Tras acercaros la pasada semana una lista de ocho candidatos nacionales de LEB Oro para dar el salto a la ACB, hoy es turno para otros ocho, en este caso extranjeros (algunos comunitarios y otros no), y de nuevo contamos con la colaboración de Carlos Mirás. Sin duda, una elección muy complicada porque esta temporada se ha elevado el nivel y hay piezas muy interesantes.

Junior Robinson
1996 / 165 cm
Sáenz Horeca Araberri
18/19: 34 pa, 31 mi, 19.8 pt, 2.5 re, 4.4 as, 1.4 ro, 5.5 fr, 16.0 val

Si ha habido un fenómeno mediático en el baloncesto español esta temporada éste ha sido Junior Robinson. El estadounidense ha demostrado que este deporte, pese a los tópicos, no entiende de tamaños y con sus 165 centímetros se ha proclamado máximo anotador (19.8 pt) de la competición con el Sáenz Horeca Araberri.

Si bien su liderazgo no fue suficiente para asegurar la permanencia del equipo alavés, su juego eléctrico y descarado ha enamorado a muchos aficionados. Junior Robinson es sinónimo de espectáculo, de velocidad, de triples lejanísimos, de penetraciones suicidas que acaban en canasta, de crossovers y cambios de ritmo humillantes… Su repertorio ofensivo es inmenso y el día que está inspirado resulta imparable. Estoy seguro de que también en ACB podría dejar huella pero es evidente que su fichaje es arriesgado.

Las eternas dudas sobre su tamaño, sobre su capacidad defensiva, sobre su adaptación a una competición de primer nivel, sobre su individualismo y su irregularidad, unido todo ello a su condición de jugador extracomunitario… son demasiadas las incógnitas que ponen contrapeso al impacto a nivel de taquilla y atención mediática que recibiría el club que se hiciese con sus servicios. De lo que no cabe duda es de que Junior Robinson es uno de esos jugadores por los que merece la pena pagar una entrada.


Tobias Borg
1993 / 183 cm
Real Betis Energía Plus
18/19: 35 pa, 22 mi, 8.8 pt (61%), 1.9 re, 1.4 as, 1.1 ro, 8.9 val

El escolta sueco Tobias Borg ya sabe lo que es jugar en la Liga Endesa. En su currículum figuran 97 apariciones repartidas en cuatro temporadas (con Bilbao y Tenerife) en las que, aunque no le faltaron las oportunidades, no tuvo demasiado impacto. Este curso decidió dar un paso atrás y el tiempo le ha dado la razón. Su temporada en Sevilla ha sido redonda, desempeñando un rol principal en la consecución de los dos títulos en juego (liga y copa).

Intenso sobre la pista, Borg siempre da el cien por cien. Su actividad es constante en ambos lados de la cancha. Sus porcentajes (por encima del 60% T2, del 40% T3 y del 80% TL) y el escaso número de pérdidas de balón que ha acumulado son fiel reflejo del temple y de la seguridad que ha ganado sobre la pista.

Estoy seguro de que Borg será centenario en ACB más pronto que tarde. Su actitud y su trabajo diario han dado frutos y me extrañaría que el Real Betis Energía Plus fuese a prescindir de sus servicios en su regreso a la máxima competición, ya que su entrega y su capacidad para ocupar dos posiciones (escolta o base) lo convierten en un complemento ideal para la línea exterior de un equipo que debería mantener una base importante del bloque que logró el ascenso.


Steve Vasturia
1995 / 196 cm
Chocolates Trapa Palencia
18/19: 39 pa, 30 mi, 15.9 pt (55% T2), 5.4 re, 3.5 as, 1.3 ro, 17.1 val

En su debut en nuestro baloncesto, Steve Vasturia se ha presentado como un escolta todoterreno dotado de una calidad desacostumbrada en esta competición. El estadounidense ha sido el faro de un irregular Quesos Cerrato Palencia al que se ha echado a hombros en más de una ocasión.

