Primera temporada de Saulo Hernández como entrenador en LEB Plata. Sabían perfectamente en Zamora que iba a ser un año muy complicado por jugar un escalón más arriba y, por tanto, con un mayor nivel. Con una de las plantillas más modestas, el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano lucha con tesón cada partido, a pesar de un discreto inicio de liga. Ahora, se nota que el grupo ha ido adquiriendo el estilo que quería Saulo y el equipo zamorano va a más. Nos ponemos en contacto con él para saber de primera mano sus impresiones.

Zona de Básquet – ¿Ahora mismo, Saulo, como entrenador, cómo se encuentra de ánimos, de ilusión y de ganas de demostrar el trabajo diario?

Saulo Hernández – Pues, la verdad, a tope. La sensación que tenemos es que el equipo cada día hace cosas mejor, tanto en entrenos como en partidos y que solo pequeños detalles nos están impidiendo que se concrete en victorias.

ZdB – ¿Y el equipo?

SH – Con esa misma sensación. Nos queda un tercio de la competición y queremos ir al máximo cada día, que no nos quedemos con la sensación de que se podía hacer más.

ZdB – La situación desde el inicio no pinta bien, sin embargo, Zamora ha conseguido resultados sorpresa y, a pesar de la irregularidad, muestra una línea ascendente en cuanto a juego. ¿Notas entonces que el equipo se va ensamblando y respondiendo a lo que tú le pides?

SH – Sin duda. Todo sigue un proceso más o menos “normal”, aunque sí que es verdad que nos hubiese gustado que fuese con alguna victoria más a estas alturas, y creo que la razón de no tenerla es el no haber llegado a un mínimo de nivel defensivo con anterioridad.

ZdB – Ahora mismo hay unos cuantos equipos en la zona de abajo, pero la impresión es qué todo el mundo aprieta, ¿tenéis esa misma impresión?

SH – No es una sensación, es una realidad. La liga es tremendamente igualada desde la primera jornada. Al final los mejores equipos están arriba y los peores estamos abajo, pero en un partido, absolutamente todos podemos competir contra todos. Es normal que por abajo los equipos afrontemos cada partido como una final y se puedan dar resultados positivos (ahora mismo Hospitalet y Gandía con rachas buenas).

ZdB – La verdad es que hay cuatro plazas de descenso entre 16 equipos y, sin embargo, están cercanos a esos puestos que permiten jugar playoff por el ascenso a Oro ¿Sientes que el margen para acabar abajo o conseguir un gran éxito por arriba es muy estrecho?

SH – Lo es gracias al sistema de competición que, siempre he manifestado, que me parece el más atractivo de los que hay hoy en día. Ahora mismo creo que Albacete, Tarragona y nosotros no podemos pensar nada más que en salvarnos, pero el resto de los equipos pueden estar arriba o abajo dependiendo de dos o tres resultados.

saulo
http://www.zamoranews.com

ZdB – Dentro de las limitaciones del club se apostó por traer jugadores conocidos de la casa (Cardito, Asanin y renovar pilares del año pasado) y apuestas como Niang, Redpath o Perry. ¿A toro pasado, la hubieras configurado de forma diferente?

SH – No. Soy plenamente consciente de las limitaciones que tenemos y dentro de ellas creo que tenemos el mejor equipo posible. La actitud, entrega y mejora del equipo (pese a ir durante 20 jornadas en las dos últimas posiciones) es merecedora de un aplauso, y precisamente ese trabajo es a lo que nos agarramos para seguir creyendo que es posible salvarse. Podíamos intuir que sería un año complicado, y para mí era fundamental conocer el carácter de un núcleo de jugadores que supiese que no iban a rendirse pasase lo que pasase.

ZdB -¿En el trabajo diario, las distintas lesiones qué habéis tenido crees que os han perjudicado para sacar un mayor rendimiento al equipo?

SH – No. Un problema en pretemporada (que hizo que no jugásemos más que un solo partido) sí que considero que fue importante en el mal nivel del inicio de liga. A partir de ahí, las lesiones las entiendo como normales en un equipo.

ZdB -¿Qué le falta al grupo para coger una racha de resultados positivos y dejar atrás la zona conflictiva?

SH – En los últimos partidos hemos mejorado enormemente en nuestro mayor problema hasta ahora: la defensa. Para conseguir materializarlo en victorias creo que debemos seguir en esa línea y no tener “apagones” durante el desarrollo del partido. Aún no entendemos que en este nivel, desconectar 3 minutos significa encajar un 10-0 y tirar mucho trabajo por la borda.

