A falta de una jornada para que termine la Liga Regular en el Grupo B solo Real Madrid y Pozuelo están ya clasificados para la Fase de Ascenso a LEB Plata, quedando por adjudicar las dos plazas restantes, que serían tres si como en anteriores temporadas el filial blanco declina su presencia por problemas de calendario. 

Dos plazas o tres a las que aspirarían Uros de Rivas, NCS Alcobendas y RC Náutico de Tenerife empatados a 17 victorias, más Fuenlabrada, con 16. El próximo sábado, última jornada de competición y en horario unificado (19.00h), Rivas recibe a Pozuelo; Alcobendas a Baloncesto Alcalá; Náutico visita a Globalcaja Quintanar, y Fuenlabrada recibe a Movistar Estudiantes.

Resumimos a continuación la situación de cada uno de los cuatro equipos, sus posibilidades para acceder a la Fase de Ascenso a LEB Plata y los 16 escenarios posibles. 

UROS DE RIVAS

  • Se garantiza el pase en 13 de 16 casos, incluyendo todos en los que gana su partido. 
  • Sería 5º y necesitaría la renuncia del Real Madrid si pierde su partido y, al mismo tiempo, vencen Náutico y uno de los otros dos implicados.
  • Caería a la sexta plaza y por tanto no le serviría la renuncia del filial blanco si pierde su partido y sus tres perseguidores ganan. 

NCS ALCOBENDAS

  • Se garantiza el pase en 12 de 16 casos, incluyendo todos en los que gana su partido.
  • Sería 5º y necesitaría la renuncia del Real Madrid si pierde su partido; Náutico gana y Fuenlabrada pierde (da igual lo que haga Rivas).
  • Caería a la sexta plaza y por tanto no le serviría la renuncia del Madrid si pierde su partido y Náutico y Fuenlabrada ganan, siendo irrelevante el resultado de Rivas.

RC NÁUTICO DE TENERIFE

  • Se garantiza el pase en 6 de 16 casos pero no depende de si mismo, ya que no le sirve la victoria si no fallan ni Rivas ni Alcobendas.
  • Si el Real Madrid renuncia, Náutico solo se queda fuera si pierde y Fuenlabrada gana, dando igual el resto de resultados.

FUENLABRADA

  • Solo tiene el pase garantizado en 1 de 16 casos: si gana y de los otros tres solo gana Náutico.
  • Si el Real Madrid renuncia, se amplían sus posibilidades, valiéndole no solo la combinación anterior, sino cualquier otra en la que pierda uno o más de sus rivales directos.

En ZONA DE DESCENSO y a expensas de la posible ampliación del Grupo B que pasaría la próxima temporada de 16 a 28 equipos y no habría ésta pérdidas de categoría están Zentro Basket Madrid, Globalcaja Quintanar, Estudio y CB Majadahonda, con 11 victorias el primero y empatados a 10 el resto, todos ellos virtualmente descendidos.

Los mejores

En actuaciones individuales el jugador más destacado y por tanto MVP de la Jornada 29 fue Daniel Herreros, del CB Majadahonda, 31 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones, 1 mate y 6 faltas recibidas para un 34 de valoración. Con 31 puntos el escolta también fue el máximo anotador.

2122_B29

Los partidos

Victoria del Majadahonda ante el Real Madrid

El acierto por fuera fue clave en la victoria del CB Majadahonda ante el Real Madrid (75-72) en un partido que enfrentaba al líder con el colista, que hizo un buen trabajo ofensivo y defensivo. Un total de 10 triples de 27 lanzamientos anotó Majadahonda frente a 5/24 el Real Madrid que además perdió 15 balones, tres más que su rival. 

Igualado fue el primer cuarto que acabó con 18-19 para el Real Madrid y también el segundo. Parcial de 14/14 y 32-33 al descanso. Al regreso de vestuarios apretó Majadahonda, ajustó las defensas y efectivo en ataque anotó 23 puntos dejando en 11 al Real Madrid. Al final del tercer cuarto 55-44 a favor de los locales. En el último cuarto Majadahonda supo administrar su renta y aunque anotó menos puntos que su rival, 20/28, acabó llevándose la victoria por un ajustado 75-72.   

Partido bastante igualado contra el primer equipo de la tabla “que nos llevamos con un buen trabajo ofensivo y defensivo” nos dice el entrenador del Majadahonda, Jaime García. El técnico explica que la primera mitad tuvo mucho altibajos en el marcador y precisa que Majadahonda “supo aprovechar algún que otro error de los visitantes, justo antes del descanso, para irse al vestuario solo un punto abajo”.

