Ayer por la tarde el Cafés Candelas Breogán era un hervidero de noticias: a la confirmación de que la lesión de Danilo Fuzaro no era de extrema gravedad (como se especulaba cuando el brasileño cayó lesionado en el pabellón, se sumaba el anuncio de dos fichajes. Por un lado, el de un viejo conocido de la LEB como es el ala-pívot bosnio-finlandés Emir Sulejmanović (1995), formado en la cantera del Barcelona (con quien jugó Oro y Plata), exhibiendo la 15-16 una gran evolución con unas medias de 12.5pt y 8.6re en Oro. Ya preparado para dar el salto, fichó por la mítica Cibona de Zagreb (Croacia), donde tuvo un buen papel en las distintas competiciones (Liga Croata, FIBA Europe Cup y Liga Adriática). Este verano fichaba por el Montakit Fuenlabrada (ACB), pero sin sitio en la pintura del equipo madrileño, Breogán se ha hecho con la cesión de un jugador de calidad.

El otro refuerzo anunciado era un jugador desconocido para el gran público: Hervé Kabasele (1996, 208 cm), internacional congolés y que llegará al equipo en las próximas fechas. Como hemos hecho durante todo el verano con los diferentes fichajes que vivían su primera experiencia en la liga, os intentamos acercar un poco más sobre él.

Kabasele2
FIBA

Kabasele fue una de las sorpresas agradables del Afrobasket ’17 de este verano. La ausencia durante años de esta selección en el torneo hacía que poco se supiera de ella y de sus jugadores. Un combinado donde la estrella es un errante Myck Kabongo, base con buen caché en la NCAA pero que no se ha estabilizado en ningún equipo, que comparte vestuario con el jugador de L’Hospitalet (Plata) Eric Kibi y con varios jugadores que destacaron como Shonganya (Grecia) o el citado Kabasele.

Sus mejores momentos en las eliminatorias de clasificación

Tras las victorias ante Malí y Costa de Marfil en la fase de grupos, los congoleños cayeron en cuartos de final ante Túnez. El propio Kabasele declaraba que el Afrobasket era una oportunidad para mostrar su talento, y que lo vieran scouters internacionales, con el sueño de ser drafteado por la NBA o firmar por un gran club europeo. En cuatro partidos, Kabasele logró unos promedios de 14.8pt (64%T2, 42%TL), 6.5re y 2.8ta en 27 minutos de media en pista.

Tras su paso formativo por New Generation de Kinshasa (2012-2015), vivió su primera experiencia fuera de su país al jugar la liga tunecina con Etoile Sportive Goulettoise. De ahí volvió a New Generation (16-17) donde obtuvo el premio a mejor defensor de la liga local. Lo que vimos de él es que es un jugador muy atlético, con un gran salto y que le encanta jugar por encima del aro, con un gran potencial defensivo por su movilidad y condiciones, así como para el juego rápido en transición.

Highlights en el Afrobasket ’17

Para conocerlo más a fondo le preguntamos al experto en baloncesto africano @Jotabball, que nos cuenta lo siguiente:

“En el Afrobasket finalizado hace poco menos de un mes, uno de los jugadores que más llamó la atención sobre el resto fue Hervé Kabasele, por su producción por encima del aro, espectáculo y la sorpresa que supuso su irrupción.

Existen algunos denominadores comunes en el tipo de jugador que se busca en África: juventud, altura y físico. Hervé Kabasele los reúne todos, tiene altura suficiente para el puesto (le dan 2’08), tiene el potencial físico y cumplirá veintiún años en un par de semanas.

Es un jugador móvil y espectacular, un talento físico de primer orden al que hay que pulirle casi todo lo demás, pero las herramientas que tiene son espléndidas, tiene envergadura, atleticismo, salto y agilidad.

Kabasele, 14 blanco – 25pt y 8re vs Malí (Afrobasket ’17)

En ataque es un gran finalizador, fundamentalmente aprovechando rebotes ofensivos y ‘alley-oops’ que baja desde muy arriba. A día de hoy es un jugador que no puede crearse sus propias canastas ni atacar el aro de cara apoyándose en el bote. En todo el Afrobasket sólo anotó una canasta a más de tres metros del aro, que fue de hecho su primera canasta en el torneo, una suspensión frontal desde el tiro libre. También debe trabajar desde la línea de los tiros libres porque está por debajo del cincuenta por ciento desde el 4’60.

Hábil para ocupar los espacios libres en ataque, es un tremendo reboteador ofensivo, rebotes que suelen acabar en ‘putback dunks’, siendo muy eficaz en conseguir puntos en esos rebotes y en balones sueltos. Elegido mejor defensor el pasado año en la liga congoleña (con todos los asteriscos que se le quieran poner, Eyenga estuvo entre los mejores triplistas de esa liga la temporada anterior a venir a la ‘Penya’, cuando jugaba en Onatra), tiene buen ‘timing’ para el tapón, sus piernas le facilitan la vida en defensa, pudiendo corregir errores y proteger el aro. 

KabaseleZdB
Léopards Basketball / Zona de Básquet

Brazos muy largos que le ayudan a ocupar espacio y llegar a tocar muchas bolas. Sin embargo, no tiene grandes fundamentos defensivos más allá de los que le da su físico, errores de lectura del ataque rival o despistes de colocación, faltándole peso para aguantar a pívots fuertes en el poste. Rebotea en su canasta por salto y tamaño pero a veces descuida cerrar a su hombre, aspecto donde debe.

Es un jugador con virtudes y defectos muy claros y muy marcados; por el lado positivo, físico, rebote ofensivo, tapones, y anotación en ‘alley-oops’; por el lado negativo, debe mejorar su entendimiento del juego, su concentración, fundamentos y tiro.

Proyecto muy interesante, con margen de mejora muy grande, lo que le hace falta para conseguir un hueco lo trae de fábrica. De su ética de trabajo, capacidad para aprender y del esfuerzo que se quiera poner en él, dependerá hasta dónde llegue”.

En definitiva, dos nuevos fichajes interiores que se suman a los cuatros jugadores con los que ya contaba Lezkano (Čigoja, Demétrio, Rubio y Stainbrook), así que puede haber noticias próximamente, ya que en el contrato de Čigoja figuraba una cláusula de corte. Lo que está claro es que Sulejmanović te ofrecerá calidad, rebote y juego de cara al aro, aunque no tenga tiro exterior excesivo; y que Kabasele puede aportar ese punto físico que le falta al equipo, aunque habrá que ver los planes que Breogán tiene para él, trabajar mucho en su progresión y buscarle su espacio, porque estos jugadores jóvenes por pulir necesitan sus minutos para crecer en su juego mientras cometen errores.

Anuncios