Hace pocos días amanecíamos con la noticia de que Xavi Forcada (CB Prat) y Asier Zengotitabengoa (Palma Air Europa) dejaban la LEB Oro para emprender rumbo a otra liga, y no era la ACB, sino la NM1 (la LEB Plata francesa).

Hoy conversamos con Asier Zengotitabengoa. A sus espaldas 208 partidos en siete temporadas en LEB Oro, cuatro ascensos a ACB en su palmarés (Canarias, Andorra, Autocid Burgos y Melilla), presencia esporádica en ACB en su juventud (12 partidos) y con otra pasión como es la bolsa, hasta el punto de tener una web sobre trading. Todo ello con solo 29 años, un “veterano joven” que nos explica sus motivaciones para emprender esta aventura dejando atrás una LEB Oro que no parece levantar cabeza.

Zona de Básquet – Es obligado empezar por la noticia de la semana. ¿Por qué este cambio de irte a jugar a Francia? ¿Cómo surge la posibilidad de fichar por el Gries de NM1?

Asier Zengotitabengoa – Ya un mes antes de terminar la temporada recibí la oferta del equipo, pero en ese momento les dije que no iba a considerar ninguna oferta mientras estuviera en marcha la temporada. Es después cuando ya sí decido irme, valorando diversos factores: la oferta económica no solo es un 50% más alta, sino también es más interesante en otros aspectos. A esas condiciones se une algo que no llamaré desmotivación, pero sí desilusión, la que genera cada año el tema de los ascensos y descensos, que hacen que la LEB Oro se juegue sin alicientes. Eso me hace querer probar otro reto en Francia.

ZdB – Ante esa situación de no ascensos vemos en muchas entrevistas que los jugadores que llevan más tiempo en Oro están desilusionados. Tú que pasaste dos veces por esa experiencia logrando ascensos con Melilla y Autocid Burgos, que luego no se hicieron efectivos, ¿cómo lo vives?

AZ – Pues sí, desilusionado. Yo he conseguido cuatro ascensos, todos ellos en situaciones diferentes en el plano individual. En Tenerife no continué tras el ascenso a ACB y en Andorra, aunque tenía contrato, tuve la mala suerte de lesionarme y tener que operarme, lo que me dejó seis meses fuera de la cancha y acabé en Burgos, y luego en Melilla logrando ascensos que no se consumaron. Es muy bonito ascender, vivir lo que está viviendo de nuevo la ciudad de Burgos, a la que doy la enhorabuena, pero la cruda realidad es que no sabes si lo van a lograr. Esa ciudad se lo merece y yo tengo la sensación de que se viene otro verano igual, confuso y muy complicado.

Los primeros damnificados somos los jugadores porque, junto con los entrenadores, somos los encargados de hacer que la gente se lo pase bien, pero esto quita mucho aliciente a las competiciones. Gente que no renueva el carnet porque saben que no va a haber ascenso aunque se logre… se pierde la ilusión y eso se nota en general, aunque luego haya muchos sitios en los que no hay ese bajón.

ZdB – Hay tantos intereses que es todo un esperpento y lo único que hace es desencantar a los aficionados. Llama mucho la atención que después de esperar durante toda la temporada sin que se hiciera nada, ahora parezca que no tienen ni prisa.

AZ – Los aficionados están desencantados porque ha habido toda una temporada para sacar un nuevo marco ACB – LEB y seguimos así. Yo no me quiero meter donde no me llaman, pero esto es muy contraproducente para las ligas y claro, cada vez van saliendo más jugadores cuando antes no salía nadie al extranjero. No solo la NM1 francesa, también jóvenes que se van a Estados Unidos para los que es complicado entrar en la rueda de las LEB. Ellos emigran y nosotros ya no podemos esperar a ver qué pasa porque al final las ofertas son muy superiores y no se pueden dejar escapar.

ZdB – ¿Puede ser vuestro fichaje por un equipo francés una señal más de que la supuesta recuperación de las LEB es algo ficticio?

