Había mucho en juego en el partido disputado en el Palacio de los Deportes de León, tanto Agustinos Eras E.Leclerc como Torrons Vicens L’Hospitalet querían dar un paso adelante y no ser el equipo de referencia para el cuarteto de cola, y eso se vio sobre la pista, con un equipo local que salió mejor y parecía haber encarrilado rápido el choque, hasta que los catalanes se metieron de lleno en partido y provocaron que todo llegara con máxima igualdad al último cuarto, aunque ahí se impuso el físico local, con mucha superioridad en el rebote, para decantar la victoria final de su lado, y volver a abrir brecha y así además recuperar el average particular entre ambos equipos, por lo que los leoneses dan un paso muy importante para certificar su presencia un año más en LEB Plata con este 77-61, dejando a Hospitalet dos victorias por detrás, y a la zona de descenso tres, por lo que a falta de ocho jornadas las perspectivas son muy buenas para olvidar agobios clasificatorios y plantearse, por qué no, mirar un poco hacia arriba y pelear por estar en playoff, ya que el noveno puesto está a solo un triunfo de distancia.

Los comienzos del choque mostraron a dos equipos igualados, que trataban de buscar a sus jugadas hacia dentro de la zona, algo en lo que Hospitalet comenzó bien, con Gabri Díaz-Morera forzando faltas y obligando a Lacunza a irse rápido al banquillo, con dos faltas en menos de dos minutos. Pese a este contratiempo, Agustinos Eras no se arrugaba, y hacía notar su ventaja en kilos en la zona, con Dieng y Crook empezando a destacar. Así transcurrían las cosas, hasta que mediado el cuarto, iba a llegar el primer gran parcial para los leoneses, y lo hacía cuando aparecía el perímetro, con tres triples consecutivos de Miguel Domíguez y dos de Mbamalu, que completaban un parcial de 11-0 para escaparse en el marcador. Respondía Hospitalet con un 0-6, pero estaban sufriendo mucho en su defensa, y no podían ir más allá en su acercamiento, dejando el primer parcial en un 24-16 que parecía mostrar el camino hacia un partido cómodo de los locales.

Un camino que seguía en los inicios del segundo cuarto, con Crook imperial bajo ambos aros, y Libroia inspirado en sus acciones, anotando para imponer un 6-0 de salida. Hospitalet probaba cosas, pero era incapaz de frenar a Agustinos Eras, y el parcial de salida se iba al 10-1, marcando una máxima renta de 17 puntos que seguía confirmando la superioridad local en el partido. Pero a partir de ahí, el técnico visitante imponía cambios en su defensa, planteando una zona que atascaba el movimiento de balón del rival, y empezaba a provocar fallos, con muchas pérdidas de balón que se traducían en canastas catalanas, empezando a recortarse la distancia en el marcador. Con un Gabri Díaz-Morera al mando en la anotación, bien secundado por Reina, Hospitalet se acercaba cada vez más a un Agustinos Eras que no parecía el mismo del inicio de partido. No funcionaba esa segunda unidad local, que apenas completaba ataques, viendo como su ventaja se esfumaba con un 0-10 para cerrar el cuarto que dejaba las cosas en 38-35 y con algunos problemas de faltas en los locales, provocando que de cara al segundo tiempo se planteara un partido completamente abierto para los dos.

A la vuelta de vestuarios, Agustinos Eras logró al fin mejorar sus ataques de nuevo, parando un poco la sangría de pérdidas de balón del final de primer tiempo, aunque Hospitalet estaba ahí en el marcador, y un triple de Arques ponía el 40-40, completando la remontada visitante para igualar el marcador. Pero se resistían los leoneses a abandonar el liderazgo en el marcador, y no permitieron en ningún momento que los visitantes se pusieran por delante, con Mbamalu volviendo a aparecer, al igual que la pareja interior formada por Dieng y Crook, que seguían mostrándose muy superiores a sus rivales. El partido estaba muy igualado, y pese a los intentos de Agustinos Eras por volver a escaparse, Hospitalet siempre respondía, y en una gran recta final, el acierto de Ogunfolu devolvía la igualada, solo rota por una canasta sobre la bocina de Crook que ponía el 56-54 con el que se iba a entrar en el cuarto final.

