Por fin parece que la LEB Oro se toma un respiro, dejando atrás ya todas las jornadas intersemanales que había previstas en el calendario. La interminable sucesión de partidos de las últimas semanas nos sitúa ya en vísperas de la jornada 20, pero antes retomamos el último tríptico (J16-18), para saber quienes fueron los mejores de ese grupo de partidos del que aún tenemos pendientes dos encuentros: el Prat – FC Barcelona Lassa B (pospuesto al 26 de enero) y el Cafés Candelas Breogán – Calzados Robusta, que no se disputará hasta el lejano 28 de marzo.

Conforme a nuestras reglas, estos han sido los mejores de las dos últimas jornadas de la primera vuelta y la primera jornada de la segunda:

BASE | Borja Arévalo (TAU Castelló)

B1618.png

El base riojano promedia 21 créditos de valoración en las dos jornadas que disputó en este bloque, lo mismo que Alvarado (Sáenz Horeca Araberri), que jugó los tres partidos. El desempate, en aplicación de nuestras normas, se decanta a favor de Arévalo, cuyo equipo ganó los dos partidos que jugó el ex Clavijo, que sigue viviendo al borde del doble-doble, o incluso del triple-doble, en cada partido.

Alvarado se queda en la segunda posición al frente de la sala de máquinas vitoriana, con Ricardo Úriz estrenándose en estas lides con su tercera posición con la manija del RETAbet.es GBC que se quedó a las puertas de la Copa Princesa.


ESCOLTA | Johnny Berhanemeskel (Sáenz Horeca Araberri)

e1618

El backcourt de Araberri está de moda y a Alvarado se suman dos habituales, la pareja de escoltas más decisiva de la liga. Esta vez Berhanemeskel está por delante de Hearst, con tres partidos por encima de los 20 puntos anotados, capaz de anotar 7 triples en 9 intentos ante el líder OCB.

La segunda posición es para su compañero, el ya citado Hearst, que tuvo una gris actuación contra su ex equipo pero se resarció saliéndose por dos veces ante Prat y TAU Castelló, quedándose al borde del doble-doble ante los catalanes (32pt-9rb). Completa el podio Bivià, pilar fundamental de su Palma Air Europa que lucha por entrar en las posiciones que dan acceso al playoff.


ALERO | Dago Peña (Leyma Coruña)

a1618

En el puesto de “tres” siguen siendo casi infalibles Peña (Coruña) y Derksen (Marín Peixegalego), en un duelo que en esta ocasión se resuelve a favor del pupilo de Tito Díaz, pese a que los resultados no acaban de acompañar a un equipo que se aleja de las posiciones de cabeza. Tampoco le van mucho mejor a los de Marín, que acumularon tres derrotas en ese tríptico.

En la tercera posición encontramos al poco habitual Edu Martínez, cuyo San Pablo Inmobiliaria Burgos ganó los tres partidos de este bloque para meterse como segundo y clasificarse para la Copa Princesa. Sus cinco triples ante Palencia y Lleida le impulsan hasta el podio.


ALA-PÍVOT | Pep Ortega (CB Prat)

ap1618

Aún habiendo jugado sólo dos de los tres partidos de este bloque, le sobran números a Ortega para ser el MVP de este ciclo (suma 67 créditos, promediando 33.5, frente a los 68 de Marcius en tres partidos). Progresa adecuadamente Prat, alejado del peligro del descenso y logrando victorias de mérito como la cosechada en Ourense.

Le acompañan Carlson (GBC), sumando en su condición de cuatro abierto con su facilidad para aportar desde el perímetro, y Urko Otegui (Quesos Cerrato Palencia), al que sólo la gris actuación ante Cáceres le impide estar más arriba, justo antes de su lesión en Huesca.


PÍVOT | Sandi Marcius (Cáceres Patrimonio de la Humanidad)

p1618

Nos decía su entrenador Ñete Bohigas que el mejor Marcius estaba por llegar y está claro que tenía razón. Absolutamente dominador ante Palencia (25 pt, 14 reb, 42 val), el center croata es el que más créditos de valoración suma en este tríptico de jornadas (68). Además, los 42 créditos conseguidos ante Palencia supusieron la mejor marca de la historia del Cáceres.

Lejos de él, pero en segunda y tercera posición, Nguirane (Amics), impulsado por su doble doble ante Araberri (20pt y 12 rb) y Gatell (Melilla), que también lo logró ante Magia Huesca (11pt y 10rb) y que aprovecha bien, como siempre, sus minutos en pista para apuntalar un juego interior en el que se echará en falta a Arteaga las próximas semanas.

Anuncios