Distrito Olímpico perdía esta jornada la imbatibilidad al caer ante Uros de Rivas si bien continúa a la cabeza del subgrupo BA de la Conferencia Centro, igualado a cuatro victorias con los ripenses que le siguen en la clasificación.

Solo tres partidos se disputaban en la quinta jornada de competición en el Grupo B de la Liga EBA y los tres en el subgrupo BA, porque el BB descansaba. Además en el BA descansaba CD Estudio y se aplazaba a enero próximo el partido que enfrentaba al CB Agüimes y Autocares Rodríguez Daimiel.

El desacierto en los tiros libres condenaba a Distrito ante Rivas en un partido que se resolvía en el último cuarto. Un encuentro en que los visitantes no estuvieron a la altura de un rival de la potencia del equipo ripense.  Pese a la derrota Distrito se mantiene en el liderato del BA y Rivas -el único equipo invicto en este subgrupo- es segundo igualado a cuatro victorias con el líder pero con un partido menos porque los ripenses descansaban en la primera jornada.

Tercero en la tabla con tres victorias y una derrota Basket Globalcaja Quintanar que esta jornada se imponía en casa a Movistar Estudiantes. El desacierto en el tiro y las pérdidas, unido a una falta de concentración, condenaba al equipo colegial que con una victoria, dos derrotas y un partido por jugar es quinto. Con una victoria y tres derrotas CB Daimiel, cuarto en la clasificación. Los daimieleños no jugaban esta jornada al aplazarse a enero su partido contra Agüimes.

Sexto con una victoria, dos derrotas y dos partidos por jugar se sitúa CB Fuenlabrada que esta jornada se imponía al Aloe Plus Lanzarote Conejero. Los insulares no le perdieron nunca la cara al partido y pelearon hasta el último balón.  Con una victoria, dos derrotas y dos partidos pendientes CB Agüimes, séptimo en la tabla; con cuatro partidos perdidos, uno pendiente y octavo, Lanzarote Conejero, y con una victoria, una derrota y dos partidos por jugar, Estudio, noveno y último.

2021_BA5

Los mejores

En actuaciones individuales el jugador más valorado de la quinta jornada y por tanto MVP del subgrupo BA fue Álvaro Lobo, del CB Fuenlabrada, 30 puntos, 2 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones y 8 faltas recibidas, para un total de 37 de valoración. El base/escolta del Fuenla fue también el máximo anotador.

En su información sobre la quinta jornada la Federación Española de Baloncesto (FEB) destaca la brillante actuación de Álvaro Lobo. Recuerda los “casi 200 partidos que ha jugado en Ligas LEB y añade que llega al Baloncesto Fuenlabrada “para ser un referente de los jóvenes valores de la cantera madrileña. Lobo es un habitual de las ligas LEB. Formado en la cantera de Covibar Rivas, Majadahonda y el hoy Movistar Estudiantes (2009/13) -llegó a debutar con el primer equipo- ha jugado cuatro temporadas en LEB Oro (dos en Clavijo y otras dos, las últimas, en el ZTE Real Canoe) y otras cuatro en LEB Plata (dos en Lucentum, una en Óbila y una en Fuenlabrada).

Este verano Álvaro Lobo se enroló en el EBA del Baloncesto Fuenlabrada como jugador veterano (28 años) en una plantilla con muchos jóvenes, y en su segundo partido firmó “una actuación estelar para conseguir el MVP de la semana”.

Los partidos

El desacierto en los tiros libres condenó a Distrito ante Rivas

El desacierto en los tiros libres condenó a Distrito Olímpico frente a Uros de Rivas (73-60) en un partido competido y muy igualado que se resolvió en el último cuarto. La victoria mantiene a Rivas segundo en la clasificación del subgrupo BA igualado a cuatro victorias con Distrito Olímpico, pero con un partido menos y es que los ripenses descansaron en la primera jornada de competición.

