Empezamos mal, me piden un artículo con este título. Por respeto a la gente de Zona de Básquet lo vamos a mantener, pero sin la aprobación del que aquí escribe.

Y los que no nos conozcan, se preguntarán por qué. Trataré de explicarlo en unas pocas palabras. Como muchos sabéis, y tirando de tópicos (que no siempre van desencaminados) los gallegos además de personas hospitalarias y con un acento gracioso, somos supersticiosos. Pues los breoganistas, más aún.

Os pongo un ejemplo. Esta misma semana hubo un pequeño debate sobre la conveniencia de entonar desde la grada el “sí se puede”, rápidamente zanjada llamando al respetable al orden por tamaña osadía. Y es que este cántico tuvo resultados fatídicos para muchos de nuestros rivales.

Mi cometido es tratar de expresar cómo se siente la afición de Lugo en estos momentos de la temporada. Vaya por delante que la afición lucense es muy numerosa y diversa, por lo que todo lo aquí reflejado en adelante será contado desde una perspectiva personal que no tiene por qué representar el sentir general.

Aunque es muy temprano, parece que se dan todos los factores para que esta sea una gran temporada

Para contextualizar un poco este sentir, echaremos un poco la vista atrás. El Club Baloncesto Breogán fue fundado en el año 1966 (oficialmente, aunque se especula que en realidad se fundó en el 1967) y es por tanto un club veterano, que además jugó muchas temporadas y en diferentes etapas en la máxima competición española, con muchos éxitos y fracasos, y por el que pasaron nombres que aún hoy hacen a más de uno emocionarse.

Actualmente disputa su duodécima temporada consecutiva en LEB Oro, en la que pudimos ver desde las potentes plantillas de los primeros años (muchos clubs manejaban presupuestos que ahora mismo serían muy altos para la ACB) a la decadencia en la que poco a poco fueron cayendo las Ligas FEB en aquellos años que los equipos a duras penas podían inscribirse en la competición.

La última gran alegría posiblemente fuese el ascenso de 1999 contra Melilla (luego el club se proclamaría campeón de la competición contra el otro equipo ascendido, Gijón), además de la Copa Príncipe de 2008.

Por el contrario los momentos para la tristeza en este tiempo han sido muchos y duros, como el no ascenso en Cáceres o el playoff perdido contra COB que a falta de minutos tenía color celeste, sumados a las muchas crisis institucionales que hubo.

BreoCOBYT.jpg
YouTube

Todo esto ha forjado a un breoganista prudente, supersticioso y que finge no ilusionarse. Pero la realidad inevitable es que hay una gran ilusión por la temporada que se está realizando, por muchos factores.

En lo institucional, el club parece haber adquirido una estabilidad y seriedad que no siempre hubo, además de una modernización del club necesaria en los tiempos que corren.

En lo deportivo, se ha conseguido una gran plantilla, con muchos nombres contrastados y de calidad, mezcla de veteranía y juventud, con mucho fondo de armario y que además ha sabido conectar muy bien con la grada lucense. Y cuando un equipo conecta con la grada desde el primero al último, la situación es inmejorable.

También en lo deportivo, hay que destacar un cuerpo técnico al frente del que sigue Natxo Lezkano, que en su segunda temporada en el banquillo de Cafés Candelas Breogán ha demostrado su buen hacer, divirtiendo al público lucense en muchos encuentros y sabiendo sufrir para ganar en otros. Partidos difíciles que en años pasados no caían del lado de Breogán, este año sí lo hacen.

El Pazo es un lugar más acogedor, la ciudad que nunca dejó de respirar baloncesto lo respira aún con más fuerza, las diferentes empresas arriman el hombro, la prensa se vuelca aún más con el equipo con enviados especiales a los partidos fuera de casa y una cobertura mayor aún (en una ciudad en la que gozaba con una buena cobertura, al menos comparada con otras ciudades LEB).

En definitiva, aunque es muy temprano, parece que se dan todos los factores para que esta sea una gran temporada.

Este sábado a las 20:00 horas, en el Pazo, tendremos una idea un poco más clara de cuál puede ser nuestro sitio.

Y aunque no lo reconozcamos en público por aquello del mal fario, estamos muy ilusionados.


Autor: @AlberteLpz
Anuncios