Tras ocho victorias consecutivas, en la décima jornada caía el Real Madrid ante Baloncesto Alcalá en un partido competido y a muchos puntos, aunque el filial blanco se mantiene en el liderato del Grupo B a una victoria de sus inmediatos perseguidores, CB Pozuelo y los alcalaínos. Un partido disputado en el Complejo Deportivo Espartales con una entrada mayor de lo previsto y una afición que no dejó de animar a su equipo durante todo el encuentro. En su información sobre la J10 la Federación Española de Baloncesto (FEB) destaca la derrota del Real Madrid y precisa que “un ex de la cantera blanca, Charly Unanue, fue su verdugo con 30 puntos y una serie espectacular de 7 triples de 14 intentos”.

Empatados a siete victorias y tres derrotas CB Pozuelo y Baloncesto Alcalá, segundo y tercero en la tabla. Ganaban los dos en casa: el primero al Cabezuelo CB Socuéllamos en un partido intenso y muy igualado, y los alcalaínos al Real Madrid. 

Cuarto y quinto en la clasificación Uros de Rivas y Lujisa Guadalajara Basket empatados a seis partidos ganados y cuatro perdidos. Los ripenses perdían en casa ante Transportes Gobra Güímar en un partido muy duro que se resolvió en los minutos finales y los alcarreños ganaban a domicilio a Globalcaja Quintanar que ampliaba su mala racha con la quinta derrota consecutiva.

Igualados a cinco victorias y otras tantas derrotas CB La Matanza, Náutico de Tenerife y Socuéllamos, sexto, séptimo y octavo respectivamente. Tanto La Matanza como Socuéllamos caían a domicilio; los primeros, castigados por su desacierto en el tiro ante el CB Majadahonda, mientras que los segundos lo hacían en la pista de Pozuelo. Por su parte, Náutico vencía en casa a Estudio en un partido que dominaron desde el comienzo, si bien tuvo que sufrir en el último cuarto; además, el cuadro nauta disputaba en la tarde noche de ayer martes el partido correspondiente a la J4 que tenía pendiente ante el filial del Fuenlabrada, al que vencía por 6 puntos (74-68). Con cinco victorias, cuatro derrotas y un partido por jugar, Güímar, noveno en la clasificación, que sumaba en casa de Rivas un triunfo más.

Le siguen en la tabla con cuatro partidos ganados y seis perdidos Quintanar, Fuenlabrada, Zentro Basket Madrid y NCS Alcobendas, décimo, undécimo, duodécimo y decimotercero, respectivamente. Los quintanareños sucumbieron ante Guadalajara Basket, mientras que Alcobendas se vio sorprendido en su cancha por un Movistar Estudiantes que siempre fue por delante en el marcador. El balance de Fuenlabrada fue de 1-1, pues además de su cita de la J10 (asaltó la pista de Zentro B tras un igualado duelo), también se desplazaba a tierras canarias para recuperar su partido de la J4 (derrota ante Náutico, como ya hemos comentado).

Decimocuarto y decimoquinto, empatados a tres partidos ganados y siete perdidos, Majadahonda, que ganaba en casa a La Matanza, y Estudio, que perdía a domicilio ante Náutico. 

Con tres victorias, seis derrotas y un partido por jugar, Movistar Estudiantes, decimosexto y último. Los colegiales ganaban esta jornada al Alcobendas sumando su tercera victoria, la primera a domicilio.

Los mejores

En actuaciones individuales el titulo de jugador más destacado y por tanto MVP de la décima jornada lo comparten con un 29 de valoración Jordan Hickman, del Cabezuelo CB Socuéllamos, 19 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias, y Ken Issanza, de Zentro Basket Madrid, 14 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia y 4 mates, y el de máximo anotador fue para Carlos Unanue, de Baloncesto Alcalá, con 30 puntos.

