A veces hay charlas que se dilatan en el tiempo porque los acontecimientos van dictando los tiempos sin que uno no pueda hacer más que esperar y alegrarse por como transcurren. Sin duda, el verano de Asier Alonso (Vitoria-Gasteiz, 1984) ha sido movido; un nombre que apenas resonaba en los oídos de los que seguían la LEB y que a través de los corrillos que se preguntaban quién fichaba en Araberri para conseguir esos refuerzos de calidad sacados de la chistera, empezaba a sonar. Pero sin duda, su nombre se ha hecho vox populi cuando ha sido uno de los movimientos del verano al fichar por el Real Betis Energía Plus, un equipo descendido de ACB que busca reestructurar sus cimientos para volver cuanto antes por sus fueros. Allí en Sevilla le encontramos ahora trabajando mano a mano con el director deportivo Juanma Rodríguez y el entrenador Curro Segura para conformar una plantilla que logre el ansiado ascenso.

Queremos conocerlo más a fondo y que los lectores de Zona de Básquet lo hagan también, con lo cual aprovechamos para hacer un repaso de su exitosa trayectoria durante estos años, tocando todos los temas…

Zona de Básquet – Muy buenas, Asier. La actualidad manda, así que lo primero que debemos preguntarte es qué ha sucedido para que no hayas continuado en Araberri.

Asier Alonso – En primer lugar, daros las gracias por haberos puesto en contacto conmigo. Respecto a la pregunta, Araberri me hizo una propuesta de tres años garantizados para seguir en el club y seguir construyendo un proyecto nuevo a tres años con diferentes responsabilidades. Después de valorar la oferta global, decido finalizar el ciclo de tres temporadas y esperar otras opciones. Han sido tres años muy intensos y positivos, que me ha permitido aprender y  seguir creciendo en el área deportiva.

ZdB – Hemos leído diferentes reacciones, y la mayoría no entienden cómo el Araberri deja escapar al alquimista de estos últimos años de éxito.

AA – Sin entrar en detalles, el club me realizó la propuesta comentada anteriormente, y después de valorarla tenía muy claro que a nivel personal y profesional era mejor separar los caminos y esperar otras opciones.

ZdB – Cuando decides no renovar con Araberri, ¿recibes ofertas de otros clubes? ¿Habían llegado anteriormente?

AA – Ni después del primer año ni tras el segundo año he recibido ofertas; ha sido este verano, después de dejar Araberri, cuando he tenido otras opciones.

ZdB – ¿Cómo se gesta tu fichaje por el Real Betis Energía Plus?

AA – Me llaman desde el club para viajar a Sevilla y conocerme personalmente. A partir de ahí, Juanma Rodríguez (Director Deportivo) me explica el proyecto del club y automáticamente llegamos a un acuerdo rápido. Cuando te llaman desde un club como el Real Betis Energía Plus es imposible decir que no; es una gran oportunidad para seguir aprendiendo, rodeado de personas con experiencia y mucha capacidad. La estructura y los medios son extraordinarios, la oportunidad ha llegado en el momento perfecto para unirme al proyecto.

ZdB – ¿Qué funciones va a desempeñar Asier Alonso dentro de la estructura bética?

AA – Dentro de la secretaría técnica elaboraré informes de jugadores, crearemos una base de datos con jugadores futuribles, estableceremos una red de contactos… En estos momentos el objetivo principal es ayudar a Juanma Rodríguez en la configuración de la plantilla. A estas alturas del año es tiempo de pasar muchas horas juntos viendo vídeos, junto con Curro Segura.

ZdB – ¿Cuál es el objetivo deportivo del Real Betis Energía Plus?

AA – El ascenso a ACB. El nivel de la liga está creciendo muchísimo (deportiva y económicamente). Hay 6 ó 7 equipos con el mismo objetivo y somos conscientes que será muy complicado. Hay clubes con muchísimo potencial que están haciendo plantillas con aspiraciones a todo. Hay que ver cómo los clubs terminan de configurar las plantillas, pero estoy convencido que será una liga muy igualada, al igual que la temporada pasada, donde cualquier equipo, puede ganar a cualquiera.

De Baskonia a CB Araba, de las pistas al banquillo

A partir de aquí, la entrevista con el nuevo Secretario Técnico del Real Betis Energía Plus la habíamos realizado antes de que saltara la noticia de su fichaje por el club bético, y en ella repasamos de forma detallada su trayectoria.

ZdB – Nos remontamos ahora a tu etapa de jugador. ¿Cómo fue llegar a estar en dinámica de aquel TAU Cerámica, actual Kirolbet Baskonia, dirigido por Duško Ivanović?

