Desde Zona de Básquet le hemos pedido a José Luis Rodríguez-Mera (@joselurr), al cual podéis seguir en www.sillonbol.com, cuál debe ser el siguiente paso del campeón de la Copa Princesa ’17, el equipo asturiano Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

“2017 será siempre un año importante en la historia del Oviedo Baloncesto. Uno de esos puntos de inflexión en la historia de un club, que partirá en la temporada 2017/18 con la duda de si aquello fue una bonita e irrepetible historia o, simplemente, un paso más en el camino hacia la élite.

27 de enero. Aquel día, Víctor Pérez levantaba en Pumarín la Copa Princesa, primer título oficial en la historia del club. Llegaba el éxito, acompañado con el liderato de la LEB Oro, los llenos en Pumarín, el “run run” de ACB en la ciudad… Se producía un boom del baloncesto como pocas, muy pocas veces se ha producido en Oviedo. Al final, la temporada se hizo larga, llegaron derrotas y, finalmente, la eliminación en semifinales de los playoffs ante Palencia. Con todo, una temporada de sobresaliente. Pero… ¿y ahora qué?

Proyecto, proyecto y proyecto

Todo lo anterior podía llevar a buscar crecer como sea, buscar desesperadamente dar el salto de calidad para luchar por el ascenso, si tan cerca se ha estado esta temporada… El brillo cegador del éxito. Pues bien, nada de eso. Si de algo puede presumir el Oviedo Baloncesto es de proyecto, de tener las ideas claras y saber perfectamente fortalezas y debilidades, hasta dónde se puede llegar sin entrar en esas dinámicas que han llevado a la desaparición a tantos clubes en este país. Con Fernando Villabella y Héctor Galán al frente, nunca han intentado llevar al club más lejos de lo que podía, midiendo cada paso que se iba a dar. Así, han conseguido consolidar la plaza de Oviedo en el mundo del baloncesto y convertir un proyecto modesto en un destino apetecible para muchos jugadores, sabedores de la seriedad en la gestión del club (se paga al día, algo que no pueden decir todos los clubes, ni siquiera en ACB), el buen ambiente existente y que muchos ojos miran hacia Pumarín como trampolín para las carreras de los jugadores.

Un nuevo pabellón para crecer

¿Será la próxima temporada la última de Pumarín como hogar del OCB? Pues por el bien del club, esperemos que sí. Decía el presidente Villabella que “en Pumarín nos podemos convertir en un bonsái” y me parece un comentario totalmente acertado. Pumarín, con su magia, su ambiente, no deja de ser un polideportivo de barrio. No es que se haya alcanzado el 100% de sus posibilidades, sino que se han sobrepasado ampliamente. Tanto a nivel deportivo, con muchos días de entradas agotadas, como de explotación, con dificultades para poder crecer a nivel económico vía patrocinadores, etc. En la Copa Princesa, el club tuvo que hacer mil y una maniobras para poder albergar el evento, quedando a las claras las limitaciones del recinto. Durante este año 2017, se ha empezado a hablar de un nuevo recinto que pueda mejorar las condiciones de entrenamiento y juego del club, un recinto que permita, llegado el caso, ser la casa de un equipo ACB. Lo triste del caso es que el anterior equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo construyó dos, no uno, sino dos nuevos pabellones. Y ninguno de ellos apto para competiciones de primer nivel o albergar al Oviedo Baloncesto. Un auténtico despropósito que, de haberse planeado correctamente, habría jubilado ya a Pumarín. Pero en esas estamos de nuevo, en planificar, construir, habilitar… El Oviedo Baloncesto se merece ya una nueva casa. Esperemos que no se retrase.

El aspecto deportivo: el equipo de Carles Marco

En el momento de escribir estas líneas, el club confirmaba para la próxima temporada a Carles Marco en el banquillo. Con un año de contrato, la confianza total de la directiva y, prácticamente, todos los banquillos de ACB ocupados, era evidente que el técnico continuaría un año más con el OCB. Continuidad en el proyecto y una idea clara de baloncesto que casa perfectamente con los planes de la directiva y lo que espera la afición: entrega, alto ritmo en defensa y ataque e intentar que todo el mundo, jugadores y público, se divierta semana a semana.

¿Y la plantilla? Pues el eterno volver a empezar. Dos nombres aparecen como claves en la próxima configuración: Dani Pérez y Miquel Salvó. Del segundo ya comentó Héctor Galán, el director técnico, que era prioritario y se haría todo lo posible por retenerle un año más. Sobre el base, toca esperar. El mercado de fichajes sigue un patrón invariable año tras año: los primeros movimientos son de los equipos Euroliga, después, empiezan a completarse plantillas ACB y a continuación, son los equipos LEB los que empiezan a moverse en el mercado de agentes libres, descartes y cesiones, con lo que hasta mediados del mes de agosto no suele haber muchos movimientos. Seguro que Dani Pérez espera a ver configuraciones ACB, donde espera hacerse un sitio y, de no conseguirlo, la proyección y proyecto que le ofrece el OCB será sin duda una baza muy importante para lograr su permanencia.

Por otra parte, a Felipe dos Anjos se le da por perdido, ya que el Madrid buscará hacerle hueco en un club ACB o europeo; sobre Barro existe la duda de qué hará Gran Canaria, equipo que tiene sus derechos, con él. ¿Rumorología? Mucha y variada, pero apuntad al posible regreso de un jugador muy querido en Pumarín y que ha jugado los dos últimos años en la BBL alemana: Álvaro Muñoz.

La cantera, pensando en el futuro

Pero sin duda, la joya de la corona del Unión Finaciera Oviedo Baloncesto es el proyecto de cantera que, desde hace años, vienen trabajando. No ha sido tradicionalmente la ciudad de Oviedo cuna de jugadores de baloncesto, en una ciudad donde, como en casi todas, el fútbol parece inundar todo. Sin embargo, con 23 equipos en categorías inferiores y algo así como 300 jugadores y jugadoras, escuelas de baloncesto, etc. se sueña con que, en un plazo no muy lejano, jugadores “de la casa” puedan ir incorporándose al primer equipo. Con apariciones esporádicas en el primer equipo esta última temporada (Alonso Meana) , consolidar a jugadores de la cantera es el gran sueño del presidente y, sin duda, un nuevo paso adelante en el proyecto del OCB.

 

Foto de Portada: @fotohugoalvarez

Nota: Agradecemos a @joselurr de www.sillonbol.com su colaboración.

Anuncios