Inmediatamente después del anuncio de su renovación como entrenador del Ucoga Seguros CB Chantada, hablamos con Alberto Fafián (Chantada, 1968). El club chantadino, tras un verano de cambios institucionales, ha trabajado en la confección de una plantilla competitiva para afrontar esta remozada EBA A, que aumenta de dos a tres grupos, cada uno de ellos premiado con una plaza en las Fases de Ascenso. Pero este año todo es especial, así que una pretemporada anómala ha seguido la reciente decisión de aplazar dos semanas el comienzo de la liga regular en el grupo AC. De todo ello hablamos con el técnico gallego, quien nos explica cómo se llega a esta decisión y cómo ve los protocolos a seguir.

Zona de Básquet – Queda ya lejano aquel 15 de junio en el que saltaba la noticia: “Dimiten dos directivos y el entrenador del CB Chantada”. ¿Qué ha pasado en el club desde ese convulso momento?

Alberto Fafián – Pues se convoca asamblea extraordinaria y nuevas elecciones a las que tan sólo se presenta la candidatura encabezada por Chicho Montenegro, dando así por finalizado un ciclo y comenzando una nueva etapa en la que se incorpora nueva gente al equipo directivo con ánimos renovados y mucha ilusión.

Ha sido un proceso duro, en ocasiones desagradable por lo que supone el enfrentamiento de ideas y la distinta forma de ver las cosas, desde mi punto de vista algo necesario que sucede en muchos clubs deportivos en algún momento de su historia. Lo importante es que el club ha salido reforzado de todo este proceso.

ZdB – Chantada es una plaza histórica de la EBA, pero el club siempre ha tenido que construirse desde la modestia. ¿Cómo se ha hecho este año en el que las dificultades se multiplican para todos? ¿Ha sido esa la causa de que hayamos visto al CB Chantada protagonizando los movimientos de mercado en el último tramo del mismo?

AF – Si os fijáis bien, nosotros siempre hemos sido pacientes a la hora de incorporar jugadores, somos conscientes de que nuestro presupuesto no nos permite acceder a las condiciones de agentes y jugadores en los meses de julio-agosto. Si queremos jugadores de calidad acordes a nuestras posibilidades económicas hemos de esperar pacientemente a que se cierren completamente ligas superiores… Este año los acuerdos de colaboración con Breogán y Ensino nos hacían ser más pacientes aún. Estamos muy agradecidos a ambos clubs por su ayuda, que en estos tiempos de incertidumbre apreciamos con más valor.

ZdB – En la pretemporada, al estar cada club sometido a la regulación sanitaria de su Comunidad Autónoma, hemos visto cómo algunos podían jugar partidos amistosos de pretemporada mientras otros ni siquiera podían entrenar con contacto. ¿Cómo crees que afectará esto?

AF – Ha sido una locura, atentos a tres o cuatro protocolos: las instalaciones deportivas pertenecen a los Ayuntamientos o Diputaciones Provinciales, pendientes de regulaciones de protocolo de CSD, FEB, Diputaciones Provinciales, Ayuntamientos. Os podéis imaginar, mientras en Galicia a varios clubs aún no se nos había dado acceso a las instalaciones, otros equipos de la liga empezaban a jugar partidos amistosos con público en sus gradas.

ZdB – Después de tantas dificultades llega el momento por fin de que comience la temporada en la EBA A, pero con apenas dos días de antelación la FEB anuncia que se pospone dos semanas el inicio de vuestro subgrupo, AC, pero no el de los otros dos (AA y AB). ¿Cuáles son las causas de este retraso en solo uno de los grupos?

AF – Nosotros tan sólo conocemos nuestra realidad, atendiendo al enunciado de la pregunta puede parecer extraño, ¿verdad? Pero la realidad es otra: en España hay 12 grupos de Liga EBA y tan sólo han comenzado dos, ¿la situación en esas zonas sanitarias es mejor? ¿Ahí sí han llegado los test? Desconozco la respuesta a mi segunda pregunta, pero lo que tengo claro que la primera da un poco de miedo.

Como en el resto de actividades del país se ha polarizado la opinión pública respecto a cómo se debe afrontar la pandemia. Hay gente que quiere jugar a toda costa, y otra, entre la que yo me incluyo, que opina que lo primero es la seguridad sanitaria por encima de toda competición deportiva. Si a esto unes que nuestra competición es totalmente amateur, salvo contadas excepciones, pues razón de más para ser, como mínimo, pacientes. Luego los organismos que deberían velar por la seguridad de las ligas, CSD y FEB, desaparecen sumidos en el más absoluto silencio y más pendientes de defender los unos su orgullo político y los otros sus intereses económicos…

Atendiendo a todo esto, un grupo de entrenadores gallegos creamos un grupo de WhatsApp para poner en común nuestras experiencias en el día a día. Muchos de nosotros, ante las dificultades de poder entrenar en pista y sujetos a protocolos de los distintos organismos llegamos a la conclusión que la seguridad del jugador era lo más importante para nosotros, no podíamos comenzar una liga con 10 o 12 días de pretemporada real, el riesgo de lesión era muy alto. Eso sin entrar a valorar el desplazarnos a jugar a ciudades que este momento tienen un riesgo de COVID muy alto.