AA – Un recuerdo inolvidable. En aquel momento jugadores como Scola, Prigioni, Calderón, Splitter, Nocioni o Macijauskas eran estrellas europeas. Compartir vestuario con ellos fue un sueño hecho realidad. Empezar con 9 años en el club y tener la oportunidad de tener esa experiencia es algo muy bonito.

ZdB – ¿Era Duško tan duro como dicen?

AA – La exigencia era máxima, sí. Por mi parte siempre me he sentido afortunado, conmigo siempre fue respetuoso y a pesar de ser el joven del grupo, me trató como a uno más. Ha sido uno de los entrenadores más importantes que ha pasado por el Baskonia y creo que todos los jugadores que han llegado a la NBA recuerdan esa etapa como algo fundamental para su crecimiento deportivo.

ZdB – ¿No te queda la espina clavada de no haber podido jugar unos minutillos para figurar en los registros históricos?

AA – Realmente tenía asumido que mi rol era simplemente ayudar en los entrenamientos, nunca me esperé debutar. También es cierto que a un viaje de ACB, viajamos a Tenerife con 10 jugadores, Prigioni y Scola fueron eliminados y en los minutos finales había en pista 3 jugadores con 4 faltas. Creo que si el partido hubiera durado 2 ó 3 defensas más, hubiese debutado. Me quedo con los momentos previos al partido, las charlas pre y post-partido, la presentación del equipo, los tiempos muertos, el ambiente del pabellón…

ZdB – Como entrenador, empiezas en el baloncesto femenino. ¿Cómo fueron esos inicios?

AA – Cuando decido dejar de jugar en Baskonia, el coordinador de cantera me propone ser ayudante del Nacional del club, pero prefiero empezar en otro lugar y me surge la opción de entrenar en el CB Araba, un club femenino de la ciudad donde precisamente estuvo el coordinador de Baskonia. Fue una etapa de tres años en el CB Araba, en ese momento el club estaba en plena restructuración, de hecho el primer año solo había dos equipos. Sigue siendo un club muy familiar, con una estructura de siete equipos, entrenadores jóvenes con progresión y asiduamente sus equipos van a campeonatos de España. Aunque me llevo muchas cosas buenas de aquella experiencia, me quedo con la amistad que me une a muchas de aquellas jugadoras que entrené en aquel momento.

ZdB – Paralelamente, compaginas cargos en Baskonia (entrenamientos específicos, preparación física…). ¿De dónde sacabas el tiempo?

AA – Sí, Baskonia me propone seguir vinculado de alguna forma, y durante la temporada van surgiendo oportunidades para ello. Fui preparador físico de un equipo del club y trabajaba varios días a la semana individualmente con varios jugadores grandes. Me dieron todas las facilidades para compaginar horarios, todo es cuestión de planificar bien los días para aprovechar el tiempo.

ZdB – Y en la 2008/09 recalas como entrenador en el Infantil de Baskonia. Imaginamos que en aquel momento volver a la casa donde te formaste como jugador supuso un estímulo, ¿verdad?

AA – Así es, decido acabar la etapa en el CB Araba y volver al club donde me formé desde pequeño. Me apetecía mucho volver al club para entrenar y reencontrarme con el grupo de entrenadores que años atrás habían sido mis entrenadores. Era la mejor opción para seguir aprendiendo.

ZdB – Permaneces varios años, disputas varias Minicopas y entrenas en diferentes categorías. Baskonia siempre es un equipo fuerte a nivel de becados, ¿pero por qué cuesta tanto sacar jugadores vitorianos? Ya no para la ACB, sino para las Ligas FEB (salvo excepciones, claro está).

AA – No hay que olvidar que hasta hace tres años muchos vitorianos formados en las categorías inferiores del Baskonia, han sido claves en la trayectoria de Araberri. Es cierto que desde ese momento hay un vacío generacional. En estos momentos hay varios jugadores vitorianos jugando en Liga EBA a buen nivel, pero priorizan el trabajo o estudios. Incluso varios jugadores que han pasado por selecciones españolas, al acabar la etapa Júnior han decidido estudiar fuera y centrarse en los estudios.

Tres años frotando la lámpara en Araberri

ZdB – Llega la 15/16 y hay un cambio en tu carrera: sigues entrenando en Baskonia (Infantil para luego coger Júnior), pero fichas por Araberri (Plata) para ser Director Deportivo. ¿Cómo fue ese fichaje?

