NCS Alcobendas sigue liderando en solitario la Conferencia Centro al ganar a Zentro Basket Madrid en una jornada en la que se enfrentaban Globalcaja Quintanar y Uros de Rivas, segundo contra tercero. Se alzaban con la victoria los madrileños superando en la tabla a los conquenses.

Un duro castigo infligió un solvente Alcobendas a Zentro, al que se impuso por un abultado 81-55 sumando su decimoquinta victoria -la decimocuarta consecutiva- y además ante un equipo que le había vencido en la primera vuelta (91-71)

Con 14 victorias, a una del líder y segundo en la tabla Rivas, que se imponía a Quintanar por un ajustado 64-67 en un partido duro y muy físico que enfrentaba a segundo contra tercero, al que los madrileños llegaban con el objetivo de resarcirse de la dura derrota de la semana anterior ante Náutico de Tenerife (87-67).

El triunfo de Rivas mandaba a Quintanar, con 13 victorias, al tercer puesto de la clasificación del Grupo B.

Con 12 victorias y cuarto, el Real Madrid, que jugaba tres partidos en nueve días con un resultado de dos victorias y una derrota. Perdía con Lujisa Guadalajara Basket en el de esta jornada (J18) y ganaba los pendientes ante Estudio (J14) y Zentro (J16).

En la prórroga se imponía Guadalajara al filial blanco (73-84) que en el tiempo añadido solo anotaba 3 puntos por 14 de los alcarreños.

El dominio del rebote fue clave en la victoria del Madrid ante Estudio (86-95) en un partid igualado, y es que un total de 46 capturó el filial blanco frente a 30 de su rival.

El Madrid también ganaba a Zentro (84-79) ante el que planteó un partido muy físico y se vio obligado a tirar de sus jugadores veteranos.

Empatados a 10 victorias Isover Basket Azuqueca, Zentro y Baloncesto Alcalá, quinto, sexto y séptimo en la clasificación, respectivamente.

Azuqueca tuvo que tirar de experiencia y oficio para imponerse por 81-87 a un joven Movistar Estudiantes que fue por delante en el marcador durante los tres primeros cuartos y tuvo opciones hasta el apretado final.

Zentro perdía ante el líder, Alcobendas, y Alcalá ganaba por 83-70 a CB Pozuelo Arrabe Asesores al que castigó un mal segundo cuarto en el que solo anotó 7 puntos por 22 de su rival.

Con nueve victorias, un partido pendiente y octavo en la tabla Náutico de Tenerife que caía ante Estudio por la mínima, 82-81, si bien los insulares pelearon hasta el último segundo en un partido muy disputado.

Con ocho partidos ganados Tobarra Club de Baloncesto y Distrito Olímpico, noveno y décimo, respectivamente. Ganaban los dos, los de Albacete por 65-64 a un Aloe Plus Lanzarote Conejero que les plantó cara pese a que solo pudo disponer de seis jugadores.

Y Distrito por un rotundo 75-52 al CB Agüimes un rival duro que no se lo puso fácil a los madrileños que abrieron brecha en el marcador con un buen tercer cuarto.

Igualados a siete victorias Estudio, Guadalajara Basket y Movistar Estudiantes, undécimo, duodécimo y décimo tercero.

Estudio se imponía a Náutico; Movistar Estudiantes perdía ante Azuqueca, y Guadalajara ganaba al Real Madrid.

Con cinco victorias y décimo cuarto Pozuelo que perdía ante Alcalá, y empatados a cuatro Lanzarote Conejero, que caía ante Tobarra, y Agüimes, que perdía ante Distrito. Los dos equipos canarios se sitúan en los dos últimos puestos de la tabla, décimo quinto y décimo sexto, respectivamente.

Pendiente de jugar solo queda el partido entre Náutico de Tenerife y NCS Alcobendas de la Jornada 14, que se disputará el 9 de marzo próximo.

