En ocasiones en Zona de Básquet tenemos la suerte de poder contar con autores ocasionales, como Juan Domínguez, que se ponen en contacto con nosotros para contarnos historias interesantes. En este caso Juan nos habla del CB Utrera, uno de esos modestos equipos de esa larga lista de clubes que componen la EBA y que han apostado por la juventud obteniendo buenos resultados.

El Club Baloncesto Utrera ha sido sin duda una de las revelaciones del grupo DB de la Liga EBA en la primera fase de la competición. Con sólo cuatro temporadas en EBA, cinco victorias consecutivas ante rivales directos le hicieron quedar entre los cinco primeros del grupo, consiguiendo jugar por primera vez en su historia los playoffs de ascenso a LEB Plata en el D.

Con 51 años de historia, el equipo sevillano ha conseguido pasar a la fase de clasificación con 10 victorias y 8 derrotas en la primera fase, siendo, además, la segunda mejor defensa y el tercer mejor ataque de todo el DB.

La plantilla más joven de la fase de clasificación para los playoffs de ascenso a LEB Plata

Se trata de un equipo compacto y con una gran variedad de jugadores, incluso con pasado conjunto. Muchos de los integrantes de este club sevillano, al ser de la provincia, han coincidido en varios equipos, como es el caso de Alejandro García y Javier Márquez, que coincidieron en Cadetes en CB Qalat.

Equipo joven, con una media de 23 años, aunque muchos de ellos con menos de 20, están comandados por el capitán Rafael Duque (23) que nos comenta: “Venimos trabajando en la misma dinámica desde principio de temporada, aunque en la ida algunos partidos se nos fueron por poco. Seguramente en esa primera fase de la temporada no éramos conscientes del potencial que teníamos como grupo”.

Además, no es el único veterano, pues Dani Ruiz lleva cinco temporadas en el club y se consolida como uno de los jugadores más importantes de la plantilla. El ala-pívot es un líder en la cancha y puede echarse al equipo a la espalda desde su gran tiro de media distancia y su experiencia en diversas situaciones del juego.

“Aunque la base del equipo es prácticamente la misma que el año pasado, este año se nota más ambición” nos comenta Alejandro Fierro. Y es que son ocho los jugadores que llevan en la plantilla dos temporadas o más, aunque es cierto que el salto de ambición y, sobre todo, de saber jugar los minutos finales se ha notado en esta temporada con las incorporaciones de jugadores con experiencia en la competición como Adrián Camino.

Y no es sólo eso, miembros de este equipo como Javier Márquez están siendo revelaciones en Liga EBA, promediando 16 puntos y 4.3 rebotes para un total de 16 de valoración, nos confiesa que cuando salió del Betis no tenía muchas esperanzas de seguir jugando en EBA; “Lo más seguro es que no hubiera seguido jugando porque todos los equipos de Primera Nacional estaban mínimo más de media hora en coche y mi anterior año en el Betis no había sido muy bueno”.

Otro de los jugadores que está dando un gran rendimiento es Andrés Tejada. Aunque el año pasado ya dio destellos de su gran juego, ha dado un paso adelante en el equipo y se postula como una pieza clave en el futuro utrerano, al igual que un Nacho Giráldez que las últimas semanas está destacando como uno de los mejores U22 del D.

Sin embargo, la ambición tanto del club como del equipo les han hecho llegar hasta aquí. Su entrenador, Agustín Moreno, el cuerpo técnico y el juego del equipo están llenando de ilusión a un club entero y a todo el pueblo.

Y es que no es un mito aquello de familia en el Club Baloncesto Utrera, y nos lo dice uno de los últimos en llegar como es Álvaro García-Quílez; “Desde el momento en el que llegué se convirtieron en mi familia, todo el club está unido desde los pequeños a los mayores”.

Los playoffs de ascenso no han comenzado del todo bien, con dos derrotas, una de ellas ante el potente Marbella, pero el equipo sevillano no quiere renunciar a nada aunque ahora les separan tres victorias de los equipos con derecho a jugar las Fases de Ascenso a LEB Plata, lo que no quita ni un ápice de éxito a que en EBA se puede jugar con un bloque nacional joven si se juntan bien los ingredientes.

Anuncios