La segunda parte “salimos con más ganas de trabajo”, afirma Jaime García, y “pudimos arrancar una renta de +11 que mantuvimos gracias al buen hacer ofensivo y al gran trabajo defensivo”.


Basket Quintanar perdió ante Pozuelo

Basket Globalcaja Quintanar perdió por 78-63 ante CB Pozuelo, un resultado que a día de hoy da a los conquenses por descendidos.  El Basket Quintanar cae en casa del CB Pozuelo y se hunde en la clasificación titula su crónica El Deporte Conquense y añade que a expensas de lo que dictamine la Federación sobre los posibles “no descensos, en estos momentos Quintanar sería un equipo descendido”. Según el digital el partido “no tuvo más historia, más allá de ver a un Quintanar en un continuo quiero y no puedo”.

Durante la primera mitad, los quintanareños plantaron cara a uno de los favoritos a ocupar las primeras posiciones, pero con el inicio de la segunda mitad y del tercer cuarto, “la calidad de los locales se fue imponiendo poco a poco”. El partido acabó con victoria del Pozuelo por 78-63.

Contra Globalcaja Quintanar “empezamos bastante acertados en el tiro y ellos muy erráticos” nos dice el entrenador de Pozuelo, Mariano Arasa, y añade que en los primeros cinco minutos “cogimos una ventaja de 13 puntos, 16/3, que poco a poco fueron recortando” porque “estuvieron mucho más acertados e incluso en el segundo cuarto se metieron de lleno en el partido”. 

En el segundo cuarto nosotros “tuvimos muchas imprecisiones, falta de concentración, falta de intensidad…” explica el técnico. Los primeros cinco minutos del tercer cuarto también fueron igualados según Mariano Arasa, pero a partir de ahí “metimos una marcha más en defensa, estuvimos mucho más activos, salimos más concentrados, dejamos de perder ´tantísimos´ balones”… y a raíz de “nuestra defensa, jugamos mucho más fluido en ataque”. 

Reitera el técnico que en la segunda parte el partido fue “más o menos tranquilo, sobre todo a partir del minuto cinco en que no lo vimos peligrar en ningún instante”.

Un partido en el que “estuvimos bien durante 35 minutos, siendo capaces de competirles y de hacer un buen juego contra el segundo clasificado, uno de los mejores equipos del Grupo” nos dice el entrenador de Quintanar, Juan Carlos Navarro.

Pero en los últimos cinco minutos del partido, añade, “nos hacen dos acciones consecutivas y se nos van….”  y ahí “nos venimos abajo, bajamos los brazos y dejamos de hacer todo lo que habíamos hecho bien durante 35 minutos y nos vamos del partido”. 

En el primer cuarto Pozuelo entró “muy fuerte, muy acertado” pero “fuimos capaces de rehacernos en el último tramo y que no se fueran mucho en el marcador”. 

En el segundo “conseguimos igualarles en el marcador, compitiéndoles bien, haciendo las cosas bien” y “nos vamos al descanso cinco abajo merced a un triple bastante lejano en el último segundo” dice Navarro que también menciona la jugada anterior “en la que nos meten una canasta de dos después de un rebote ofensivo”. Y si “quitamos esas dos acciones -dice- pudo haber empate” o incluso “con un poquito de suerte podíamos habernos ido por encima en el marcador”. 

En el tercer cuarto “empezamos bien, acertados, cerrando bien nuestro rebote, que es una de las mejores armas que tiene Pozuelo con interiores muy grandes y que van muy bien al rebote” afirma el técnico y añade que incluso “llegamos a ponernos por delante en el marcador haciendo las cosas bien y muy serios en defensa”.

Los primeros cinco minutos del último cuarto bien. “Ellos estaban 2/3 puntos por encima, enlazan dos buenas jugadas consecutivas y nos cogen una ventaja de ocho puntos” y el equipo “se viene abajo y dejamos de hacer las cosas. Al final no competimos, se van en el marcador y se llevan la victoria”.

Juan Carlos Navarro está contento por “esos primeros 35 minutos del partido en los que fuimos capaces de hacer las cosas bien y competir contra uno de los mejores equipos de la Liga”, pero con un sabor agridulce “por esos últimos cinco minutos en los que no fuimos capaces de mantener el nivel de competitividad, de tensión, de agarrarse a la pista… al menos haber competido hasta el final”.

