Tras dos temporadas brillando en LEB Oro consiguiendo excelentes resultados por encima de las aspiraciones teóricas de los equipos (Prat y Araberri, que han descendido esta campaña), Arturo Álvarez (Mieres, 1976) optó el pasado verano por la oferta de SL Benfica, aunque también había recibido ofertas para dirigir en Oro y para ser asistente en ACB.

Zona de Básquet – Comentabas a nuestros compañeros de FullBasket que la oferta del Benfica fue en un abrir y cerrar de ojos. ¿Qué balance haces de tu paso por el club lisboeta?

Arturo Álvarez – Una experiencia magnífica el poder dirigir a un grande. Tuvimos muchos problemas de lesiones pero aun así acabamos la Liga Regular con 20-2 y fuimos subcampeones de la Supercopa Hugo Santos.

ZdB – La temporada estuvo algo marcada por las lesiones, sobre todo en la zona interior, lo cual imposibilitaba las cosas también a nivel de entrenar, y aunque en LR se obtenían buenas victorias, las derrotas en las copas pasaron factura y vuestros caminos se separaron. ¿Cómo fueron esos meses?

AÁ – Duros, sin los jugadores principales preparados para un trabajo exigente. Pero a pesar de jugar sin cuatro titulares la final de la Hugo Santos y perder por un punto en cuartos de final de la Copa de Portugal, me quedo con ese 20-2 y esa solidez que mostramos casi todo el año, jamás perdimos en casa y mejoramos todos los arranques de los últimos años del club.

ZdB – ¿Te veías con fuerzas para seguir? ¿Te esperabas el relevo en el banquillo?

AÁ – Fuerzas no me faltaban, pero el club estimó que lo mejor era que Carlos Lisboa (GM) condujese al equipo en los playoffs. Las decisiones de los clubes hay que respetarlas y eso fue lo que hice.

ZdB – Creemos que la competición lusa ha subido de nivel en estos últimos años. ¿Tú cómo has notado la liga en tu regreso?

AÁ – Sí, está en auge y con el aumento de americanos la próxima campaña aún será más competitiva.

ZdB – La liga portuguesa ficha siempre a americanos desconocidos que luego van a más. Fuera de los equipos de fútbol, ¿qué jugadores te han llamado la atención o te han sorprendido (tanto extranjeros como portugueses)?

AÁ – Me han gustado jugadores como Toney, Sidibe, Ellisor, Sheehey… podría seguir con la nómina de americanos. En cuanto a los portugueses, están dando un paso adelante, destacando a los que componen el equipo nacional por encima de otros.

ZdB – ¿Qué diferencias más claras podemos ver entre el baloncesto de LEB Oro y el de la LPB?

AÁ – Es muy parecido el nivel de la parte alta de la tabla portuguesa con la LEB Oro, pero en Portugal la aportación extranjera y el juego más individual marca la diferencia con la táctica española.

ZdB – Has tenido unos meses libres y seguro que no has parado, ¿no?

AÁ – La verdad es que me tomé unos días de descanso primero, y a partir de ahí muchos viajes y partidos, en España y el extranjero. Un entrenador debe aprender sin parar y en esa etapa estoy.

ZdB – Los veranos sueles tener una alta ocupación entre clínics y campus. ¿Cómo se presenta este?

AÁ – Este año solo estaré en Linares con mi Campus personal (8-14 de julio), a pesar de haber tenido varías invitaciones a eventos que lastimosamente no he podido aceptar por motivos personales.

ZdB – ¿Cómo has visto la LEB Oro este curso?

AÁ – Un paso más fuerte, con grandes equipos y muy igualada. Betis y Bilbao cumplieron con sus pronósticos, pero otros equipos han hecho un trabajo excelente, como es el caso de Ourense. Lo único que no me ha gustado de la liga es el no poder ver más partidos, especialmente cuando estaba en el extranjero, ya que las plataformas digitales no lo permitían como años anteriores.

ZdB – Tu futuro seguro que pasa por los banquillos… Recientemente se ha hablado de interés del Breogán, y seguro que no será el único. ¿Cuál es tu idea? ¿Volver a España, seguir probando experiencias en el extranjero, pasar al femenino…?

AÁ – Quiero entrenar. Todo lo que sea hacer lo que me gusta lo valoraré, aunque por el momento no he tenido ninguna oferta concreta. Hay que tener paciencia, ya que hay muchos buenos profesionales en los banquillos y mucha competencia. Trabajaré para estar preparado cuando llegue el momento.

ZdB – Gracias por tu tiempo, Arturo.

AÁ – Gracias a vosotros por vuestro seguimiento y trabajo, que a veces incluso marca diferencias.