Una ciudad mítica de baloncesto, un entrenador “consolidado” fiel a su ciudad, una afición que empuja por detrás y un equipo que “ha hablado” en la cancha; nos referimos a Ibersol CB Tarragona y nadie mejor que Berni Álvarez para palpar como llega este equipo a la fase, saber más de sus jugadores franquicias o los jóvenes valores que llegan con fuerza desde abajo. No os perdáis nada, porque merece mucho la pena.

Zona de Básquet – El curso pasado no fue cómo se esperaba por diversos factores. Sin embargo, en esta empezasteis muy fuertes y siempre habéis estado en la zona alta. ¿Cómo es, semana tras semana, saber que no puedes fallar y que el objetivo final queda lejos?

Berni Álvarez – Bueno, la verdad es que veníamos de un año difícil por temas burocráticos, y el verano también lo fue, la plantilla tenía que ser un pelín más larga, y que algunos de los jóvenes estuvieran vinculados y tuvieran un recorrido más pausado (caso, sobre todo, de Sorolla y Guixens), y la presencia de los Júniors también masiva en los entrenamientos, progresiva y no demasiado traumática, con márgenes de error para crecer. Todo se tuvo que acelerar por problemas para cerrar el presupuesto y eso nos daba un cierto respeto de hasta dónde podíamos llegar. El día a día de todos es lo que nos ha hecho no mirar más allá del siguiente partido hasta prácticamente las últimas semanas.

ZdB – Llega la F4 de la Conferencia C y si habéis demostrado algo es que con vosotros los partidos duran 40 minutos. En semis, remontada a UBSA y en la final, en el último cuarto, anulasteis a un Pardinyes que se había ido ligeramente en el marcador. ¿Cómo fue esa F4?

BÁ – Fue una F4 muy exigente. El primer día nos costó mucho coger el tono físico al partido, hicimos una primera parte defensivamente muy mala. Supimos leer el partido y cambiar a la media parte, endurecer nuestra defensa y llegamos al final igualados, allí la confianza individual en ataque y la consistencia defensiva nos hizo ganar el partido. El día de la final fue diferente; dominamos la primera parte hasta los dos últimos minutos, ahí no estuvimos bien y les dejamos meterse en el partido, sufrimos mucho en el tercer cuarto, en el que en ataque no estuvimos bien, pero nos agarramos al partido y en el último cuarto estuvimos excelentes atrás y con mejores decisiones delante, eso hizo que pudiéramos ganar a un gran rival y en su ambiente.

ZdB – Estas Fases de Ascenso son complicadas. Te juegas la temporada en tres días (cuatro si quedas segundo del grupo). ¿Se entrena la cabeza de los jugadores apelando a lo emocional (además de toda la parte técnica-táctica)?

BÁ – Son fases muy complicadas. Para jugadores como los nuestros, acostumbrados a entrenar 3/4 días a la semana y un sólo partido semanal, con un parón muy largo en Navidad y Semana Santa, competir tres o cuatro días posible no es fácil. Hay una parte importante de trabajo físico a la hora de mesurar cargas, una parte táctica para reforzar tus puntos fuertes, ya que es difícil meter muchas cosas nuevas, y de scout de los equipos contrarios; y por último, y seguramente la parte más importante, la parte mental: trabajo de control de los nervios de los más jóvenes, de la gestión de los posibles resultados y la unión del equipo, para superar momentos malos que seguro va a haber y reforzar los buenos.

ZdB – A pesar de ser primeros, ser una ciudad de baloncesto y haber pedido la organización, la FEB se la concedió a otro equipo. Una pena no poder jugar delante de vuestra gente, ¿no?

BÁ – Ha sido una pequeña decepción, no lo vamos a negar. Pensábamos que habiendo sido los mejores de nuestro grupo, y ya habiendo jugado la F4 como visitantes, y con las posibilidades de Tarragona para albergar una competición así, íbamos a ser anfitriones. La afición este año está muy enganchada, con una química con el equipo genial…. Queríamos darles las gracias pudiendo ver el esfuerzo del equipo unos partidos más. Pero ahora ya no lo pensamos más y nos gustaría darles una alegría desde la distancia y animar a los que se vean con ganas de acompañarnos.

ZdB – Tenéis en vuestras filas a varios jugadores de calidad y capacitados de sobra para jugar en categorías superiores. Uno de ellos es Ferran Torres, todo un lujo en la pintura.

BÁ – Ferran es un lujo en todos los sentidos, es un ejemplo para los demás, un jugador que trabaja durante todo el día y luego llega y entrena como el mejor, no especula y además ayuda a los jóvenes. En ese sentido hay varios jugadores así (David, Dani, Pape), gente que trabaja y luego entrena con la exigencia que les pido y no especulan con su esfuerzo, para así hacer crecer a los más jóvenes.