Solo “nos queda una jornada” dice Juan Carlos Navarro que quiere “acabar de la mejor manera posible e intentar conseguir la victoria y más si cabe siendo en casa”.


Rivas cayó ante Estudio por la mínima

Uros de Rivas perdió por la mínima, 71-70, ante Estudio, en un partido igualado y muy competido que se resolvió en los instantes finales. Según Rivas Actual, Uros “tuvo en sus manos llevarse el partido a falta de 40 décimas de segundo cuando Juanjo Jiménez sacó una personal de tiro que valía su peso en oro. Pero al escolta le pudieron los nervios y no encestó ninguno de los dos tiros”.

Pese a la derrota, dice el digital, Rivas mantiene sus opciones de jugar la Fase de Ascenso a LEB Plata, y para asegurar su clasificación debe ganar en casa a Pozuelo. 

El primer cuarto terminó con 14-12 para Estudio si bien Rivas “había desperdiciado una ventaja de cinco puntos”, y el segundo fue una repetición del primero, con Estudio “aumentando o manteniendo diferencias entre 6 y 10 puntos en el marcador”. 

Al descanso se llegó con 34-30 en el marcador que dejaba todo abierto, subraya el digital, “pero solo en el caso de que los ripenses consiguieran quitarse de encima el despiste que les llevó a perder nada menos que diez balones en la primera mitad”. 

Al regreso de vestuarios Rivas “mejoró notablemente sus prestaciones. En defensa se volvieron más intensas y en ataque consiguieron algunos triples, además de montar las jugadas con algo más de paciencia”.

Pero Estudio no se vino abajo. Lo que en la primera mitad había sido una sequía anotadora, en el tercer cuarto se remedió en bastante medida por ambos lados. Los locales consiguieron frenar la reacción de Rivas e incluso aumentaron levemente su renta, terminando el tercer cuarto con 59-53 en el luminoso.

El último cuarto mostró a un Rivas “más entonado y mordiendo más en las jugadas”. Logró recortar distancia hasta llegar a unos segundos finales en los que el base de Estudio falló uno de dos tiros libres de que dispuso y dejó el marcador en 71-70. 

Rivas “disponía de 13 segundos para montar una jugada y fue Juanjo Jiménez quien, a falta de posibilidad de pase alguno, decidió entrar a canasta sacando una personal que sabía a triunfo, o cuanto menos a prórroga”. Faltaban 40 décimas de juego “pero los nervios, o simplemente la mala suerte, anduvieron rondando por la cabeza y las muñecas del escolta” que no anotó ninguno.

Rivas comenzó con ventaja el primer cuarto nos dice el entrenador de Estudio, Nico Fernández de Córdoba, y en el minuto tres con 4-10 en el marcador “tuvimos que pedir tiempo muerto por las sensaciones y los errores defensivos”, pero la salida de Calleja y Mateo “cambiaron la actitud defensiva” y el rival cometió más errores (seis pérdidas), logrando terminar el periodo con 14-12 en el marcador. 

Parecida fue la dinámica del segundo cuarto, sobre todo los primeros cinco minutos, según Nico. “Controlábamos su juego de PnR y a sus interiores” y en los últimos minutos “un mayor acierto en el tiro de Larra e Iriarte nos permitía seguir con ligeras ventajas, 34-30 y muy buenas sensaciones”.

Al regreso de vestuarios, explica, “los dos equipos salimos a por todo, aumentando el ritmo de juego”. Mediado el tercer cuarto 52-42 en el marcador, pero David Ávila y Álvaro Frutos “mantenían a su equipo y reducían ventajas compensando nuestro acierto con Daniel en el interior y Jahicob y Ortiz en el exterior. Al final, 59-53.

En el último cuarto los dos equipos “salen a por el partido. Se lucha cada balón, cada rebote, se cambian jugadores, se piden los tiempos….” recuerda Nico. “Cada canasta es difícil de conseguir. Relaño anota dos canastas importantes” y Rivas “con Juanjo y Ángel consigue igualarlo en el último minuto, y los tiros libres resultan ser la clave”. 

Así resume Nico los últimos segundos: “A falta de 13 segundos Iriarte anota uno poniendo el 71-70 en el marcador y con cuatro por jugar, falta. Juanjo Jiménez falla los dos. Cogemos el rebote pero el balón lanzado da en el techo. Quedan 0,40 décimas y Rivas saca de fondo. El balón es cortado en el pase y ahí acaba el partido…”.