AZ – Yo creo que la LEB Oro cada año va a peor, aunque se quiera decir lo contrario. No llevo tantos años como algún compañero, pero a nivel de sueldos y el resto de cosas que engloban los contratos va a peor. Pero claro, si nadie asciende, los clubes no tienen ilusión para montar un equipo bueno para subir; lo hacen para competir, pero sabiendo que no van a lograr el ascenso y eso no repercute en unos jugadores que cada vez tienen sueldos más bajos. No se notan atisbos de recuperación de verdad; al revés, cada año va algo peor.

ZdB – Volvemos al Gries, tu futuro equipo. Imaginamos que habrás hablado con sus responsables, ¿qué esperan que aportes al equipo?

AZ – Pues la verdad es que no he hablado más que una conversación de WhatsApp con el entrenador en la que no tratamos nada técnico. Me dio la bienvenida, hablamos del plan de verano… Cuando llegue allí veremos lo que quiere de mí y lo que espera.

ZdB – La NM1 es una liga muy diferente a la LEB Oro, tal vez más física y menos táctica, ¿te has informado ya algo sobre ella?

AZ – Sí, por lo que me he informado es, como decís, más física y menos táctica, pero quiero verla, porque de lo que se dice a lo que se vive cuando juegas hay diferencias. Y después hay que ir viendo a medida que pasa el tiempo cómo funciona la liga, hacer nuestro juego… El entrenador habrá visto características en mí que se adaptan a lo que quiere y también a la liga, y yo mismo quiero también ir adaptándome y aprendiendo, algo que hago cada año, intentando mejorar y añadir cosas a mi juego.

ZdB – ¿Es un plus ir acompañado de Xavi Forcada?

AZ – Sí, ir dos españoles juntos siempre ayuda. Además, en el caso de Xavi, ya he jugado con él desde mi primer año en el Barça, hemos jugado también en Cáceres y en las selecciones. Nos conocemos y me alegra irnos juntos. Soy una persona a la que le gusta conocer gente nueva y la cultura del sitio al que voy, pero en este caso es un idioma nuevo para ambos y ahí también puede ser de ayuda en el periodo de adaptación.

ZdB – ¿No te has parado a pensar que con la premura de tu fichaje casi no te ha dado tiempo a que te llegaran ofertas de LEB Oro?

AZ – Yo en Palma he estado muy a gusto: me han tratado muy bien, gente magnífica y encantadora. Pero los que llevamos años en la liga, además del tema de desmotivación por no ascensos, sabemos que ningún club me iba a ofrecer lo que me están ofreciendo en Francia. Si saliera la oportunidad en ACB eso es otra cosa, pero eso es una ilusión que no es tan fácil. Además está la experiencia y conocer un idioma nuevo. Y cuando hablo de la oferta no me refiero solo a lo estrictamente económico, han mostrado mucho interés desde el primer momento.

ZdB – La oportunidad ACB: ¿por qué no la ha tenido un jugador de tus cualidades y que podría perfectamente ir encasillado en un rol de desatascador o de jugador global?

AZ – Que yo pueda jugar o no en ACB es una opinión subjetiva. Está claro que es la mayor ilusión que pueda tener un jugador, quitando la NBA, y yo sigo teniendo esa ilusión que ya tenía cuando estaba en Bilbao con 18 años sentado en el banquillo sin jugar, pero hay que aprender a no pensar “¿por qué este juega en ACB y yo no?”. Yo pienso en mi equipo y en el momento actual, y eso me hace disfrutar del presente, y con esa mentalidad disfruto mucho más que pensando en por qué no me han dado una oportunidad en ACB.

ZdB – Cuando se habla de jugadores de LEB Oro parece que siempre se habla de si tienen un defecto u otro, pero luego llega Sàbat a la Penya, juega igual que en Oro y todos se sorprenden allá arriba (equipos y aficionados). ¿Podemos hablar de ceguera colectiva en la ACB ante la calidad de los jugadores nacionales LEB?

