España sumará la próxima campaña otro jugador más a la nómina de españoles en NCAA-DI. En el curso actual solo llegó la promesa interior Alonso Faure (a los Loyola MD de Golden Dike) y la estrella Santi Aldama. Otros “españoles” allí son Sigu Sisoho (haciendo una gran temporada en su estreno en Weber State como Sophomore), Borja Fernández (Montana State), Miguel Ayesa (William&Mary), Jesús Carralero (Campbell) y los jugadores en último año Robinson Idehen (UCSB) y Joshua Tomaic (San Diego State), a falta de saber qué sucederá con el sénior Eric Vila (el de UTEP estará lesionado todo el curso).

El jugador en cuestión es Great Osobor (2002 / 201 cm / 105 kg), una joven promesa alejada de los radares nacionales (ha estado en el circuito inglés) que ha sido reclutada por Montana State (donde está el ya mencionado Borja Fernández). Nacido en Tudela (Navarra), donde empezó a dar sus primeros pasos en el baloncesto desde pequeño en el CB Génesis, formó también parte de las selecciones formativas de Navarra. A los 12 años emigró con su familia a Reino Unido, pero su pasión por el baloncesto continuó allí, en Bradford, donde fue quemando etapas de formación.

Hasta que la pasada temporada pegó un giro, fichando por la prestigiosa academia de Myerscough. Desde esta academia de baloncesto han salido varios jugadores los pasados años en dirección al baloncesto universitario americano, siendo el último más reconocido el internacional británico en categorías inferiores Mate Okros. La 19/20 de Great Osobor no pudo ser mejor y empezó a estar en el radar de la NCAA (además de Montana St, recibió una oferta de Drexel y hubo interés por parte de UNCG, UTSA y Princeton). Y es que estuvo a un gran nivel en la EABL (la liga U19 británica), donde promedió 12.6 puntos, 7.5 rebotes y 1.2 tapones, dejando también detalles de su juego en la EYBL (una especie de liga joven europea en forma de concentraciones con equipos de diversos países). Pero el COVID lo detuvo todo.

Al poco de comenzar la actual temporada saltaba la noticia cuando se producía el anuncio oficial de su reclutamiento por Montana St. Osobor disputó la Lynch Trophy, un evento de nueva creación creada este curso ante la cancelación de la National Cup, que disputaban los 14 equipos de la NBL1 (segunda división británica) y las academias de baloncesto Chanwood y Myerscough (la de nuestro protagonista). Sin embargo, el coronavirus atacó fuerte al país y la competición se detuvo, pudiendo solo disputar tres partidos (18.7 pt, 11.0 re). Ante la situación sanitaria, los dirigentes del país decidieron cancelar determinadas competiciones y categorías, lo que podía llevarle a la inactividad, pero su ex equipo, Bradford Dragons (NBL1), le ofreció la posibilidad de competir en una liga llena de séniors y buenos jugadores. Lejos de amedrentarse, Great Osobor ha exhibido un gran nivel y es uno de los más destacados del equipo promediando en nueve partidos 16.8 puntos, 9.1 rebotes, 1.6 asistencias, 1.4 robos y 1.0 tapones en 25 minutos en cancha.

A pesar de su corta edad, supo aprovechar el influjo de dos tipos de baloncesto tan diferentes como el español y el británico. En sus primeros pasos en Tudela empezó jugando de base, aprovechando ese enfoque de equipo y de formación técnica que inculca la cantera de formación española. Cuando llegó al Reino Unido se encontró con otro tipo de baloncesto, más de juego rápido, 1×1 y más físico, pasando hacia otras posiciones al empezar a crecer en estatura. De esta forma nos encontramos ante un jugador 4×4 de buen físico y con alta capacidad reboteadora, pero que sorprende por su facilidad para correr la pista, con balón incluido, siendo capaz de atacar el aro y usando muy bien su cuerpo para intimidar en tareas defensivas. El entrenador de Montana St, Danny Sprinkle, ha declarado que su versatilidad es una de sus mejores virtudes y que puede convertirse en un quebradero de cabeza para sus rivales, en un equipo muy acostumbrado a tener “internacionales” entre sus filas.

Relacionado: Great Osobor’s diverse experiences in Spain, England shape basketball career heading to Montana State – Myerscough Basketball Academy

Osobor nos comenta que “firmar por un equipo de la División I de la NCAA ha sido un sueño cumplido y la recompensa al arduo trabajo y sacrificios que mi familia y yo hemos hemos hecho en todo este tiempo”. Respecto a sus aspiraciones cree que su marcha a la NCAA le hará “progresar como jugador” y continuar su desarrollo, a la vez que obtiene una educación en forma de carrera universitaria. Como cualquier joven su sueño es “jugar en la NBA o lograr disputar una liga profesional de nivel alto”.

Respecto a una hipotética convocatoria de la selección española de formación, Great lo tiene claro y es que “aunque ya ha pasado un tiempo desde que dejé vivir en España sería un sueño representar a España si me seleccionaran”. Un caso similar al suyo es el de Robinson Idehen, que también nació en Navarra, se formó en Reino Unido y está ahora en Estados Unidos, y con el que Osobor mantiene contacto y recibe consejos. “Creo que con mi desarrollo como jugador podría ser un buen contribuyente al equipo si lo consideran oportuno, así que ojalá suceda”, concluye.

Con este breve relato queda presentado Great Osobor, el nuevo español que tendremos el próximo curso en la NCAA, para que todos los seguidores españoles de la competición universitaria americana le conozcan y le tengan en cuenta.