ZdB – Tener un jugador como Adrià Duch da mucha seguridad: tirador letal aunque tenga el defensor encima, imparable en racha, triplista nato… ¿Puede ser el momento ideal para su consagración (a pesar de la valía ya demostrada)?

BÁ – Adri es un jugador vital para nosotros, su capacidad para anotar de fuera y abrir el campo nos da mucha vida. Además, estoy muy contento con su evolución, después de un año difícil por las lesiones, cada vez hace mejor las cosas que le harán mejor jugador: echar el balón al suelo, jugar bloqueo directo y ser consistente a nivel defensivo.

ZdB- Además de los Fernández, con la experiencia que aporta David, hay dos jugadores que pueden ser la revelación: Dani Tugores, ya hemos visto en la F4 cómo explosionó, y Jaume Zanca, que hemos nombrado hace poco entre los mejores U22 de EBA.

BÁ – Dani y Jaume son las bisagras del equipo, pueden jugar en varias posiciones y eso para una plantilla tan corta nos da la vida, además los dos son jugadores capaces de anotar por sus propios medios y generarse sus propios tiros y eso para momentos de partido como los del otro día nos da la vida.

ZdB – Si hay un talón de Aquiles en este campeón del Grupo C diríamos que puede ser el juego interior, que se puede quedar algo cojo en caso de problemas físicos o de personales en una fase tan dura (a pesar de contar con Ferran, con el físico Modou y con el voluntarioso Sorolla). Imaginamos que al estar todo el año en la misma situación, incluso agravada cuando Mbaye marchó unas semanas, es algo que ya tienes totalmente controlado en tu mente, ¿verdad?

BÁ – Nuestra rotación es corta ahí, pero Ferran y Modou son consistentes físicamente (cada vez más) y la presencia de Sorolla y del Júnior de primer año Loras nos da más posibilidades en las rotaciones.

ZdB – Hemos visto plantillas cortas conseguir el ascenso y quizás se antoje determinante el paso adelante que puedan dar Júniors como Fàbregas o Loras, o jóvenes como Guixens.

BÁ – Son vitales si queremos jugar a buen nivel tres días seguidos. Además, ya son jugadores habituales en las rotaciones y nos han dado mucho durante el año, no estaríamos donde estamos si no fuera por sus rotaciones, presencia en momento de lesiones y por su nivel de entrenamientos, tanto suyo como de los otros Júniors que vienen habitualmente a entrenar (incluso un par de Cadetes que también vienen a entrenar como rotaciones fijas).

ZdB – Miramos ahora a tus rivales y te preguntamos primero por el organizador, UDEA Algeciras. Contarán con el apoyo de su público y en sus filas nos encontramos a jugadores internacionales y veteranos como Miguel Ortega, buenos extranjeros para EBA… ¿Cómo los ves?

BÁ – Es un equipazo, da miedo el nivel que pueden llegar a tener si están todos en forma. Tienen una combinación buenísima de físico con los extranjeros y la experiencia de gente como Ortega, además la motivación de jugar a casa les da un plus importante.

ZdB – FNB Ardoi es un equipo rocoso, muy compenetrado y con jugadores veteranos como Savitski y Urtasun. ¿Crees que les puede pasar factura tanto esfuerzo seguido de jugar en tres días o estáis todos en la misma situación?

BÁ – Es un equipo que juega muy bien a baloncesto, con mucha experiencia en sus filas, gente que reconoce muy fácil las situaciones de juego que se le presentan, con una mirada ya tienen conexión entre ellos y anticipan muchas situaciones de juego. El hecho de jugar el primer día contra ellos hace que el factor del posible cansancio, al menos contra nosotros, no vaya a afectar demasiado.

ZdB – Tras la renuncia del filial del Real Madrid, otro filial (el de Estudiantes) se ha colado. Sin duda, un equipo joven y en muy buena dinámica. ¿Muy peligrosos porque llegan en esa condición de tapados o les pasara factura la inexperiencia?

BÁ – Es un equipo peligrosísimo, lleno de juventud, físico y talento. Vienen en una dinámica buenísima, tienen gente que conozco bien y que serán jugadores de élite en poco tiempo (Sola, Tamayo, Alderete estuvieron en la U18 el año pasado), además suma el estado de forma de Giedraitis, la actividad de Grytsak…

ZdB – Parece una pregunta algo ilógica vista la gran estructura del club, pero… ¿En caso de ascenso os veis en Plata la próxima campaña?

BÁ – Bueno, el club ha tenido siempre una estructura grande por el volumen de chavales que tenemos, pero el primer equipo últimamente ha tenido bastantes problemas económicos. En caso de ascenso, hay que valorar todo e intentar tomar buenas decisiones. Lo que está claro es que se ha generado una ilusión que hace tiempo que no se respiraba en la ciudad y eso es vital para intentar crecer si se diese el caso.