De nuevo hay cambios en el puesto de ‘uno’ de Clavijo. Tras la salida del equipo, por motivos personales, de la gran apuesta Olekaibe, llegó el neerlandés Jansen, pero su estilo no casa mucho con la apuesta que quiere imprimir el cuadro riojano, y en su “teórico” lugar llega Jabs Newby, jugador canadiense con pasaporte jamaicano.

Jabulani “Jabs” Newby (1991, 188 cm), formado entre High School canadiense y estadounidense, fue reclutado por Eastern Kentucky (NCAA-DI). Después de dos temporadas allí, y ante la falta de oportunidad, decidió irse a Gannon (NCAA-DII) en busca de más minutos y un estilo de juego que se adaptase a sus posibilidades. Tras un año Júnior de titular, en su último año universitario (13/14) las lesiones le dejaron fuera al principio, costándole luego entrar en el equipo, lo que repercutió en sus promedios (15 mi, 4 pt, 1.5 as).

Luego decidió probar suerte en el camp de la NBL (NBL Canada Combine), y gustó, algo que unido a su pasaporte canadiense (la NBL obliga a tener un mínimo de jugadores canadienses) hizo que fuera seleccionado en el draft por St John, donde inició su carrera profesional en la 14/15, aunque al poco tiempo fue transferido a Mississauga. A pesar de no conseguir numerazos (18 mi, 6.7 pt, 1.8 as), fue elegido en el quinteto de mejores rookies, aunque suele ser una liga con pocos, eso sí.

El verano de 2015 se le presentaba diferente, la franquicia de G-League afincada en Canadá, los Raptors 905, le abrían un hueco en su training camp, pero la mala suerte se cebó con él. Un problema en el reconocimiento médico le tuvo parado dos semanas hasta recibir el ok, lo que provocó que no contarán con él y regresara a la NBL con Windsor Express. La falta de minutos (5 por partido) hizo que buscará una solución y volviera a St John, donde a pesar de la competencia que tenía en el backcourt, era un jugador valorado por lo que aportaba y por su ética de trabajo. Con ellos jugó 29 partidos con medias de 10 mi, 3.2 pt, 1.4 as.

De esta forma consiguió la renovación para 16/17, donde tuvo una temporada respetable, llegando a jugar 25 partidos (11 de titular) con unas medias de 18 mi, 6.1 pt, 2.8 as, aunque en marzo decidían cortarle.

No estuvo mucho tiempo sin equipo, y al poco, aprovechando su momento de forma, fichó en México por Pioneros de Mochís (CIBACOPA), una competición de primavera-verano que reúne buenos jugadores extranjeros. Su experiencia no fue muy larga, 12 partidos (13.3 pt, 3.8 as) en una competición que pide muchos números a sus extranjeros. Este verano volvía de nuevo a la NBL, de nuevo a Saint John, donde ha llegado a jugar un partido en una competición que se inició la pasada semana.

El juego de Jabs Newby es el de un combo guard físico, que destaca por su rapidez, aprovechando su buen físico para el 1×1. No es un jugador que destaca por su tiro exterior, aunque puede anotar de fuera (muy irregular). Dotado de un buen salto, es agresivo en el robo, pero estamos ante un jugador que no es base puro, y que no es un director al uso pese a poseer un aceptable manejo de balón. Tampoco es un jugador generador de opciones para sus compañeros, pero sí puede crear desequilibrios en las defensas rivales aprovechando sus aptitudes.

Le preguntamos a Hugo López, entrenador español campeón de la NBL 15/16 con Halifax, sobre Newby y esto nos comenta: “Newby es un 1-2 que prefiere jugar en la posición de base aunque no es un base que ordene el juego del equipo, o sea muy consistente en el juego de las lecturas de ‘pick and roll’. Puede subir el balón, y sacar ventajas en el 1×1 por fuerza. Su tiro de tres es inconsistente aunque puede anotar desde esa distancia. Defensivamente es un jugador intenso sobre el hombre con balón”.

Como podemos leer en larioja.com, el coach Jenaro Díaz estaba contento con el trabajo de Jansen (sustituto de Olekaibe), pero con Newby busca más verticalidad en el puesto de ‘uno’. Está claro que es un jugador que se adapta más al estilo que propone el equipo de Logroño, intentando desplegar un juego físico, rápido e intenso en defensa. Sin embargo, desde nuestro punto de vista su calidad no se asemeja a la de Olekaibe, por lo que el equipo sale perdiendo respecto a la primera idea, y habrá que ver cómo se adapta al nivel de la competición, y si el equipo no sufre ante la ausencia de un base director cuando Quintela no esté sobre pista, a pesar de que hay numerosos jugadores que pueden ocupar la posición de base (Coggins, Balamou, y Newby ahora).

Anuncios