Tras una reunión telemática se acordó por mayoría solicitar aumentar en 15 días el período de pretemporada, para así llegar en unas condiciones mínimas exigidas a cualquier deportista antes de empezar una competición. Luego se informó de ello al resto de equipos de la liga y se envía un escrito a la FEB. De 11 clubs del grupo firman el mismo 9, o sea, que de 11 equipos, 9 firman el aplazamiento.

Así como en su día respetamos que no firmaran ese escrito de solicitud, no entiendo las críticas por redes sociales de aquellos que no han querido sumarse al mismo. Decir que queremos maquillar el no poder empezar bien la pretemporada con un asunto sanitario me parece personalmente un argumento pueril que no demuestra la más mínima empatía por una realidad que está ahí. ¡Que somos 9 clubs de 11! ¿Todos empezando mal la pretemporada por temas deportivos? ¿Todos tan ineptos?

A mí personalmente me resultan curiosas las críticas que llegan desde entidades deportivas que durante estos años han descendido deportivamente en alguna ocasión y que después de ser repescados por la FEB carguen con tanta virulencia contra la propia Federación y resto de equipos de la competición…

Y repito, todo esto es opinión personal mía, la posición de CB Chantada ha sido siempre sumarse a la realidad común que estamos viviendo. Todos tenemos ganas de empezar, pero no a cualquier precio y con desigualdades.

ZdB – ¿Y qué opinas del protocolo COVID, de sus cambios y del coste que va a tener para los clubes a lo largo de la temporada?

AF – Como he dicho antes, “protocolos”, porque nosotros ya hemos seguido varios. Son realidades que han llegado para quedarse. Es lamentable que por parte del CSD y de la FEB se puedan hacer tan mal las cosas, no puedo creerme que tengamos tan malos gestores. ¡Y lo peor de todo es el silencio! La no comparecencia, generar esa sensación de desprotección donde los intereses económicos priman sobre cualquier otro factor…

Yo he vivido tantas decisiones arbitrarias de la noche a la mañana de la FEB que ya no me sorprende nada… pero soy de los que piensa que en esta vida las cosas algún día tendrán que mejorar.

Los clubs tienen gran parte de la culpa. La unión hace la fuerza, las cosas se cambian desde dentro, lo que pasa es que aquí los críticos furibundos de redes sociales luego llegado el momento se convierten en palmeros… Así nos va. ¿Que hay que pagar los test? Critico, critico… y pago.

ZdB – Ya se están viviendo suspensiones de partidos en otros grupos de la misma conferencia, en Plata, en Oro… en otros deportes. ¿Cómo ves el futuro de la competición?

AF – Pues no muy optimista, la realidad mundial nos sitúa en un escenario complicado, creo que la saturación o no de las UCI va a marcar nuestro futuro inmediato, así que hemos que ser resilientes y muy prudentes. Siempre desde la consciencia de que en baloncesto conviven dos realidades distintas: los que son profesionales y han convertido esto en su forma de vida y los que vivimos el baloncesto como segunda actividad (trabajo, estudios).

ZdB – Por último, te pedimos que nos describas la plantilla que finalmente habéis configurado para esta temporada.

AF – Nosotros mantenemos un bloque de 6 jugadores del año pasado: Rubén Pernas, Cristian Iglesias, Martín Rodríguez, Alex Barcos, Đorđije Marinović (cedido por Breogán) y Manu Sánchez (después de convencerlo personalmente para que vuelva en estos momentos difíciles en los que el club necesita este tipo de activos). A ellos se suman dos jugadores de Lugo (Adrián López -Santurtzi- y Sergio Vázquez -Salamanca-), el madrileño Gabriel Gómez (Estudiantes Lugo) y dos jugadores con experiencia en LEB Plata como Guido Villamil (Zamora) y Carlos Gil (Quintanar).

Además, vamos a contar también con la presencia de dos jugadores júnior de proyección cedidos por Ensino de Lugo: Hugo Rey (Obradoiro) y Cristian (Culleredo). En definitiva, estamos muy contentos con el grupo humano/ deportivo que hemos configurado, esperamos poder disfrutarlo en las pistas.