Globalcaja Quintanar alcanza esta jornada el liderato en solitario de la Conferencia Centro y además con tres de tres es el único equipo invicto del grupo. “Habrá que disfrutar mientras estemos arriba” nos dice su entrenador, Juan Carlos Navarro.

Los conquenses ganaban a Uros de Rivas en un partido a pocos puntos, al que nunca le perdieron la cara y que se llevaron compitiendo, jugando bien y tomando buenas decisiones en los minutos finales.

Empatados a dos victorias y una derrota están los seis equipos que siguen a Globalcaja Quintanar en la tabla.

El Real Madrid, segundo en la clasificación, se imponía a Lujisa Guadalajara Basket, aunque un último cuarto “vibrante y de garra” de los alcarreños hizo soñar con la remontada, que no llegó por poco.

Tras Rivas, tercero en la tabla, Movistar Estudiantes b -cuarto-, que ganaba a Isover Basket Azuqueca a domicilio, una victoria difícil y sufrida, en un partido intenso, emocionante y de final apretado.

Quinto, Guadalajara Basket, y sexto, Aloe Plus Lanzarote Conejero, que vencía a Tobarra CB en un choque igualado, con alternancias para uno u otro equipo y que se resolvió a favor de los canarios en los últimos minutos.

También con dos partidos ganados y séptimo en la tabla, CB Pozuelo Arrabe Asesores. El dominio del rebote fue clave para su victoria frente a un Baloncesto Alcalá que pagó caro su falta de acierto en el tiro exterior.

Octavo con dos victorias y un partido aplazado, Estudio, que endosaba más de 100 puntos a un Real Club Náutico de Tenerife que no pudo contener el caudal ofensivo del equipo madrileño.

Noveno con solo un partido ganado, Distrito Olímpico, que caía ante el CB Agüimes que firmaba su primera victoria en la Liga EBA en un partido competido y muy igualado con los dos equipos peleando hasta el último balón.

Con una victoria y duodécimo, Zentro Basket Madrid, que muy serio atrás se imponía en casa a NCS Alcobendas tras dominar muchos minutos de un partido que le dio el primer triunfo de la temporada.

Cierra la tabla Alcobendas, que solo ha jugado un partido, el que perdía esta jornada ante Zentro, y tiene aplazados el de la primera contra Estudio (previsto para el 9 de octubre) y el de la segunda contra Azuqueca (16 de octubre), los dos a domicilio.

Los mejores

En actuaciones individuales el jugador más destacado y por tanto MVP de la tercera jornada fue Javier Herrero, de Aloe Plus Lanzarote Conejero, 25 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias, 2 robos, 6 faltas recibidas y 37 de valoración; el máximo anotador, Luis Valera, de Isover Basket Azuqueca, con 26 puntos; el máximo reboteador, Khion Sankey, de Globalcaja Quintanar, que capturó 15 rebotes, y el mejor asistente, Sebas Mbansogo, de NCS Alcobendas, que repartió 9 asistencias.

Los partidos

Quintanar ganó a Rivas y lidera la clasificación

Globalcaja Quintanar se impuso a Uros de Rivas (58-64), una victoria que da el liderato en solitario de la Conferencia Centro al equipo conquense, que con tres de tres es además el único invicto del grupo.

“Habrá que disfrutar mientras estemos arriba” nos dice el entrenador de Quintanar, Juan Carlos Navarro, quien añade que el encuentro contra Rivas fue parecido a los anteriores. Un partido a pocos puntos, al que nunca “le perdemos la cara” y que al final “nos llevamos” jugando bien y “tomando buenas decisiones”.

Quintanar empezó bien y “nos vamos ganando de uno” (15-16, 1C) pero “cometiendo errores y pérdidas” y con la sensación de que “podíamos ir ganando de 10”. En el segundo “seguimos cometiendo los mismos errores. Muchas pérdidas no forzadas” y “problemas en el rebote ofensivo”, con segundas opciones para Rivas, dice Navarro y “nos vamos al descanso cinco abajo” (32-27).

En el vestuario “ajustamos algunas cosas, cambiamos un par de conceptos y salimos más intensos en defensa y más rápidos en ataque”, explica. Eso “nos ayuda a recortar y ponernos por delante”, aunque al final del tercer cuarto Quintanar está a 2 (46-44). En el último “íbamos muy igualados” aunque pese al buen juego en ataque y la buena defensa Quintanar no lograba ampliar la ventaja. Pero “con paciencia y estando bien atrás” consiguen llegar a los dos últimos minutos “bien plantados en el campo, tomando buenas decisiones, no cometiendo errores”. Y al final “jugamos buenas posesiones delante en las que pudimos anotar y los tiros libres nos entraron, y eso nos dio la ventaja y la victoria”, concluye Navarro.