AZ – Me habéis puesto un buen ejemplo. Yo jugué con él en Tenerife y Burgos, donde logramos sendos ascensos, y ahora ha demostrado de sobra que puede jugar en ACB, constante y con buen nivel. Y como él hay muchos jugadores que si les dieran una oportunidad, con constancia, serían muy útiles. Os hablo de mil jugadores… Josep Franch, que no entiendo qué hace en LEB Oro; Carles BiviàEdu Sonseca, que es un lujo para esta liga y que podría estar más que de sobra en ACB; o mi compañero Roger Fornas, que ha tenido más minutos este año y ha demostrado que puede ser un muy buen complemento en ACB. Es díficil no dejarse a gente: Huertas de Breogán, muchos de Melilla, Burgos, Palencia

ZdB – ¿Ha llegado pues el momento de que estos jugadores nacionales de calidad, a los que la ACB muchas veces parece no mirar más que para rellenar cupos, den el salto a otras ligas europeas como ya hacen en otros deportes?

AZ – Cada club ACB tiene, como cada empresa, una política de contratación. Apuestan por otros jugadores y eso es libre mercado. Los jugadores españoles, que nunca hemos sido de irnos porque las ligas aquí eran potentes, llega un momento en el que vemos que la liga está perdiendo mucho nivel por el tema de los no ascensos, y con las ofertas desde otros países, con las condiciones que engloban, que son muy superiores a lo que se ofrece en LEB Oro (en mi caso).

ZdB – Antes de terminar, vamos a repasar la temporada recién finalizada en la que fichas por Palma. Has promediado más minutos que nunca en LEB Oro en el curso que acaba de finalizar, ¿qué buscabas y cómo ha ido en el plano individual?

AZ – Palma muestra mucho interés por ficharme, algo que ya había hecho en temporadas pasadas. La confianza de Sastre desde la primera conversación fue importante y no me arrepiento de nada. La temporada individual ha sido complicada por una calcificación en un pie durante la primera vuelta que me tuvo medio lesionado y con problemas para entrenar; a partir de enero he estado mejor, ayudando en un equipo que al final casi da un susto a Breo en cuartos de final de los Playoffs. En cuanto a los minutos, sí que es el año que más he tenido, algo que agradezco a Sastre. Luego, debo intentar hacerlo mejor, pero eso es una mentalidad mía que tengo, la de querer ganar y competir siempre.

ZdB – Y en el plano colectivo, ¿qué nota le pones a tu equipo?

AZ – Ha sido un año complicado, con altas, bajas, lesiones, americanos que llegaron tarde, que no llegaron en forma… Nos daría un ocho, tras solventar muy bien el año para llegar hasta el minuto 39:59 del último partido de cuartos ante Breogán. Creo que en Palma deben estar contentos también.

ZdB – Ahora vacaciones. ¿Qué hace un jugador profesional con tanto tiempo sin competir? ¿Entrenamientos individuales, específicos…?

AZ – Este año no voy a tener tantas vacaciones porque el 5-7 de agosto empezamos en Estrasburgo la pretemporada. Lo normal es mantener el nivel físico y en mi caso mejorar nivel de fuerza. En tema baloncesto hago entrenamientos casi diarios con mi padre de mucha tecnificación: de tiro, de pase, de bote… la técnica individual que durante el año es complicado trabajar y que es algo que a mí me encanta hacer.

ZdB – La última: ¿cuál es tu opinión de cómo trata la FEB a sus ligas desde el punto de vista multimedia, redes sociales, publicidad, televisión…? ¿No crees que deberían dar un paso hacia delante?

AZ – Yo pienso que Pablo Romero, que sigue mucho las ligas, hace un gran trabajo en la sombra y es un gran profesional. Este año ha habido jaleo con CanalFEB porque no se ha visto, se cortaba… sobre todo al principio de temporada, aunque al final de liga estaba mejor. Es un proyecto en el proceso de mejora y después de esta experiencia debería estar mejor, con servidores mejores… Hay que tener paciencia con ellos.

Anuncios