Había tensión en la pista, y se presentaban unos últimos diez minutos apasionantes e igualados, pero Agustinos Eras se empeñó en que no fuera así, y con una gran salida en la que Dieng y Medina, que castigaba desde el triple, se hacían protagonistas, endosaban un parcial de 11-0 que clarificaba el camino, frente a un Hospitalet que se veía superado por el físico local, y que pese a los intentos de Gabri Díaz-Morera, ya iba a ser incapaz de volver a reengancharse, viendo como la diferencia se iba claramente por encima de los 7 puntos que debían defender para mantener el average, sin poder nunca mostrar un atisbo de reacción para al menos mantener ese botín, que iba a ser un premio extra para un Agustinos Eras muy serio en esos minutos en defensa, dejando en solo siete puntos a los visitantes en el último cuarto para cerrar un triunfo clave por 77-61 que les da un paso de gigante hacia la tranquilidad, a la espera de afrontar ahora dos difíciles compromisos ante rivales que se están jugando el primer puesto como Granada, a domicilio, y Óbila, en casa.

Así lo vieron los técnicos

Tras el partido, el técnico local de Agustinos Eras E.Leclerc, Ángel González Jareño, resumió la actuación de los suyos explicando que “hemos empezado muy bien, pero hemos desaparecido como equipo los últimos cuatro o cinco minutos del segundo cuarto”, lo que provocó que hubiera charla en el vestuario para recomponer el equipo y poder “salir bien” tras el descanso, “trabajando poco a poco” para poder llegar hasta la victoria final, algo que le deja “muy contento con el resultado”.

Sobre ese bache del segundo cuarto, Jareño admitía que “hay veces que recién puesta una determinada defensa, cuando te cambian, hace que te atasques”, algo en lo que influyó que es algo que “no hemos trabajado desde hace algún tiempo”, lo que provocó que “nos ha llevado un tiempo ajustarnos a esa defensa”. Al final, lograron superar el bache, y alzarse con una victoria que el técnico no duda en calificar como “dos triunfos en uno, ya que no solo hemos ganado el partido, sino también el average”.

Pese al colchón que cogen ahora con la zona baja, Jareño insiste aún en que “no quiero pensar en eso”, pidiendo ir “cada partido a muerte”, algo que ha sucedido hoy, y que espera que ocurra de nuevo en Granada, donde “iremos a dar todo lo que tenemos”, saliendo a ganar cada jornada al margen de los condicionantes en la clasificación, ya que al final “la liga nos pondrá en nuestro sitio”.

Por su parte, el entrenador de Torrons Vicens CB L’Hospitalet, Jorge Tarragona, explicó que “una de las claves del partido ha sido el rebote defensivo nuestro, que nos ha costado mucho”, con Crook y Dieng provocando “segundas y terceras opciones para poder anotar, y eso nos ha machacado bastante”. Frente a esto, el técnico visitante trató de “modificarlo con la presión para retrasar su ataque, y también con la zona para que no jugarán tan cómodos”, pudiendo así “hacer lo más difícil y meternos en partido”, pero en el último cuarto no han podido aguantar en un partido en el que “se han permitido muchos contactos, y ellos son un equipo más físico que nosotros”, lo que terminó por “decantar el partido del lado de León”.