“Sufrida victoria ante un equipazo”, concluye Nico, que está muy contento “con los jugadores y su compromiso y trabajo… Ahora a luchar en la última jornada en Majadahonda”.


Náutico perdió en casa ante Alcobendas 

El RC Náutico de Tenerife perdió por 65-87 ante el NCS Alcobendas rompiendo la racha de ocho victorias consecutivas. En su crónica Náutico dice que cedió “ante un buen NCS Alcobendas y aplaza su presencia en el playoff de ascenso a LEB Plata” y tendrá que esperar a la última jornada para saber si se clasifica.

Arrancó por delante Alcobendas pero Náutico respondió con un parcial de 7/0. Los madrileños buscaban el tiro desde el 6,75 con Herrero y De la Torre, mientras que Polanco era el recurso anotador de La Marea (14-14). Los exteriores del equipo firmaban la máxima ventaja de la primera parte (14-22), pero los tinerfeños respondieron con un 9/0 y llegaron al final del primer cuarto con 23-22 a su favor.

El partido estaba dinámico y fluido en el juego. Reorganizó su sistema Alcobendas poniendo en mayores problemas al caudal ofensivo santacrucero, aunque Dieng, Navas y Polanco asumían la anotación en el segundo cuarto (29-30, min. 5). Fortes sacó petróleo para castigar a la defensa tinerfeña y logró que los suyos se fueran al vestuario con 34-37 en el marcador.

Tras el descanso Náutico se puso arriba (39-38). Alcobendas “empezó a ver grande el aro desde el 6,75” y la desigualdad fue creciendo mediante golpes desde larga distancia, con un De la Torre implacable por fuera (5/5), secundado por Ibáñez. La Marea poco pudo hacer ni siquiera cuando Martínez y Navas “crearon un espejismo poniéndose a tres” (49-52). Pidió tiempo muerto Alcobendas y recuperó su ventaja, con Tejera dominando en la pintura. Al final del tercer cuarto 53-62 a favor del equipo madrileño.

“No quedó espacio para la emoción en el último cuarto”. Ibáñez y Herrero “atacaban la moral de los nautas» con dos triples (53-68), y a partir de ahí “la precipitación hizo mella a los santacruceros, que no encontraron la manera de detener la cascada ofensiva de su contrario” que acabó llevándose el partido por 65-87.


Guadalajara ganó a Fuenlabrada en un partido vibrante

Lujisa Guadalajara Basket se impuso al CB Fuenlabrada por 84-70 certificando una última fase de la competición de buen juego y buenos resultados. 

Un buen encuentro del conjunto morado dice Guadalajara Diario y añade que Fuenlabrada visitaba Guadalajara “con la necesidad de lograr el triunfo para mantener intactas sus aspiraciones de disputar la fase de ascenso a Plata”.  Pero fue el equipo alcarreño el que se llevó la victoria “certificando un final de temporada, a falta de una jornada, de buen juego y buenos resultados”. 

El partido comenzó con un Lujisa más intenso, lanzado en ataque y dominando el rebote. Mediado el primer cuarto un mate de Gerard subió un 11-1 al marcador que obligó a pedir tiempo muerto al Fuenla. Al final del periodo 25-15 para Guada.

En el segundo los morados comenzaron con el mismo ritmo e intensidad, alcanzando la máxima ventaja del partido, 36-19. Sin embargo Fuenlabrada mejoró en defensa y con buenos minutos en ataque de Lobo y Macoha recortó distancia y se marchó al vestuario con 47-36 en el marcador.

Tras el descanso Fuenlabrada logró ponerse a dos puntos, 47-45, lo que obligó a Román Peinado a parar el partido. Después un triple de Raúl Lázaro estableció un 50-45 en el marcador y al final del tercer cuarto 61-51 para los alcarreños.

El último cuarto volvió a ser para el Guada, con Guille y Victor marcando el ritmo y un Edu Gómez imparable en ataque. Fuenlabrada no pudo frenar el buen juego del Lujisa que amplió la ventaja y se llevó “un triunfo merecido” por 84-70.


Victoria de Socuéllamos ante Alcalá

Cabezuelo CB Socuéllamos se impuso por 75-92 a Baloncesto Alcalá con un gran último cuarto. Victoria incontestable y salvación matemática titula su crónica Lanza Digital y subraya que Socuéllamos ganó a domicilio “a un complicado rival en un arrollador último cuarto” asegurándose quedar fuera de los puestos de descenso.

