Es hora de fijarnos en el valor de los “nuevos” nacionales en la LEB Oro. Sin casi presencia de jugadores patrios en ACB y con una LEB Plata donde la ampliación de equipos no ha supuesto un mayor de protagonismo o número de nacionales, como bien analizaba Ramón Juan (@lucentumblog) en un reciente artículo, nos fijamos en la presencia de varios españoles en una liga tan dura como la LEB Oro. Hablamos de una competición que cuenta con internacionales, rookies NCAA de pedigrí y jugadores contrastados, con un nivel técnico-táctico alto y una gran dosis de igualdad; y a pesar de esa competitividad, alegra la vista ver a varios nacionales con buenos números.

Igor Minteguia (@minte1974) analiza cada semana los 10 jugadores más valorados de la jornada, y se han colado bastantes nacionales durante las 15 primeras fechas.

💡 Pincha sobre el jugador para verle en acción

Entre ellos, veteranos que siempre están como Urko Otegi, Óliver Arteaga, Guille Rubio, Jordi Grimau, Marc Blanch, Pep Ortega, Sergio Olmos, Andrés Miso, Txemi Urtasun, Carles Bivià y Sergi Pino (rarísimo que un clásico como Miki Feliu o un jugador total como Javi Salgado, con su gran rendimiento, no se hayan colado); otros ya consolidados que no fallan: Fran Guerra, Víctor Serrano, Óscar Alvarado, Luis Parejo, Joan Faner, Josep Franch, Josep Pérez, Aleix Font, Iván Cruz y Sergio Llorente (Jorge Sanz, Joan Pardina o Sergio de la Fuente aparecerán por aquí, casi seguro, antes del final de Liga Regular).

A continuación, vamos a destacar a los que consideramos “jóvenes valores” o jugadores que han crecido para situarse en la zona noble de la LEB Oro. Aprovechamos para lanzar una lanza a favor de ellos y decir que ese talento también lo hay en Plata y EBA, y que se debería apostar por ellos en vez de tener equipos repletos de extranjeros.

Guille Corrales (1995 / 180 cm / 7.8 pt, 3.7 re, 4.8 as, 1.7 ro). Cuarta temporada en Oro y segunda como base titular en Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Corrales se encuentra entre la frontera de jugador consolidado y joven valor. Ha sabido crecer en su juego y tener mayor presencia ofensiva, todo ello unido a su intensidad de juego y su férrea defensa. Sin duda, un base ya “fijo” en la categoría a pesar de, no nos olvidemos, sus “solo” 23 años.

Fede Uclés (1993 / 204 cm / 7.5 pt, 3.9 re). Otro caso como el de Corrales. En su cuarto curso a tiempo completo en Oro, Uclés sigue su progresión, haciéndose su hueco en una dura rotación como la de Iberojet Palma y manteniéndose en sus promedios habituales.

ZTE Real Canoe NC es un equipo con una gran fortaleza en su pista, el Pez Volador, y con un bloque que llega consolidado desde Plata y que ha calcado el mismo rendimiento un peldaño más arriba:

Tyson Pérez (1996 / 202 cm / 17.9 pt, 10.8 re, 2.2 as, 1.3 ro). De origen dominicano, ya ha ido con la U22 española en concentración. Omnipresente en los quintetos ideales, es una de las sensaciones de la competición, al nivel de Vasturia o Lammers. ‘Cuatro’ físico, móvil, con un despliegue de intensidad, salto y velocidad que desarbola a los rivales. Probando también en el ‘tres’, su progresión es imparable a través de su trabajo individual de mejora, que se comprueba en cada partido del cuadro canoísta. Nombre propio ya de esta edición de la liga, su progresión no conoce límites si sigue el camino actual.

Ander Martínez  (1995 / 199 cm / 12.5 pt, 4.7 re, 1.5 as). El ex canterano del Estu dista mucho de ese jugador que pasó por COB la 15/16 (aunque en realidad no es tanta la diferencia). Creciendo a la par que su equipo, subiendo desde EBA a Oro, su juego asemeja a otra época, a un Žarko Paspalj o similar. Ese alero que parece que juega andando pero llega al aro a pesar de una buena defensa o te clava un triple como una arma mortífera. Ojalá nunca pare de jugar a ese nivel, porque es una delicia para nuestros ojos.

Dani de la Rúa (1997 / 183 cm / 5.7 pt, 1.9 re, 2.6 as, 1.5 ro). El base azudense no ha desentonado en Oro y ha igualado sus números de Plata, pero con mayor presencia en el conjunto madrileño. Un base de los de antes, de los que le gusta el orden, correr cuando se debe, con buen juego de bloqueo y continuación y que no se amedrenta ante rivales físicamente mejores. Sin duda, este U22 es un jugador a seguir.

Además, debemos añadir dos nombres más a los tres anteriores. Uno es un Álvaro Lobo que en su regreso a Oro ha demostrado que si las molestias físicas le dejan es un imprescindible. El otro es Chema Gil, que en su debut en Oro, tras poner fin a su aventura irlandesa, ha demostrado que su movilidad, recordando a pívots de antaño, y su inteligencia crean muchos problemas a sus rivales, siendo básico para Miguel Ángel Aranzábal.

Álex Reyes (1993 / 202 cm / 9.9 pt, 3.6 re). Uno de los puntales de Carramimbre CBC Valladolid, con un crecimiento respecto a la temporada pasada grande en números y juego. Un alero total, capaz de jugar de falso ‘cuatro’, ayudar en el rebote, anotar triples o jugar en la media distancia. Un valor al alza a seguir.