Jorge Tarragona admitía la importancia del choque, “porque nosotros los hubiéramos superado y queríamos meter un equipo más en ese autobús de cola”, algo que finalmente “no ha sido posible”, por lo que se mantienen aún esa lucha en la que “dependemos de nosotros mismos, porque tenemos un colchón de un partido y el average con Tarragona y Gandía”, por lo que pidió “agarrarnos a eso y ser duros mentalmente para trabajar hasta el final”. En estas últimas jornadas, el técnico de Hospitalet suma también a Zamora y Albacete a la pelea, ya que “no los descarto, siguen estando ahí”, con un Zamora “que pierde, pero siempre por pocos puntos peleando hasta el final”, y un Albacete al que “todavía no se puede dar por muerto”, por lo que “hasta que no estén claras las victorias y derrotas y sea matemático, yo doy por vivo a todo el mundo”.

El 1×1 de Agustinos Eras

Mbamalu: De más a menos en el partido. Empezó lanzado con 10 puntos en el primer cuarto, pero las faltas fueron sacándole del partido y mermando su aportación ofensiva, pese a lo cual, acabó como máximo anotador del equipo. Estuvo desafortunado en su último tramo en pista, como muestra que la quinta falta fuera en ataque en una acción que forzó demasiado.

Niang: Tras una mala primera parte, en la que volvió a mostrar los malos síntomas de partidos anteriores, mejoró en la segunda mitad, más sereno y acertado en sus movimientos.

Lacunza: En menos de dos minutos se puso con dos faltas personales, lo que le dejó fuera del resto de primera parte. Tras el descanso, supo aportar en la defensa de Gabri Díaz-Morera y en el aspecto reboteador, sin brillar en acciones de ataque.

Miguel Domínguez: Muchos minutos en la primera parte, tras la salida de Lacunza, debiendo encargarse de la defensa de Gabri Díaz-Morera, algo en lo que cumplió bien, aprovechando a la perfección su estancia en pista, ya que además aportó buenos puntos en ataque, mejorando sus últimas actuaciones.

Medina: El base sigue sin estar en su mejor momento, como muestran los 4 balones perdidos, pero sabe aprovechar bien sus virtudes pese a todo, repartiendo 5 asistencias y mostrándose letal desde el triple. Otro de los aspectos negativos vino en los tiros libres, con un extraño 2/5, dada su habitual fiabilidad.

Dirkin: Va sumando cada vez un poco más de minutos, ayudado en este partido por la ausencia de Sergio Martínez. Le falta ser más contundente en sus acciones, como demuestra la pérdida de un par de balones que tenía controlados tras rebote defensivo, o dos fallos consecutivos estando bajo el aro rival.

Libroia: Buen segundo cuarto, mostrando que tiene buena muñeca desde media distancia, pero le falta más continuidad y atrevimiento para buscar esas acciones.

Dieng: Sigue siendo todo un seguro por dentro, tanto defendiendo e intimidando, aunque le cuesta salir a posiciones de perímetro, como en ataque, buscándose sus opciones para aportar siempre buenos puntos.

Crook: Gran partido del inglés, que solo descansó 30 segundos ante la ausencia de Sergio Martínez. Dominó bajo los tableros, con 17 rebotes, haciendo mucho daño en el rebote ofensivo. Otro doble-doble más en su cuenta, aunque sigue teniendo el pero de las pérdidas de balón, 5 en total en este partido.

Ficha técnica

Agustinos Eras E.Leclerc – 77 (24+14+18+21): Medina (13), Mbamalu (18), Lacunza (2), Dieng (14), Crook (15) -cinco inicial- Niang (4), Miguel Domínguez (5), Dirkin (-), Libroia (6).

Torrons Vicens CB L’Hospitalet – 61 (16+19+19+7): Guía (3), Díaz-Morera (16), Ogunfolu (7), Javier Rodríguez (5), Todorovic (2) -cinco inicial- Daniel García (2), Solé (-), Arques (10), Reina (10), Acosta (6).

Árbitros: Terreros San Miguel y García Parejo; eliminaron por cinco faltas personales a Mbamalu por Agustinos Eras.

Incidencias: Partido de la jornada 22 de la liga LEB Plata disputado en el Palacio de los Deportes de León.

Anuncios