ZdB – Desde nuestra humilde opinión: ¿crees que en esta liga tan competida a lo mejor el equipo sufre algo en el juego interior?

SH – Seguro. Al final en baloncesto lo más caro suele ser el juego interior y nosotros hemos tenido que apostar por un juego interior joven y que progresa cada día, pero que en determinados partidos no ha tenido la consistencia necesaria. Cuando conseguimos que tengan actividad y participación, el equipo lo nota un montón y solemos tener muchas más opciones de victoria.

ZdB – Forbes estaba siendo uno de vuestros cañoneros y de repente deja el equipo, ¿se busca a un recambio si aparece algo? ¿Nos puedes contar qué pasó con él?

SH – Desde el principio dijimos que fichar por fichar no lo considerábamos una opción, que si se daba una opción que encajase económicamente y diese un salto de calidad en cualquier posición del equipo, entonces sí que intentaríamos incorporar a alguien. A Nyla le surgió la posibilidad de incorporarse a Gandía y las dos partes consideramos que era lo mejor.

ZdB -¿A nivel personal, notas mucho el cambio desde EBA a LEB Plata en cuanto a cuestiones tácticas, de calidad o físico de los jugadores?

SH – Por supuesto, especialmente en el ritmo y en la calidad y físico de prácticamente todos los participantes. En EBA puedes permitirte cometer errores con determinados jugadores. Aquí lo normal es que te penalicen siempre esos errores.

ZdB – Contáis con una afición de 10 que está disfrutando de la experiencia y siempre os apoya. Háblanos un poco sobre ello.

SH – Creo que, cada vez más, la fidelización con un proyecto deportivo es un proceso largo y complicado. Nosotros, en una ciudad que, pese a ser pequeña, siempre ha tenido y tiene mucha oferta deportiva, estamos en ese camino. Contento por el seguimiento a todos los niveles en la ciudad, nos hubiese gustado más presencia en el pabellón a diario, pero como digo, imagino que le pasara a la mayoría de los clubes. Lo que más me agrada es que mucha gente se ha dado cuenta del salto de nivel que supone la LEB Plata respecto a la EBA, y el espectáculo que supone un partido en esta categoría. En todos los partidos, aún perdiendo la mayoría, al acabar, la afición ha despedido al equipo con una ovación, agradeciendo el esfuerzo y valorando el nivel de la competición.

ZdB – Sin duda, esta experiencia está siendo muy provechosa para el club para crecer a todos los niveles, ¿verdad?

SH – Seguro. En cualquier faceta de la vida cuando te exigen el máximo (porque no llegas) es cuando verdaderamente mejoras. Para nosotros este cambio de categoría ha sido duro, especialmente en pretemporada, pero nos ha ayudado mucho a mejorar en el club, incorporando gente que está haciendo un trabajo fantástico y que nos permite ser un “poquito” más profesionales cada día.

ZdB – La nota positiva es ver a jugadores como Solarin, Hansen o Iza, que estaban contigo en EBA la pasada temporada y han demostrado que pueden tener sitio en Plata sin problemas.

SH – Creo que es algo que nos pasa a todos los entrenadores. Una satisfacción personal que tenemos cuando jugadores que entrenas durante un tiempo demuestran el potencial que tú conocías, pero no habían recibido la oportunidad aún de mostrarlo a un cierto nivel. Está claro que son jugadores jóvenes, con mucho por aprender aún, pero que como dices han demostrado tener sitio seguro en esta liga.

ZdB – ¿Te ha sorprendido algo en la categoría (jugador, equipo, afición…)?

SH – Me sorprendió, y disfruté enormemente, el partido en Granada. Instalaciones, organización y afición claramente de categorías superiores. Un lujo para esta competición (igual que Alicante y Valladolid).

En cuanto a equipos, me agrada enormemente el trabajo que está realizando Manu Santos en Cambados con un equipo sin estrellas consagradas y realizando un juego muy dinámico y atractivo desde el primer día.

Por último, hay un jugador que en la cancha me dio la sensación de “saber jugar” más que el resto, y este fue Iñaki Narros. Seguro que no es el mejor físicamente, ni el más técnico, pero en vivo me sorprendió lo fácil que leía el baloncesto. Se nota que lleva muchos años jugando a otro nivel.

ZdB – Muchas gracias como siempre, Saulo, por atendernos con total sinceridad. Mucha suerte para el resto de temporada, que esperamos sea positiva, y os seguiremos de cerca como siempre.

SH – Muchas gracias a vosotros. Ánimo con esa labor que realizáis a diario, muchas veces poco reconocida. Que sigamos compartiendo esta “locura” por el baloncesto.

Anuncios