Los mejores

En actuaciones individuales el jugador destacado y por tanto MVP de la jornada 18 fue Juan Gabriel Martínez, de Alcalá, 31 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia, 1 tapón, 9 faltas recibidas y 40 de valoración; el alero del equipo complutense también fue con 31 puntos el máximo anotador, y con 13 rebotes el máximo reboteador, aunque este título lo compartió con Sergio Martínez, de Guadalajara Basket. El título de mejor asistente, con seis asistencias, lo compartieron Rubén Domínguez, de Movistar Estudiantes, y Saulo Román, de Náutico de Tenerife.

Los partidos

Contundente victoria de Alcobendas ante Zentro

Un duro castigo infligió NCS Alcobendas a Zentro Basket Madrid, al que se impuso por  81-55 de forma “solvente y contundente” sumando su decimocuarta victoria consecutiva, 15 en total y un partido pendiente.

“El NCS se toma la venganza con Zentro Basket”, titula su crónica CB Alcobendas, que señala el partido como “segunda prueba de fuego para el NCS en tan solo una semana al enfrentarse de nuevo a un equipo que les había vencido en la primera vuelta, y en este caso encima de forma abultada”.

Los de José Antonio Ramírez “cimentaron su victoria en un excelso tercer cuarto donde rozaron la perfección defensiva permitiendo solo 5 puntos a los capitalinos”.

Al Alcobendas le costó entrar en el partido en el que empezó mandando Zentro (4-6, min. 3). Con problemas para anotar fue mediado el primer cuarto cuando con un triple Roberto Morentin adelantaba a los suyos (9-8) que “aplicaron intensidad a la defensa, pero las eléctricas transiciones de su rival unido a su buen juego interior no les daba respiro (15-16, min. 8)”. Un último empuje con parcial de 9-0 y triple de Mike Young sobre la bocina cerró el primer cuarto con 24-18 para los locales.

Similar fue la tónica del segundo. Ambos equipos “muy rápidos en busca de la canasta contraria, a veces demasiado, con precipitaciones”. Tras una bandeja inicial de Edu Martínez (26-21, min. 12) Alcobendas amplió la ventaja hasta la decena de puntos. Zentro “se empleaba con dureza en defensa y mantenía sus opciones (39-29, min. 18)”. Dos errores de NCS obligaban a pedir tiempo a Ramírez a poco más de un minuto para el descanso, al que se llegó con 43-33 para Alcobendas.

Al regreso de vestuarios los alcobedenses “se pusieron el mono de faena y ahogaron hasta la extenuación a un Zentro Basket incapaz de reaccionar”. Un parcial de 9-0 obligó a Fernando Reborio a pedir TM, pero el partido estaba “medio decidido”

(52-33, min. 23). Parcial de 0-5 (52-38, min. 25) del equipo visitante y esos fueron sus únicos puntos en todo el tercer cuarto que acabó con 61-38 para los locales.

En el último “solo quedaba por dilucidar si los granates eran capaces de ganar por más de 20 puntos”, que fue la ventaja de Zentro en el partido de la primera vuelta.

Al comienzo los de Ramírez “algo relajados se dejaban ir”, lo que aprovechó Zentro para recortar distancia (61-44, min. 33), pero su ritmo de juego era inferior al de la primera parte y Alcobendas volvía a ampliar la ventaja (64-46, min. 35).

Zentro “empezó a bajar los brazos con la impotencia de ver a un equipo muy sólido que apenas dejaba opciones de reacción”. Un triple de Sebas Mbansogo devolvía la ventaja por encima de la veintena (70-48, min. 38) al NCS Alcobendas, que acabó llevándose el partido por 81-55.


Rivas ganó a Quintanar y le supera en la tabla

Uros de Rivas se impuso a Globalcaja Quintanar por un ajustado 64-67 en un partido duro y muy físico que enfrentaba a segundo contra tercero, una victoria con la que el equipo madrileño supera en la clasificación al conquense.

Un partido al que Rivas llegaba “con malas sensaciones tras la dura derrota de la semana anterior en Tenerife (87-67) y con la necesidad de ofrecer una mejor imagen”, según la crónica del club ripense.

El comienzo no fue “nada esperanzador”. Quintanar parecía “un ciclón ante el que Uros no encontraba respuestas”. Los manchegos se mostraban superiores en ambos lados de la cancha y cerraron el primer cuarto con 23-10 a su favor.

