En un verano atípico, el filial de Gran Canaria apenas se reforzó y simplemente vivió el salto de los júniors y el regreso a las islas de Alberto Moreno, a diferencia de una 19/20 en la que habían llegado Maxhuni, Montero y Vranković. Tras ser uno de los equipos revelación la pasada campaña, en la actual se encuentra en mitad de tabla, pero cualquier dinámica le puede meter en problemas hacia abajo.

Con cambio de entrenador, regresó Gabriel Alonso, el mérito de los amarillos es bastante grande, ya que el equipo sumó a la baja del citado Maxhuni (llegó Moreno por él), la incorporación de Balcerowski al primer equipo de nuevo y apenas pudo contar con hombres claves. Jovan Kljajić, tras dos partidos jugados, dio el salto natural pero no está teniendo mucho protagonismo, y el potente interior Khalifa Diop apenas ha jugado, al estar en órbita del primer equipo para cubrir las lesiones.

Sin embargo, lejos de amedrentarse, el filial claretiano ha crecido y respondido. Javi López al fin ha dado un paso en la dirección, Mārcis Šteinbergs ha crecido en físico (unido a su calidad), Pedro López es una sorpresa agradable y Rubén López de la Torre, junto con el famoso Jean Montero, ejerce de líder.

En las alas, Miguel Serrano, con su exuberante físico, no ha acabado de romper, igual que Oier Ardanza. Y Gran canaria, siempre atento a posibles movimientos de jóvenes interesantes, ha reclutado a la promesa turca David Mutaf (2002 / 197 cm), que firma un contrato de cuatro años del que desconocemos las cláusulas. Es raro ver a los jugadores turcos fuera de su país y, por ejemplo, esta temporada han llegado sus dos primeros compatriotas al país (Kartal Özmızrak, al Obradoiro de ACB, y Yiğit Hamza Mestoğlu, a la cantera de UCAM, jugando en EBA).

¿Quién es David Mutaf?

David Mutaf es uno de esos jóvenes que vienen pisando fuerte en Turquía. Sin experiencia a nivel profesional, sus buenas actuaciones con las categorías inferiores turcas, pero sobre todo en los torneos ANGT con el Fenerbahçe, le hacían estar en el candelero. Sobre todo tras el de la edición 19/20 (22.0 pt, 6.8 re y 2.5 as), porque sus buenos números hicieron que los ojos de la NCAA se pusieran sobre él y fuera reclutado por una universidad de prestigio como los Gophers de Minnesota. Sin embargo, apenas tuvo protagonismo, algo que suele pasar en los Freshman, y solo jugó tres partidos, por lo que al poco tiempo ya salía la noticia de que quería pedir el transfer, anunciándose finalmente su fichaje por la escuadra ACB, un movimiento que levantó expectación en los medios turcos.

Relacionado: Impacto en Turquía por la venida del escolta Mutaf a Gran Canaria (tintaamarilla.es)

Hablamos de un jugador zurdo con alta calidad ofensiva, un peligroso tirador que se mueve muy bien sin balón, siendo una amenaza desde el triple (ojo a sus lanzamientos desde la esquina). Se encuentra cómodo también penetrando, con un primer paso sólido sobre todo por el lado izquierdo. Además, tiene capacidad para finalizar de diferentes formas, debido a su repertorio y que se puede salir saliendo de los bloqueos. Capaz también de dar continuidad al balón en el ataque, está en fase de mejora en cuanto a los conceptos de crear juego para los demás a través de su dribbling y capacidad para asistir.

Contra jugadores de su edad ha mostrado unos buenos números reboteadores para su altura, pero a pesar de su buen tamaño no es un jugador excesivamente atlético, algo por lo que su paso en EEUU le podría haber venido bien de haberlo completado. También genera dudas a la hora de defender y poder transmitirlo al alto nivel. De su mejora en sus puntos débiles y el manejo de la mano derecha dependerá su repercusión a nivel profesional, aunque por su condición de jugador local en Turquía siempre tendrá un hueco esperándole.

Falta por ver su impacto en LEB Plata, la llegada a un nuevo país y su adaptación. Así como cuando llegó Jean Montero estaba claro que su impacto iba a ser brutal, en LEB Plata vemos cómo las jóvenes promesas se encuentran una competición que les crea problemas a solucionar, siendo una etapa importante en su formación. Por la estructura del Granca, con dos bases claros ocupando minutos que nos impiden ver a Montero de ‘uno’ a tiempo completo, aunque en ocasiones en el juego real adquiere esa disposición, falta por ver dónde irá Mutaf, cuya proyección internacional debería ser hacia el puesto de ‘dos’. Con un alto nivel de rotaciones, no nos extrañemos ver al joven turco ocupando el 2/3 y, sobre todo, beneficiándose del juego imaginativo de Montero o de las asistencias de López, ejerciendo de francotirador. Más savia joven para LEB Plata. ¡A disfrutarla!