Un rival, añade, que “le aventajaba varios puestos en la clasificación” pero al que superó con un gran último cuarto en el que endosaron “un parcial arrollador de 20 puntos para decantar claramente el encuentro”.

A expensas de que se confirme la anunciada ampliación del Grupo B “lo que conllevará que no haya descensos” el equipo de Gabri Martínez “evade de manera matemática las cuatro últimas posiciones” y “estaría salvado igualmente a falta de una jornada, lo que es todo un logro para el equipo en el año de su debut en la categoría”.

Muy igualada fue la primera mitad del partido con parciales de 23/23 y 13/11, tanteos con los que al descanso el marcador señalaba 36-34 para Baloncesto Alcalá. Al regreso de vestuarios apretó Socuéllamos. Tras un parcial de 19/23 llegó al final del tercer cuarto con 55-57 a su favor. Y en el último muy serios atrás y efectivos en ataque los manchegos hicieron un parcial de 20/35 y se llevaron la victoria con 75-92 en el marcador. 

El entrenador del Socuéllamos, Gabri Martínez, nos dice que la diferencia “no es tanto durante todo el partido, sino entre el final del tercer cuarto y el inicio del último”. Un primer cuarto en el que “ellos nos castigaban desde la línea de tres a partir de penetraciones de 1c1”, explica. “Rotando defensivamente no llegábamos y nos anotaban de tres. Percutíamos con el balón interior y conseguíamos mantener la igualdad y que no se nos escaparan en el marcador”.

El segundo fue el más trabado y el de anotación más baja. Según Gabri “ambos equipos controlamos bien el rebote defensivo. No hay mucho acierto en el tiro exterior, lo que permite que solo se vayan dos arriba al descanso”. Buenas sensaciones de estar “metidos en el partido”, dice, pese a “no estar haciendo nuestro mejor baloncesto”.

Al comienzo del tercer cuarto Alcalá se escapa de seis, señala, porque “tenemos una secuencia de hasta cinco pérdidas”, pero al final del periodo “hacemos un parcial de 0/8 lo que nos permite llegar al último cuarto dos arriba”, 55-57.

El último periodo es “espectacular en acierto” afirma Gabri y tras indicar que no habían tenido un cuarto así en toda la temporada explica que amplían el parcial hasta un 0/16 lo que “nos permitió abrir una pequeña brecha”.

Alcalá quizás “se precipitaba un poquito o aceleraba un poco el ritmo para intentar recortar…” pero “nosotros controlábamos y punteábamos mejor los tiros de tres que estaban haciendo y controlando el rebote ofensivo podíamos correr”, concluye Gabri para quien la diferencia final “no es tan real como parece”.


Estudiantes ganó a Zentro en un partido duro y muy físico

Movistar Estudiantes se impuso por 79-75 a Zentro Basket Madrid en un partido duro y muy físico que se resolvió en los minutos finales. Los colegiales tuvieron que agarrarse a la cancha y sacar todas sus armas para ganar a un Zentro muy físico que peleó hasta el final sin bajar los brazos. 

Arrancó por delante Movistar Estudiantes con dos Héctor Figueroa (2-0) y un triple de Michael Drame (5-3) en respuesta a otro de Zentro que siguió anotando (8-15, min. 4). Con cinco puntos seguidos recortó distancia (13-15, mi. 5) y tras un 17-17 se puso arriba (21-19, min. 7,6) con un canastón de Hugo López que sumó otros cuatro puntos (25-22) en un primer cuarto que acabó con ventaja colegial por la mínima, 27-26 en el marcador.

Un mano a mano entre Hugo López y Santi Trouet inauguró el segundo cuarto (29-28) sumando de dos Marco Echeverría (31-28, min. 12). Mediado el periodo un ritmo alto en la cancha pero escasa anotación (35-33). Dos puntos de López (39-35, min. 17) y tras un 39-39 cuatro puntos seguidos de los del Ramiro (43-39, min. 18) que siguieron sumando y se fueron al descanso con 47-42 a su favor.

Al regreso de vestuarios Estudiantes subió el nivel físico intentando una y otra vez despegarse en el marcador, pero Zentro no se quedaba atrás (53-51, min. 23). A un triple de Alex Montero (59-51, min 25) siguió robo y canasta de Marco Echeverría (61-55). El Estu amplió la ventaja a la decena (66-55) y cerró el tercer cuarto con 70-59.