AA – Como decís, Araberri venía de hacer la peor temporada de su historia con tan solo dos victorias en toda la temporada y el consiguiente descenso a Liga EBA que después no se materializa. Markel Abad, amigo y preparador físico del club en aquel momento, me propone una reunión con el presidente del club. Me informan que quieren reestructurar el club y necesitan gente nueva, me proponen varias opciones y decido encargarme de la parcela deportiva del primer equipo. A partir de ahí, empiezo a trabajar en la configuración de la plantilla del LEB Plata.

ZdB – El equipo hace una temporada increíble y consigue el ascenso a LEB Oro. ¿Lo esperabas cuándo empezó a temporada?

AA – Ni el más optimista se hubiese imaginado ascender después de la temporada anterior. Se confeccionó una plantilla y un cuerpo técnico totalmente nuevo, excepto la renovación de Martín Buesa. El presupuesto para la plantilla era el mismo que la temporada anterior, pero se pudo firmar a jugadores de un nivel superior que posteriormente se ha demostrado, como Fabio Santana, Mirza Bulić, Tyran De Lattibeaudiere o Beau Levesque. Por presupuesto se tenía como objetivo conseguir la permanencia, pero por plantilla ilusionaba poder jugar los playoffs. Con el paso de los meses se percibía no solo que se podían alcanzar, sino que se podía aspirar a todo, ya que se generó un clima de confianza dentro del equipo muy especial.

ZdB – El bloque era claro: jugadores vitorianos (Markel, Dani, Martín, Kerman), buenos refuerzos como un Fabio Santana que salía de lesiones o un Beau Levesque que no había rendido en Oro, o jugadores incógnita como Parker Smith, Tyran de Lattibeaudiere o Mirza Bulić. ¿Te costó mucho hacer esa plantilla, independientemente del resultado tan positivo final? ¿Esperabas en el plano individual el rendimiento tan bueno de algunos jugadores?

AA – Los vitorianos tuvieron una responsabilidad importante e hicieron una gran temporada. De Fabio nunca tuve dudas a pesar de la lesión, fue el mejor base de la competición, es un 10 como persona y como jugador, se merece todo lo bueno que le pase, seguro que se hace un hueco en ACB. Levesque era un profesional, competitivo, su final de temporada fue increíble, era imparable.

Respecto a los otros tres jugadores que nunca habían estado en España, rindieron a un gran nivel. Smith era un tirador espectacular; Tyran, un jugador pequeño para su posición, pero posiblemente uno de los mejores jugadores de la competición; y Bulić, un alero que fue de menos a más y que empezará su tercera temporada en LEB Oro.

El equipo jugaba un baloncesto dinámico, divertido y con energía, la propuesta de juego de Sergio Jimenez y su gestión de grupo en los momentos difíciles hicieron que ese equipo alcanzara unos resultados inimaginables meses atrás.

ZdB – Araberri llega a Oro, pero cuesta carro y carretas salir la 16/17, y al final se consigue. ¿Cómo se monta un equipo en tan poco tiempo y con las limitaciones de presupuesto que teníais? ¿Hay estrés o incluso se puede llegar a pasar mal?

AA – Hay dos factores importantes en la configuración de una plantilla: presupuesto y tiempo. El club partía con una desventaja importante respecto a todos los equipos en ambos casos, pero el reto se acepta desde el primer día. Mi trabajo consiste en estudiar el mercado cada día, en seguir e incorporar jugadores a la base de datos; por tanto, cuando se empieza a hacer la plantilla, estaba preparado desde el primer momento, aunque es evidente que en septiembre ya no hay muchos jugadores con el nivel de la competición que entren en las condiciones económicas. Creo que llevo bastante bien los tiempos de contratación, siempre hay cierta presión pero soy una persona tranquila y tengo muy claro que solo voy a cerrar a un jugador cuando tengo la seguridad que es el apropiado para el equipo.

ZdB – ¿Cuándo tenías claro que Arturo Álvarez era el hombre adecuado para dirigir esa campaña?

AA – Tenía muy buenas referencias sobre Arturo, tanto de su etapa en España como en Sudamérica. A finales de mayo coincidimos en un campus de Baskonia en Georgia, donde me dio tiempo a conocerle mejor como entrenador. Estuvimos hablando durante el verano sobre la situación de ir al club y el acuerdo fue rápido. Estoy seguro que triunfará en Benfica, temporada tras temporada consigue excelentes resultados en sus equipos.

ZdB – Cuando traes jugadores como Hearst, Berhanemeskel o Alvarado, ¿tenías claro que si entraban en rol, podían tener el rendimiento que acabaron alcanzando, o fue Arturo quién les sacó el jugo?

