Tras ocho victorias consecutivas, 19 en total, el Real Madrid perdía a domicilio ante RC Náutico de Tenerife en la recta final de la Liga EBA ya que solo faltan seis jornadas por jugar. Una jornada doble para varios equipos que además del partido de la J24 jugaban uno pendiente, en la que además se repetía el encuentro que el 12 de febrero enfrentó a Globalcaja Quintanar y CB Majadahonda (J20) con victoria de los madrileños. La repetición del partido fue decidida por el Comité de Competición de la Federación Española de Baloncesto (FEB) por errores de la Mesa en la atribución de puntos, atendiendo la reclamación de Quintanar que aportó vídeo, acta y estadísticas. 

Tres victorias separan al filial blanco, líder del Grupo B desde la J17, de su inmediato perseguidor, el CB Pozuelo, aunque éstos tienen pendiente el partido de esta jornada ante Estudio que se disputará el martes 22. Le sigue Uros de Rivas, tercero con 15 partidos ganados, el último en casa ante el CB La Matanza. 

Con 14 victorias empate entre NCS Alcobendas (4º) y Baloncesto Alcalá (5º) que intercambiaban su puesto en la tabla porque los alcobedenses ganaban al Lujisa Guadalajara Basket y los alcalaínos perdían ante Movistar Estudiantes. Dos victorias en dos días, 13 en total, aupaban al sexto puesto de la clasificación al CB Fuenlabrada que el jueves se imponía a Estudio en el partido pendiente de la decimoséptima jornada y el sábado al CB Majadahonda en el de la J24. Empatado con Fuenlabrada y séptimo, Náutico de Tenerife, que daba la sorpresa al ganar en el Pabellón de la Avenida de Anaga al Real Madrid, líder de la clasificación. 

Con 11 victorias Lujisa Guadalajara Basket, Cabezuelo CB Socuéllamos y CB La Matanza, octavo, noveno y décimo, respectivamente. Perdían los tres a domicilio: los alcarreños ante Movistar Estudiantes en un partido aplazado y después contra Alcobendas; los manchegos ante Zentro Basket Madrid, y los tinerfeños ante Rivas.

Triple empate a 10 victorias entre Quintanar, Zentro y Movistar Estudiantes, undécimo, duodécimo y decimotercero, respectivamente. Una de cal y otra de arena en casa para Quintanar que ganaba a Transportes Gobra Güímar y un día después caía ante Majadahonda; victoria para Zentro en su cancha ante Socuéllamos, y pleno para Movistar Estudiantes que ganaba primero al Guadalajara en el Movistar Academy Magariños y después al Alcalá en el Complejo Deportivo Espartales. 

Con nueve victorias y un partido por jugar, Güímar que perdía ante Quintanar; con ocho, Majadahonda, que afrontaba doble jornada cayendo en casa ante Fuenlabrada y ganando a domicilio a Quintanar, y con seis y dos partidos pendientes Estudio que veía aplazado al martes 22 su partido de esta jornada ante Pozuelo, y al viernes 18 el de la J19 ante Güímar.

Los mejores

En actuaciones individuales el jugador más destacado y por tanto MVP de la vigésimo cuarta jornada fue Julien Sargent, de Uros de Rivas, 17 puntos, 11 rebotes, 2 asistencias, 1 tapón y 5 faltas recibidas para un 33 de valoración, y el máximo anotador, Pablo Rodrigo, del CB Fuenlabrada, con 28 puntos.

2122_B24

Los partidos

Náutico ganó al Real Madrid con un triple sobre la bocina 

El RC Náutico de Tenerife se impuso por 76-73 al Real Madrid con un triple sobre la bocina final del partido que enfrentaba a los nautas con el filial blanco, líder del Grupo B. Náutico firma la épica ante el líder titula su crónica el club canario y subraya que un triple de Alex Navas en el último segundo del partido “sirvió al combinado nauta para evitar la prórroga e imponerse al Real Madrid”. Según el digital, La Marea “rubricó una puesta en escena perfecta para prolongar su racha positiva, con el cuarto triunfo consecutivo, a costa de una escuadra merengue que aterrizaba en la isla con un balance de 19/4”.

