Porriño Baloncesto Base llegaba la pasada temporada a Liga EBA para irrumpir con fuerza en los primeros compases, siendo el equipo revelación y consiguiendo la permanencia posteriormente. Esta 19/20 ha vuelto a empezar como un tiro y se coloca en la zona alta de un Grupo AB en el que, a priori, hay varios equipos más favoritos. Aprovechamos para hablar con uno de los artífices de este logro, Jenaro Alonso (Vigo, 1972), técnico del conjunto gallego, para que nos comente sus sensaciones.

Zona de Básquet – La temporada pasada empezasteis muy bien, pero en esta el factor sorpresa ya no estaba presente y lo habéis vuelto a hacer. ¿Cuál es el secreto de este inicio tan fulgurante?

Jenaro Alonso – Bueno es verdad que hemos comenzado de manera muy similar a la temporada pasada con buenos resultados, pero sobre todo con buenas sensaciones. Creo que este inicio se debe a una conjunción de factores en el que el principal, a mi modo de ver, es la permanencia del bloque y la ilusión de estos por seguir compitiendo y dejándose la piel en cada partido, representado al club y a la gente que hay detrás. El inicio de la pretemporada ya resultó ilusionante, puesto que siendo nuestra segunda temporada llegamos a la final de la Copa Galicia, la cual jugamos contra Chantada y perdimos, pero creo que nos valió para seguir confiando en lo que hacemos y seguir trabajando. Obviamente el trabajo de mi preparador físico de nuevo ha estado a la altura, la llegada de los nuevos, que se han conjuntado rápidamente, unido al gen competitivo del equipo y sus ganas de superación serían los factores claves.

ZdB – El curso pasado, el del debut en la liga, el objetivo era la permanencia. ¿Podemos decir que en esta el objetivo es no renunciar a nada?

JA – Somos muy realistas y sabemos que esto no ha hecho más que empezar, soy consciente de la plantilla que tengo, del nivel de exigencia física y psicológica a los que los tengo sometidos, teniendo que jugar siempre concentrados y con un nivel de esfuerzo siempre rondando el 100%, ya que somos (algo que se puede decir) siempre inferiores físicamente al resto de las plantillas. Una vez citadas todas estas circunstancias sigo pensando que nuestro objetivo es la permanencia, pero que obviamente, como bien decís, no renunciaremos a nada.

ZdB – El equipo ha cambiado un poco desde ese bloque que llegó desde Nacional, algo lógico por otra parte, pero la columna vertebral de la temporada pasada sigue intacta. Se agradece mantener a jugadores como Lucas Vaquero y Jorge Cabaleiro, ¿verdad?

JA – No voy a ser yo quién descubra a ninguno de los dos, pero nuestra fortaleza radica en nuestro bloque por encima de las individualidades, en la aportación del banquillo, en la generosidad defensiva. Pero es cierto que se agradece, y de qué manera, mantener a jugadores como Lucas, que es un jugador difícil de definir, talento físico, líder en el campo, experiencia más que sobrada, trabajo durante la semana que no se ve , nivel de compromiso y esfuerzo ejemplificante, lectura de juego, competidor, ganador, impredecible en ataque, sin pérdidas de balón…

En el caso de Jorge, para mí es el jugador total, puede jugar de base, alero, de ‘cuatro’ da siempre todo lo que tiene. Gran tirador y gran defensor, el primero en nivel compromiso, el primero en nivel esfuerzo, el primero en entrega. Creo que ambos son imprescindibles, por todo lo que dan en los partidos como en los entrenos. Ellos hacen crecer al resto.

ZdB – El verano pasado llegaban dos jugadores de Vigo como eran Víctor Alonso y Javier Domínguez. Este año siguen en el equipo y vuelven a ser importantes. ¿Qué aportan ambos?

JA – Ambos son muy importantes. Víctor sufrió una lesión en uno de los dedos de su pie, lo que le ha impedido todavía estar al 100%, pero sin estar a su máximo nivel es un jugador diferente. Talento ofensivo con el mejor primer paso que he visto en mucho tiempo, hace cosas diferentes en ataque, puede jugar al poste, puede penetrar, tira de tres con un porcentaje de acierto alto, es buen manejador de balón… En resumen, un jugador diferente, difícil de defender y un gran trabajador al cual yo echo de menos.

Javi es un ‘cuatro’ atípico, posiblemente el mejor tirador abierto del equipo, lo que unido a nuestros sistemas provoque que sea muy difícil de defender. buen jugador en el 1v1 y lo más importante sigue aprendiendo lo que cada vez lo hace más peligroso ,también como en el caso de Víctor estamos esperando que se recupere de una lesión que lo ha tenido mermado desde el inicio de temporada por un golpe en el codo.

