Puede ser que el título de entrada sea demasiado fuerte o no sea la mejor expresión, porque lo que en esta ocasión buscamos, tras presentaros a las cinco sorpresas inesperadas en la NBDL, es acercaros aquellos cinco jugadores de los que esperábamos más y por diferentes razones no han rendido, haciéndoles, quien sabe, más apetecibles y accesibles para un futuro europeo próximo. Comentaros que el reciente despido del jamaicano Vashil Fernández, del que ya hablamos, hizo que uno más entrara en una lista donde Vashil era fijo al no poder imponer su estilo de especialista defensivo en una competición que da escaso valor a estos jugadores.

KELLEN DUNHAM

1993-193cm-98kg. Iowa Energy: 12.3mi, 2.7pt, 1.7re

Realizó la pretemporada con Memphis en su primer verano de Pro, pasando como affiliate player a los Iowa Energy, donde el primer mes estuvo en la lista de inactivos, jugando unos pobres 11 minutos desde que está en activo. La fortaleza de Selden y Troy Williams (con idas y venidas a la NBA),  más un seguro Whisnant amplio conocedor de la liga, han relegado a Dunham a un segundo plano y sin demostrar nada de lo que se le presupone (810 puntos es su mejor marca).

Pero este jugador no es un desconocido, tercer anotador histórico de Butler, la palabra que lo define es shooter, tras anotar 16.2 pt en su año senior con un porcentaje de 42%T3, un jugador de esos que no les puedes conceder ni un milímetro. Liviano, en consideración con los físicos que hay en la NBDL cargados de explosividad, Europa puede ser un sitio ideal para seguir demostrando su puntería.

BRANNEN GREENE

1994-201cm-98kg. Salt Lake City Stars: 10.1mi, 4.5pt, 1.8re

Uno de esos jugadores que se presenta al Draft con pedigrí de jugar en un gran equipo (Kansas) pero sin estar formado al 100%. Un jugador que, apoyado en sus dotes de tirador más una buena planta, esperaba tener un rol de especialista en la NBA pero que se ha dado de bruces con el duro profesionalismo. Sus 12 minutos por partido en Kansas en su año Junior, apoyado en un 50%T3, fue aval para ser elegido en 1ª ronda en el Draft de la NBDL por Delaware 87ers. Pero con escasa evolución en otras áreas del juego como atacar el aro, fundamentos, rebote o defensa, su concurso fue testimonial, y finalmente fue traspasado a Salt Lake, donde tampoco ha cuajado teniendo un rol marginal, y siendo superado en la rotación por un impetuoso Jaylen Bland o por jugadores que saben de que va el profesionalismo como el exACB Jermaine Taylor.

KEITH HORNSBY

1992-193cm-95kg. Texas Legends: 11mi, 3.8pt, 1.6re.

Su pretemporada con los Dallas Mavericks fue una de las mayores sorpresas de esas plantillas preCamp de la NBA. Tras formarse en la prestigiosa Oak Hill, empezó su carrera NCAA en UNC-Ashville donde sorprendió en su año sophomore, pidiendo posteriormente el transfer para LSU. Allí, se convirtió en el tirador del equipo, ejecutando a la perfección ese rol, aunque una lesión en su año Senior le quitó algo de brillo o la posibilidad de participar en el PIT. Con un estilo de tiro peculiar, pero efectivo, y un buen físico para su tamaño, su paso NBA en verano debería haberle abierto la titularidad en los Legends, pero no ha gozado de muchas oportunidades, y jugadores más hechos como CJ Williams o Manny Harris no le dejan hueco.

Está claro que el compañero de Ben Simmons en la NCAA es un jugador trabajador, que quiere dar rienda suelta a su talento ofensivo olvidando las lesiones y demostrar que puede ser un decente defensor en Pros, pero lo importante para él debería ser tener minutos y un equipo que se adecue a su estilo de juego.

SHONN MILLER

1993-201cm-98kg. Greensboro Swarm: 12mi, 3.3pt, 2.8re

Shonn fue durante sus años de Cornell uno de los jugadores estrella en la conferencia Ivy. Un año redshirt por lesión le dio la opción de ser un Graduate Transfer y decidió probar unos niveles más fuertes recalando en la prestigiosa Conn. Allí, desde la posición de cuatro cumplió consiguiendo unos meritorios 12.3 pt y 5.2re, jugando además el torneo que reúne a los seniors como es el PIT. Pequeño para ser un cuatro importante, y sin rango de tiro para ser un alero físico, hubiera sido seguramente un jugador importante en muchas ligas de Europa por su nivel de actividad. Sin embargo, prefirió la NBDL, donde fue escogido en 1ª ronda del Draft. Jugadores como Perry Ellis o Mike Tobey le han cerrado su hueco, pero Shonn sigue luchando y en algún partido se ha destapado con su juego de siempre.

MICHALE KYSER

1991-206cm-93kg. Salt Lake City Stars: 15mi, 3.3pt, 4re

El único de la lista que no es rookie, y es que el despido de Vashil Fernández de la NBDL, lo mete en esta lista in extremis. Tras ser la estrella defensiva en Louisiana Tech, la temporada pasada debutó en Raptors 905 y esta temporada, tras una breve estancia en Líbano, regresó a la NBDL de la mano de Salt Lake, para calcar los mismos números de su primera temporada.

Estamos hablando de un especialista defensivo que basa su juego en su físico y su capacidad de salto. Liviano para niveles de NBA, y sin rango de tiro, es una máquina de rebotes, gorros y alley-oops espectaculares. Con dudas respecto a su comprensión del juego colectivo, es un jugador ideal para finalizaciones y segundas opciones, que con un rol determinado puede ser un bastión.

Anuncios