Sin lugar a dudas, UDEA Algeciras es uno de los equipos más jóvenes de las Ligas FEB. Fundado en 2017, contenía el germen de una localidad y un entorno muy amantes del baloncesto, buscando volver a recordar viejos tiempos bajo el nombre de Ciudad de Algeciras. 

El camino comenzó en la Liga EBA la 17/18, con un Javier Malla que sigue en el banquillo desde entonces. El equipo realiza una brillante temporada 18/19, dominando el Grupo D y ascendiendo a LEB Plata por méritos deportivos tras ganar la Fase de Ascenso jugada en casa. Asentado en LEB Plata desde el citado ascenso, el debut (19/20) fue espectacular, terminando en quinta posición en una campaña que fue suspendida por la pandemia. Luego, dos temporadas logrando la permanencia de forma meritoria, con un proyecto en el que destaca Miki Ortega, un bloque de jugadores locales y algunos refuerzos foráneos de riesgo pero que siempre salen bien, todo ello acompañado de situaciones económicas modestas, siendo uno de los equipos más humildes de la competición. 

Sin embargo, este verano Damex UDEA Algeciras ha sido uno de los nombres propios del mercado, con buenas renovaciones y fichajes de jugadores de alto calibre para la liga como son Jon Ander Aramburu, Javi Marín y nada menos que Jere Vučica, un jugador que podría estar en Oro siendo importante a la perfección. Todo esto hace que nos preguntemos qué está pasando en Algeciras.

Tal vez la respuesta nos la encontremos con el cambio en la directiva que tuvo lugar este pasado junio, cuando el internacional gibraltareño Sam Buxton, exjugador del club, se convertía en nuevo presidente. Pero ojo, que nadie piense que esto fue una revolución, porque la anterior directiva, que mantuvo al equipo durante estos tiempos tan difíciles, sigue en el nuevo organigrama de la entidad.

Para saber más, nada mejor que conversar con Sam Buxton para que nos de unas pinceladas sobre el nuevo proyecto udeísta. Buxton es fundador y CEO de Damex, una empresa gestora de activos digitales de éxito que ha superado la barrera de los 2.000 millones de euros en transacciones desde 2017 y que ya empezó con el patrocinio del equipo el curso pasado, organizando también hace unos meses una potente liga de verano en Gibraltar.

Zona de Básquet – Sam, ¿cómo estás? Un verano interesante jugando en un sitio tan emblemático como Malta con la selección o yendo hasta Croacia nada menos que para amarrar aún más el fichaje de Vučica, que además es amigo tuyo desde vuestra estancia en Estados Unidos. Dejando esto aparte, me imagino que estarás muy contento con un verano tan duro pero tan satisfactorio tras haber convencido a un jugador de la calidad de Vučica para unirse al proyecto de Damex UDEA Algeciras.

Sam Buxton – ¡Hola! Lo primero, me gustaría daros las gracias por esta entrevista y la oportunidad de poder explicar un poco más el proyecto que tenemos en mente.

Estamos muy contentos con el equipo que hemos confeccionado. Jere será una pieza clave en la estructura del equipo, estoy seguro. Es un jugador al que conozco, además, desde hace mucho tiempo y con el que compartí años en la universidad. Estoy muy contento de tenerlo aquí, lo vamos a disfrutar mucho.

ZdB – Además, el equipo ha experimentado un cambio grande. No solo se han conseguido las renovaciones de Miki Ortega o de un jugadorazo como Issa Thiam, sino la vuelta a la zona de un base «top» como Javi Marín o el fichaje de un jugador determinante en este nivel como Jon Ander Aramburu, que estaba hasta pensando en irse fuera de nuestras fronteras. ¿Cómo se les convence? ¿Es un tema económico o hay algo más en forma de proyecto?

SB – Hemos dado un cambio radical, queremos ser un club profesional y hemos planteado un proyecto muy ambicioso. Queremos estar arriba, venimos de unos años muy difíciles para el club y queremos que sea un año para disfrutar por cosas ambiciosas. El proyecto que se ofrece para el presente y futuro del club es muy interesante y eso lo hace más atractivo para los jugadores.

ZdB – Incluso el proyecto no se ha detenido aquí y se ha traído jugadores muy interesantes como Pablo Córdoba o Alejandro Rodríguez. Está claro que se ha buscado un perfil de nacionales que puedan romper y sorprender, ¿verdad?

