la torre de 215cm Hlynason (1997).

San Marino juega en casa, y Moretti y Cardinali fueron dos de sus jugadores más destacados hace un año en el Euroepo de Pequeños Países que organiza la FIBA. Como equipo local querrán dar una buena imagen.

Con permiso de los otros equipos, Montenegro puede ser la selección más fuerte, teóricamente. Con una teórica selección B, reúne jugadores de calidad y jóvenes promesas. Las estrellas del conjunto son el base Nikola Ivanovic, que ha destacado en Italia, junto al interior ACB Nemanja Radović (UCAM Murcia). Les acompañan 4 jugadores de la generación del 96: el combo forward Hadzibegovic y tres del Buducnost (Aleksa Ilić, el exLEB Zoran Nikolic y Baćović). Encontramos también buenos jugadores de la liga local como el joven Mašan Vrbica, el anotador Mugosa, el guerrero en la pintura Vukota Pavić, el pívot Knezevic o el internacional de Buducnost Nemanja Vranes, que complementan el equipo junto al trotamundos Đukanović.

El sistema de competición es una liguilla de todos contra todos, a una sola vuelta, que dirimirá quien será el vencedor de esta edición. Dará comienzo el 30 de mayo y acabará el 3 de junio. Lo podéis seguir en la web oficial o en el perfil de Twitter de esta edición.

Nota- Plantillas ya del torneo, modificadas del pre-torneo que había facilitado la organización.

Anuncios