ZdB – La vieja guardia (por los años que llevan en el club) se mantiene en las figuras de Iker Besada y Óscar Rodríguez (la pujanza en la pintura). Básico el trabajo del primero en el ‘uno’ y en la preparación física, y temporada importante para consolidarse del segundo, ¿no?

JA – La vieja guardia, en el caso de Óscar es duro decir esto, 20 años solo y es mi ‘cinco’ y vaya si se consolida. Defensivamente, de lo mejor de la competición con pares mucho más pesados y grandes, imposible ganarle en el cuerpo a cuerpo, gran lectura de juego, inteligente, tanto sacrificio y esfuerzo atrás lo penaliza en el campo ofensivo. Llevo desde cadetes trabajando con él y me siento muy orgulloso de su crecimiento como jugador y como persona. Me encanta su mentalidad, porque en realidad mide 2.00 m pero en su cabeza para él es un 2.10 m y así actúa cuando salta al campo.

En el caso de Iker es diferente, él es un ordenador en la pista, una cabeza superdotada para esto, si hubiera medido 10 cm más, en mi opinión habría llegado lejos. Talento ofensivo, lectura de juego, ahora mismo junto con Cardito el ‘uno’ total, sabe cuándo correr, cuándo parar, cuándo tenemos que buscar a determinado jugador y el porqué. Puedes preguntarle por cualquier jugador del equipo rival aunque te hayas enfrentado a ellos hace una temporada y te dirá a lo que juegan. Sé que algún entrenador del club no se lo creerá, y ahora defiende (y cómo defiende). En cuanto a la preparación física, total confianza en su trabajo y los resultados son visibles. Es un apoyo incondicional.

ZdB – ¿Cómo consigue un proyecto modesto como el vuestro reforzarse con un jugador LEB como Javi Cardito? ¿Qué supuso su llegada?

JA – El caso de Javier Cardito es de esas cosas que suceden una vez en la vida. Sus circunstancias personales hacen que se mude en mayo del año pasado a Vigo y, por mediación de Lucas, nos ponemos en contacto. Solo le puedo ofrecer jugar en un proyecto que le resultara ilusionante y lo conseguí. Su llegada nos da un salto de calidad enorme a nivel deportivo y, como en el caso de Lucas, no seré yo quién descubra nada de Cardito, pero sí me gustaría incidir sobre un par de cosas: por encima de su calidad deportiva, que es increíble, destacaría su calidad humana , su capacidad de adaptación, el ser uno más y algo que me parece reseñable  es que un jugador que venía de cobrar, no importa la cantidad, y que este año por el club en el que esta no lo hace y su nivel de implicación de trabajo, de ayuda de sacrificio de ganas de enseñar a los jóvenes, en resumen su implicación con el proyecto es desde mi punto de vista lo que lo hace más especial .

A nivel deportivo nos da la calma en momentos difíciles, crea un foco de atención en las defensas liberando a otros jugadores, nos da anotación, defensa, lectura de juego  y experiencia de la cual me aprovecho.

ZdB – No os habéis parado ahí y habéis apostado por la juventud, incorporando a Manu Varela (Peixe), Miguel García (Coruña) e incluso un jugador maltratado por las lesiones como Dani García (Narón).

JA – El caso de Dani García es un jugador muy deseado por mí, creo que cuando recupere sensaciones, se vuelva a sentir importante y se adapte totalmente al estilo será un jugador a tener en cuenta en la liga. Talento físico, buena colocación, gran trabajo en los bloqueos directos, difícil de defender, rápido de pies, buen defensor, buen 1v1 en el poste. Un gran ‘cinco’ y convencido que está llamado hacer grandes cosas.

El caso de Manu Varela es obviamente una apuesta por la juventud, creemos que puede ser interesante. A punto de cumplir los 18, gran finalizador, talento físico y en período de adaptación, para crecer creo que tiene a los mejores maestros posibles en el puesto (Lucas, Cardito e Iker).

Miguel García se viene a estudiar a Vigo, nos llama y encaja en el proyecto. Tiene que mejorar cosas importantes, pero está en sus manos el hacerlo; es muy joven todavía.

ZdB – ¿Cómo es el estilo de juego que proponéis? ¿Le ves recorrido al equipo para seguir creciendo aún más?