Más penetrador que tirador, Vasturia ha sido el segundo máximo anotador de la liga, ha ejercido de base, se ha vaciado en defensa, ha ayudado en el rebote… Muestra de su polivalencia es que ha terminado el curso liderando a su equipo en puntos, rebotes (totales), asistencias, recuperaciones y valoración.

No sé si Vasturia jugará en ACB la próxima temporada, lo que sí tengo claro es que es jugador para una primera liga o primera división. Su encaje en un equipo de la Liga Endesa pasaría por encontrar un lugar en el que le permitan desarrollar su juego, tropezar con un entrenador que le otorgue galones y que le permita absorber mucho juego y tomar decisiones. De ser así, no tengo dudas de que haría un buen papel y de que no se arrepentirían.


Thomas Bropleh
1991 / 196 cm
Real Betis Energía Plus
18/19: 29 pa, 21 mi, 10.8 pt (53% T2, 45% T3), 3.2 re, 1.1 as, 10.7 val

En el bloque coral que ha sido el Real Betis Energía Plus, un jugador ha destacado por encima de los demás. El liberiano Thomas Bropleh confirmó las gratas impresiones que había dejado en esta competición dos temporadas atrás, cuando se enfundó el uniforme celeste del Cafés Candelas Breogán durante 16 partidos.

Dominador en el inicio de la temporada, su rendimiento fue de más a menos debido, en parte, a unos problemas físicos que le obligaron a dejar las canchas antes del final de curso. Bropleh es un alero no demasiado alto pero sí muy fuerte que destaca por su potencia, por su carácter competitivo y por su excelente muñeca, tanto desde la media como desde la larga distancia.

Si estuviésemos hablando de un jugador de más de dos metros estoy seguro de que la ocasión de jugar en Liga Endesa ya le habría llegado, pero con 196 centímetros las oportunidades se venden más caras. Lo cierto es que no veo a Bropleh ejerciendo de falso ‘cuatro’ en ACB, como ha hecho en más de una ocasión esta temporada. Su poderío físico se vería muy diluido en la máxima competición pero creo que tiene la calidad, la actitud y la inteligencia suficiente para aportar en un rol más secundario, siendo menos líder y más de jugador de equipo.


Stojan Gjuroski
1991 / 203 cm
Levitec Huesca / Club Melilla Baloncesto
18/19: 36 pa, 28 mi, 13.4 pt (42% T3), 3.3 re, 1.5 as, 10.4 val

En su primera temporada en nuestro país, Stojan Gjuroski se ha convertido en referente ofensivo del Levitec Huesca y en uno de los jugadores a vigilar en esta liga. El internacional macedonio tiene la experiencia y la calidad para probar cotas mayores. De hecho, su sobresaliente papel en el equipo aragonés llamó la atención de un Melilla que no dudó en incorporarlo para asaltar las eliminatorias por el ascenso tras la lesión de Žylė.

Gjuroski es, en esencia, un jugador de ataque. Su principal virtud es su capacidad para abrir el campo. En su estadística figuran más intentos triples que de dos puntos y su porcentaje de acierto desde detrás del arco es de un notabilísimo 42%. Pero Gjuroski ha demostrado también que su juego dispone de otros registros. Al alero zurdo le gusta poner la pelota en el suelo, jugar de cara. Muy hábil en el juego sin balón, su capacidad de pase le permite establecer sociedad con otros pívots.

Las (fundamentadas) dudas sobre su capacidad para defender a ‘cuatros’ de primer nivel y su debilidad para proteger el rebote nos obligan a recomendar que sea acompañado por un ‘tres’ potente, posición en la que él mismo podría ayudar. Esa versatilidad que le permite ocupar dos posiciones diferentes, unida a su capacidad anotadora, lo convierten en un jugador muy interesante para equipos de la zona media de la Liga Endesa.


