La temporada pasada el Barça B, de la mano de Julbe, sorprendía en los primeros compases de liga; con dos jugadores experimentados y de la calidad de Lakovič y Barton (aun en sus últimos coletazos), más unos jugadores no salidos directamente del Junior como Mbaye, Sulejmanović o el killer Marc García, no pasaron apuros.

Este año ya hemos hablado mucho del tema, de cómo puede desestabilizar la competición un club poderoso, fichando dos estrellas de la liga a mitad de temporada. Esto no es un texto para discutir sobre lo más adecuado para la formación, el equilibrio, la política de fichajes… Sino que es para preguntarnos (lo hacemos desde hace tiempo) donde estaría este filial con Gerun y Dago Peña, como bien se preguntaba, es lógico, La Crónica Naranja.

El resultado tras cuatro partidos es evidente: cuatro victorias desde que la pareja está junta y la salida de una zona de descenso que hace jornadas parecía inviable. Está claro que la dirección de la sección de básquet de Barcelona, dentro de su caos reinante, ha visto que el interés de tener un filial pasa por jugar en LEB Oro que año tras año sube su nivel competitivo lentamente. De nada le vale que proyectos como Kurucs dominaran en Plata cuando en Oro se ve que no destacan salvo en actuaciones aisladas. Con una Plata pujante, 18 equipos en liza, el descenso podía ser una patata demasiado caliente para afrontarla y dejarla en manos de unos jugadores Junior prometedores pero inconsistentes a la hora de ganar partidos.

La solución: fichar a dos jugadores accesibles, conocedores de la liga y que vieran este paso como una oportunidad de futuro y así no tener que lidiar con el descenso. Por mucho que exageremos, dos jugadores te ayudan a ser mejor pero no ganan partidos a rivales con cinco jugadores. En Barcelona había mimbres, no estaba solo un Jordi Trías que sigue siendo superlativo en esta liga; Peno necesitaba otros focos de atención que lo liberasen para poder hacer su juego rápido, Kurucs es un alto pick NBA (o eso predicen las prestigiosas webs sobre Mocks de draft de un jugador que no es estrella en Oro, pese a quien le pese, a pesar de su indudable calidad), Diagne es una torre como pocas hay y Font… Font es Font, ese jugador que le da igual la categoría porque siempre aporta en positivo, siempre lo va a dar todo y es corazón más calidad.

Estos cuatro, más un Sada en busca de su redención y un Màxim Esteban que al menos tiene los minutillos de los que Figueras y Mazaira no disfrutan, completan un equipo donde Sena poco aportó (principalmente físico) y Djedovic, ahora en Araberri, seguía otro año más sin romper.

¿Dónde estaría este Barça si contase con el equipo actual desde el inicio de la temporada?

Con sus dos fichajes de invierno en números superlativos aunque similares a los que hacían en sus ex-equipos, salvo detalles (Gerun con dos rebotes más de media y Peña con 7 pt mas), el filial ha configurado un quinteto con Peno, Font, Kurucs, Trías y Gerun con Peña de falso suplente, siendo estos seis quienes llevan el peso del equipo, completando una clara rotación Sada y Diagne, mientras la perla Sergi Martínez crece en el 4 suplente (¿lo más adecuado para su futuro?). En una liga tan igualada, parece claro pensar que este filial estaría metido en la zona de playoff, quién sabe si entre los cinco primeros.

Visto que en balonmano el filial del Barcelona está siempre arriba en división de honor (equivalente a LEB Oro), a lo mejor a la sección de baloncesto le gustaría verse así también. Y es que el binomio de jugadores “consolidados” que están a gusto en el equipo (declaraciones de Peña a la FEB) y jugadores de cantera da victorias y funciona. Por un lado, este nuevo formato ha venido de lujo a las perlas con minutos como Peno, Font, Kurucs o Diagne, que han dado un paso adelante, o eso parece; mientras que por otro lado, otros canteranos se han quedado a la espera de sus minutos para demostrar su valía (Mazaira, Figueras o Esteban).


Preguntamos a Xavi Cormand, seguidor habitual del filial culé (puedes leer su visión sobre el equipo en contrabasket.com), dónde estaría este filial del Barcelona si desde el inicio hubiera contado con la plantilla de hoy.

