Cada temporada hay un jugador que destaca por un hecho atípico: tirar únicamente desde más allá de la línea del 6’75. Jugadores como el exACB Ethan Wragge o Max Hooper nos pueden venir a la mente.

El jugador de este año en cuestión es Zach Schneider, un jugador de la Division II de la NCAA pero que juega nada menos que en la Universidad (Northwest Missouri State) que va primera en los rankings de la D2 y que hasta la fecha permanece imbatida tras 21 partidos jugados. Para que os hagáis una idea el equipo del español Jacobo Díaz, Indiana PA, es cuarto con un balance de 21V-2D.

Schneider es el alero titular de este equipo, siendo desde su año Sophomore fundamental en el equipo. Ahora mismo, Zach es una pieza clave del tridente que forman el jugón Justin Pitts (un jugador de alta calidad) y el interior 4×4 noruego Chris Ebou-Ndow, dejándole a Schneider la función de alero triplista abierto que apenas pisa la zona, a pesar de su altura.

Sus datos no mienten, es el líder histórico de su Uni en triples intentados y convertidos; además ostenta el récord de más triples anotados en un partido en su Uni (nueve). Este año sus datos son más asombrosos que los anteriores, donde al menos llegaba a acercarse a intentar un tiro de dos por partido, pero esta temporada es más especialista aún en el equipo líder: ha intentado 151 triples por solo un tiro de dos. Y ojo que su porcentaje de triples no es malo ya que de esos 151 intentados ha anotado 72, que es un porcentaje del 48%.

Con poco más que aportar en el juego y siendo un defensor de los normalitos, falta por ver si Schneider se hará profesional, mientras tanto disfrutaremos de su equipo y de él en la lucha por el título de la NCAA D2.

 

Anuncios