En el segundo “todo cambió”. Los ajustes de Rivas dieron sus frutos y el dominio del juego pasó a manos del equipo de Juanjo Simón “con un gran esfuerzo defensivo y un ataque ordenado y acertado”. Parcial de 9-19 y un ajustado 32-29 al descanso.

La segunda mitad del partido “respondió a la igualdad que se presuponía entre segundo y tercer clasificado” aunque Rivas “seguía transmitiendo mejores sensaciones”.

Las defensas crecían y Andy Lungwan (20 puntos) por Quintanar y Ángel Gomez (17 puntos) por Rivas llevaban el peso anotar de sus equipos. Tras un parcial de 13-18 los madrileños lograban adelantarse en el marcador por primera vez en el partido y cerraban el tercer cuarto con 45-47 a su favor y todo por decidir.

El último cuarto “tuvo de todo y fue un gran broche a un partido más intenso que vistoso”. Igualdad, emoción, tensión y acciones de gran valor en ambos lados de la cancha que terminaron con un parcial de 19-20 con el que Rivas certificó su victoria por un ajustado 64-67 “gracias a la templanza y su saber hacer en las acciones más decisivas”. Con esta victoria, 14 en total, Rivas arrebata la segunda plaza a Globalcaja Quintanar, que se queda con 13.


Real Madrid: tres partidos en nueve días con dos victorias y una derrota

Tres partidos en nueve días jugó el Real Madrid, con el resultado de dos victorias y una derrota. El sábado 1 de febrero cayó ante Guadalajara (73-84) en el partido de esta jornada (J18); el miércoles 29 de enero se impuso a Estudio (86-95) en el pendiente de la J14, y el jueves 23 ganó a Zentro (84-79) en el aplazado de la J16.

Guadalajara se impuso al Madrid en la prórroga
RMGuada_
GUADALAJARA BASKET

Lujisa Guadalajara Basket se impuso al Real Madrid en la prórroga (73-84) una victoria con la que los alcarreños volvieron a la senda de la victoria tras cuatro derrotas consecutivas.

Comenzó el partido con Guadalajara “muy concentrado y muy fuerte en defensa”, según la crónica que publica el club alcarreño, con un inspirado Jorge Roche que anotó los 12 primeros puntos, a los que se sumaron dos triples de Antonio Izquierdo y una espectacular jugada de Mykfusse Damba con mate incluido, y 19-22 al final del primer cuarto.

En el segundo el Madrid salió en tromba y con un parcial de 15-0 dejó el marcador en 28-22 mediado el periodo. Respondieron los morados con un 8-0 para igualar el marcador. Tras sendos triples de David Ávila e Izquierdo y buenos minutos de Raúl Lázaro el luminoso señalaba al descanso un igualado 40-38.

En la primera mitad del tercero siguió la igualdad en el cancha (48-46), pero el Madrid con buen juego de Urban Klavzar y Eli Ndiaye amplió su ventaja pese a dos triples de Paco Santos y cerró el periodo con 61-54 a su favor.

El último cuarto fue morado. Guadalajara recortó distancia poco a poco dejando al Madrid en nueve puntos (parcial 9-16), con un gran Sergio Martínez. A cuatro minutos para el final 68-65 en el marcador y a falta de 55 segundos 70-68, empatando el Guada, 70-70, con canasta de Sergio Martínez.

La prórroga es un paseo morado”, con David Ávila en plan jugón anotando la primera y última canasta del tiempo añadido (parcial de 3-14). Dos triples seguidos de Santos y Lázaro dieron la victoria a los alcarreños por 73-84.

El dominio del rebote, clave de la victoria del Madrid ante Estudio
_EstudioRM
ESTUDIO

El dominio del rebote fue clave en la victoria del Real Madrid ante Estudio (86-95) en un partido aplazado de la Jornada 14 y muy igualado.

Un total de 46 rebotes (13 ofensivos) capturó el filial blanco por 30 (10 ofensivos) de Estudio que firmó un 48% (21/44) en tiros de dos frente a un 72% (34/47) de su rival.