El Madrid golpeó primero (2-8) de la mano del base Urban Klavzar pero redujo la desventaja “un RC Náutico que fue quitándose complejos, auspiciado en el ecuador del primer juego por la gallardía en ataque de Bryan Polanco (12-16)”, si bien el filial blanco llegó al final del periodo con 12-18 a su favor.

En el segundo cuarto el Madrid se fue al doble dígito de ventaja con Veesar como exponente en la pintura y Garuba por fuera (14-27). Pero Náutico respondió con un parcial de 11-0 gracias al acierto de Navas y Hernández desde el 6,75, más el poderío de Martínez y Niang en el poste bajo (25-27), aunque el filial blanco se fue al descanso con un +8, 32-40, con triples de Veesaar y Baba Miller.

Al regreso de vestuarios “con la afición entregada, las gradas del Pabellón RCNT se convirtieron en el sexto jugador”. Náutico tomó la primera ventaja pese a que el Madrid volvió a escaparse con dos triples consecutivos de Klavzar (39-48). Con un gran trabajo colectivo parcial de 11-2 de los nautas que igualaron el choque (57-57) llegando al final del tercer cuarto con 60-58 en el marcador.

En el último cuarto Náutico “planteó un escenario incómodo a un Real Madrid que cedía ante el ímpetu nauta”. Desde el 6,75, Navas y Niang ampliaron la ventaja (68-63) pero rebasado el ecuador, el estonio Henri Veesaar igualaba el partido con 70-70 en el marcador. 

Una penetración de Javi Martínez (73-70) a medio minuto para el final fue contestada por el Madrid con un triple a falta de 19 segundos (73-73). Y cuando todo parecía encaminado hacia la prórroga, Navas anotó un triple desde la esquina que dio la victoria a Náutico con 76-73 en el marcador.


Un mal primer cuarto condenó a La Matanza ante Rivas

Un mal primer cuarto condenó al CB La Matanza ante Uros de Rivas que se impuso a los tinerfeños por 83-72. Tras indicar que “una mala defensa inicial (27/6) mermó al CB La Matanza en Rivas”, Basketmanía subraya como “la clave, una vez más lejos de casa, la falta de concentración en algunos momentos del choque, resultando determinante ´el escandaloso´ 27 a 6 de los primeros diez minutos, en los que la defensa visitante hizo aguas por todos lados”.

Añade el digital que con un -21 los de Susma Rodríguez tuvieron que “nadar contra corriente para competir de tú a tú en el segundo cuarto (25/26)”, pero pese al parcial igualado al descanso el marcador seguía siendo favorable a Rivas, 52-32.

Susma, subraya, “logró sacar la garra de sus jugadores que mejorando en defensa recortaron distancia merced al +9 (12-21) del tercer periodo” que terminó con 64-53. En el último cuarto de nuevo prevaleció la igualdad (19-19) pero Rivas supo administrar su renta y acabó llevándose el partido con 83-72 en el marcador.

El partido terminó en el primer cuarto nos dice el entrenador de La Matanza, Susma Rodríguez, y tras indicar que “nos sacaron demasiada renta” afirma que “entramos blandos y ellos muy acertados en el tiro exterior”.

En los siguientes tres cuartos “jugamos como debemos hacerlo” subraya Susma que espera “seguir recuperando jugadores para estas seis últimas jornadas que son importantísimas en una Liga que cada vez se aprieta más y hay más equipos implicados en no descender”.

Sobre el partido el entrenador de Uros de Rivas, Juanjo Simón, nos dice que empezaron muy concentrados “y gracias una muy buena defensa que le permitía correr continuamente y con un buen acierto desde el triple con los cambios de hombre a zona de La matanza, firmábamos un muy buen primer cuarto, cerrándolo con un 27-6”.