En su crónica Rivas Actual afirma que una ventaja local de nueve puntos en el primer cuarto fue “esfumándose en los dos siguientes hasta finalizar el tercero con empate en el marcador” (46-46), y añade que “dos periodos para olvidar pusieron a Rivas al borde de registrar su primera derrota”. En el primer cuarto Rivas cargó el juego en la pintura, donde consiguió 16 de los 22 puntos anotados. Al final del periodo el marcador señalaba 22-13 a su favor. Distrito reaccionó en el segundo poniendo comenzando “las cosas difíciles a Uros” que no encontraba “posiciones de tiro y también entradas claras a canasta”. El equipo visitante recortó parte de la ventaja de nueve puntos que Rivas le había sacado en el primero y con un parcial de 10-13 se marchó al vestuario a seis puntos, 32-26.

Al regreso de vestuarios “llegó el ya tradicional pésimo periodo de Uros”, dice el digital y solo una defensa interior fuerte logró “limitar los daños”. Fue entonces cuando se empezó a notar “el papel determinante que el desacierto en los TL iba a tener para Distrito”. De las 11 faltas cometidas por Rivas en la primera mitad se pasó a un acumulado de 17 en el tercero. Seis más y la posibilidad de otros 12 puntos. Pero se quedaron en seis con 10 anotados de 24 posibles (menos de un 42% de acierto)Pese a todo Distrito logró firmar un parcial de 14-20 y llegar al última cuarto con empate a 46 en el marcador.

Rivas reaccionó en el último cuarto. A una defensa sólida por dentro le sumó intensidad en el perímetro. Los triples “comenzaron a hacer mella” en Distrito y una antideportiva pitada a mitad del cuarto, a la que se sumó una técnica, terminó de desconcentrar a los visitantes, que ya “no encontraron el camino hacia una remontada que Rivas se encargó de hacer imposible” para llevarse la victoria por 73-60.

Mal partido, nos dice el entrenador de Distrito, Miguel Ángel Lago, para quien salvo pocos minutos “no estuvimos a la altura ni de la exigencia físicani del nivel de concentración y actitud que “nos exigía enfrentarnos a un rival de la potencia de Rivas. Distrito empezó con un ritmo lento y de situaciones de 5c5 “que solo favorecían el juego del rival, con muchas situaciones mal defendidas y muchos despistes.

Pese a ello Distrito llegó al descanso “sin que Rivas consiguiera marcharse mucho en el marcador (32-26), pero con la sensación de ir siempre a remolque y a tirones, sin juego colectivo y jugando más con el corazón que con la cabeza”.  Añade el técnico que tras intentar corregir en el vestuario los errores de la primera parte, pareció que el equipo se asentaba “algo más, pero sinceramente -precisa- no tuve la sensación en ningún momento de que íbamos a competir.

Según Lago, el último cuarto fue un compendio “de todos los errores que habíamos cometido durante todo el partido: desconcentrados en defensa, permisivos en el 1c1 y en el rebote. y especialmente desacertados en ataque. Un “partido para olvidar”, subraya el entrenador, quien insiste en que “no estuvimos cómodos ni con buenas sensaciones en ningún momento” y subraya que con los porcentajes de tiro que hicimos, especialmente en el tiro libre, es muy difícil competir a este tipo de rivales.

Distrito convirtió 12 de 26 desde la línea de Tiro Libre lo que demuestra “la falta de concentración del equipo” que además tuvo “un pobre acierto desde la línea de 6,75”, concluye Lago, quien dice que “toca pensar en el siguiente”.


Movistar Estudiantes cayó ante Quintanar

El desacierto en el tiro y las pérdidas, unido a una falta de concentración, fueron claves en la derrota ante Globalcaja Quintanar (68-52) de un Movistar Estudiantes que tiene mucho que mejorar.

Igualado comenzó el partido, dice la crónica de Movistar Estudiantes, con dos bajo el aro de Gilad Levy -con 25 puntos el máximo anotador del partido- y canasta de Pablo González (0-4). A falta de dos minutos el marcador señalaba 14-10 a favor del equipo colegial que llegó al final del tercer cuarto mandando por la mínima, 16-15.  En el segundo Quintanar tomó la delantera, 23-18 mediado el periodo, y siguió sumando con Estudiantes a remolque liderado por Gilad que anotaba debajo del aro todo lo que caía en sus manos. Al descanso 35-23 para los conquenses.