2122_B10

Los partidos

Alcalá ganó al Real Madrid empujado por su afición

Baloncesto Alcalá se impuso por 91-88 al Real Madrid, en un partido disputado en el Complejo Deportivo Espartales con una entrada mayor de lo previsto y un público expectante por ver competir a su equipo contra el líder de la tabla.

En su crónica el club alcalaíno dice que el Pabellón de Espartales “vivió una jornada  histórica” por el triunfo del Baloncesto Alcalá ante el Real Madrid, líder del Grupo B con ocho victorias consecutivas, algunas por rentas de casi 30 puntos. 

Una victoria que demuestra que los buenos resultados de la temporada anterior, en la que Alcalá se quedó a las puertas de disputar la Fase de Ascenso a LEB Plata, responden “a un crecimiento trabajado y sostenido en el tiempo de los alcalaínos”.

Tras unos primeros minutos de tanteo, Alcalá comenzó “a engrasar sus automatismos defensivos”, si bien los de Ángel Díaz no terminaban de fluir en ataque. Al descanso el marcador señalaba 32-42 a favor del Madrid.

En un tercer cuarto “apoteósico, lleno de inspiración ofensiva y trabajo duro” Alcalá le endosó 33 puntos al Real Madrid que anotó 19 y que “que parecía no saber cómo parar el caudal anotador de los complutenses”. 

“Con la grada enfervorizada y empujando como siempre a los suyos”, Alcalá remató el periodo con un triple de Óscar Méndez sobre la bocina “que levantó al público de los asientos”. Al final del tercer cuarto 65-61 a favor de los alcalaínos.

Al último cuarto se llegó con todo por decidir “y la moral por las nubes” en un Alcalá que consiguió mantener el buen nivel defensivo de todo el partido y “martilleó la canasta de los blancos una y otra vez a golpe de triples”. 

La batalla bajo los aros de Sergio Rodríguez y Álvaro Biersack “le dio un impulso al equipo en los minutos decisivos” y el acierto en los tiros libres de los instantes finales “terminó de decantar un duelo que el Real Madrid no dio por perdido en ningún momento”.

El CB Alcalá y su afición ganaron a todo un Real Madrid, titula su crónica Dream Alcalá y en declaraciones a este digital el entrenador de los alcalaínos, Ángel Díaz, dice que “nuestra gente siempre responde en los días importantes y hoy lo han vuelto a demostrar”. Ver la grada llena es “una alegría y nos da un plus de motivación para seguir trabajando e intentando hacerles disfrutar para devolverles el cariño que nos transmiten cada semana”.

El entrenador de Baloncesto Alcalá, Ángel Díaz, nos dice que el partido hasta el descanso fue para ellos como los cuatro anteriores que habíamos jugando contra el Real Madrid en Liga EBA: “Haciendo un buen partido, pero al final ellos te castigan con cosas que solo ellos dominan”. 

Añade el técnico que se fueron al descanso 10 abajo “con poquitos puntos nuestros” que es lo habitual y ellos en su media, 32/42, y subraya que sabían que en la segunda parte “o lo hacíamos perfecto o no tendríamos opciones, como siempre que juegas contra el Madrid”. Según Ángel Díaz “hicimos un tercer cuarto espectacular, que fue la clave del partido. Vimos muy fácil aro y estuvimos muy bien atrás, sobre todo no concediéndoles segundas oportunidades”. 

Baloncesto Alcalá llegó al último cuarto cuatro puntos arriba (65-61) “y pudo pasar de todo”, dice Díaz. Hubo varias alternancias en el marcador. “Se pusieron ellos por delante, nos pusimos nosotros… y llegamos al último minuto con ventaja nuestra”, afirma el entrenador y gracias a los tiros libres “y a nuestro buen acierto en la segunda parte pudimos llevarnos el partido”. 