Pero pese a la desventaja Zentro siguió peleando. Subió las defensas y con un parcial de 5/10 se puso seis arriba (75-69, min. 33). Después intercambio de acciones y canastas y 77-72 con cuatro minutos por jugar. Con 78-75 y a falta de 55 segundos Sergio paró el partido. Las instrucciones a los suyos surtieron efecto porque Movistar Estudiantes acabó sellando la victoria con 79-75 en el marcador. 

Un partido que “empezamos no con el nivel físico que exigía” porque en el primer cuarto “concedimos mucho rebote ofensivo” dice el entrenador del Movistar Estudiantes, Sergio Jiménez, y es que Zentro es un equipo “que juega muy bien, muy físico y con muchas situaciones de rebote de ataque”.

Insiste Sergio en que “les dimos muchas segundas opciones” y “consiguieron una ventaja que después ampliaron”, porque además “dejamos de defender y ya ni siquiera necesitaban rebote”, pero a partir del minuto 3/4 del segundo cuarto “subimos el nivel de intensidad concediendo menos segundas opciones” y “pudimos jugar con un ritmo alto que era lo que nos habíamos propuesto desde el principio”.

El tercer cuarto fue muy bueno, según Sergio. “Superamos el nivel físico, no perdimos un rebote ofensivo y compartimos bien el balón”, dice, y en el último “jugamos muy sólidos e inteligentes contra las distintas defensas alternativas”. 

Contentos, afirma el entrenador, porque “hemos logrado una victoria más”, la decimoquinta, pero sobre todo porque era un partido muy físico y durante todo el año “nos ha costado jugar contra equipos que nos han puesto problemas físicos”, precisa Sergio, quien destaca que los jugadores “siguen dando pasos adelante”.


Güímar se impuso a La Matanza con un gran último cuarto

Un gran último cuarto dio la victoria a Transportes Gobra Güímar ante La Matanza (79-71) en el derbi tinerfeño disputado en el “Quique Ruiz”. Un 31-11 en el último resolvió el partido a favor de los de Aaron Núñez dice en su crónica Basketmanía, un triunfo que da a Güímar la permanencia en la temporada de su debut, al superar el average particular con Zentro Basket Madrid.

Arrancó con solvencia La Matanza que llegó al final del primer cuarto con 15-24 a su favor. En el segundo Güímar “fue capaz de enmendar errores” según el digital, sobre todo en defensa. Parcial de 19/11 y 34-35 al descanso.

Al regreso de vestuarios “salió a relucir la mejor versión del CB La Matanza” que firmó un parcial de 14/25. Al final del tercer cuarto 48-60 en el marcador, un tanteo que parecía “un paso decisivo hacia el triunfo”.

El digital subraya que “parecía necesario apelar a la heroica” si Güímar quería darle la vuelta al marcador y “alcanzar una victoria muy importante de cara a asegurar la permanencia, al margen de ampliación de grupo”. Y “el milagro se hizo realidad con ese impensable 31/11 -añade-. Un +20 que volteó el electrónico del ´Quique Ruiz´ para alegría de la parroquia local y el júbilo de la hinchada”.

El entrenador de La Matanza, Susma Rodríguez, nos dice que tuvieron una primera parte de tanteo “por así decirlo”. Luego un tercer cuarto que ha sido “de lo mejor de la temporada” y un último “de lo peor, con malas decisiones y estando muy desacertados”. 

Susma destaca que “unos minutos tremendos de Jony Jorge y Javier Herrero les dieron alas” y además “se les notó esa ambición que habíamos tenido nosotros el miércoles para salvar la categoría…. La tuvieron ellos para hacer lo propio en su pista”. Se refiere Susma al partido que tres días antes disputaron también en su cancha ante Fuenlabrada, al que ganaron por 85-79.

Un partido aplazado de la Jornada 27 al que ambos equipos “llegamos con varias bajas” dice Susma. Según el técnico se notó que “nosotros estábamos a una victoria de conseguir la permanencia” y “le pusimos mucha garra y coraje, justo lo que nos está faltando en la temporada”.

La Matanza tuvo el partido controlado “salvo unos minutos en la segunda parte, en los que ´un extraordinario´ Álvaro Lobo les metió en partido” e incluso “les puso por delante”, subraya el técnico canario y añade que en el último cuarto “volvimos a hacer el baloncesto de la primera parte y conseguimos un triunfo de vital importancia para nosotros”. 

Ahora, concluye Susma, a esperar a Guadalajara, “un partido que será muy duro en lo físico”, pero al que La Matanza llega “sabedores de tener los deberes hechos, con la ilusión de que nuestra afición disfrutará una temporada más del equipo en Liga Nacional”.