Comenzó mandado Estudio que cerró el primer cuarto con 24-21 a su favor y llegó al descanso con un ajustado 48-46 en el marcador.

Parcial de 21-24 para el Madrid en el tercero y 69-70 al final del periodo. En el último el filial blanco amplió su renta y tras un tanteo de 17-25 acabó llevándose la victoria por un 86-95.

Ajustada victoria del Madrid ante Zentro

El Real Madrid se impuso a Zentro Basket Madrid por un ajustado 84 a 79 en un partido muy físico aplazado de la Jornada 16.

En su análisis, el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, subraya que nos tocó jugar contra un Real Madrid sin dos de sus pilares ofensivos (Matteo Spagnolo y Boris Tisma), y a nosotros Boris nos hace bastante daño”, aunque el filial blanco tiene “una plantilla muy larga”.

Plantearon un partido “tremendamente físico” y “no supimos estar a ese nivel de contacto físico”, dice el técnico, quien añade que “pasamos a defender utilizando manos para igualar el nivel defensivo y los árbitros nos castigaron con faltas que les llevaron a la línea de TL y les permitió ganar el primer cuarto” (22-15).

En el segundo, Zentro hizo cambios defensivos con “defensas alternativas hombre y zonal y nos funcionó bien”, tanto que “ellos se atascaron bastante” y “nos llevamos el segundo aunque por los pelos”. Parcial de 19-22 y 41-37 al descanso.

Una primera parte “loca y descontrolada por parte de los dos equipos” explica y añade que en el tercer cuarto “ellos salen mejor. Nosotros algo más ordenados, pero ellos controlando el ritmo del partido y con un poco más de acierto que nosotros” y además comienzan a “hacer daño en el rebote ofensivo igual que en el primero”.

El último cuarto arranca con un ajustado 64-62. Zentro empezó mucho mejor que el Madrid. “Parece que se relajan y nos ponemos 4/5 puntos por delante” y entonces “salen sus jugadores más veteranos y cogen las riendas del partido”. Javier Salsón y Maxi Solé “buscan acciones individuales, se cobran algunas faltas, van a la línea de tiro libre.. y le dan la vuelta al partido”, que acaban ganando por 84-79.

“Todo el partido con opciones de ganarlo y llegamos a tocar la victoria con los dedos”, concluye Dani Molina.


Estudiantes cayó ante un experimentado Azuqueca

Movistar Estudiantes cayó por 81-87 ante un Isover Basket Azuqueca que tiró de experiencia y oficio para ganar al joven equipo colegial que fue por delante en el marcador durante los tres primeros cuartos y tuvo opciones hasta el apretado final.

Porque “con mayor inteligencia” y “con la experiencia que tienen” jugaron los de Azuqueca los dos últimos minutos en los que, según el entrenador del filial de Movistar Estudiantes, Sergio Jiménez, “cometimos demasiados errores que no podemos cometer si queremos ganar partidos igualados”.

Un partido con un empate y tres cambios de ventaja en el que hasta 15 puntos arriba estuvo Movistar Estudiantes (59-44, min. 24.5) por siete de Basket Azuqueca (78-85, a falta de 24 segundos).

“Salimos muy enchufados” porque después del último partido “teníamos ganas de trabajar, de jugar compartiendo más el balón”, dice en la crónica que publica el Club Estudiantes el entrenador colegial, quien precisa que en el primer cuarto “hemos dado las mismas asistencias (8) que en todo el resto” (15).

Añade que “hemos jugado con mucha energía intentando defender las situaciones que ellos estaban trabajando” pero la salida de Carlos Hidalgo “cambió un poco el partido. Es un jugador no de esta categoría, sino de otra” y “ha cambiado el ritmo de juego y han empezado a jugar mucho más en modo Azuqueca”.

En el segundo cuarto “hemos perdido energía defensiva pese a tener buen ritmo de pases y elegir buenos tiros. Nos han metido muchas canastas fáciles y hemos concedido demasiados tiros libres” y aun así “hemos llegado arriba al descanso” (47-42).