Mirza Bulić
1992 / 207 cm
Leyma Coruña
18/19: 34 pa, 27 mi, 11.2 pt (52% T2, 42% T3), 6 re, 1.3 re, 1.2 ro, 13.6 val

Mirza Bulić ha sido una de las escasas noticias positivas (a nivel deportivo) que nos ha dejado el Leyma Coruña esta temporada. El ala-pívot bosnio ha dado un enorme salto de calidad este año en Galicia. Obligado por las bajas y por el bajo rendimiento de algunos compañeros, Bulić, tirando de de carácter y de calidad, ha asumido el rol de líder del equipo naranja.

El balcánico ha mostrado un interminable abanico de recursos ofensivos, tanto jugando de cara como de espaldas al aro, siendo letal desde la media distancia y añadiendo una evidente mejora en el lanzamiento exterior (lanzando más y mejor desde 6.75: 42% T3). Además, ha cerrado el rebote y en defensa se ha partido la cara, empleándose con dureza ante los cincos rivales, haciendo largas ayudas o parando muchas situaciones de pick and roll.

Bulić es el típico jugador solidario y conocedor del juego al que sacarían mucho partido entrenadores como Moncho, Fisac , Epi o Valdeolmillos, por lo que no me extrañaría que tuviera la oportunidad de debutar en Liga Endesa la próxima temporada.


Ben Lammers
1995 / 208 cm
RETAbet Bilbao Basket
18/19: 40 pa, 21 mi, 10.1 pt (65% T2), 6.6 re, 1.1 ro, 2.1 ta, 1.2 ma, 16.2 val

Cuando hablamos de Ben Lammers estamos hablando del mejor defensor de esta LEB Oro. El estadounidense ha condicionado los ataques rivales con su presencia en la cancha. Las estadísticas nos dicen que ha sido el líder en tapones de la competición pero si escarbamos un poco más en los números nos damos cuenta de su enorme aportación e influencia en el juego: Lammers presenta el mejor registro en eficiencia ofensiva, en PER (Player Efficiency Rating) y en NetRating (diferencial eficiencia ofensiva/eficiencia defensiva).

Con sólo 23 años, Lammers tiene una prometedora carrera por delante. Su paso por la LEB Oro ha sido solamente el disparadero de salida de una carrera que a buen seguro será larga y provechosa. Su margen de mejora, que pasa por ganar masa muscular (imprescindible para luchar contra cincos puros), experiencia y mejorar en el plano ofensivo (plano que ahora se reduce al juego de bloqueo y continuación) es grande y, a poco que trabaje, incorporará recursos (juego de espaldas, tiro de media distancia) y confianza que añadirán una nueva dimensión a su juego convirtiéndole en un pívot de proyección Euroliga en el medio plazo.


Dāvis Rozītis
1990 / 213 cm
Rio Ourense Termal
18/19: 37 pa, 25 mi, 10.9 re (61% T2), 8.0 re, 1.1 ta, 0.8 ma, 16.3 val

Pocos jugadores suman con la facilidad que lo hace Dāvis Rozītis en LEB Oro. El pívot letón parece no necesitar demasiado esfuerzo para someter las pinturas y rondar el doble-doble en cada partido. Sus siete pies y su notable envergadura le permiten intimidar y dominar el rebote en ambas zonas. Además, es un jugador móvil y buen finalizador en las proximidades del aro rival (por encima del 60% en tiros de campo).

Será complicado disfrutar de su calidad un año más en LEB Oro. Me consta que ya el pasado verano hubo interés de algunos equipos de primeras ligas europeas para hacerse con sus servicios y lo lógico es que este verano, después de confirmar las buenas sensaciones que dejó en su temporada de debut en España, dé el salto. ¿Por qué no en ACB? La sobresaliente temporada de debut de jugadores como Birgander (el año pasado en Badalona) o Gerun (este curso en Lugo) podría animar a algún equipo de la Liga Endesa a apostar por el pívot letón del COB.

Anuncios