Un partido de “mucho trabajo y sacrificio en ambos lados de la cancha”, pero “de escaso acierto en lo ofensivo”, dice en su crónica Rivas. Un choque en el que las defensas se lo pusieron muy difícil a los ataques y en el que los dos equipos “se veían obligados a elaborar mucho sus acciones ofensivas y encontraban con dificultad el camino del aro”. Mediado el primer cuarto empate a 6 puntos hasta que Quintanar con un parcial de 0-6 “aprovechó la incapacidad local para generar ventajas en el ataque y marcharse en el marcador”. Rivas cortó el parcial desde el TL y el periodo se cerró con 15-16 a favor de los conquenses. Parecido fue el segundo. “Cada canasta costaba oro y los puntos llegaban con cuentagotas”. Empate a 16 (min. 13) y parcial de 9-0 que adelantó a Rivas, que acabó marchándose al descanso con 32-27 a su favor.

Del vestuario salió mejor Quintanar que con un 0-6 se puso arriba. Contestó Rivas con un triple de Alex García y el partido entró en un intercambio de golpes en el que el juego ofensivo “no tenía continuidad, las anotaciones llegaban en chispazos individuales” y seguían mandando las defensas. Un triple de Javi de Pinto cerró el tercer cuarto con 46-44 para los locales. Al comienzo del último cuarto un triple de Edu Gómez devolvió el +5 a Rivas (49-44) que tardó más de cinco minutos en volver a anotar, mientras que con un parcial de 0-10 Quintanar afrontar los instantes finales. Empate a 54 a falta de dos minutos y 58-57 para Rivas con 51 segundos. Quintanar sumó un triple en su siguiente posesión “para el que los locales ya no encontraron respuesta, dejando escapar la victoria” que se llevaron los conquenses por 58-64.


El Real Madrid se impuso al Guadalajara en un final vibrante

El Real Madrid se impuso al Lujisa Guadalajara Basket (78-86), aunque un último cuarto del equipo morado “vibrante y de garra casi obra el milagro”.

El Madrid venía “con todo su arsenal, con cinco jugadores en dinámica ACB, de siete nacionalidades distintas y con dos ilustres veteranos (Salsón y Solé)”, según la crónica del club alcarreño. Comenzó el partido con ventaja morada (6-2) que pronto neutralizó el Madrid (11-11, min. 5) cerrando el primer cuarto con +5 de ventaja, 15-20 en el marcador. En el segundo “la misma tónica con festival de triples por ambos equipos”. Al descanso los de Mariano de Pablos llevaban 8/11 en tiros de tres y 10 arriba en el marcador (38-48).

“Con la segunda parte llegan dos cuartos espectaculares por ambos equipos”. El tercero se lo lleva el Real Madrid con un parcial de 9-20 y 47-68 al final del periodo. En el último cuarto, los de Marino Rodríguez “en vez de bajar la guardia, animados por la grada, especialmente la peña Rodillo Morado, dan una lección de pundonor, garra y juego que hace soñar con la remontada, que no llegó por poco”.

Guadalajara vs Real Madrid (Foto Guadalajara)
GUADALAJARA BASKET

Difícil y sufrida victoria de Estudiantes ante Azuqueca

Movistar Estudiantes B ganó a Isover Basket Azuqueca (81-86). Una victoria difícil y sufrida en un partido intenso, emocionante y de final apretado.

“Sufrimos para cerrar el partido” dice el entrenador del filial, Sergio Jiménez, en la crónica que publica el Club Estudiantes. Un partido “del que los chicos aprenden, mejoran y crecen”. Arrancó enchufado Azuqueca que con un triple inauguró su casillero. Tras empatar a 6 y 8 puntos Estudiantes se adelantó en el marcador (8-10, min. 5) y 10-13 con un triple de Rubén Domínguez, el primero de los seis que anotaría el escolta colegial. Quinta de equipo para el Estu y entre faltas y tiros libres, un parcial de 12-0 para los azudenses que llegaron al final del primer cuarto +9 (24-15). Reaccionó Estudiantes en el segundo. Diez minutos intensos, muy serios atrás, con buena circulación de balón, contraataques que acaban en canasta y cuatro triples para irse al vestuario con 39-46 a su favor (parcial 15-31).

Tras el descanso, Azuqueca subió el listón defensivo y de contacto, pero el Estu se agarró a la cancha. Tras un parcial de salida de 7-2 (46-48), Sergio Jiménez pidió TM. Empataron los de Jorge Lorenzo a 48 y se pusieron por delante (51-50, min. 23.5). El resto, alternancia de acciones y canastas con mínima ventaja de uno u otro. Sendos empates a 59 y 61 y fin del periodo con 63-61 para los locales y todo por decidir. Con las ideas muy claras salió en el último cuarto Movistar Estudiantes. Subió la intensidad defensiva, templó los nervios y más acertado en los lanzamientos que su rival acabó sentenciando el partido con 81-86.

