En el primer aniversario del título de Copa Princesa logrado por el Unión Financiera Baloncesto Oviedo hablamos con el presidente del club asturiano, Fernando Villabella, con quien analizamos la quinta temporada del OCB en LEB Oro, en la que de nuevo se codean con los mejores, consolidando su status pese a que la exigencia cada vez es mayor y a que la planificación veraniega fue más lenta que en años anteriores.

Zona de Básquet – Hace más de un año el OCB levantaba el título de la Copa Princesa. ¿Cómo es el recuerdo de aquel día?

Fernando Villabella – Es un día de nervios, de tensión, que te lleva comiendo por dentro toda la semana. La responsabilidad de que todo saliera bien; de que a pesar de jugar en un pequeño pabellón todo podía ser fantástico. Que el tamaño del pabellón no importa que lo que importa es el ambiente, que era una ocasión de enseñar a todo el baloncesto español que un ambiente de los de antes era posible. Y que ojalá todos los equipos de LEB Oro pudieran tener un Pumarín. Y por último el nombre de Oviedo quedará para siempre en la historia del baloncesto español, al lado de otros nombres de otros grandes equipos, para siempre.

ZdB – ¿Se puede decir que aquel título, marcó un antes y después para el OCB en la ciudad de Oviedo y en Asturias? ¿O la evolución del club continúa siendo la misma de siempre en esa línea ascendente de “pasito a pasito”? 

FV – Pues como os decía antes, el nombre de Oviedo quedará para siempre vinculado a la historia del baloncesto español por ese título. Casi sólo por este dato ya hubiera merecido la pena los esfuerzos por el OCB.

Pero la evolución sigue siendo la misma. Hay temporadas en las que te encuentras con ascensos o con títulos que no estaban planificados o no creías que podrías alcanzarlos. Nosotros seguimos en esa línea de un paso adelante como Madness, no más de uno.

ZdB – Temporada 17/18. Un verano que se tardó en rematar la plantilla respecto a otros años, llegando Maynard con la pretemporada ya iniciada. ¿Qué fue lo que sucedió?

FV – Pues sí, este verano fue todo más lento. También es verdad que las limitaciones económicas hacen que nunca seamos los primeros en fichar y que nos vamos sintiendo cómodos en esperar a que el mercado se mueva. Pero por buscar una explicación te diría que nos fuimos enredando cada día un poquito más en esperar una semana más a este jugador o aquel jugador, así nos pasó con Álvaro Muñoz, le teníamos tantas ganas que íbamos dejando pasar los días esperando por él. En general todas nuestras intenciones de renovación se fueron complicando y haciéndose cada vez más difíciles y no quisimos romper la espera y la negociación; y en la posición de Drew tampoco estuvimos muy rápidos en la decisión de renovar a Paul y cuando quisimos hacerlo ya era tarde. En fin y algo parecido pasó con Felipe

Os diría que siempre intentamos renovar a mucha gente porque nos queda muy buen sabor de ellos como personas y como jugadores y normalmente esperamos por ellos, pero a veces el que espera desespera.

ZdB – Con la primera vuelta ya acabada, y jugadas algunas jornadas de la segunda, OCB lucha por no descolgarse de las primeras cuatro posiciones y tiene diferencia con el sexto. Siendo sincero, ¿esperabais estar en este lugar en la tabla clasificatoria o más arriba/abajo?

FV – Sinceramente, el equipo era una incógnita. La temporada anterior había sido fantástica, lo normal sería que esta fuera un poquito fracaso, pero de momento las expectativas son mucho mejores que las que yo tenía al comenzar la pretemporada.

ZdB – ¿Notas en la opinión pública, a pesar de que no se pueden comparar temporadas ni plantillas, que hay como una corriente entre los seguidores de que el OCB (que ganó una Copa Princesa) tiene que aspirar a estar en puestos cabeceros, sí o sí? Y lo preguntamos a pesar de reiteradas declaraciones de gente del club que han señalado es muy costoso estar arriba y que hay casos de equipos que un año están en la cima y al siguiente no.