En el segundo cuarto los tinerfeños salieron “mucho más serios y en tres minutos hicieron un parcial de 0-10 demostrando que no se iban a rendir”, añade Juanjo, pero unos “muy buenos minutos” de Álvaro Frutos y Víctor Fernández “volvieron a dejar nuestra ventaja cercana a los 20 puntos al final de la primera parte”.

En la segunda mitad del partido el poderío interior de Ángel Gómez y sobre todo de Julien Sargent, que dominó ambas zonas, “fue superior a los puntos exteriores de los visitantes, que de la mano de Lázaro y Eudaldo, más los puntos de Lucente, llegaron a acercar a su equipo a 10 puntos en varias ocasiones, per no pasaron de ahí”, afirma. Importante victoria de Uros, concluye Juanjo Simón, pese a las numerosas bajas con que llegó al partido “y las que sufrió durante el mismo”.


Doble jornada a domicilio para Lujisa Guadalajara Basket que perdía los dos partidos. Ante el NCS Alcobendas el correspondiente a esta jornada y frente a Movistar Estudiantes el pendiente de la J18.

Guadalajara cayó ante Alcobendas en la prórroga

Lujisa Guadalajara Basket cayó por 97-87 ante el NCS Alcobendas en un partido igualado que se resolvió en la prórroga. Dolorosa derrota del Guadalajara dice Nueva Alcarria y añade que los madrileños se llevaron la victoria “gracias a un mayor acierto en los minutos finales”.

El primer parcial fue para Alcobendas, 23-20 en el marcador, pero en el segundo cuarto Guadalajara Basket consiguió dar la vuelta al marcador gracias a dos triples consecutivos de Raúl Lázaro que “rompieron ligeramente el partido”, según el digital. Parcial de 13/19 para los alcarreños y 36-39 al descanso.

La igualdad se mantuvo tras el paso por vestuarios, pero un buen final del tercer cuarto hizo que Alcobendas afrontar con un +3, 58-55, un último cuarto de infarto.

Con diferencias mínimas, un triple de Horvath en el último minuto subió al marcador un 75-77. Dos canastas ponían al Alcobendas por delante, pero dos tiros libres de Villegas a falta de ocho segundos mandaban el partido a la prórroga. 

El tiempo añadido también comenzó igualado, pero desde el 81-81 Alcobendas rompió el partido. Guadalajara no pudo frenar el gran acierto de los madrileños que acabaron llevándose la victoria por 97-87. 


Pleno de victorias para Movistar Estudiantes que el miércoles 9 ganaba en casa al Lujisa Guadalajara Basket en el partido aplazado de la decimooctava jornada, y el domingo a Baloncesto Alcalá en el Complejo Deportivo Espartales.

Victoria de Movistar Estudiantes ante Guadalajara

Movistar Estudiantes se impuso por 90-78 al Lujisa Guadalajara Basket con una gran segunda parte en la que estuvo enchufado en defensa y en el control del rebote.

Igualada fue la primera mitad con parciales de 18/15 y 23/25, veinte minutos marcados por el control del rebote de Guadalajara Basket que castigó a Estudiantes con segundas opciones. Al descanso se llegó con el choque igualado, 41-40 en el marcador.

Al regreso de vestuarios el Estu pisó el acelerador. Muy serio atrás y efectivo en ataque anotó 29 puntos dejando en 13 a los alcarreños que no podían frenar el ritmo anotador de los colegiales con Héctor Figueroa como ariete ofensivo. Al final del tercer cuarto un rotundo 70-53 para los del Ramiro.

Pero Guadalajara Basket no se fue del partido ni bajo nunca los brazos. Parcial de 4/12 y 74-65 mediado el último cuarto, una renta que se redujo a siete puntos (76-69) a falta de tres minutos. Sin embargo Estudiantes templó los nervios y supo administrar la renta para acabar sellando la victoria con 90-78 en el marcador.

Un partido cuya primera parte estuvo marcada por “el control del rebote que tuvieron ellos” dice el entrenador de Movistar Estudiantes, Sergio Jiménez, quien añade que “non castigaron mucho segundas opciones”. Según Sergio “jugamos de manera más inteligente que el día de Náutico, minimizando las pérdidas” y “con mucha más solidez ofensiva” si bien “no conseguimos imponer nuestro ritmo de juego durante los 20 primeros minutos, sobre todo porque no controlamos el rebote ofensivo”. 