“Salimos un poco blandos”, dice Sergio Jiménez, y en el primer cuarto “concedimos demasiadas canastas fáciles y demasiados TL por no estar lo suficientemente duros”, pero a partir del segundo “endurecimos el partido” y “estuvimos mucho más sólidos en el rebote defensivo”, lo que “nos permitió correr y jugar al ritmo que queremos” y una renta al descanso de siete puntos (39-46). En el tercero Azuqueca puso “un nivel físico alto” y mantuvo la intensidad “apretando mucho las líneas de pase”. El balón circuló peor, pero “estuvimos lo suficientemente duros como para agarrarnos al partido y esperar nuestra oportunidad”. Y ésta llegó en el último cuarto. “Subimos otra vez la intensidad defensiva” y “jugamos con inteligencia contra su zona que nos había causado algunos problemas al principio”, concluye el técnico, contento “por el trabajo que hemos hecho”.

Azuqueca vs Estu


Conejero ganó a Tobarra en un choque igualado

Aloe Plus Lanzarote Conejero ganó al Tobarra Club Baloncesto (72-64) en un encuentro igualado, con alternancias para uno u otro equipo y definiéndose el choque a favor de los canarios en los últimos minutos.

Tras una ligera ventaja de Conejero al comienzo del partido, Tobarra, según la crónica de Lanzarote Deportiva, supo “sobreponerse e igualar la contienda, con posesiones largas, buenas definiciones en la pintura y acierto anotador”, lo que les permitió llegar al final del primer cuarto con 19-23 a su favor. En el segundo, Javi Herrero tiró de Conejero “para doblegar a su rival” y superar la barrera de los 20 puntos, si bien la diferencia se quedó en nueve (45-36) al descanso.

Pero “un nefasto tercer cuarto” complicó el choque. En los primeros cinco minutos  Conejero solo anotó dos puntos mientras Tobarra dio la vuelta al partido y se puso arriba. Iñaki Merino pidió tiempo muerto “para reajustar las líneas” y en los últimos compases una canasta de Elvis Pereira puso de nuevo por delante  a los de Lanzarote que cerraron el periodo +1, 56-55. En el último cuarto, ventaja de uno o dos puntos para uno u otro equipo y solo en los últimos compases Conejero consiguió abrir brecha. Firme en defensa impidió anotar los de Juan González Cano y a base de tiros libres acabó ganando por 72-64.

Conejero vs Tobarra (Foto Conejero)
CB CONEJERO

El dominio del rebote, clave en la victoria de Pozuelo ante Alcalá

El dominio del rebote fue clave en la victoria del CB Pozuelo Arrabe Asesores ante un Baloncesto Alcalá (81-71) que además pagó caro su falta de acierto exterior.

Igualado fue el primer cuarto que acabó con 17-18 a favor del equipo visitante y parecido el segundo (parcial de 20-19) con empate a 37 puntos al descanso.

Al regreso del vestuario Pozuelo apretó en defensa y con un parcial de 25-14 abrió la primera brecha en el marcador, 62-51 al final del tercer cuarto. Igualado fue el último (19-20), pero los de Mariano Arasa supieron conservar la renta y acabaron sentenciando el partido con 81-71 en el marcador.

Un total de 34 rebotes capturó Pozuelo (de ellos 27 defensivos) por 23 de Alcalá (16 defensivos), que además tuvo un porcentaje de acierto exterior de un 21% (5/24) frente a un 48% (11/23) de su rival.


Náutico cayó ante el caudal ofensivo de Estudio

El Real Club Náutico de Tenerife (RCNT) cayó ante CD Estudio por un claro 92-108, una derrota que el club nauta atribuye a “problemas en defensa para contener el caudal ofensivo del cuadro madrileño”.

En su mudanza provisional al Pabellón Quico Cabrera, el equipo que dirige Santi Lucena cedió ante un sólido Estudio después “del convincente triunfo” en el derbi regional de la jornada anterior ante CB Agüimes, dice la crónica del RCNT. Igualado fue el primer cuarto, con intercambio de acciones y canastas con Estudio por delante en el marcador y 19-24 a favor de los madrileños al final del periodo. En el segundo, Estudio siguió muy inspirado tanto en el poste bajo como en el tiro exterior, si bien Náutico liderado por Saulo Román recortó a un punto la ventaja (27-28). Pero fue “un espejismo” porque con un parcial de 4-14 los de Borja González de Mendoza se fueron al vestuario con +12, 43-55.

