Los Juegos de la Mancomunidad (Commonwealth Games) son un acontecimiento deportivo que se celebra cada cuatro años, y en el que participan deportistas de los países de la Mancomunidad de Naciones, organización internacional que nació formalmente en la Declaración de Londres de 1949 como una asociación de estados que compartían lazos históricos con Reino Unido.

Sus miembros están unidos por la lengua, la historia, la cultura y los valores comunes de la democracia y los derechos humanos, valores consagrados en la Carta de la Commonwealth. Son 53 las naciones que componen esta comunidad, y se distribuyen entre los cinco continentes de la siguiente manera: 3 en Europa, 13 en América, 8 en Asia, 11 en Oceanía y 18 en África.

La primera edición de este evento se celebró en Canadá en el año 1930, bajo el nombre de “Juegos del Imperio Británico; esta primavera de 2018, alcanza su XXI edición en Australia (Gold Coast). El medallero histórico lo lidera precisamente Australia, seguida de Inglaterra y Canadá. Diferentes modalidades deportivas compiten por estas medallas, y como no, el baloncesto (masculino y femenino) está representado.

Sistema de competición y participantes

Hay un Grupo A principal (con los equipos más potentes) y un Grupo B con menos privilegios. Ambos están formados por cuatro equipos que se enfrentan entre ellos a una sola vuelta, por lo que jugarán tres jornadas (la primera, el próximo 5 de abril).

Los dos primeros del Grupo A pasan directamente a semifinales, y esperarán rivales de los enfrentamientos que medirán al 3ºA frente al 2ºB y al 4ºA frente 1ºB. Las semifinales se disputarán a partido único, y los vencedores se verán las caras en la final el 15 de abril.

GRUPO A

AUSTRALIA

La gran favorita, con muchos internacionales, pero sin savia joven en sus filas. Veteranos como Newley o David Andersen se unen a otros ya clásicos como Gliddon, el ex ACB Goulding, Sobey, u otros que van interrumpiendo con fuerza como el interesante Nick Kay. La nota ex LEB la pone Daniel Kickert.

CANADÁ

Como el verano pasado en la Universiada, y aprovechando el fin de la temporada universitaria americana, apuesta por un equipo lleno de jugadores del U Sports (anteriormente denominado CIS). Sin duda, buena oportunidad para ver en otro ambiente a grandes jugadores: Manny Diressa, anotador compulsivo que ya ha debutado con la absoluta; Connor Morgan, ‘cuatro’ móvil interesante; Justin Alleyne, otro anotador compulsivo; Mamadou Gueye, jugador polivalente que pondrá físico; y Erik Nissen, un muro en la zona. Además de estos Séniors, habrá otros jugadores muy interesantes y que seguro destacarán como Mambi Diawara y David Kapinga, por ejemplo. A ver si la juventud no les pasa factura.

NUEVA ZELANDA

Los kiwis distan mucho de aquel nivel que alcanzaron unos años a nivel mundial. Sin embargo, sigue teniendo su prestigio, haciendo su Haka y siendo competitivos. Los Abercrombie y Vukona son ya elementos residuales, y sin sus “grandes estrellas de Europa” (Fotu o los hermanos Webster), todo el peso recaerá en el bloque que juega con los New Zealand Breakers. Shea Ili será el motor y Te Rangi y Ngatai pondrán físico; mientas, la pintura será cosa de dos jugadores que no han acabado de explotar como Pledger y Loe. Un equipo que se conoce bien, y esa compenetración puede ser un factor clave.

NIGERIA

La última dominadora de África siguió demostrando su potencial en las ventanas FIBA. Allí, a la espera de que llegaran los legionarios, estuvieron entrenando con un grupo de jugadores de la liga local que reciben su oportunidad.

Sin embargo, no estarán solos y tendrán referentes: dos jugadores que estuvieron en la última ventana FIBA llevarán el peso. Tras acabar en China, el ex NBA Ike Diogu será una de las estrellas del torneo, y Uche Ofoegbu será la referencia en el perímetro. Otros jugadores “legionarios” serán el NCAA Sénior UC Iroegbu (Stony Brook), el ex St John’s Achiuwa, y una perla de la NCAA filipina, Prince Orazi, a la cual podremos ver al fin en un ambiente competitivo con rivales de enjundi. Tras la marcha de Mbala al profesionalismo, Orazi se quedó como una de las atracciones del baloncesto universitario filipino.


GRUPO B

INGLATERRA

Gran Bretaña no juega unida, e Inglaterra juega separada de Escocia. Sorprendentemente no están en el Grupo A, y son los rivales a batir del B. Con Kapoulas en el banquillo, el LEB Plata Jamell Anderson (FG La Roda) aportará el equilibrio desde el ‘tres’; Thoseby llega desde Australia, por lo que los 10 componentes restantes son de la BBL.

Es un equipo físico y muy versátil. Lasker pone la veteranía en el ‘uno’, Callum Jones, la muñeca desde el triple, y el ex Chantada Kofi Josephs, el ritmo. La pintura es también muy física, con Jackman haciendo daño desde el 3/4 indistintamente, Shane Walker currando de la zona, Mike Tuck abriendo el campo desde el ‘cuatro’ abierto, y la bestia Edozie y el ex Araberri Robert Gilchrist poniendo el físico.

ESCOCIA

Con varios jugadores de los Glasgow Rocks, Escocia contará con sus jugadores más reconocidos: Alasdis Fraser, Kieron Achara (ex ACB) y el efectivo Garreth Murray. Otros jugadores de la BBL como el base Bunyan o el móvil pívot Vigor les acompañan. Ojo al joven NCAA-DII Malcolm Fraser, y habrá que estar pendientes al benjamín del torneo (el Júnior del 2000 Callum Low).

CAMERÚN

El conjunto africano presenta un equipo muy light sin jugadores internacionales. Todos de su competición doméstica, siendo tres los únicos que repiten de la última convocatoria ventana FIBA: Ngwese, Bogáis y Yangue. Habrá que ver si el equipo físico es una de las cenicientas.

INDIA

El país asiático está haciendo un esfuerzo muy grande por potenciar el baloncesto, y la selección vuelve a resurgir. El equipo es el mismo que la última ventana FIBA, pero sin su estrella de la G-League ahora por Australia Satnam Singh (baja muy importante), por lo que sus hombres más destacados son Annadurai y Joginder Singh. Un bloque que va adquiriendo experiencia paulatinamente.

Anuncios