Al inicio del verano conocíamos uno de los nuevos cambios de la normativa de la Liga EBA. Era una medida que parecía necesaria y básica y que ha supuesto que en una liga más amateur-semiprofesional que otra cosa, dejen de verse cinco jugadores USA en algunas plantillas, que incluso eran más si algún jugador no nacional tenía la consideración de jugador formado localmente tras varios años en las canteras nacionales (un hecho cada vez más común, pues los equipos tienen más jugadores foráneos que españoles).

La regla era básica: una plantilla de doce jugadores debía tener siete formados localmente, pudiendo ser los otros cinco como se quisiese (americanos, comunitarios…). En la próxima edición de la Liga Española de Baloncesto Amateur (EBA), los equipos deberán tener un mínimo de ocho jugadores formados localmente y un máximo de dos extracomunitarios. Esto dificultará las cosas en aquellas localidades que no cuentan con una base de jugadores locales (recordemos que muchos emigran por estudios, lo dejan…).

Lo que vamos a hacer a continuación, es analizar si las plantillas de la temporada pasada que jugaron las Fases de Ascenso cumplían los nuevos criterios establecidos.

De los cuatro ascendidos, tres cumplían la nueva normativa: Peixe (2 USA + 1 comunitario), Menorca (1 comunitario) y Almansa (2 USA + 1 comunitario). El único que no lo hacía, Villarrobledo (5 USA).

De los doce restantes, siete equipos entraban dentro de la estructura 18/19:

  • El Masnou: sin extranjeros.
  • Marbella: 2 USA.
  • Azuqueca: 2 extracomunitarios + 1 comunitario.
  • Valencia B: 1 comunitario.
  • Vic: sin extranjeros.
  • Estela: 4 comunitarios.
  • Enrique Soler: 2 USA + 1 comunitario.

Por contra, cinco equipos no cumplirían la nueva regla:

  • Gandía: 3 USA + 1 comunitario.
  • Terralfas: 3 USA + 1 cotonú (aunque en la fase de ascenso cumpliría criterios, al jugar solo Jones y Osakue).
  • Zornotza: 3 USA + 1 comunitario.
  • Cazorla: 4 USA + 1 comunitario.
  • Benidorm: 4 USA.

Concluyendo, de los dieciséis equipos que jugaron FdA, diez cumplían la normativa, y como ellos muchos otros EBA. Se abre un nuevo terreno, en un año donde la horquilla se abre a seis ascensos, se han ido pesos pesados que siempre están ahí, y se empiezan a vislumbrar proyectos ambiciosos con muy buena pinta. Está claro que la fórmula antigua no aseguraba el éxito, pero al menos se asegura ver algún jugador formado en España más.

Anuncios