AA – Ambas. Cuando traigo a un jugador siempre confío que el entrenador va a explotar todas sus virtudes al servicio del equipo. A Hearst le conocía de su etapa universitaria y me parecía un jugador muy interesante; teníamos claro que podía tener un rol más importante que en Oviedo. En el caso de Berhanemeskel, que lo veremos en ACB con Zaragoza, ya había jugado a un gran nivel y era el líder de su equipo en Estonia, donde jugaba competición Europea. Por último, Alvarado, un lujo poder contar con un base de esa garantía para el equipo, un base altruista que siempre pone el balón en el lugar correcto. Los tres fueron claves en el juego del equipo.

Evidentemente la propuesta de juego del entrenador influye directamente sobre el rendimiento del equipo, y en este caso Arturo consiguió que estos tres jugadores rindieran a un nivel por encima de las expectativas, ya que Hearst y Berhanemeskel fueron los dos máximos anotadores de la LEB Oro, y Alvarado, el máximo asistente.

ZdB – Sin embargo, el juego interior, exceptuando a Cvetinović y los siempre currantes Iván García y Martín Buesa, falló un poco. ¿Es más complicado acertar con los hombres grandes cuando se está tan limitado a la hora de explorar el mercado?

AA – En mi opinión, no creo que el juego interior fallase. Había dos jugadores exteriores referentes, los cuales tiraban aproximadamente el 50% de los tiros del equipo. Creo que en su rol, todos los jugadores interiores supieron hacer bien su trabajo. Respecto a la pregunta, es cierto que cuando se entra al mercado a finales de agosto los jugadores interiores escasean y tienes que elegir las mejores opciones dentro de las pocas opciones que existen en ese momento.

ZdB – Esa temporada también tuvo sus decepciones: Akingbala, Nondas, Hadziomerovic, Rowley… ¿No siempre se puede acertar, o cada caso es un mundo?

AA – En el caso de Nondas, aunque es un gran jugador, y lo está demostrando en la liga griega, siendo uno de los jugadores más importantes, su carácter en el vestuario no creo que favoreciese en el ambiente diario del equipo, por tanto llegamos a un acuerdo para su salida.

Respecto a Akingbala y Hadziomerović, llegaron en los últimos meses de competición, faltos de ritmo competitivo y ellos mismos se dieron cuenta que no estaban preparados para ayudar al equipo; el club no tuvo coste alguno en ninguno de los dos casos al no pasar el periodo de prueba.

Rowley no creo que fuese una decepción ni mucho menos. Tuvo una rotura de fibras importante que le alejó de las pistas cerca de tres meses, y en un momento de la temporada importante. Durante los 14 partidos que disputó con nosotros hizo un buen trabajo. No creo que haya muchos jugadores interiores cotonús de su nivel.

ZdB – Llega la 17/18 y es el primer año que estás solo como Director Deportivo, fuera de Baskonia. ¿Por qué ese cambio? ¿Necesitaba Araberri una mayor dedicación?

AA – No, ese no es el motivo. En ese momento Baskonia ya no tiene ningún tipo de acuerdo de colaboración con Araberri; a partir de ahí me piden exclusividad, y valorando el recorrido que puedo tener en ambas opciones, estaba seguro que la mejor opción en mi proceso de aprendizaje era la dirección deportiva. Estar en Baskonia más de 20 años me ha aportado experiencias únicas y muy positivas, tanto como de jugador como de entrenador.

ZdB – Cuéntanos un poco cómo vives, una vez más, el verano y cómo sobrevive el corazón a esas incertidumbres de jugar en Oro.

AA – Después de las derrotas, es lo que peor he llevado. He vivido esta situación los dos últimos veranos y no es nada agradable. Trabajé cada día intentando ser optimista y pensar que el equipo saldría. Pienso que trabajo para mejorar mis conocimientos y mi experiencia, todo ello me hace estar mejor preparado para ser cada día mejor.

Alonso SER
CADENA SER

ZdB – Cuando se apostó por Antonio Pérez Caínzos para la 17-18, ¿qué buscaba el club?

AA – Cuando me confirmaron que el equipo salía a finales de agosto, tengo en mi lista a varios entrenadores españoles disponibles. Antonio era la prioridad, tanto en Coruña como en Logroño hablan maravillas de él como profesional y como persona. Cuando un entrenador permanece varios años en un mismo lugar y se repite en diferentes clubs, significa algo. Jugadores que habían estado a sus órdenes también me hablaron fenomenal, otras personas que le habían visto trabajar… No encontré a nadie que me dijese algo negativo. Buscábamos a un entrenador valiente, que aceptase los problemas del club y que tuviese ambición por conseguir el objetivo sin excusas.