Joel Parra (2000 / 201 cm / 10.3 pt, 4.2 re). Una de las pocas noticias agradables en CB Prat. Con minutos esporádicos en ACB, en Oro ha ido creciendo con el paso de las jornadas, con su versatilidad en el ‘tres’, su juego dentro-fuera o su capacidad para lanzar desde lejos. Debe crecer en protagonismo en los minutos importantes de los partidos y no sumar solo cuando están resueltos los enfrentamientos.

Sergi Quintela (1996 / 185 cm / 9.7 pt, 2.6 re, 3.3 as, 1.6 ro). Con una gran autoconfianza en sus posibilidades, en Breogán decidieron cederle una temporada al Força Lleida para que adquiriese mayor experiencia y protagonismo, y el pequeño de la saga ha respondido con creces. Su altura queda en un segundo plano, pues su rapidez, descaro, muñeca e incisividad crean quebraderos de cabeza a los rivales, siendo, además, un verdadero incordio en defensa.

Dani García (1998 / 182 cm / 6.2 pt, 3.7 re, 3.9 as). Una de las sorpresas de la competición. A pesar de su juventud se ha hecho con el timón de un Levitec Huesca situado en la zona alta. García ha mostrado su capacidad para imprimir ritmo a su equipo, claridad a juego abierto, acompañado de su capacidad para el P&R y visión de juego. Su coach Arenas lo amolda para que aporte atrás y adelante controle sus pérdidas, a la vez que va a más desde fuera (de 22% T3 de la 17/18, al 35% actual), lo que deja claro que hay futuro nacional en el ‘uno’.

Sergi Martínez (1999 / 202 cm / 9.7 pt, 5.0 re, 1.5 as). Renunció en verano a las selecciones para hacer un trabajo individual en EEUU y poco a poco se va consolidando. Ya como ‘tres’ a full time, sabe sacar partido de su físico en el poste bajo o jugar sin balón. Ayuda en el rebote y cada vez va a más en su consistencia en el tiro y su manejo de balón. Uno de nuestros valores patrios a los que dar minutos y responsabilidades.

David Iriarte (1995 / 205 cm / 4.4 pt, 2.5 re). El balear es uno de esos jugadores que compaginan sus estudios de Medicina con la práctica al alto nivel (en Covirán Granada). Con ideas claras, su crecimiento ha sido paulatino y sus últimos partidos le han dado minutos en la competición, con él respondiendo. Un jugador que se vacía cada minuto de juego, luchador y con una mano cada día mejor en el tiro exterior, ideal para abrir la zona.

Alo Marín (1988 / 193 cm / 5.0 pt, 1.4 re ). Tal vez por su veteranía no debería entrar en esa lista, pero Alo, tras acabar sus estudios y salirse en Morón año tras año, dio el salto a un potente Granada para debutar en Oro este curso. Y vaya cómo lo ha hecho. Pieza básica de la rotación, ha demostrado su calidad técnica y puntería en el tiro. Y lo mejor: juega en Oro con el mismo desparpajo que en EBA.


Hay otros jugadores que no han salido entre los 10 más valorados de la jornada, pero que no están rindiendo mal.

En Liberbank Oviedo Baloncesto crecen los jóvenes Ignacio Rosa y Josep Puerto. Rosa, con una muñeca peligrosa desde el triple, intenta poner en práctica un aumento de repertorio, mientras que Puerto busca coger ritmo tras dos meses parado, mostrando su físico y ayuda en el rebote a la espera de afinar el tiro.

En uno de los mejores equipos de la liga, Chocolates Trapa Palencia, Aitor Zubizarreta y Carlos Toledo roban minutos de calidad y se ganan con su trabajo cada uno de ellos.

En Iberojet Palma, Erik Quintela, en su segundo año en Oro, mete ritmo e intensidad atrás y adelante. En Força Lleida, Adrián Chapela ha vuelto por la puerta grande y está destacando en el backcourt de uno de los equipos revelación de la competición.

La lesión de Zach Monaghan en Leyma Coruña ha dado a Pablo Ferreiro mayor protagonismo del esperando, a pesar de su corta edad, yéndose a los 18 minutos de media y con una actuación correcta. En esa plaza también quieren ver a un Carlos Martínez recuperado, uno de esos ‘treses’ de futuro de esta competición.

Ojo en Club Melilla Baloncesto a Juan Rubio. donde el murciano ha pasado de ser el quinto alero a una opción fundamental de la segunda unidad y un peligro desde el triple. En CB Prat, la lesión de Artūŗs Žagars le ha dado a Marc Rubín de Celis la condición de titular, tras salir de unos años con pocos minutos en Lleida, y lo consolida como un base de Oro, a la espera de que en unos años lo logre Pep Busquets, con buenos mimbres para lograrlo.

En el filial del Barça Lassa, Pol Figueras está a un nivel enorme: su progresión en el tiro exterior y su capacidad para dirigir y asistir lo sitúan como un proyecto consolidado; le acompaña bien el joven Jaime Fernández (20 mi a pesar de ser del 2000).

En Levitec Huesca, Agustí Sans es un imprescindible del backcourt de Arenas, dando un paso en su tiro exterior y su capacidad para asistir. En Cáceres Patrimonio de la Humanidad, esperan con ansia que Dani Martínez recupere su mejor versión pre-lesión para ser ese jugador de futuro.

En la línea donde están Corrales o Uclés, se encuentra Sergio Rodríguez, titular indiscutible en el ‘tres’ del Rio Ourense Termal; su condición de jugador de equipo y su rendimiento regular hace que no destaque en jornadas salteadas, pero es un jugador muy a tener en cuenta con sus grandes promedios (9.6 pt, 5.3 re).

Anuncios