Tras indicar que “nos obligaron a jugar hasta el último segundo del partido, porque nos meten dos triples también en el último minuto”, dice que ambos “estuvimos más o menos en nuestras medias -nosotros en 91, ellos en 88-, que es más o menos lo que estamos metiendo los dos equipos”, aunque lo difícil y “lo reseñable por nuestra parte es que se lo hicimos al Madrid, que estuvo espectacular”. Para concluir el entrenador de Alcalá menciona a su afición “que estuvo de 10” y dice que en este tipo de partidos “en los que te sale todo, pues todo está de dulce”.


Socuéllamos perdió ante Pozuelo

Cabezuelo CB Socuéllamos perdió por 73-67 ante CB Pozuelo en un partido intenso y muy igualado, una derrota que trunca la racha de tres victorias consecutivas de los manchegos. Según La Tribuna de Ciudad Real el partido tuvo varias partes bien diferenciadas. El primer cuarto fue de claro dominio de Pozuelo (21/11), pero Socuéllamos reaccionó en el segundo para llegar al descanso a dos puntos de su rival, 40-38 en el marcador. 

Al regreso de vestuarios Socuéllamos no se rindió pese a ir a remolque. Parcial de 15/11 en el tercer cuarto y 55-49 al final del periodo. Igualado fue el último cuarto (18/18) pero los madrileños supieron conservar su renta y acabaron llevándose el partido por 73-67.

El partido rodó según lo previsto, nos dice el entrenador del Socuéllamos, Gabriel Martínez, bastante intenso bajos los aros, mucha lucha por el rebote y la defensa sobre todo de Pablo Rodrigo y Chema Gil. Al comienzo Pozuelo aprovechó su control del rebote y su ritmo de juego para correr y con cuatro o cinco acciones de transición rápidas “meten canastas fáciles y se llevan el primer cuarto”, señala Gabri. 

Es segundo es similar “pero para nosotros. Conseguimos controlar el rebote, correr y sacar acciones mucho más claras y rápidas para ponernos más o menos igualados”. Al final del tercero y comienzo del cuarto Majadahonda se va de 9 puntos. Socuéllamos no deja de luchar para recortar esa ventaja pero “no es posible”, explica el técnico y añade que al final “tenemos cuatro o cinco tiros de tres liberados que no anotamos” que quizás hubieran cambiado el signo del partido.  


Güímar se impuso a Rivas en un partido muy duro

Transportes Gobra Güímar se impuso a Uros de Rivas por 69-74 en un partido muy duro que se resolvió en los minutos finales. Arrancó por delante Rivas que llegó al final del primer cuarto con 22-18 a su favor. En el segundo apagón de los tinerfeños que solo anotaron seis puntos frente a 15 de los ripenses que se fueron al descanso 13 puntos arriba, 37-24 en el luminoso. 

Al regreso de vestuarios el partido cambió de manos. Güímar arrancó con solvencia, subiendo la intensidad. Muy serios atrás y efectivos en ataque los tinerfeños recortaron distancia y llegaron al final del tercer cuarto a siete puntos de su rival, 54-47 en el marcador y todo por decidir.

Se preveía un final apretado y así fue. Pero un Güímar con más confianza y más acertado en el tiro supo jugar mejor los últimos minutos y acabó llevándose el partido por 69-74.

Un partido muy duro, nos dice el entrenador del CB Dadarmo Güímar, David Hernández, quien explica que en el primer cuarto “competimos y terminamos con una pequeña diferencia” cuatro abajo al final del periodo (22-18), pero en el segundo “hicimos el peor cuarto en lo que va de temporada”. El equipo estuvo “muy inseguro, muy mal atrás y muy desorganizado delante” por lo que “nos fuimos al descanso 13 puntos abajo” (37-24). 