En el tercero “volvimos a recuperar la energía defensiva”, llegando “a todas las rotaciones, defendiendo líneas de pase, intentando que no anotasen cómodos, que no estuvieran cómodos en la pista… y lo hemos conseguido por momentos”, explica el entrenador, y además “hemos jugado con bastante acierto, con un nivel ofensivo bastante bueno” salvo “algún que otro error” en los dos últimos minutos que “hemos jugado con mayor timidez y con miedo”. Y entonces “ellos han vuelto al partido con un Carlos Hidalgo que no hemos sido capaces de defender”.

Azuqueca supo jugar los instantes finales “con más inteligencia y con la experiencia que tienen porque son jugadores con oficio”, dice un Sergio Jiménez contento “por el nivel ofensivo que hemos mostrado”.

Con solvencia y muy serio atrás arrancó Movistar Estudiantes (6-3, min. 3.5) y 11-5 mediado el primer cuarto con un triple de Rubén Domínguez. Se sumaron al festival de tres Ángel Comendador, Pablo González Longarela y Pablo Suárez ‘Sueco’ que con un 3+1 puso un 26-19 al marcador con 1.44 por jugar de primer cuarto que acabó con un triple de Pablo Rico -entre Pablos anduvo el juego- y 31-22 en el marcador.

Un triple de Nacho Condés inauguró el segundo (34-22) y con otro de ‘Sueco’39-28 (min. 13). Pisó el acelerador Isover Basket Azuqueca y se puso a dos (39-37) mediado el periodo lo que obligó a Sergio Jiménez a parar el partido. Surtió efecto porque Movistar Estudiantes siguió sumando aunque con el rival pisándole los talones (43-37, min. 17.8) para llegar al descanso arriba (47-42).

Un Pablo Suárez brillante por fuera inauguró el marcador tras el descanso (50-42). Canastón de Rubén saliendo del bloqueo (54-42) y tras un parcial de 9-0 un claro 56-42 para Movistar Estudiantes que con otro triple de ‘Sueco’ amplió su ventaja a +15 (59-44) mediado el tercer cuarto. Con un 0-7 contestó Isover Basket Azuqueca que volvió a recortar distancia (59-51, min. 26) y llegó al final a siete, 65-58.

En el último cuarto los de Jorge Lorenzo ajustaron las defensas y efectivos en ataque se situaron a cinco, 65-60, a falta de ocho minutos, para empatar después a 66 puntos.  Con mínimas ventajas siguieron los del Ramiro (71-68, min. 35.45). Triple de ‘Sueco’ (74-70, min. 36) y 76-75 con dos minutos por jugar. Con uno de tres Isover Basket Azuqueca se puso arriba (76-78, min. 38.57). Dos minutos por jugar en los que como subraya Sergio Jiménez se cometieron muchos errores pero en los que Junior/EBA siguieron peleando sin bajar los brazos.

Las faltas y los tiros libres -en total, 26/32 para Basket Azuqueca y 7/12 para Movistar Estudiantes- protagonizaron esos 120 segundos que acabaron con victoria visitante por 81-87.

EstuAzuqueca_
BASKET AZUQUECA

Alcalá ganó a Pozuelo lastrado por un mal segundo cuarto

Baloncesto Alcalá se impuso por 83-70 a CB Pozuelo Arrabe Asesores al que castigó un mal segundo cuarto en el que solo anotaron 7 puntos por 22 del equipo complutense.

También fue clave el dominio del rebote sobre todo ofensivo. Mientras Alcalá capturó 48 (15 ofensivos) Pozuelo se hizo con 31 (3 ofensivos).

En la crónica que publica Baloncesto Alcalá, Kike Vives destaca que “los nuestros, que han vuelto a convertir Espartales en un fortín -también en una categoría superior a la pasada campaña- no podían cometer el error de volver a perder y tenían que hacer valer el ya conocido factor #encasanosepierde”.

Después de tropezar en la cancha de Conejero (63-59), Baloncesto Alcalá volvía a casa para recibir a Pozuelo, que en el partido de ida logró una contundente victoria ante los alcalaínos por 81-71.