FV – No tengo esa sensación quizás porque las voces que más oigo son de gente agradecida por nuestros esfuerzos y por los de los jugadores y de gente que disfruta de Pumarín y que les ayudamos a pasar dos horas muy divertidas cada quince días. Sólo percibo buen rollo, buena gente que aporta ideas e iniciativas y que tiene unas ganas enormes de ayudar y de aportar buenas vibraciones. Seguro que hay unos cuantos descontentos, pero es normal, de todo hay en la viña del Señor.

ZdB – Tercera temporada de Carles Marco en el equipo y, creemos, haciendo un trabajo encomiable y más que nunca con un estilo de juego reconocible en defensa y ataque, siempre siendo como le caracteriza, honesto y sincero. ¿Desde dentro lo veis igual, con las mismas o más ganas que el primer día y con el trabajo diario como premisa?

FV – Carles es una magnífica persona, un tipo normal que se ha codeado con la élite del baloncesto internacional y que tenemos la suerte de conocerlo y quererlo. Es un apasionado del baloncesto y como toda la gente que vive las cosas con pasión se entrega cada día por mejorar.

MarcoRodríguezG
Carles Marco (centro) / ARCHIVO

ZdB – La primera posición parece una entelequia, pero la pregunta es clara: ¿a qué puede aspirar este OCB? ¿Se debe decir que puede aspirar a todo?

FV – De verdad que no me gusta hablar de aspiraciones, en este sentido en el que me planteáis la pregunta. Creo que el equipo debe entregarse en cada partido y morir en cada partido, porque creo que es lo más fundamental y esa debe ser la aspiración morir en cada posesión.

ZdB – Cuando el club dejó la ya extinta LEB Bronce para coger impulso en EBA, ¿esperabais llegar hasta aquí? Y ahora que estáis en este punto y parece que las limitaciones se han rebajado, ¿puede el aficionado del OCB soñar con la ACB?

FV – Suelo decir medio en broma que mi aspiración es que el OCB juegue en la NBA; con ello dejo entrever que con ilusión todo es posible. No sé cómo conseguirlo, pero sí estoy seguro de lo que no tenemos que hacer; y en esa lucha estoy.

ZdB – Que jugadores como Arteaga y Cárdenas se incorporen al proyecto hace que desde fuera os vean como un club serio donde poder trabajar a gusto.

FV – Creo que la imagen que los jugadores tienen del club es que es serio, cumplidor y familiar, muy cercano, formado por gente normal, y con un magnífico ambiente en Pumarín. Los jugadores hablan mucho entre ellos y se aconsejan. Nuestros ex OCBs son nuestros mejores valedores y nuestros mejores comerciales.

ZdB – Otra fórmula que el equipo ha usado con éxito es la cesión de jugadores. La pasada temporada, Felipe dos Anjos; esta, Geks, Belemene y Karahodžić. ¿Va la calidad unida a esa irregularidad en las actuaciones, o es un peaje que se asume en gente en fase de formación o adaptación a España como Geks?

FV – Asumimos el peaje, porque su calidad está fuera de dudas. A todos nos gustaría fichar al ‘Chacho’ y a gente similar. Pero lo recursos son escasos y cuando esto pasa hay que agudizar el ingenio.

ZdB – Como espectador, merece la pena pagar la entrada para ver jugar a Drew Maynard, todo pasión. ¿Como presidente se siente lo mismo (risas)? A Marco le preguntaron y él mismo sonreía diciendo que sin duda era un “jugador especial”.

FV – Es un grandísimo jugador y ha sido determinante en ciertos partidos.

ZdB – A nivel interno, imaginamos que en el club la lesión de Cárdenas ha supuesto un palo muy gordo, ¿verdad?

FV – Pues muchísimo. Fran es un chico que se hace querer. Desde que se fue a Obradoiro, creo que lo intentamos fichar todos los años. Cuando este año se puso a tiro fue una alegría muy grande para el club porque es un jugador extraordinario y con una entrega espectacular y sin duda es uno de los ídolos de Pumarín.