Tras el descanso la fragilidad en defensa de Náutico “hacía cuesta arriba la remontada”, si bien mediado el tercer cuarto “hubo un halo de esperanza” con un parcial de 10-2. Pero de nuevo Estudio demostró “que su baloncesto vive un momento de plenitud”, contestó con un 2-14 y cerró el periodo con 61-85 a su favor. El último cuarto fue un mero trámite, pero Náutico nunca le perdió la cara al partido y mantuvo el tipo sobre la pista del Quico Cabrera hasta el definitivo 92-108.

Náutico vs Estudio (Foto Náutico)
RC NÁUTICO TENERIFE

Agüimes firmó ante Distrito la primera victoria

El CB Agüimes se impuso a Distrito Olímpico (70-64) firmando su primera victoria en la Liga EBA, en un partido competido y muy igualado con los dos equipos peleando hasta el último balón.

Fue un partido “muy competido e igualado” en los tres primeros cuartos y que “se nos escapó en el último” por una “mala gestión de la ventaja que teníamos”, nos dice el entrenador de Distrito, Miguel Lago. Durante tres cuartos “fuimos capaces de controlar a sus jugadores principales” y “jugar serios”, pero en el último “encadenamos muchos errores defensivos”, especialmente “en el cierre del rebote”, lo que “les dio muchas segundas y terceras opciones y les hizo ganar confianza”. En ataque, “sin estar nada acertados en el tiro exterior”, según su entrenador, Distrito “jugó serio durante los tres primeros cuartos”, pero no en el último, en el que “jugamos demasiado precipitados e individualistas”. Además de “no hacer una buena selección de tiro”, en el último “fallamos mucho desde la línea de tiro libre, lo que explica en parte la derrota”, según el técnico. Miguel Lago subraya que es una derrota “de la que debemos aprender, ya que lo importante en el equipo es el colectivo que debe primar sobre lo individual”, algo que especialmente en el último cuarto “parecimos olvidar”.

En Twitter, el CB Agüimes dice que fue un encuentro “muy reñido” y añade que “supieron defender los embistes de los madrileños, que no se rindieron”. Además, los grancanarios mencionan a su afición, “pues aun habiendo fiestas en la localidad no dudaron en acudir y apoyar”.

Igualado fue el primer cuarto, 19-20 para Distrito, que se fue al vestuario con 31-32 a su favor, una ventaja por la mínima que auguraba una competida segunda mitad.

Tras el descanso, Distrito siguió por delante en el marcador: parcial de 16-19 y 47-51 al final del tercer cuarto, pero en el último Agüimes ajustó las defensas y endosó a su rival 23 puntos frente a 13, lo que dio la victoria a los grancanarios por 70-64.

Un total de 40 rebotes capturó Distrito Olímpico (30 defensivos y 10 ofensivos), los mismos que Agüimes (23 defensivos y 17 ofensivos), que perdió 8 balones, 6 menos que los madrileños (14).


Zentro ganó a Alcobendas desde la defensa

Una buena defensa y el dominio del rebote, sobre todo defensivo, fueron las claves de la victoria de Zentro Basket Madrid ante NCS Alcobendas (91-71).

Zentro empezó “superenchufado”, nos dice el entrenador ayudante, Dani Molina, con un 9-0 de salida y un ritmo muy alto, hasta que tras un tiempo muerto Alcobendas igualó el partido. “Atacamos siempre desde la defensa, haciendo buenas defensas y obligándoles a hacer malos balances”, y a partir de ahí “generando juego”, explica Molina, mientras Alcobendas hacía “un trabajo más elaborado” de canastas mediante su juego posicional y “cargando mucho el peso del ataque sobre el balón interior”, llegando el final del primer cuarto con 20-21 en el marcador. En el segundo, Zentro volvió a salir enchufado y acertado en el tiro. Hizo un parcial de 7-0 “defendiendo bien y jugando sobre ‘pick and roll’, sobre balón interior”, y “comenzamos a controlar el rebote, sobre todo defensivo, aunque también ofensivo”, marchándose al vestuario con un claro 47-32 a su favor.

En la segunda mitad, Alcobendas empieza a hacer un juego de veteranos, “un juego de gente más experimentada”, explica el técnico, quien añade que “nos meten en bonus muy pronto (min. 32.5)” y “nos sacan algunas faltas que no estaban dentro de lo lógico”, comenzando “a cortar nuestro ritmo a base de tiros libres”. Zentro logró hacer menos faltas “y volvimos a controlar el rebote”, y a partir de ahí “nos marchamos muy claramente” para acabar ganando por 91-71.

De sus jugadores, destaca a un Ismael Herrero “que controló perfectamente el ‘timing’ del partido”, así como a Vincent Gielen, con un dominio “absoluto en los dos lados, en defensa y en ataque”, sin olvidar a Erik Persson y su “brillantez individual en el 1c1”.

Zentro vs Alcobendas (Foto Alcobendas)
CB ALCOBENDAS

Clasificación

1920_EBABC3


Autora: @lopezrosa