Alcalá saltó a la cancha “con despistes imperdonable en defensa” y rápido vio “como los visitantes cogían las primeras ventajas que llegarían a superar los 10 puntos”.

Pero los de Ángel Díaz “no querían esperar a la segunda parte” y tras el 14-22 del primer cuarto endosaron un parcial de 22-7 al CB Pozuelo para marcharse al vestuario con 36-29 a su favor.

Tras el descanso y “gracias otra vez a una excelente y concentrada defensa” Alcalá volvió a ampliar su ventaja en el marcador, esta vez por encima de los 10 puntos, “lo que parecía que podría llevar a los visitantes a entregar el partido”.

Pero los de Mariano Arasa no se relajaron e hicieron pelear a los de Alcalá hasta el pitido final que señaló la victoria para los locales por 83-70.


Náutico cedió ante Estudio

Náutico de Tenerife perdió ante Estudio por la mínima, 82-81, si bien lo intentó hasta el último segundo en un partido muy disputado desde el comienzo hasta el final.

Según la crónica que publica Náutico, el duelo “estuvo marcado por los pequeños detalles” y clave fue el tiro interior: 71,8% de acierto Estudio y 60% Náutico. Sin embargo, tanto en los tiros libres como en los tiros de tres, el equipo tinerfeño se mostró superior.

Ambos equipos salían a la cancha del Pabellón Paco Hernández con las ideas claras. Ninguno de los dos terminaba de dominar el encuentro y con el acierto de cara al aro, el nauta Saulo Román lideró a los suyos para que cerraran el primer cuarto con 17-18 a su favor.

Al comienzo del segundo las dos escuadras “mostraban una mejor versión de sí mismos y afinaban su capacidad de acierto ofensivamente”. Sin embargo, Estudio fue ligeramente superior a Náutico y consiguió dar la vuelta al electrónico, marchándose a vestuarios con una mínima ventaja (40-39).

Tras el descanso la gran capacidad ofensiva del local Gabriel Rodríguez hizo mella en el cuadro santacrucero y Estudio amplió ligeramente su ventaja para llegar al final del tercer cuarto con 62-59 a su favor.

En el último cuarto Náutico salió “a por todas, intentando salvar la diferencia entre ambos”. Consiguió “darles caza pero el jugador local Juan Llorente se encargó de sentenciar el encuentro y darle la victoria a Estudio por la mínima” (82-81).

_EstudioNáutico
ESTUDIO

Tobarra ganó por la mínima a Conejero

Tobarra Club de Baloncesto se impuso por la mínima, 65-64, a un Aloe Plus Lanzarote Conejero que plantó batalla a los de Albacete pese a que solo pudo disponer de seis jugadores.

Según Lanzarote Deportiva la mejoría es más que notoria en el último mes de competición, “siendo un equipo que se crece ante las adversidades y que es capaz de luchar por la victoria hasta los segundos finales de los encuentros”.

Y esto precisamente fue lo que sucedió ante Tobarra, al que le pusieron “muy complicadas las cosas a pesar de afrontar el encuentro con solo seis jugadores”.

Los de Iñaki Merino viajaron a Albacete muy mermados “debido a las lesiones y a los problemas físicos que arrastraban los jugadores”.

El partido no comenzó mal para Conejero, que endosó a su rival un parcial de 2-8 de salida. La ventaja fue ampliándose a favor de los insulares que llegaron a disponer de una renta de 12 puntos (9-21) si bien el periodo acabó con un triple de Tobarra anotado por Acoydan McCarthy y 15-21 en el marcador.

En el segundo, los de Lanzarote siguieron manteniendo el tipo sobre la cancha. El objetivo, “seguir estando fuertes en defensa y efectivos en ataque con un juego pausado para no desgastarse físicamente”. Tobarra llegó al descanso uno arriba, 33-32, gracias a un triple que anotó Miguel Ráez casi sobre la bocina.

Las canastas de Richard Nguema y Javi Herrero al comienzo del tercer cuarto permitieron a los de Lanzarote volver a mandar en el marcador. A falta de cuatro minutos con Tobarra +4, 44-40, reaccionó el equipo insular enganchándose al partido y con un parcial de 0-9 llegó al final del periodo con 48-57 a su favor.