En la segunda parte “estuvimos mucho más enchufados en defensa y en el control del rebote”, según Sergio, lo que “nos permitió correr, jugar con cierta alegría y hacer una renta muy buen en el tercer cuarto que que nos sirvió para ir manejándola en el último” pese a que “sabíamos que ellos iban a apretar con sus jugadores más experimentados, que iban a hacer distintos tipos de defensa y que nos querrían confundir”.

Pero “fuimos capaces de aguantar el punch que tuvieron en ese cuarto y cerrar el partido en momentos complicados” señala Sergio Jiménez, quien concluye que “estamos en el filo, pero poco a poco vamos dando pasos adelante, jugando con la presión y disfrutando de ella que es de lo que se trata”.

Movistar Estudiantes se impuso al Alcalá desde la defensa

Movistar Estudiantes se impuso por 74-77 a Baloncesto Alcalá en un partido que se resolvió en los instantes finales en los que los colegiales muy serios atrás estuvieron más acertados. Clave fue el dominio del rebote y es que 37 (12 ofensivos y 25 ofensivos) capturó Movistar Estudiantes, 11 más que Baloncesto Alcalá (6 ofensivos y 20 defensivos) que repartió 10 asistencias frente a 18 del equipo colegial. 

Igualado fue el primer cuarto con un Movistar Estudiantes muy serio atrás y con un claro dominio del rebote en ambos lados de la cancha. Al final del periodo ventaja por la mínima de los colegiales, 23-24 en el marcador. 

En el segundo arrancó por delante Alcalá. Ajustó las defensas y aprovechó las pérdidas de balón de Estudiantes al que también castigaron sus fallos desde la línea de Tiro Libre. Al descanso 43-36 para el equipo de la ciudad complutense. 

Al regreso de vestuarios Estudiantes apretó en defensa impidiendo que Alcalá anotara con facilidad y más sólido en el rebote firmó 20 puntos dejando en 11 a su rival. Al final del tercer cuarto un ajustado 54-56 en el marcador y todo por decidir. 

Alternancias en el marcador con opciones para los dos equipos en los últimos diez minutos del partido que se resolvió en los instantes finales en los que Movistar Estudiantes estuvo más acertado llevándose la victoria con 74-77 en el marcador.

Un partido muy igualado como el de ida “con muchas alternancias en el marcador”, dice el entrenador del Estu, Sergio Jiménez, quien añade que “empezamos dominando en el primer cuarto, haciendo una buena defensa y sobre todo sólidos en el rebote en los dos lados”.

Alcalá se recuperó en el segundo cuarto gracias a “nuestras pérdidas de balón no forzadas que ya sabíamos que no teníamos que hacer”, explica el técnico, porque es “un equipo que aprovecha las pérdidas y va rápido en transición al contraataque”, lo que unido al acierto en el tiro de tres y “a nuestros fallos en los tiros libres” hizo que al descanso “cogiesen una renta no muy grande, pero si buena”.

Al regreso de vestuarios “hicimos una muy buena defensa” dice Sergio. “Ajustamos algunas cosas y estuvimos mucho más sólidos en el rebote” y principalmente “en el control del juego y en las pérdidas de balón”. Añade que controlaron el balón, no cometieron muchos errores y “conseguimos un buen parcial siendo agresivos contra su presión y contra las distintas defensas alternativas que nos plantearon”. 

En el último cuarto hubo alternancias en el marcador pero “nosotros estuvimos más veces arriba” aunque los dos “tuvimos opciones”, dice Sergio. El partido se resolvió en los últimos momentos y “nosotros estuvimos un poco más acertados y lúcidos”, concluye Sergio Jiménez.


También hizo pleno el CB Fuenlabrada que se impuso a Estudio y al CB Majadahonda.