ZdB – ¿Cómo es su sustituto, Nick Novak? En el poco tiempo que lo has visto, ¿crees que puede aportar en la LEB Oro de inmediato?

FV – En el momento de la entrevista, Nick había llegado un par de días antes, por lo que no lo pude ver en los entrenamientos ni personalmente. He intercambiado con él unos cuantos mensajes y me parece muy buen tipo, que son, además las referencias que teníamos de él.

ZdB – Mouha Barro y Fabio Santana. Tal vez no tengan mucho eco en la competición, pero que creemos que su crecimiento en este año y medio ha sido tremendo. ¿Lo ves igual?

FV – Por supuesto. Creo que la mejora de ambos es ostensible. Quizás es más llamativo el salto de Mouha, el de Fabio fue más suave pero continuo. Pero en cualquiera de los dos casos son dos jugadores que algún día estarán en una categoría superior y que nos acordaremos de ellos que fueron jugadores nuestros.

Oviedo CB v CB Prat
Marco charla con Santana y Cárdenas / ÁLVARO CAMPO PHOTO

ZdB – Esta temporada es el segundo y último año de contrato que unía al OCB con Víctor Pérez. El capitán está mostrando un nivel que es ejemplar para sus compañeros. ¿Se está hablando ya de la renovación de uno de los estandartes del equipo o se ha dejado para más adelante?

FV – Hemos iniciado unas conversaciones en las que ambas partes hemos manifestado nuestra voluntad de continuar la relación, espero que podamos intensificarlas en las próximas semanas.

ZdB – Exceptuando las apariciones esporádicas del Júnior Alonso Meana, no hay asturianos en la plantilla. ¿Crees que en un futuro próximo podrá volver a haber asturianos con ficha en el equipo, o lo ves lejano?

FV – El problema es que a día de hoy sólo existe un asturiano que podría entrar en la órbita del OCB, pero recientemente se ha comprometido con el Prat.

ZdB – La que no falla es la afición, no muy numerosa, pero siempre fiel y ruidosa. ¿Cómo ha ido la campaña de socios? ¿Se superó el número de la 16/17?

FV – Estamos muy contentos con la campaña, se han incrementado los socios y se ha vuelto a llegar al cupo que pretendíamos. Mientras no tengamos otra instalación, estos son los números en los que nos tenemos que mover.

ZdB -¿Qué falta para colgar en más partidos, como ya ha pasado en algunos, el cartel de “sold out”? ¿Más promoción, diferentes horarios…? ¿Se analiza desde el club esto, o se considera una cifra para estar contentos?

FV – Es una pregunta complicada. Desde un punto de vista histórico comprobar que en Oviedo se llega con facilidad y se rebasan los 1200 espectadores en cada partido de baloncesto parece algo increíble, y hablo con conocimiento de la historia del baloncesto en Oviedo y que debe ser puesto en valor, sobre todo cuando lo que se oye es que Oviedo no es una ciudad de baloncesto.

Dicho esto, es cierto que nos gustaría que el lleno fuera reiterado y que se pudiera colgar ese cartel de no hay billetes. Estamos pensando y buscando las razones; algunas causas las tenemos detectadas y estamos intentando actuar frente a ellas. Pero no es sencillo.

ZdB – El OCB, históricamente hablando, es un club muy joven. Poco a poco se ha aposentado en las Ligas FEB, pero progresa en todos los estamentos. A otras modalidades deportivas en la ciudad también les pasa, pero es muy duro competir contra una ciudad que es muy futbolera desde siempre.

FV – A nosotros nos gustaría pensar que en el baloncesto se puede ser de cualquier parte de Asturias y ser ocebista y este es uno de los caminos que debemos explorar y trabajar para captar más aficionados

No sé si Oviedo es una ciudad futbolera; estoy seguro de que Oviedo es una ciudad oviedista, en el sentido de pertenencia y afección al Real Oviedo por todo lo que sufrió el Real Oviedo desde 2003.