Esta es la respuesta que nos hace llegar:

“Se trata de sólo una hipótesis pero el gran momento de juego y de resultados del FC Barcelona “B” hace pensar qué hubiese sido de este equipo si la temporada se hubiese empezado con la actual plantilla. Está claro que los recientes fichajes de Dagoberto Peña y Volodymyr Gerun han aumentado el rendimiento competitivo del equipo pero tampoco hay que olvidar que ya empezado el curso también se incorporó a Víctor Sada. Es decir, que la plantilla actual poco tiene que ver con la que empezó la temporada.

Los roles dentro del equipo ahora mismo parecen claros. La dirección es para un pletórico Stefan Peno que ha bajado notablemente sus balones perdidos y ha disparado sus valoraciones con su acierto y regularidad en el lanzamiento exterior. Ahora mismo es un jugador mucho más fiable. No ha perdido su potencia física pero sí que ha logrado encontrar los caminos para explotarla con mayor rendimiento. El serbio comparte minutos con el experimentado Víctor Sada. Es cierto que los números del de Badalona no son nada halagüeños pero su misión va encaminada a jugar con criterio en ataque posicional y a cometer pérdidas (uno de los lastres de este Barça “B” tan joven). Prácticamente no aparecen Pol Figueras (llegó a debutar en ACB y ahora juega muy poco en LEB Oro) y Arnas Velicka (base júnior lituano que hizo buenas apariciones en los primeros partidos de liga).

En las alas Dagoberto Peña, a pesar de no ser titular y a su poco tiempo en el equipo, es el jugador más determinante del equipo. Tiene calidad y personalidad de sobras para estar en ACB y la experiencia necesaria (28 años) como para hacer un sprint final de temporada para el recuerdo. ¿Tendría sitio en el actual primer equipo del Barcelona? Bajo mi punto de vista, sí.

Acompañando al dominicano en posiciones de perímetro encontramos a Aleix Font y Rodions Kurucs que ocupan habitualmente las plazas de titulares. El catalán después de un inicio espectacular en su primera temporada en LEB Oro sufrió un bache en su juego antes de Navidad pero ahora, coincidiendo con las nuevas incorporaciones, está recuperando su puntería metiendo otra vez desde más allá de los 6,75 como al principio. Y Kurucs es esa perla que aún no ha encontrado la continuidad en su juego que le permita ser determinante en la categoría. Viene de lesiones largas, pero tiene facultades técnicas y físicas para ser importante. Màx Esteban y Sergi Martínez cuentan actualmente con pocos minutos, sobre todo el primero. El segundo (aun júnior) cuenta con más protagonismo pero lo hace habitualmente de 4 cuando salta a cancha.

En cuanto a los jugadores interiores, Trías sigue siendo el mejor jugador de la competición en valoración aunque ha bajado ligeramente sus números. El nivel del equipo ha subido y ya no depende tanto de su juego. Sin Wesley Sena, le acompañan Atoumane Diagne, que sigue creciendo poco a poco, y el ucraniano y uno de los últimos fichajes, Volodymyr Herun. Este jugador procedente de Calzados Robusta (rival directo para la permanencia) es un siete pies con gran facilidad para finalizar cerca del aro con ambas manos y que juega con más criterio que el brasileño Sena. Mazaira no cuenta.

En definitiva, este Barça “B” actual cuenta con 3 de los 10 mejores jugadores de la liga en valoración: Trías es el primero, Peña el tercero (si contamos también su etapa de Coruña) y Gerun el décimo (también teniendo en cuenta sus partidos con Clavijo). Con estos jugadores copando buenos minutos de juego es fácil imaginar un conjunto mucho mejor posicionado en la clasificación si hubiesen empezado juntos la temporada. Bajo mi punto de vista, sería claramente un equipo de playoff y un serio aspirante a ocupar una de las 5 primeras posiciones de la liga.

Otro debate sería si este escenario es el mejor para que los jóvenes jugadores de la cantera puedan crecer deportivamente y si se alinea con el nuevo modelo de la sección que los directivos prometieron a finales de la temporada pasada. Eso ya es otra historia.”

Anuncios