Probablemente a los seguidores de las Ligas FEB les suene poco o nada el nombre de Bobby Ray Parks Jr. (Manila, 1993, 193cm) pero este jugador es actualmente el máximo anotador de la Asean Basketball League, además de haber estado en la órbita de la NBA.

Con raíces americanas (su padre Bobby Ray Parks Sr. fue drafteado por la NBA y fue un jugador americano de baloncesto con mucha fama en el país asiático donde jugó 12 años con muchos reconocimientos individuales), es en Filipinas un ídolo local. Nacido en 1993, a los 13 años se trasladó a Estados Unidos a Memphis, donde empezó a jugar a baloncesto y a destacar. Tras brillar en Melrose High School consiguiendo una alta cualificación, Georgia Tech lo quería reclutar al ser un prospect de interés y en noviembre de 2010 el se comprometió con ellos a pesar de tener ofertas de otros equipos NCAA.

1parksckefvb9uuaa5que
http://www.fastbreak.com.ph

Pero un hecho le cambió la vida, su padre Parks Sr. tenía un trabajo como director atlético de la universidad de Manila, y precisamente en ese momento se le diagnosticaba un cáncer de laringe. A Parks Jr. se le abrió una dicotomía: pelear por jugar en la NBA o volver a Filipinas para estar al lado de su padre. Parks Jr lo tenía claro, le daba igual escoger el camino más difícil para llegar a la NBA, solo quería pasar el mayor tiempo posible con su padre enfermo.

Allí en Filipinas seguiría su formación, fue MVP con la Universidad de Manila en 2012 y 2013, pero la salud de su padre empeoraba hasta que el 30 marzo de 2013 fallecía a la edad de 51 años. Parks Jr. quería recuperar el sueño americano y en la primavera de 2014 fue a los workouts pre-Draft de la NBA. Tenía además a su madre y a su hermana viviendo en Los Ángeles lo cual también ayudaba, y allí estaba él durmiendo en un sofá pero junto a ellas. Finalmente retiró su candidatura para el Draft de 2014 pero su nombre ya sonaba en los mentideros de los grandes equipos. Volvió a Filipinas para jugar en la liga de jóvenes y fue en 2015 (cuando por edad ya pasaba a ser automáticamente elegible para el Draft) cuando tiene su “verdadero” auge. Varios workouts en la primavera de 2015 le hacen albergar opciones de ser elegido en el Draft. Finalmente no fue drafteado, pero los Dallas Mavericks le invitaron a jugar su liga de verano y él se aferro´con fuerza a esa oportunidad. Los Dallas lo querían tener controlado y le hicieron un hueco en su filial de NBDL, Texas Legends donde jugó la 15/16 con unos promedios de 13.3 mi, 4.6pt y 1.9re dejándonos alguna muestra de su calidad en forma de penetraciones imposibles; a la vez, sentía muchos apoyos de la colonia filipina en USA.

Ese verano las buenas noticias continuaban. Ya había sido internacional en algún campeonato de su continente como la Copa SEABA, pero daba un paso adelante y disputó con Filipinas, dirigida por Tab Baldwin, la fase de clasificación para el Campeonato del Mundo. Al lado de una figura como Andray Blatche, cosecharon dos derrotas y él jugó aunque no brilló de una forma rutilante.

Tras este verano internacional, en la temporada 2016/17 Parks Jr. entró en el Draft de la NBDL, donde fue escogido en 6ª ronda por los Westchester Knicks, que 10 días después lo despedían. Este despido hizo que volviese a su “tierra” y fichara por los Alab Pilipinas de la Asean Basketball League de la cual ya os hablamos. En la ABL está causando impresión, es el máximo anotador de la competición superando a los jugadores extranjeros americanos de los diferentes equipos, está mejorando su tiro y lectura del juego, incluso su equipo le ha traído durante unos días un entrenador americano, Tyrone Gordon, que ya estuvo con él en la NBDL, para que hiciera entrenamientos específicos. Solo hace falta hacer una búsqueda de su nombre en Twitter para darse cuenta las pasiones que levanta este jugador (no hace falta recordar la expectación que levanta el baloncesto para los Gilas, como pudimos ver en la Copa del Mundo de 2014 en España). Incluso ha dejado su antiguo número de camiseta atrás y ha decidido llevar el uno.

Este potente swingman zurdo, sabe que tiene deficits que pulir, pero sabe que es joven y que lo puede lograr. Él sueña con la NBA y tiene claro los sacrificios que debe hacer para alcanzar su sueño. ¡Quién sabe si en un futuro próximo lo tendremos en Europa o por España como escala en su camino! Por ahora, quedémonos con el nombre.

Anuncios