El control del rebote clave de la victoria del Fuenlabrada ante Estudio 

El CB Fuenlabrada se impuso a Estudio por 98-83 en el partido aplazado de la Jornada 17 que encarrilaron desde el primer cuarto. Entre las claves el dominio del rebote. Un total de 40 (19 ofensivos y 21 defensivos) capturó Fuenlabrada frente a los 30 (13 ofensivos y 17 defensivos) de Estudio, que estuvo más fallón que su rival. 

Arrancó por delante Fuenlabrada que llegó al final del primer cuarto con 24-14 a su favor y aunque Estudio afinó su puntería en el segundo, los locales siguieron sumando y se fueron al descanso 13 puntos arriba, 53-40 en el marcador.

Muy parecida fue la segunda parte aunque más igualada. Parcial de 23/21 en el tercer cuarto y 76-61 al final del periodo, y 22/22 en el último, tanteos que dieron la victoria al Fuenlabrada con 98-83 en el marcador.

En general buen partido en ataque pero “nos faltó acierto desde el 6,75” nos dice el entrenador del Fuenlabrada, José Luis Pichel, y añade que aunque “fuimos siempre por delante Estudio se mantuvo en el partido con Iriarte como principal generador, muchos puntos en juego roto y con acierto de sus tiradores”. 

No obstante “fuimos capaces de mantener un buen ritmo de juego los 40 minutos” y “dominar los tableros” afirma el entrenador del Fuenla y cuando “mejoramos la defensa y entendimos los ritmos del partido fuimos ampliando diferencias”.

El entrenador de Estudio, Nico Fernández de Córdoba, da la enhorabuena a Fuenlabrada por “el gran trabajo durante todo el partido” y nos dice que Juan Fernández, Bassala Bagayoko y Rodijs Macoha “son jugadores con el nivel LEB/ACB ahora mismo y tienen un gran futuro”.

Además Fuenlabrada “ha mejorado mucho con los fichajes de Pablo Rodrigo y Luis Melián” y de nuevo “vuelve a ser el equipo con potencial para estar en los Playoffs y subir a Plata”. 

Nico afirma que “nosotros luchamos durante todo el partido, con momentos de buena defensa y de contraataque, manteniéndonos siempre en los 8/12 puntos”, pero “no conseguíamos superar esa barrera”. En el último cuarto “no nos llegaron las fuerzas” y “no conseguíamos reducir la diferencia”, aún así Nico no pone “un pero al esfuerzo de los jugadores y a su entrega contra una de las mejores plantillas de la Liga EBA”.

Nico destaca la superioridad en el rebote de Fuenlabrada y afirma que Bagayoko “cogió más de los que aparecen en las estadísticas, demostrando su poderío físico”, con Melián “muy atento a rebotes largos”. Y también el acierto en situaciones de 2 puntos, destacando de nuevo Bagayoko “que marcó diferencia al finalizar en el aro y ese 10 de 12, o Juan Fernández con 7 de7”.

Tras subrayar “la permisividad en el contacto físico con el equipo de casa, y el castigo en los tiros libres al otro”, Nico afirma que “seguiremos trabajando e intentando mejorar cada partido ante el difícil reto del fin de semana, el viernes a domicilio contra Transportes Gobra Güímar y el sábado en casa contra Nautico de Tenerife”.

Rotunda victoria de Fuenlabrada ante Majadahonda 

El acierto por fuera fue una de las claves de la victoria del CB Fuenlabrada ante el CB Majadahonda por un abultado 76-102. Un total de 12 triples de 27 lanzamientos convirtió Fuenlabrada frente a 5/21 de Majadahonda. 

Igualado fue el primer cuarto que acabó con 11-17 para Fuenlabrada y también el segundo (24/27) pero los visitantes supieron administrar su pequeña renta y se fueron al descanso con 35-44 a su favor. Al regreso de vestuarios Fuenlabrada siguió sumando con Majadahonda a rebufo. Parcial de 18/26 en el tercer cuarto y ya un abultado 53-70 al final del periodo. En los últimos 10 minutos de juego también mandaron los de José Luis Pichel. Con un parcial de 23/32 se llevaron el partido con 76-102 en el marcador. 