Pero en el último cuarto el esfuerzo físico comenzó “a pasar factura a los jugadores visitantes” mientras Tobarra poco a poco recortaba la diferencia. Una canasta de Kedar Wright puso por delante a los albaceteños (61-60) y Conejero tuvo la última jugada de ataque para ganar el partido, pero no logró superar la defensa del rival y acabó cayendo por 65-64.


Rotunda victoria de Distrito ante Agüimes

Distrito Olímpico se impuso por un abultado 75-52 al CB Agüimes un rival duro que no se lo puso fácil a los madrileños.

Según Noticias de Agüimes el equipo gran canario afrontó “un reto imposible ante la implacable actuación de Distrito Olímpico que se distanció en el marcador con un buen tercer cuarto” (25-13).

Una diferencia insalvable para los intereses de los jugadores que dirige Fermín Bosa, que sumaron una nueva derrota y se “hunden en la última posición de la tabla”, añade el diario web.

El conjunto agüimense llegó al Polideportivo Municipal de San Blas con un cuadro mermado por las bajas de dos jugadores como Joan Ferran Bernácer y Paulo Rodríguez, y con la esperanza de poder contar con un par de refuerzos en los próximos días.

De sus jugadores destacaron Carlos Apolinario (17 puntos y 24 de valoración) y Jonathan Bosa (12 puntos), anotando entre ambos más de la mitad del total del equipo, mientras que los mejores de Distrito fueron Manuel Villamandos (15 puntos y 20 de valoración), Alejandro Iglesias (14 puntos), Gabriel Gil (11 puntos) y el gran canario Enrique Ruiz, que rozó el doble-doble con 9 puntos y 9 rebotes para un 19 de valoración.

Igualado fue el primer cuarto con 12-12 en el marcador y al descanso ligera ventaja para Distrito que se fue al vestuario con 29-26 a su favor.

Tras el descanso Distrito metió una marcha más, ajustó las defensas y con más acierto que su rival firmó un parcial de 25 a 13 llegando al final del tercer cuarto con un tranquilizador 54-39.

En los últimos diez minutos Distrito supo conservar la renta para acabar llevándose la victoria por 75-52.

Partido “un tanto extraño”, nos dice el entrenador de Distrito, Miguel Ángel Lago, con dos partes muy diferenciadas “y no tan cómodo como el marcador final señala, ya que Agüimes fue un rival duro pese a las importantes bajas con las que se presentó en nuestra cancha”.

La primera parte fue un tanto espesa. “No pudimos correr y teníamos que jugar situaciones posicionales en las que el equipo no se sintió cómodo en ningún momento”, explica el técnico, quien añade que además Agüimes “nos planteaba muchas dudas en defensa”.

Porque “al no jugar con interiores prácticamente durante todo el partido -precisa- nos obligaba a poner cuatro exteriores”, lo que descompensó “nuestro ataque habitual, haciéndolo poco fluido”.

En el tercer cuarto Distrito “despertó del ritmo lento y pausado que tan poco nos ayudaba” y “apoyándonos en nuestra defensa empezamos a generar situaciones de ventaja”. Un parcial de 25 a 15 les permitió afrontar el último con cierta ventaja “y con la sensación de que era difícil que se nos escapara”, subraya Lago.

El equipo necesitaba una victoria tras la derrota de la jornada anterior, afirma el técnico, “y sobre todo seguir con la sensación, que para nosotros es muy importante, que desde que regresamos al Circular no hemos perdido”.

Distrito afronta dos salidas complicadas, Náutico de Tenerife y Baloncesto Alcalá, “y sería importante conseguir arrancar alguna victoria” dice Lago, que espera tener “una semana tranquila de trabajo y recuperar a jugadores importantes, tocados o lesionados que nos permitan seguir disputando nuestras ´finales´ con toda la plantilla”.

_DistritoAgüimes
DISTRITO OLÍMPICO

Clasificación

1920_EBABC18


Autora: @lopezrosa