Pero a partir del descanso “aumentó la competitividad, fuimos más agresivos, peleamos cada balón” dice el técnico y subraya que “estuvimos más sólidos en defensa” y en ataque “mejoramos un poco la circulación de balón, lo compartimos más”. Pero también “tuvimos suerte en el porcentaje de tiros” y “poquito a poco fuimos creyendo que era posible; ganamos confianza, y llegamos a un final apretado que se podía haber decantado para cualquiera de los dos equipos”. 

“Tuvimos la suerte de que cayera de nuestro lado” y “conseguimos una victoria muy importante en un campo muy difícil, contra un equipo muy sólido y que jugó un gran partido”.


Quintanar perdió ante Guadalajara por un ajustado tanteo

Basket Globalcaja Quintanar perdió ante Lujisa Guadalajara Basket por 71-76 en un partido que se resolvió en el último cuarto. En su crónica El Deporte Conquense dice que Quintanar deja escapar la victoria en el último cuarto de un partido al que llegaba “con la necesidad de obtener un triunfo que sirviera para salir de una racha negativa que dura ya varias semanas”.

Arrancó bien Quintanar defendiendo y jugando correctamente en ataque llegando al final del primer cuarto con 17-15 a su favor. Siguió la buena línea en el segundo y al descanso mandaban los conquenses por 41-32. 

Una ventaja que pudo ser mayor de no haber concedido varias opciones en el último minuto lo que que permitió a los alcarreños recortar puntos, añade el digital y destaca que Quintanar cerraba bien el rebote “saliendo bien a la contra”.

Al igual que en otros partidos, la salida del descanso “dejaba tocado al equipo de Juan Carlos Navarro” que “ni siquiera podía frenar con faltas el arreón del Guadalajara. Intercambio de golpes y alternancias y 54-47 al final del tercer cuarto.

En el último cuarto a base de triples Guadalajara Basket se hizo “con el mando del partido”. Quintanar se atascó en ataque “y la contundencia demostrada en el rebote, no aparecía”. El digital afirma que con el paso de los minutos “volvieron a aparecer los fantasmas de otros encuentros” y la victoria se la llevó Guadalajara por 71-76.

Juan Carlos Navarro asume que “la responsabilidad de esto es mía” y atribuye la situación “a la falta de concentración”. Dice que “ahora mismo es complicado que ganemos un partido” y tras indicar que “en este momento hay que luchar por no descender”, insiste en que “que vamos a seguir trabajando”.

Sobre el partido el entrenador del Guadalajara Basket, Román Peinado, nos dice que en la primera parte “nos costó igualar la intensidad de Quintanar” lo que unido al desacierto en el tiro y algunos rebotes ofensivos del rival “nos llevo a llegar al descanso nueve puntos abajo”, 41-32 en el marcador.

En la segunda “igualamos la energía del rival y mejoramos el porcentaje en el tiro exterior” y esto más “el dominio de las zonas permitió que nos lleváramos el partido”, concluye el técnico del equipo alcarreño.

“Otro partido que se nos escapa por pocos puntos” nos dice el entrenador de Quintanar, Juan Carlos Navarro, y es que “nos vuelven a castigar mucho errores que solemos cometer, que al final se acaban reflejando en el resultado”. 

Quintanar dominó el partido durante tres cuartos, según el técnico. “Lo teníamos controlado, sobre todo en la primera parte”, dice. “Hacemos una muy buena primera parte, muy bien en defensa. El rebote, bien, en ataque jugando bien y ejecutando bien lo que hacemos”, explica, y “nos vamos al descanso con una renta de 9 puntos” que podían haber sido más “si no hubiéramos cometido algunos errores”.

En la segunda parte “entramos mal. Nos recortan y se ponen un punto arriba” pero “somos capaces al final del tercer cuarto de irnos -creo- 4/5 puntos y entrar por encima en el último y decisivo cuarto”. 

Un cuarto que “empezamos igualados”. Pero Guadalajara tiene “tres ataques consecutivos que son tres triples” y se pone por delante. En un arreón final, “de coraje más que de juego”, Quintanar vuelve a ponerse arriba, pero “nos cogen 6/7 puntos de ventaja y se nos escapa otro partido por pocos puntos”.

