Vuelve a mirar a los países bálticos el OCB para completar su plantilla. El último refuerzo es el lituano Tadas Rinkūnas (1991, 195 cm, 80 kg). Internacional en categorías inferiores, desarrolló su carrera en la 2ª división lituana (NKL) con buenas medias y fama de tirador en diferentes equipos, hasta que en la 14/15 con Perlas Vilnius realizó una gran campaña y fue a la temporada siguiente, con su inicio en Palanga, cuando atrajo la atención de la LKL (1ª división). El equipo que lo fichó en noviembre de 2015 fue el Dzūkija, que necesitaba mejorar desde la línea de tres. La marcha del equipo no se alteró, quedando en la zona baja (noveno de diez equipos) y Rinkūnas tuvo un rol importante en la segunda unidad en su primer año en la máxima categoría lituana (23mi, 6.9re, 1.6as).

El Lietkabelis se fijó en él y fue uno de sus primeros fichajes del verano para la 16/17, en el intento de este equipo de mejorar la séptima posición de la 15/16, y vaya si lo hicieron. El equipo se colocó tercero en la Liga Regular y llegó a la final de los Playoffs de la LKL, donde el mítico Zalgiris fue demasiado. Además, el equipo jugó competición europea. ¿La función de Rinkūnas en el subcampeón lituano? Pues era la 11ª ficha con un rol residual, dando descanso a jugadores como Madgen, Lukauskis o Leonavičius. Jugó 37 partidos de la LKL con promedios de 9mi, 2.2pt, 0.8as; en Eurocup jugó 7 partidos (de 14), con promedios de 11mi y 3.9pt.

Sus mejores jugadas con el Lietkabelis

Se trata de un 2-3 liviano que es, principalmente, un tirador. Arma muy rápido el brazo, sobre todo desde 6’75, y puede ser el finalizador de los sistemas o esperar desde las esquinas para acribillar el aro con bueno porcentajes; su otra virtud es que entiende bien el juego, además de saber jugar sin balón y leer bien cuándo debe pasar el balón. Sin embargo, es un jugador que no se genera sus propios tiros de forma constante. Su manejo de balón es correcto, aunque su falta de fuerza le provoca que le cueste definir si penetra. Asiste y rebotea porque entiende el juego, pero no destaca en estos aspectos, al igual que en la defensa (donde su nivel es el de la media).

Rinkūnas, 6 rojo – Mejor partido de la 16/17 (vs Zalgiris): 15 puntos (4/4 T3) en 15 minutos

Un jugador al que no le hace falta tener el balón para anotar, que cuenta con buenos porcentajes de tiro. Deja la duda de si el OCB fichará un alero más, o si será el lituano el suplente de Belemene; quizás se baraje desplazar a Víctor Pérez desde el ‘dos’ al ‘tres’, ya que en LEB Oro, y con su físico, Rinkūnas puede sufrir ante determinados ‘treses’. Con dos jugadores como Geks o el mencionado Pérez en el equipo, parece que el último fichaje carbayón es un perfil demasiado similar a lo que ya existía, y levanta la duda de si aquí no hay jugadores para este rol y hay que ir tan lejos para buscar un jugador de este perfil, con el riesgo que ello conlleva (habrá que ver su adaptación a un nuevo país e idioma en la que será su primera salida de Lituania).

Anuncios