El entrenador del Fuenlabrada, José Luis Pichel, nos dice que entraron “un poco fríos al partido, en el que Majadahonda estaba claramente poniendo más energía que nosotros”, y añade que la tónica de la primera mitad fue que cada vez que “abríamos brecha en el marcador, el rival nos contestaba acercándose de nuevo”. Pero en el tercer cuarto “mejoramos nuestra defensa y pudimos imponer poco a poco nuestro físico, ampliando las diferencias”.

El entrenador del CB Majadahonda, Jaime García, nos dice que fue un fin de semana “con jornada doble” ya que el sábado se enfrentaron al Fuenlabrada, “un duro rival que vino con toda su artillería”, y el domingo tocaba viajar a Quintanar del Rey para repetir el partido de la vigésimo jornada contra Globalcaja Quintanar. 

Sobre el partido contra Fuenlabrada Jaime García, nos dice que “pudimos aguantar hasta que nos duró la gasolina. Llegamos al descanso nueve abajo” y en el tercer cuarto en algún momento “pudimos recortar la diferencia”, pero Fuenlabrada “que dispone de grandes jugadores, tenía una marcha más y nosotros fuimos a menos”.

Pero a pesar del marcador, subraya el técnico, no perdimos la cara al partido y “no dejamos de trabajar para seguir mejorando”.


Un mal comienzo condenó a Socuéllamos ante Zentro

Cabezuelo CB Socuéllamos perdió por un ajustado 63-60 ante Basket Zentro Madrid castigado por un mal comienzo. Según La Tribuna de Ciudad Real los socuellaminos fueron de menos a más en el partido y tras un frío inicio Zentro fue superior.

A partir del descanso los manchegos comenzaron a recortar diferencias pero acabaron muriendo en la orilla. El digital subraya que el conjunto de Gabriel Martínez se queda con un balance de 11-13 en la mitad de la tabla, “pero inmerso en la lucha por la permanencia que se presenta muy cerrada”.


Una de cal y otra de arena para Globalcaja Quintanar que el sábado se impuso a Transportes Gobra Güímar con un partido coral en el que todos los jugadores anotaron, y el domingo perdió ante el CB Majadahonda en el partido repetido de la vigésima jornada. 

Un coral Quintanar se impuso a Güímar

Un Globalcaja Quintanar muy coral se impuso por 62-53 al Transportes Gobra Güímar con un gran trabajo colectivo. Necesaria y trabajada victoria de Quintanar “que le permite huir de los puestos de descenso” dice en su crónica El Deporte Conquense y añade que los quintanareños mantienen su buena línea de las últimas jornadas. 

Arrancó bien Quintanar, muy intenso en defensa. Mediado el primer cuarto solo había permitido una canasta y a pesar de que en ataque no estaba muy acertado cogió una pequeña distancia (7-2). Sin embargo, los canarios reaccionaron y dieron la vuelta al marcador llevándose el primer cuarto por 13-17.

Según el digital, en el segundo “la defensa quintanareña fue todavía mejor, cerrando a la perfección el rebote y complicando los ataques rivales, hasta el punto de que solo anotaron tres puntos y estuvieron ocho minutos sin puntuar”. Excelente parcial para los conquenses que se fueron al descanso con 28-20 a su favor.

Al regreso de vestuarios cinco puntos consecutivos en apenas un minuto permitieron a Quintanar ampliar la ventaja en 13 puntos mientas Güímar seguía con problemas para anotar. Al final del tercer cuarto 42-31 para los de Juan Carlos Navarro.

En el último cuarto, sendas canastas de Janssens y Barrie y 46-31 para Quintanar. Mediado el periodo un parcial de 0-9 subió al marcador un 48-42, pero un triple de los conquenses cortó una posible remontada. El acierto en los tiros libres en los últimos minutos hizo el resto y Quintanar se llevó la victoria por 62-53 en un partido en el que todos los jugadores anotaron.