Tras indicar que “seguimos ampliando la racha mala” Juan Carlos Navarro dice que “ahora descansamos para cargar pilas, para seguir trabajando en corregir esos errores” y dentro de dos semanas “volvemos de nuevo y esperamos cambiar la dinámica”. 


La Matanza cayó ante Majadahonda

El dominio del rebote fue clave en la victoria por 79-72 del CB Majadahonda ante CB La Matanza al que también castigó su desacierto en el tiro. Un total de 44 rebotes (14 ofensivos y 30 defensivos) capturó el equipo madrileño por 36 (11 ofensivos y 25 defensivos) los canarios.

Arrancó por delante Majadahonda que llegó al final del primer cuarto con 23-17 a su favor. En el segundo apretó La Matanza que anotó 27 puntos por 10 de su rival y se fue al descanso 11 arriba, 33-44 en el marcador. Al regreso de vestuarios Majadahonda ajustó las defensas y subió la intensidad. Parcial de 27/17 en el tercer cuarto y 60-61 al final del periodo.

Majadahonda supo jugar mejor los últimos y decisivos 10 minutos (parcial 19/11) y acabó firmando la victoria por 79-72 en el marcador. 

El entrenador de La Matanza, Susma Rodríguez, nos dice que empezaron el partido “algo dubitativos” y “sin el acierto inicial que hemos tenido en lo que va de temporada”, y añade que el segundo cuarto (parcial 10/27) fue el mejor del partido y “de los mejores hasta la fecha”.

En la segunda parte “todo cambio”, según el técnico. El empuje del Majadahonda y su acierto exterior “que no habían tenido hasta ese momento” hizo que jugaran con mucha confianza, “todo lo contrario de lo que nos sucedía a nosotros”.


Rotunda victoria de Movistar Estudiantes ante Alcobendas 

Movistar Estudiantes se impuso por un rotundo 61-78 a NCS Alcobendas en un partido en el que los colegiales fueron siempre por delante en el marcador con su rival a remolque.

Arrancó con solvencia Estudiantes con Alcobendas con muchos problemas para anotar. Mediado el primer cuarto 0-6 en el marcador, ventaja que los colegiales siguieron ampliando hasta el 9-21 con el que terminó el periodo. En el segundo siguió sumando Estudiantes y aunque Alcobendas subió la intensidad su falta de puntería era patente. Mediado el periodo 18-29 para los colegiales que con buena circulación de balón, muy serios atrás y efectivos en ataque llegaron al descanso con un abultado 25-44 a su favor. 

Pese a que el tercer cuarto fue igualado (parcial 18/16) el Estu siguió a lo suyo, dominando el rebote tanto en ataque como en defensa y cerrando el periodo con 43-60 en el marcador. En los últimos diez minutos Movistar Estudiantes no bajó la intensidad mientras Alcobendas intentaba sin éxito recortar distancia. Mediado el cuarto 51-73 en el marcador y al final 61-78 para los del Ramiro que firmaban su tercera victoria, la primera a domicilio.

Un partido “de lo mejor que hemos jugado durante todo el año” dice en la crónica que publica el Club el entrenador de Movistar Estudiantes, Sergio Jiménez, con mucha energía sobre todo defensiva. “Hemos estado bien desde el primer minuto hasta el último -según el técnico- no dejándoles anotar en situaciones donde ellos se pudiesen encontrar cómodos” y aunque “hayan encontrado por momentos el aro, no ha sido de manera continua”. 

Subraya que han defendido muy bien a los jugadores más importantes de Alcobendas “no dejándoles situaciones favorables de tiro” y han dominado muy bien el rebote, “tanto en ataque como en defensa”, lo que se ha traducido en el resultado final. 