Del vestuario Estudiantes salió más entonado abriendo el marcador Marco Echeverría (35-25) más canasta de Gilad que machaca el aro tras recoger un fallo de tres (35-27, min. 26). El resto del tercer cuarto, pocos puntos, muchas imprecisiones y 42-34 en el luminoso, un tanteo que auguraba un último periodo muy disputado. Pero no fue así porque errores de concentración y pérdidas de balón de los del Ramiro permitieron correr y subir el ritmo a Quintanar que apretó el marcador (55-42, min. 36). Siguieron sumando ambos equipos pero los locales lograron abrir brecha. Estudiantes se agarró desde atrás a un partido que acabó muriendo con 68-52 en el marcador y victoria para el equipo local.

Un partido igualado en los primeros 15 minutos marcado “más por el acierto defensivo que por el ofensivo” según el entrenador del filial, Sergio Jiménez, y “en nuestro caso llevado casi a los 40 minutos con un exceso de pérdidas y un bajo porcentaje de acierto”. La falta de acierto, también en los tiros libres, “nos ha condicionado mucho”, dice el técnico, quien explica que en los tres primeros cuartos “hemos estado a un nivel defensivo bastante bueno, lo que nos ha permitido estar en partido -siempre a 6/8 puntos de distancia de ellos- con opciones de llevarnos la victoria”.

Pero en el último “hemos tenido varios errores de concentración, varias pérdidas de balón” y “les hemos permitido correr por primera vez en todo el partido”, dice el entrenador, lo que unido a que en las últimas acciones “hemos bajado el nivel defensivo, ha propiciado que ellos ampliasen la renta hasta los 16 puntos”.

Para el técnico un resultado “demasiado abultado” para lo que se ha visto en la cancha, si bien es cierto que muestra que “no hemos sido capaces de leer ofensivamente el encuentro; hemos cometido un exceso de pérdidas, y no hemos jugado con mucho acierto”. Para concluir el técnico subraya que hay “mucho que mejorar de cara al siguiente fin de semana, en el cual ya pensamos, y a intentar buscar la victoria”.

_QuintanarEstu
BASKET QUINTANAR

Fuenlabrada se impuso a Conejero

El CB Fuenlabrada se impuso por 75-63 al Aloe Plus Lanzarote Conejero que nunca le perdió la cara al partido peleando hasta el último balón. Buen partido el disputado por el CB Conejero ante el filial del Fuenlabrada, según Lanzarote Deportiva, pese a que el resultado fuera favorable al equipo local. Conejero “fortaleció su trabajo defensivo” impidiendo durante la primera mitad que Fuenlabrada “se aprovechara de los errores de marcaje y pudiera conseguir puntos”.

Comenzó bien el equipo insular haciendo hincapié en el juego interior en el que los de Iván Fernández “se estaban encontrando cómodos” llegando con ventaja al final del primer cuarto, 12-14 en el marcador.  Idéntica situación se vivió en el segundo aunque Fuenlabrada “empezaba a ajustar algo más las líneas”. Los de Arrecife intentaron “probar fortuna” con lanzamientos exteriores aunque “estos no conseguían embocar dentro del aro”. Las fuerzas se fueron equilibrando, pero al descanso seguía mandando Conejero (3435).

Al regreso de vestuarios el partido “fue cambiando de manos entre fuenlabreños y lanzaroteños” que sumaban errores y aciertos. Fuenlabrada “se cerraba muy bien en la zona defensiva” obligando a su rival a salirse por fuera. Pero los tiros no entraban y los locales capturaban los rebotes. A falta de cuatro minutos los de José Luis Pichel abrieron brecha en el marcador y cerraron el tercer cuarto con 54-45 a su favor.

Conejero no le perdió la cara al partido. Mediado el último cuarto un parcial de 6-13 obligó a Pichel a pedir tiempo muerto. Con seis arriba Fuenlabrada volvió a hacerse fuerte en la pintura “negando posibilidades de canasta al equipo insular que tenía que tirar de tres con un resultado muy bajo (1/12).

Los minutos se consumían y con ellos las posibilidades del CB Conejero que finalmente caía, exhausto por el trabajo realizado, por 75 a 63.


Autora: @lopezrosa