El Servigroup Benidorm ha superado todas las expectativas para plantarse en la FF4 de Menorca en la que se enfrentarán a tres grandes equipos, pese a lo cual “saldrán a ganar”, como nos cuenta su entrenador Nico Sánchez, que quiere dejar atrás esa apariencia de rival más débil y aprovechar la capacidad competitiva de un grupo que ha trabajado muy bien para llegar hasta aquí.

Zona de Básquet – Menudo año, logrando una meritoria tercera plaza y dejando atrás a equipos que se habían reforzado muy bien (Llíria o UCAM B). ¿Esperabas alcanzar esto a principios de temporada?

Nico Sánchez – La verdad es que no estaba en nuestro objetivo inicial, que era el de estar en el grupo de arriba. Lo que ocurrió fue que, según avanzaba la temporada, veíamos posible el estar en posiciones de Fase de Ascenso y poco a poco se fue convirtiendo en el nuevo objetivo a conseguir. Además, a principios de temporada teníamos lesiones importantes, como la de McDonald, y no contábamos con el equipo al completo; esto, unido a que nuestro calendario inicial era tremendo (Gandía, Llíria y UCAM B en las 4 primeras jornadas…), apuntaba a que nos costaría estar en puestos de clasificación [segunda fase]. Pero el equipo demostró carácter competitivo y se vino arriba en las situaciones más adversas.

ZdB – ¿Cuál ha sido la fórmula para llegar aquí (trabajo diario, estilo de juego determinado, fichajes…)?

NS – La clave ha estado en sortear y superar las dificultades. Hemos tenido lesiones constantes, algunas de ellas graves. El equipo parecía estar en una continua pretemporada, además, un jugador llamado a ser importante como Darren Payen, llegaba con la temporada ya empezada y se iba en enero… Se dio el cúmulo de circunstancias posibles para que no se entrenase como tocaba, o para que se generasen dudas en fechas previas a partidos clave, pero esto sin duda nos ha hecho más fuertes mentalmente, siendo capaces de sacar los partidos importantes para acabar arriba en la segunda fase de la competición.

ZdB – No podemos pasar sin preguntarte por Álvaro Martín, uno de los jugadores diferenciales del Grupo E. Un lujo contar con él, ¿verdad?

NS – Sin duda. Ha sido un jugador determinante en el grupo, con experiencia en baloncesto profesional y ciertamente muy por encima del nivel del Grupo E, capaz de generarse sus propias canastas y de asistir a sus compañeros.

ZdB – En los partidos que hemos visto del equipo, dos jugadores son básicos: por un lado el veterano Ballester, por cómo lleva el ritmo de los partidos, y por el otro, Solsona, por todo lo que genera a nivel ofensivo. ¿Tú también lo ves así?

NS – Es bastante acertado. Por un lado, Rubén Ballester es un jugador diferente a todos los demás. Es un base poco ortodoxo por su manera de moverse en la cancha, pero a su vez es muy inteligente y sabe leer lo que está ocurriendo en pista. Postea, asiste, no pierde balones y da mucha seguridad en los momentos difíciles. En cuanto a Paco Solsona, es un anotador compulsivo que puede desequilibrar el partido en tres ataques, tiene detalles de superclase y si tiene una buena posición de tiro es letal. Además, esta temporada está penetrando con cierta solvencia lo que le hace ser más peligroso. Pero además de los jugadores mencionados, no hay que olvidar a Billy McDonald y a Dallas Anglin, dos jugadores con gran capacidad anotadora que son menos conocidos en nuestro baloncesto, pero que tienen cierto recorrido profesional y pueden ser letales.

ZdB – ¿Cómo se ha adaptado el equipo a la marcha de Payen y la llegada de otro pívot como Mitchell, de características diferentes?

NS – Cuando Darren nos dijo que se tenía que ir por motivos personales, todos lo entendimos, pero sabíamos lo que ello conllevaría. Es un jugador con envergadura y capacidad intimidadora, que tapona y cambia tiros, que rebotea y anota con cierta facilidad en la pintura… Algo muy importante en nuestra estructura de juego. Además, la llegada de Spenser Mitchell no era inmediata, y el equipo sufriría una jornada con la falta de un jugador importante. Por suerte, Spenser nos demostró pronto a todos a qué había venido, y con su esfuerzo diario en cada entrenamiento y el carácter competitivo que imprime en todos los partidos, nos hizo olvidar la marcha del otro interior. Es cierto que son jugadores con características muy diferentes, pero Spenser suple sus carencias con un estilo de juego muy peculiar, pero efectivo, y con una actitud competitiva  que se contagia a todo el grupo.

ZdB – La sorpresa agradable es el rendimiento de los jóvenes. Didier Closset, Luis Enrique Rodríguez y Jaume Vallés han progresado a medida que la temporada transcurría.

NS – Los tres han trabajado duro este año, sin olvidar a Mario Romero o a Unai Beriazartúa. Vallés venía de jugar en Primera Nacional y tenía que volver a coger ritmo de EBA si quería ser importante esta temporada; es un jugador con potencial que no tiene que relajarse si quiere ir a más y seguir creciendo como jugador. Luis Enrique está en su tercer año Sénior, y necesitaba coger confianza y asumir más responsabilidades. Es el jugador más polivalente del equipo, dispuesto siempre a todo y sin duda unos de los jugadores que más se esfuerza en el día a día; su carácter en la pista cada día es más adecuado y ha mejorado en el tiro exterior, asumiendo más puntos en ataque. Por último, Didier Closset, que es el jugador del que me siento más orgulloso como entrenador. Didi entró en el equipo la temporada pasada con 17 años, y trabajó duro en cada entrenamiento para pasar esta temporada a ser un jugador del primer equipo de pleno derecho. Su capacidad de esfuerzo y su ética de trabajo hacen que mejore y cada día vaya a más. Es, sin duda, un ejemplo para toda la cantera.

ZdB – Llega la fase, tres partidos en tres días contra duros rivales. ¿Ves a tu equipo mentalmente preparado para este hecho?

NS – Sin duda que lo estamos. Somos conscientes de no tener el “diseño” de plantilla que podemos observar en nuestros rivales, y está claro que somos aparentemente el rival más débil, pero viendo nuestra trayectoria esta temporada, sabemos que somos capaces de competir en situaciones adversas y complicadas. Sin duda que en Menorca mi equipo saldrá a la cancha a ganar.

ZdB – Zornotza es un equipo que viene de la LEB, Cazorla tiene jugadores muy peligrosos y Menorca juega en casa, con hombres veteranos de la isla. Cuéntanos un poco cómo los ves y si tienes algún favorito.

NS – Los tres tienen plantillas muy importantes. Cazorla con una apuesta importante en fichajes y Zornotza con jugadores experimentados, pero sin duda pienso que Menorca parte como favorito, no sólo por jugar en casa, sino porque ha conseguido liderar en el difícil grupo catalán, además de tener algún jugador especial.

ZdB – Ya para acabar, ¿en caso de lograr el ascenso, ves al CB Benidorm preparado para dar el salto a Plata?

NS – El club está muy ilusionado con la idea y estamos seguros que tanto Servigroup como el Ayuntamiento nos apoyarían sin duda, pero todos somos conscientes de lo difícil que es conseguir el ascenso. Además, en el club sabemos el salto que supondría en cuanto a profesionalización del primer equipo, y sabemos que hay que crecer poco a poco para asentar una base. Nuestro principal objetivo esta temporada ha sido atraer a más aficionados a nuestra cancha y difundir al máximo nuestro deporte, y eso lo seguiremos haciendo, ya sea en EBA o en LEB Plata.

Anuncios