Nos reunimos con él y llegamos a un acuerdo. Después de la temporada, se confirman todas las referencias que tenía sobre él. Ha sido un gran acierto y un placer trabajar con él. Le deseo lo mejor en su próxima experiencia con Estudiantes.

ZdB – Empieza la temporada y Araberri está ahí, con varias sorpresas. ¿Qué nota le pones a la temporada y qué valoración global haces?

AA – Sobresaliente. Si entendemos la situación de la que se partía, con el presupuesto más bajo, con muy poco tiempo para hacer una plantilla, con una semana de pretemporada, con una restructuración total de la plantilla y cuerpo técnico al completo… me parece un milagro. Si se hubiesen jugado los playoffs, hubiera puesto matrícula de honor. Creo que la gente que ha ido a Mendizorroza ha podido disfrutar de jugadores de mucho nivel y una propuesta de juego divertida y un juego dinámico.

ZdB – Cualquiera que no siga la competición y vea tres jugadores de Araberri en el mejor quinteto de la FEB y el equipo no clasificado para los playoffs, ¿puede pensar que la temporada fue mala?

AA – Desde el desconocimiento sí que lo entendería. La realidad es que eran jugadores que desconocían la liga y ahora la liga les conoce a ellos gracias al trabajo de Antonio y el cuerpo técnico. Escuché que Wintering era demasiado pequeño para esta competición, que fichar a Dee siendo americano y más de un año sin jugar era una locura, que Edwards no tenía nivel, que Araujo era demasiado joven…

La propuesta de juego dinámica, el equipo con mayor número de posesiones y segundo que mejor ataca ha beneficiado que estos tres jugadores aparezcan en el quinteto de la liga. Con el presupuesto más bajo de la liga, el equipo estuvo muy cerca de jugar playoffs y se batió el récord de victorias en la segunda temporada en la liga. Todo ello, unido a las circunstancias que se vivió en verano, creo que no se puede pedir más.

Puedo entender que las encuestas en agosto diesen al equipo como candidato al descenso, pero afortunadamente el dinero no gana partidos y el trabajo dentro y fuera de la pista puso al equipo en su lugar.

ZdB – Hay gente que se pregunta cómo Araberri ficha tan bien, pero, por ejemplo, Wintering venía de una lesión importante, Dee llevaba un año parado, Kedar Edwards no sonaba más allá de su conferencia NCAA… Está claro que el buen ojo existe…pero mi pregunta ¿Cómo detecta Araberri este talento donde otros equipos con similar potencial económico pasa de largo?

AA – Cuanto más dinero tienes, menos arriesgas. Con Araberri estaba obligado a buscar un perfil muy concreto y arriesgado por las características de la situación. Además, cuando vas al mercado a por un jugador, no solo compites con los clubs de tu liga, sino con cualquier otra liga del mundo donde probablemente se pague más.

ZdB – Uclés o Araujo, entre otros, han crecido mucho esta temporada. ¿Te saca una sonrisa pensar en esa progresión fantástica que tuvieron?

AA – En el caso de Uclés, el buen rendimiento de este año con Araberri no me sorprende, porque ya ha demostrado que su nivel es alto respecto a la liga y puede jugar en equipos con aspiraciones mucho más altas.

Respecto a Araujo, venía de destacar en su país y ser la referencia en selecciones inferiores. Con tan solo 21 años ha sido capaz de adaptarse rápidamente a un baloncesto diferente al que estaba acostumbrado, y a pesar de que a veces ha tenido problemas con las faltas, ha estado a un gran nivel. El trabajo con los preparadores físicos (Beñat Zabala y Gonzalo Mendizábal) ha sido muy importante para él y su propio rendimiento. Tiene un potencial tremendo y mucho margen de mejora.

ZdB – Y la última. ¿Cuándo coge vacaciones Asier Alonso?

AA – Me he sentido un privilegiado porque hago lo que me gusta. En realidad no cojo vacaciones, para conseguir buenos resultados hay que hacer muchas cosas bien y mejor que los demás. Cuantas más dificultades hay, más y mejor hay que trabajar. Cuando estás saturado de ver partidos, siempre hay estadísticas que observar y analizar, pedir información…

ZdB – Muchas gracias, Asier. Mucha suerte para la temporada desde tu nueva figura de Secretario Técnico del Real Betis Energía Plus.

AA – Muchas gracias a vosotros por el excelente trabajo que hacéis todos los días.


Agradecemos a Asier Alonso y al Departamento de Comunicación del Real Betis Energía Plus las facilidades para realizar esta entrevista.

Anuncios