Destaca que en ataque “hemos compartido muy bien el balón” y ahí están “los números y las asistencias”. En general “un buen partido para crecer” y para que “los chicos piensen en lo que les está dando el poder conseguir resultados e ir sacando partidos”. 

Se trata, concluye el entrenador, de que poco a poco “vayamos mejorando, que demos pasos adelante e ir por el buen camino de la mejora individual dentro de la competición que es nuestro objetivo”.


Fuenlabrada venció a Zentro

El control del rebote fue importante en la victoria por 55-66 del CB Fuenlabrada ante Zentro Basket Madrid en un partido igualado. 

Arrancó Fuenlabrada con un ritmo alto y por delante en el marcador llegando al final del primer cuarto con 10-20 a su favor. Igualado fue el segundo cuarto, parcial 21-21 y +10 para el Fuenla al descanso, 31-41 en el marcador. 

Al regreso de vestuarios Zentro se apagó en ataque. Los de Jorge Lorenzo anotaron solo 4 puntos frente a 14 de Fuenlabrada que al final del tercer cuarto mandaba por 35-55 en el marcador. Apretó Zentro en el último cuarto pero Fuenlabrada supo controlar los nervios y jugar mejor los últimos minutos para llevarse el partido por 55-66.

“Empezamos con un ritmo muy alto que nos proporcionó las primeras ventajas” nos dice el entrenador del CB Fuenlabrada, José Luis Pichel, si bien Zentro mejoró en el segundo cuarto y el partido estuvo “más igualado”. 

El técnico añade que los jugadores hicieron un gran esfuerzo“ ante las bajas con las que Fuenlabrada llegó al partido, lo que nos obligó a cambiar “a muchos de su posición habitual”.

Tras indicar que en el último cuarto Zentro supo “apretar en defensa y robarnos varios balones” José Luis Pichel afirma que el control del rebote y “la tranquilidad final hizo que nos lleváramos el partido”.


Sufrida victoria de Náutico ante Estudio

RC Náutico de Tenerife se impuso a Estudio por un ajustado 96-92 en un partido que los nautas dominaron desde el comienzo si bien les tocó sufrir en un último cuarto en el que pusieron en peligro una ventaja de 20 puntos. En su crónica el RCNT dice que Náutico sumó “un agónico triunfo” y subraya que el mayor acierto por fuera (10/28) y la recurrente visita al 4.60 (34 anotaciones) fueron decisivos para llevarse la victoria.

Arrancó por delante Náutico con una buena circulación de balón, serio en defensa y efectivo en ataque. Sobre la bocina, un robo de Juárez terminó en un pase largo a Niang que cerró en doble dígito la diferencia al final del primer cuarto, 27-17. En el segundo cuarto Náutico no solo mantuvo la ventaja sino que la amplió. Danilo Brnovic “sacó gasolina” para agrandar la diferencia (43-30) mientras que Niang creaba problemas a la defensa visitante. Al descanso, 52-37 para los tinerfeños.

Al regreso de vestuarios Náutico encadenó dos triples consecutivos (58-37). Estudio hizo “un penúltimo ademán para reengancharse antes del último cuarto, con un parcial de 0-8 que provocó un tiempo muerto de Jorge Montané. Al final del tercer cuarto un cómodo 77-60.

Pero contra todo pronóstico el final fue frenético. Estudio atacó con todo para neutralizar una ventaja de casi 20 puntos (79-60) con Trujillo abriendo el camino (79-70). Sumaron Carter y Ortiz y después Serrano desde el tiro libre igualó el marcador a 90 puntos.

Náutico rompió la sequía con un triple, pero Estudio volvió a sumar (93-92). Alberto Hernández forzó la visita al 4.60 (94-92) y Estudio hizo falta por pasos en penetración. En bonus, el base tinerfeño anotó dos tiros libres a 14 segundos del final que subieron al marcador un 96-92, tanteo con el que finalmente acabó el partido.