JA – Nosotros proponemos desde la defensa. La falta de centímetros hace que tenga que agudizar el ingenio para poder competir, no siempre lo conseguimos pero no vamos mal encaminados. Hemos conseguido ser un equipo generoso en defensa, todos defienden con la misma intensidad, no hay reproches, somos muy agresivos buscando mucho 2v1 en los postes. Tenemos muy claras las normas de trabajo en defensa, lo que nos da mucha tranquilidad a la hora de afrontar los partidos. Otra de nuestras ventajas es la versatilidad en defensa, podemos irnos con falsos ‘cuatros’ a defender a gente más grande al poste pero lo asumimos como algo normal y eso es una gran ventaja.

Esta misma carencia de centímetros y versatilidad de mis jugadores la aplicamos al ataque, llegamos a jugar mucho tiempo con un small ball (con lo que eso conlleva). Sin desmerecer a nadie y a ningún equipo, creo que tengo una de las líneas exteriores mejores de la liga y para mí, con los mejores bases de la misma, eso provoca que el juego gire en torno a ellos y a sus tomas de decisiones en el campo. Puedo permitirme el lujo de tener o de buscar dos estilos de juego en función de a quien tenga en el ‘uno’, soy un entrenador afortunado.

En cuanto al recorrido, no hemos contado en ningún momento con la plantilla al completo, tenemos varios jugadores tocados (Victor, Javi). Losada, por ejemplo, se reincorporó la semana del partido de Xiria. Iker ha tenido problemas de espalda, el capitán aún no ha podido debutar debido a una lesión… Por todo esto y porque creo que aún no hemos alcanzado el techo, seguro que sí que seguimos creciendo, pero no sé si se traducirá en victorias, pero nos dará más rotaciones y mayor capacidad de trabajo.

ZdB – El año pasado nos contabas quiénes conformaban tu cuerpo técnico. ¿Repite o hay algún cambio?

JA – Mi cuerpo técnico está formado por Iker Besada (preparador físico), Alberto Ruíz (delegado e intendente) y, en el aspecto scouting, he incorporado a Fernando Blanco, una ayuda inestimable que se encarga del scouting individual del rival (además de aguantar mis neuras) y lo hace de maravilla, es un apasionado de estos temas, me da una visión diferente de las cosas. Tengo que agradecerles a todos el tiempo y el compromiso con su trabajo de cara a que el grupo tenga y disfrute de la mayor comodidad e información posible.

ZdB – Segundo año en EBA y sigue la misma ilusión entre la afición. ¿Se nota un aumento del tirón del baloncesto en la localidad? ¿Sigue el Concello de Porriño volcado con el proyecto?

JA – Es muy difícil de explicar lo que se siente al jugar siempre con el pabellón lleno, el contar con el apoyo del público de manera incondicional que nos lleva en volandas. Son a todas luces una de las partes importantes de esto, como entrenador sí ya me siento orgulloso de poder pertenecer a este grupo, en lo que respeta a la grada es que solo se le puede decir GRACIAS y que sigan viniendo y animando al equipo como lo hacen.

El Concello nos sigue ayudando en todo y nos sigue prestando su apoyo. No me gustaría olvidarme de la directiva del club, que de manera altruista se lleva siempre un trabajo increíble, arduo, duro y, lo que es peor, en muchas ocasiones no valorado. Yo les daré las gracias siempre porque sé lo duro que es.

Porriño_BF
BERA FOTOGRAFÍA

ZdB – Parece que Carbajosa es el equipo a batir, pero también hay proyectos de grandes nombres como Óbila o Gijón, Chantada siempre está ahí, revelaciones como Obra o vosotros… ¿Cómo ves la liga? ¿Algún jugador que te haya llamado la atención y nos debamos fijar en él?

JA – Aún no nos hemos enfrentado a todos, pero está claro que Carbajosa es de otra liga, su plantilla y su clasificación así lo dicen. Óbila es otro de esos equipos llamados a estar arriba al final de temporada y, obviamente, Chantada es un gran bloque que sabe a lo que juega (es muy duro y, con Knežević, difícil de batir) y entrenado por uno de los mejores como es Fafián. A Obradoiro nos hemos enfrentado esta semana, una plantilla joven larga con talento, bien entrenada y que seguro que estará arriba. Nosotros somos uno más de la liga que esperemos seguir disfrutando en pista.

En cuanto a jugadores, esto es muy personal y va por barrios, y hablaré de los vistos hasta ahora y no de los míos, porque ya he hablado bastante de ellos. Ya el año pasado nombré a Knežević (Chantada) porque me parece un jugador top, pero también me ha gustado la calidad ofensiva de Jaume Lobo (Óbila). Me ha gustado mucho, y creo que llegará lejos, Martín Fernández, jugador del 2001 del Obradoiro.