El fin de semana fue “una de cal y otra de arena” nos dice el entrenador de Quintanar, Juan Carlos Navarro, y explica que el partido contra Güimar “supimos interpretarlo bien y estar a la altura”.

Quintanar entró “bastante bien al partido”, afirma, y aunque “ellos reaccionaron porque tienen buenísimos jugadores, poco a poco pudimos irnos en el marcador, muy serios en defensa y cerrando bien nuestro rebote”.

Gracias a eso “pudimos sacar una ventaja al descanso, que pudimos mantener”, añade el técnico, si bien es cierto que al comienzo del último cuarto “tuvimos un bajón, normal porque ellos son buenos jugadores y tienen muchas armas” y enlazaron “una buena racha, también por unos cuantos fallos grandes nuestros”.

Pero “supimos sufrir y jugar bien los minutos finales para superar ese bajón, y sacar el partido”, dice Navarro. “Contentos -añade-, pero sabíamos que teníamos otro partido el domingo que era superimportante para escapar de los puestos de abajo”.

Quintanar perdió ante Majadahonda 

Globalcaja Quintanar perdió por 68-78 ante el CB Majadahonda en el partido repetido de la vigésima jornada. Basket Quintanar acusa el cansancio y pierde ante Majadahonda titula su crónica El Deporte Conquense y es que los de Juan Carlos Navarro “venían de ganar un día antes al Transportes Gobra Güímar en un partido muy igualado y sin descanso, lo que se notó un día después contra los madrileños”.

Añade el digital que “mientras tuvieron fuerzas, los quintanareños estuvieron bien en la pista del Ángel Lancho”. Liderados por “un Hugo Cluysen en estado de gracia” llegaron al final del primer cuarto cinco puntos arriba, 22-17 en el marcador. 

En el segundo también arrancó bien Quintanar y llegó a estar +12, 31-19, según el digital, pero reaccionó Majadahonda y con un parcial de 0-10 se metió de lleno en el partido. Prueba de ello es que al descanso llegó a solo un punto de su rival, 36-35. Al regreso de vestuarios mejoró Majadahonda que aprovechó los fallos de Quintanar para abrir brecha y afrontar el último cuarto con +4, 52-56 en el luminoso.

Diez minutos por delante y todo por decidir. Majadahonda dominaba en la pintura (acabó con 36 rebotes, por 30 de Quintanar) lo que fue decisivo para los madrileños que cerraron bien su aro. Aunque Quintanar tiró de casta y mediado el periodo se acercó a tres tras un triple de Cluysen (61-64), seis puntos consecutivos de los madrileños fueron determinantes para llevarse la victoria por 68-78.

Contra Majadahonda “nos faltó gasolina o actitud, sobre todo en defensa”, nos dice Juan Carlos Navarro. “Estuvimos fatal en defensa, concedimos muchas segundas opciones tras rebote” y “ellos lo aprovecharon muy bien y nos sacaron el partido”. En ningún momento “salvo los 4/5 primeros minutos estuvimos en el partido”, dice el técnico y añade que “no fuimos capaces de igualar su intensidad defensiva o sus ganas de ir al rebote”. 

El resto del partido “estuvimos por detrás”, explica, aunque en la segunda parte “tuvimos un par de arreones y fuimos capaces de ponernos a cuatro puntos”, pero después “cometíamos dos o tres fallos seguidos en defensa, bien porque concedíamos canastas fáciles o porque nos cogían el rebote y fuimos incapaces…. Nos faltó gasolina o actitud y fue imposible”, concluye Navarro.

Al partido contra Globalcaja Quintanar “llegamos con bastantes bajas” pero con el objetivo de “sacar la victoria en una cancha complicada”, nos dice el entrenador del Majadahonda, Jaime García. Desde el comienzo, afirma, “los nuestros salieron con el mono de trabajo puesto, muy serios y ordenados en defensa y jugando muy buenas posesiones en ataque”. 

Jaime García subraya que “supimos mantener la cabeza fría en los momentos complicados del partido” y tras destacar “la gran labor de los nuestros” dice que “toca seguir trabajando” y asegura que “¡seguiremos luchando!”.