Y creo que esto también nos marca el camino. El OCB tiene que pelear para que Oviedo sea una ciudad ocebista en el mismo sentido que es una ciudad oviedista. Es decir, que el OCB forme parte de la vida de la ciudad como pueden ser las moscovitas, los carbayones, el Real Oviedo, la ópera… esto es luchar para implicarnos como algo propio de Oviedo e involucrarnos en la vida de la ciudad.

ZdB – En la prensa local se podía leer que habíais mandado toda la información para que el nuevo pabellón fuera lo más completo posible y adecuado a las demandas de todos los equipos del club. ¿Tenéis alguna noticia respecto a esa construcción?

FV – No, no tenemos más información que lo que ha salido en los medios. Si lo construyen con las indicaciones que nosotros les sugerimos sería algo espectacular y nos permitiría desarrollar un trabajo con la cantera mucho más exigente y le daría al club unas instalaciones que ahora no tiene.

Oviedo CB v Sammic Iraurgi
OCB celebra una de sus victorias ante la mirada de Pumarín / ÁLVARO CAMPO PHOTO

ZdB – Imaginamos que echando una mirada a la sección femenina estáis muy contentos en este aspecto con la presencia del Universidad de Oviedo, ¿verdad?

FV – Estamos encantados de estar trabajando con la Universidad. La Universidad tiene un potencial increíble y poco a poco vamos consiguiendo elaborar un proyecto de potenciación del baloncesto en ella. Esto nos daría unas oportunidades fantásticas como desarrollo de la cantera.

ZdB – ¿Veis factible/rentable tener un filial masculino algún día en EBA como otros equipos de Oro?

FV – Lo primero que no tengo claro que lo de tener un equipo filial en liga EBA sea una buena idea, pero no lo descarto. De hecho, el equipo de Agustín Munárriz está haciendo una campaña magnífica y si se produjera un ascenso, lógicamente trataríamos de aprovecharlo.

ZdB – Una de las cosas más importante del club, es la base. ¿Cuántos equipos tenéis este año? ¿Contentos en esta parcela por el éxito que estáis teniendo?

FV – Estamos en 26 equipos y estoy seguro de que podríamos llegar a tener 40 por toda la gente que quiere venir a jugar con nosotros. Hemos llegado al número máximo en el que por estructura podemos llegar y ahora nos centramos en la calidad.

Ya llevamos tres temporadas de éxitos en forma de campeonatos de Asturias. Pero cambio todos los campeonatos de Asturias, por ver a Lola, Marta o Gloria jugando en un equipo de Liga Femenina 2 en Oviedo o por ver a Alonso jugar con el descaro que lo hace y por conseguir más niños así. Al final eso es el verdadero valor de la cantera. Campeones de Asturias todos los años habrá uno; Martas, Glorias, Lolas o Alonsos no.

ZdB – El Oviedo CB siempre ha estado muy unido a las causas sociales. ¿Notáis ese cariño recíproco de las diferentes asociaciones?

FV – Como os decía antes, queremos formar parte de la sociedad en la que estamos y queremos poner nuestro granito de arena para ayudar a los más desfavorecidos o desafortunados. Estamos siempre dispuestos a colaborar, además Cristina Romero es un crack en este tipo de eventos. Lo que más gracia me hace es ver que al final de los actos los niños les piden autógrafos

ZdB – Este verano leímos que por primera vez habíais tenido que hacer criba y dejar niños fuera de los equipos, porque no teníais disponibilidad de instalaciones para todos ¿Se está trabajando para intentar al menos que no vuelva a pasar si se da el caso? ¿Se baraja la vinculación?

FV – Hasta que no tengamos un nuevo pabellón será difícil poder aumentar el número de niños. Cuando os hablaba de los 26 equipos no contaba los equipos vinculados que tenemos en otros colegios. La vinculación es una fórmula que trabajamos y que nos encantaría que todos los colegios de Oviedo trabajaran con sus propios medios para aumentar la calidad y cantidad de los niños que juegan.

Anuncios