SB – Hemos buscado un bloque de jugadores nacionales y europeos porque entendemos que la adaptación va a ser más rápida. Incluso Issa y Pierre son jugadores que ya han estado con nosotros, en el caso del primero, y conoce nuestro juego, y en el caso del segundo viene de la cantera de Unicaja y ya tiene experiencia en la liga. Queríamos buscar jugadores que se adaptaran rápidamente, con hambre y con experiencia en la liga y estamos muy contentos con la plantilla que se ha quedado.

ZdB – Llevas muchos años con Javier Malla cerca de tu entorno. ¿Por qué lo ves como el entrenador ideal para esta nueva etapa del UDEA?

SB – Javier Malla ha sido el entrenador de Damex UDEA desde que se refundó el club, lleva muchísimos años de experiencia en Ligas FEB, incluso cuando yo ni sabía lo que era el baloncesto. Ha subido al equipo desde la Liga EBA a LEB Plata y, en estos años, teniendo circunstancias muy difíciles ha cumplido siempre con los objetivos marcados por el club. Además, es de Algeciras; se juntan muchas cosas y eso ha hecho que la elección del entrenador fuera muy sencilla.

ZdB – Personalmente, con Miki Ortega me llevo muy bien y comparto bastantes cosas de su filosofía. Cuando le intento tirar de la lengua sobre objetivos muy altos, me dice que esta competición “es muy perra” y muchas veces los mejores equipos no suben. Desde fuera, tengo el concepto de que tu mentalidad es muy ganadora. ¿Qué objetivo te marcas esta temporada para el equipo?

SB – Conozco desde hace muchísimos años a Miki y tanto él como yo queremos aspirar siempre a lo máximo. Queremos ganar, siempre. Es verdad que la liga es muy complicada y hay muchos proyectos que lo hacen mejor de lo esperado y otros que no, pero nuestro objetivo tiene que ser estar lo más arriba posible, entrar en un playoff en una posición buena e intentar llegar a lo máximo posible en ese playoff. Como he dicho al principio, el objetivo de este proyecto no es solo la LEB Oro, sino más allá, queremos ilusionar a la gente e ilusionarnos nosotros y con esa idea en la cabeza hemos montado esta plantilla. 

ZdB – Vemos que Damex no se ha parado solo en el baloncesto y patrocina otros deportes. De hecho, he leído que tu idea es un proyecto a medio plazo, con una estructura más profesional y la idea, incluso, de construir un nuevo pabellón. ¿Cómo ves la sintonía con las administraciones locales y con otros inversores privados para llevar al UDEA más allá?

SB – Somos también patrocinadores del Lincoln de Gibraltar, equipo que ha jugado las rondas previas de la Champions League. Patrocinamos, además, más eventos y equipos y hemos creado este verano la Damex Pro League, a la que también queremos llevar al siguiente nivel en las siguientes ediciones.

Queremos llegar a la comunidad a través del deporte y queremos ser creativos, tenemos muchas ideas de cara al futuro y qué mejor que hacerlas dentro de nuestro propio pabellón. Es un proyecto que ya tenemos diseñado y que pretendemos sacar adelante. Hasta ahora la respuesta ha sido muy positiva, queremos ir avanzando con mucha ambición pero también con los pies en la tierra, queremos que el Damex Arena sea algo revolucionario para la zona.

ZdB – La última. Quien te conoce en el mundo del baloncesto sabe de tu implicación y de tu amor hacia el UDEA, pero muchas veces vemos “mecenas” fuertes que a los 2-3 años se cansan. ¿Podemos decir que Damex ha venido para hacer crecer al UDEA de forma progresiva y sostenida, sin ser flor de un día?

SB – Llevo en el baloncesto desde muy pequeño, ha sido mi vida. Una vez fui a ver un partido de baloncesto profesional en los barrios y ese ambiente me hizo pensar que quería ser jugador de baloncesto, ese partido me cambió la vida y gracias a este deporte he podido disfrutar de la vida que tengo y estar donde estoy hoy. Es el momento ahora de crear ese sentimiento en muchos otros niñ@s y, mientras pueda, lo daré todo para que este club llegue lo más arriba posible. He venido para quedarme.